Brujas, vampiros, magia... Bienvenida a Fenómeno Alto

Rachel Hawkins

FORO PURPLE ROSE

HEX HALL

2

Rachel Hawkins

HEX HALL

Agradecemos los grandes esfuerzos y excelente trabajo desempeñado en este proyecto por el equipo de traducción y corrección de Purple Rose

Staff de traducción aneka cosasdecaty.bl ogspot.com cowdiem cYeLy DiviNNa Dham-Love Elamela eli25 Emii_Gregori Evelin flochi Genesis_480 Izzy Mary_Lovecraft niii ღ paovalera Rozebell

Sera Sheilita Belikov Virtxu Staff de corrección Andy Parth cYeLy DiviNNa Julia107 Okimy Hathaway Silvery

Diseño ynexiz

FORO PURPLE ROSE

3

Rachel Hawkins

FORO PURPLE ROSE

HEX HALL

4

Indice Sinopsis ......................................................................................................................................................... 5 Prólogo.......................................................................................................................................................... 6 Capítulo 1.................................................................................................................................................... 11 Capítulo 2.................................................................................................................................................... 17 Capítulo 3.................................................................................................................................................... 26 Capítulo 4.................................................................................................................................................... 32 Capítulo 5.................................................................................................................................................... 41 Capítulo 6.................................................................................................................................................... 47 Capítulo 7.................................................................................................................................................... 53 Capítulo 8.................................................................................................................................................... 59 Capítulo 9.................................................................................................................................................... 66 Capítulo 10.................................................................................................................................................. 76 Capítulo 11.................................................................................................................................................. 83 Capítulo 12.................................................................................................................................................. 88 Capítulo 13.................................................................................................................................................. 93 Capítulo 14................................................................................................................................................ 100 Capítulo 15................................................................................................................................................ 107 Capítulo 16................................................................................................................................................ 115 Capítulo 17................................................................................................................................................ 122 Capítulo 18................................................................................................................................................ 131 Capítulo 19................................................................................................................................................ 136 Capítulo 20................................................................................................................................................ 141 Capítulo 21................................................................................................................................................ 147 Capítulo 22................................................................................................................................................ 153 Capítulo 23................................................................................................................................................ 159 Capítulo 24................................................................................................................................................ 167 Capítulo 25................................................................................................................................................ 173 Capítulo 26................................................................................................................................................ 179 Capítulo 27................................................................................................................................................ 186 Capítulo 28................................................................................................................................................ 191 Capítulo 29................................................................................................................................................ 197 Capítulo 30................................................................................................................................................ 203 Capítulo 31................................................................................................................................................ 210 Capítulo 32................................................................................................................................................ 216 Dunkle Magie............................................................................................................................................ 222 Rachel Hawkins ........................................................................................................................................ 223

Rachel Hawkins

HEX HALL

Sinopsis: Corregido por: Andy Parth

rujas, vampiros, magos... bienvenidos a la secundaria de los fenómenos.

B

Hace tres años, Sophie Mercer descubrió que era una bruja. Lo que la ha metido en algunos enredos. Su no dotada madre le ha brindado soporte tanto como ha podido, consultando al lejano padre de Sophie, un evasivo hechicero europeo, sólo cuando fue necesario. Pero cuando Sophie atrae demasiada atención de los humanos a causa de un hechizo que salió terriblemente mal en la noche de graduación, es su padre quien decide su castigo: exiliarla a Hex Hall, una aislada escuela de reformatorio para los díscolos prodigios, mejor conocidos como brujas, hadas, y cambia-formas. Para el término de su primer día entre sus compañeros, fenómenos adolescentes, Sophie tiene una puntuación bastante alta: tres poderosas enemigas que lucen como supermodelos, un inútil enamoramiento sobre un hermoso hechicero, un escalofriante fantasma que la sigue de cerca, y un nuevo compañero de cuarto quien no es más ni menos que la persona más odiada y la única vampiresa en el campus. Peor aún, Sophie pronto nota que un misterioso predador ha estado atacando estudiantes, y su única amiga es la principal sospechosa. Al tiempo que una serie de anticuados y sangrientos misterios comienzan a convergir, Sophie se prepara para la mayor amenaza de todas: una antigua sociedad secreta determinada a destruir a todos los prodigios, especialmente a ella.

FORO PURPLE ROSE

6

Rachel Hawkins

HEX HALL

Prólogo Traducido por: cosasdecaty.blogspot.com Corregido por: Andy Parth.

elicia Miller estaba llorando en el baño. De nuevo.

F

Yo sabía que era ella porque en los tres meses que llevaba en la Secundaria Green Mountain, ya había visto a Felicia llorando en el baño dos veces. Ella tenía un sollozo bastante distintivo, agudo y ahogado como el de un niño pequeño, incluso cuando Felicia tenía dieciocho, dos años mayor que yo.

Antes la había dejado sola, imaginándome que todas las chicas tenían derecho a llorar en un baño público de vez en cuando. Pero hoy era la noche del baile, y había algo realmente triste acerca de alguien llorando en ropa formal. Además, yo había desarrollado cierta debilidad por Felicia. Había una chica casi igual a ella en cada escuela a la que había asistido (diecinueve y contando). Y aunque yo podría haber sido tratada como la rara de la clase, la gente no era malvada conmigo; la mayoría de las veces simplemente me ignoraban. Felicia, por otra parte, era el saco de golpear de la clase. Para ella la escuela no había sido más que un constante desfile de dinero para el almuerzo robado y comentarios desagradables. Me asomé debajo de la puerta y vi un par de pies con sandalias amarillas de atar. —¿Felicia? —la llamé, tocando suavemente la puerta—. ¿Qué ocurre? Ella abrió la puerta y me miro con rabiosos, ojos enrojecidos. —¿Qué ocurre? Bien, veamos, Sophie, es la noche del baile de mi último año ¿y ves a algún chico cerca a mi? —Um... no. Pero estamos en el baño de mujeres, así que pensé… —¿Qué? —preguntó ella mientras se paraba y limpiaba su cara con un rollo gigante de papel higiénico—. ¿Qué mi cita está afuera esperándome? —respondió ella—. Por favor. Les mentí a mis padres y dije que tenía una cita. Así que ellos me compraron este vestido… —Ella golpeó la tela amarilla como si fuera un bicho que estaba tratando de matar—. Y les

FORO PURPLE ROSE

7

Rachel Hawkins

HEX HALL

dije que mi cita se iba a encontrar aquí conmigo, así que ellos me trajeron. Yo sólo... No podía decirles que no recibí ninguna invitación a mi baile de graduación. Hubiera destrozado sus corazones. —Ella puso sus ojos en blanco—. ¿Qué tan patético es eso? —No es tan patético —dije yo—. Muchas chicas vienen solas al baile. Ella se quedó mirándome. —¿Tú viniste con alguien? De hecho, si había venido con alguien. Claro, era Ryan Hallerman, quien debía ser la única persona en la Secundaria Green Mountain menos popular que yo, pero de cualquier forma era una cita. Y mi mamá había estado tan emocionada de que alguien me hubiera invitado. Ella vio esto como mi intento de encajar en este lugar. Encajar era realmente importante para mi mamá. Vi a Felicia allí parada con su vestido amarillo, limpiando su nariz, y antes de que pudiera detenerme, dije algo totalmente estúpido: —Yo puedo ayudarte. Felicia me miró a través de sus ojos hinchados. —¿Cómo? Enganché mi brazo con el suyo, poniéndola de pie. —Tenemos que ir afuera. Salimos del baño hacia el abarrotado gimnasio. Felicia parecía cautelosa mientras yo la guiaba hasta las grandes puertas dobles y afuera, hacia el estacionamiento. —Si esto es algún tipo de broma, tengo spray de pimienta en mi cartera —dijo ella, sosteniendo su pequeña cartera amarilla cerca a su pecho. —Relájate. —Mire alrededor para asegurarme de que estuviera vacío. Aunque estábamos a finales de Abril, el aire era bastante frío, y las dos temblábamos en nuestros vestidos. —Está bien —dije, mirándola—. Si pudieras tener a cualquier chico como tu cita para el baile, ¿quién sería? —¿Estás tratando de torturarme? —preguntó ella. —Simplemente responde la pregunta. Mirando sus zapatos amarillos, ella balbucea —¿Kevin Bridges? No estaba sorprendida. Presidente de la junta de estudiantes, capitán del equipo de fútbol, un chico caliente por donde lo mires... Kevin Bridges era el chico que casi cualquier chica hubiera escogido para ser su cita en el baile.

FORO PURPLE ROSE

8

Rachel Hawkins

HEX HALL

—Está bien, entonces. Será Kevin —murmuré, haciendo sonar mis nudillos. Levantando mis manos hacia el cielo, cerré mis ojos y me imaginé a Felicia en los brazos de Kevin, ella con su brillante vestido amarillo, él con un traje. Después de unos cuantos segundos de concentrarme en esa imagen, comencé a sentir un ligero temblor debajo de mis pies y una sensación como de agua corriendo hacia mis manos estiradas. Mi cabello comenzó a flotar sobre mis hombros, y entonces escuché a Felicia jadear. Cuando abrí mis ojos, vi exactamente lo que estaba esperando. Arriba, una inmensa nube negra estaba girando, con chispas de luz purpura brillando en su interior. Seguí concentrándome, y mientras lo hacia la nube giro más rápido hasta convertirse en un perfecto círculo con un agujero en el medio.

La dona mágica, como la nombre la primera vez que creé una en mi cumpleaños número doce. Felicia se escondió entre dos autos, con sus brazos levantados sobre su cabeza. Pero era demasiado tarde para detenerse. El agujero en el centro de la nube se lleno con una luz verde brillante. Enfocándome en esa luz y en la imagen de Kevin y Felicia, flexioné mis dedos y observé mientras un rayo de luz verde se disparaba desde la nube y recorría el cielo. Desapareció tras unos árboles. La nube se desvaneció y Felicia se paró con sus piernas temblando. —¿Q-Qué fue eso? — Ella se giró hacia mí, con los ojos muy abiertos—. ¿Eres como una bruja, o algo? Me encogí de hombros, sintiéndome agradablemente embriagada por el poder que acababa de liberar. “Borrachera de magia”, mamá solía llamarlo. —No fue nada —dije yo—. Ahora, regresemos adentro. Ryan estaba cerca a la mesa del ponche cuando regresé. —¿Qué fue todo eso? —pregunto él, señalando con su cabeza a Felicia. Ella parecía deslumbrada, mientras se empinaba, buscando entre la pista de baile. —Oh, ella tan sólo necesitaba un poco de aire —dije yo, tomando un vaso de ponche. Mi corazón seguía acelerado, mis manos estaban temblando. —Bien —dijo Ryan, moviendo su cabeza al ritmo de la música—. ¿Quieres bailar? Antes de que pudiera siquiera responder, Felicia corrió y me tomo del brazo. —Él ni siquiera está aquí —dijo ella—. Esa cosa... ¿Esa cosa que hiciste no lo convierte en mi pareja del baile?

FORO PURPLE ROSE

9

Rachel Hawkins

HEX HALL

—¡Shhh! Sí, lo hizo, pero tienes que ser paciente. Tan pronto como Kevin llegue el va a buscarte. Confía en mí. No tuvimos que esperar mucho. Hubo un rápido suceso de explosiones ruidosas, casi como disparos, que envió a los chicos gritando, escondiéndose debajo de la mesa de refrescos. Observé como el recipiente del ponche volaba hacia el suelo, regando líquido rojo por todas partes. Pero no era un arma lo que había causado las explosiones; eran globos. Cientos de ellos. Lo que sea que haya pasado envió el gigante arco de globos en picada al suelo. Vi como un globo blanco se soltaba del amarre y se levantaba hacia el techo del gimnasio. Mire hacia adelante y vi varios profesores corriendo hacia las puertas. Que ya no estaban allí. Porque un Land Rover plateado se había chocado contra ellas. Kevin Bridges salió del asiento del conductor. El se había cortado la frente y su mano, y estaba sangrando sobre el brillante piso de madera mientras gritaba, —¡Felicia, FELICIA! —Santa mierda —murmuró Ryan. La cita de Kevin, Caroline Reed, salió del asiento del pasajero. Ella estaba llorando. —¡El está loco! —dijo desesperada—. El estaba bien, y entonces apareció una luz... y... y... — Ella siguió gritando histérica, y yo sentí mi estómago retorcerse.

Yo fui cuidadosa esta vez, pensé. ¡He mejorado en esto! Kevin encontró a Felicia y la sacó de abajo de una mesa. —¡Felicia! —Sonrió ampliamente, toda su cara se iluminó, lo que con la sangre y todo, era aterrador. Yo no culpé a Felicia por gritar a todo pulmón. Uno de los chaperones, el Entrenador Henry, corrió a ayudar, agarrando el brazo de Kevin. Pero Kevin simplemente se giró, con una mano aún agarrando a Felicia, y le dio un puñetazo al Entrenador Henry en la cara. El entrenador, que medía 1,85 y pesaba fácilmente cien kilos, salió volando hacia atrás. Y entonces, se desató el infierno.

FORO PURPLE ROSE

10

Rachel Hawkins

HEX HALL

La gente salió corriendo hacia las puertas, más profesores estaban arrastrando a Kevin, y los gritos de Felicia habían alcanzado un tono desesperado y suplicante. Tan sólo Ryan parecía no estar afectado. —¡Genial! —dijo él mientras dos chicas pasaban sobre el Land Rover y corrían lejos del gimnasio—. ¡El mejor de los bailes! Kevin seguía sosteniendo una de las manos de Felicia, y estaba arrodillado. No estaba segura, debido a todos los gritos, pero creo que le estaba cantando. Felicia ya no estaba gritando, pero estaba buscando algo en su cartera. —Oh no —gruñí. Comencé a correr hacia ellos, pero me deslicé y caí sobre el ponche. Felicia sacó un pequeño contenedor rojo y roció su contenido en la cara de Kevin. Su canción se convirtió en un incomprensible grito de dolor. El soltó su mano para limpiar sus ojos, y Felicia corrió. —¡Está bien, cariño! —gritó hacia ella—. ¡No necesito ojos para verte! ¡Yo te veo con los ojos de mi corazón, Felicia! ¡MI CORAZÓN! Fantástico. Mi hechizo no sólo fue demasiado fuerte, también fue patético. Me senté en la piscina de ponche mientras el caos que había creado se desarrollaba a mí alrededor. Un solitario globo blanco rebotó en mi codo, y la Sra. Davison, mi profesora de álgebra, paso a mi lado, gritándole a su celular. —¡Dije Secundaria Green Mountain! Um... no lo sé, ¿Una ambulancia? ¿Un equipo SWAT? ¡Simplemente envíen a alguien! Entonces escuché un grito desesperado. —¡Fue ella! ¡Sophie Mercer! Felicia me estaba señalando, todo su cuerpo temblando. Incluso sobre todo el ruido, las palabras de Felicia resonaron en el cavernoso gimnasio. —Ella es... ¡ella es una bruja! Yo suspiré. —No de nuevo.

FORO PURPLE ROSE

11

Rachel Hawkins

HEX HALL

Capítulo 1 Traducido por: cosasdecaty.blogspot.com. Corregido por: Andy Parth.

¿Y bien?

-

Salí del auto hacia el denso calor de Georgia en Agosto. —Grandioso —dije, poniendo mis gafas de sol sobre mi cabeza. Gracias a la humedad, el volumen de mi cabello se había triplicado. Podía sentirlo tratando de devorar mis gafas de sol, como algún tipo de planta carnívora de la jungla—. Siempre me había preguntado cómo sería vivir en la boca de alguien.

Frente a mí se erguía Hecate Hall, el cual, de acuerdo al panfleto que sostenía mi sudorosa mano, era “la mejor institución reformatoria para adolescentes prodigio”.

Prodigio. Tan sólo una palabra elegante para monstruos. Y eso es lo que eran todos en Hecate. Lo que yo era. Ya había leído el panfleto cuatro veces en el avión de Vermont a Georgia, dos veces en el ferri hacia la isla Graymalkin, que estaba justo sobre la costa de Georgia (en la cual, descubrí, Hecate había sido construida en 1854), y una última vez mientras nuestro auto rentado recorría la entrada de gravilla que iba del puerto al parqueadero de la escuela. Así que ya debería haberlo memorizado, pero seguía aferrándolo y leyéndolo compulsivamente, como si se tratara de mi salvavidas o algo; “El propósito de Hecate Hall

es proteger e instruir los chicos cambia-formas, brujas, y hadas que se han arriesgado a exponer sus habilidades, y debido a ello ponen la sociedad prodigio en su totalidad en peligro”. —No entiendo como el ayudarle a una chica a conseguir una cita, puso en peligro a otras brujas —digo, mirando a mi mamá, mientras sacamos mis cosas del camión. El pensamiento ha estado molestándome desde la primera vez que leí el panfleto, pero no

FORO PURPLE ROSE

12

Rachel Hawkins

HEX HALL

había tenido la oportunidad de traerlo a colación. Mamá había pasado la mayoría del vuelo fingiendo estar dormida, probablemente para evitar ver mi indignada expresión. —No fue sólo una chica, Soph y tú lo sabes. Fue ese chico con el brazo roto en Delaware, y ese profesor que intentaste hacer que olvidara un examen en Arizona... —Eventualmente recuperó su memoria —dije—. Bueno, casi toda. Mamá simplemente suspiró y cerró el camión. —Tu padre y yo te advertimos que usar tus poderes trae consecuencias. Nosotros no disfrutamos esto más que tu, pero por lo menos aquí podrás estar con... con otros chicos como tú. —Te refieres a los demás inadaptados. —Puse mi maleta sobre mi hombro. Mamá puso sus propias gafas sobre su cabeza y me miró. Ella parecía cansada y tenía pesadas líneas alrededor de su boca que no había visto nunca antes. Mi mamá tenía casi cuarenta, pero usualmente podía pasar por alguien diez años menor. —Tú no eres una inadaptada Sophie. —Levantamos la maleta entre las dos—. Simplemente has cometido algunos errores. Y de verdad lo había hecho. Ser una bruja no era tan maravilloso como lo había pensado. Primero, no podía volar por ahí en una escoba (le pregunté a mamá cuando obtuve mis poderes, y ella dijo no, debía seguir usando el bus como todos los demás). No tenía libros de hechizos o un gato que hablara (soy alérgica), y ni siquiera sabía donde se podía comprar algo como un ojo de tritón. Pero podía hacer magia. He sido capaz de hacerlo desde que cumplí doce, lo que, de acuerdo al panfleto sudoroso, es la edad en la que todos los Prodigios obtienen sus poderes. Algo relacionado con la pubertad, supongo. —Además es una buena escuela —dijo mamá mientras nos acercábamos al edificio. Pero no parecía una escuela. Se veía como una mezcla entre algo salido de una vieja película de terror y la mansión embrujada de Disney. Para comenzar, obviamente tenía más de doscientos años. Tenía tres pisos de alto, y el tercer piso parecía la parte de arriba de un pastel de bodas. El edificio debió haber sido blanco alguna vez, pero ahora era algún tipo de gris desteñido, casi del mismo color de la gravilla de la entrada, lo que lo hacía parecer menos una casa y más algún tipo de cueva natural de la isla. —Huh —dijo mamá. Soltamos la maleta, y ella caminó por un costado del edificio—. ¿Puedes mirar eso?

FORO PURPLE ROSE

13

Rachel Hawkins

HEX HALL

La seguí e inmediatamente vi a que se refería. El panfleto decía que Hecate había llevado a cabo “Extensivas adiciones a la estructura original” a través de los años. Al parecer, eso significaba que habían destruido la pared trasera de la casa, y le habían añadido otra a la original. La madera grisácea terminaba después de veinte metros, o algo así y le daba paso a un estuco rosado que se extendía por todo el camino hacia el bosque. Para algo que claramente había sido hecho con magia —no habían bordes donde las dos casas se encontraban en el medio, ninguna línea que indicara construcción— uno pensaría que el resultado podría haber sido más elegante. En lugar de eso, el resultado parecía dos casas que habían sido pegadas por una persona loca. Una persona loca y con muy mal gusto. Gigantes árboles de roble en la entrada, intercalados con arbustos, le daban sombra a la casa. De hecho, aquí parecía haber plantas por todas partes. Dos helechos en materos empolvados delineaban la puerta principal, pareciendo arañas verdes gigantes, y algún tipo de enredadera de flores moradas se había tomado toda la pared. Era casi como si la casa estuviera siendo lentamente absorbida por el bosque que la rodeaba. Halé el borde de mi nueva falda a cuadros de Hecate Hall y me preguntaba porque tendría uniformes una escuela en medio del Sur. Aún así, mientras miraba la escuela, luchaba contra los escalofríos. Me preguntaba cómo alguien podría mirar este lugar sin sospechar que sus estudiantes eran un montón de fenómenos. —Es bonito —dijo mamá, usando su mejor voz de “seamos positivos y veámosle el lado amable a esto”. Yo, de cualquier forma no me sentía tan positiva. —Sí, es hermoso. Para tratarse de una prisión. Mi mamá sacudió su cabeza. —Para ya la actitud de adolescente insolente, Soph. Difícilmente es una prisión. Pero así era como se sentía. —Este realmente es el mejor lugar para ti —dijo ella mientras volvíamos a recoger la maleta. —Supongo —respondí yo.

“Es por tu propio bien”, parecía ser el mantra de esta situación con Hecate. Dos días después del baile recibimos un e-mail de mi padre, que básicamente decía que había

FORO PURPLE ROSE

14

Rachel Hawkins

HEX HALL

agotado todas mis opciones y que el consejo me había condenado a asistir a Hecate hasta mi cumpleaños número dieciocho. El consejo era este grupo de ancianos que dictaba las reglas de los Prodigios. Lo sé, un consejo que se llama a sí mismo “El Consejo”. Que original. De cualquier modo, papá trabajaba para ellos, así que le permitieron darnos la noticia. “Esperemos —decía papá en su correo—, que esto te enseñe a usar tus poderes con discreción”. El correo electrónico y la llamada ocasional eran casi el único contacto que tenía con mi papá. Él y mamá se divorciaron antes de que yo naciera. Parece que mi papá no le había contado a mamá que era un hechicero (ese es el término preferido para los chicos brujos) hasta que habían estado juntos durante casi un año. Mamá no se tomo muy bien la noticia. Ella lo catalogó de loco y regresó corriendo donde su familia. Pero entonces descubrió que estaba embarazada de mí, y se compró una copia de la “Enciclopedia de Brujería” junto a un montón de libros sobre bebes, sólo como precaución. Para cuando yo nací, ella era prácticamente una experta en las cosas que se levantan en la noche. No fue hasta que obtuve mis poderes en mi cumpleaños número doce que ella abrió de mala gana las líneas de comunicación con papá. Pero ella era bastante fría con él. En el mes que pasó desde que papá me dijo que iba a ser enviada a Hecate, yo había tratado de verle el lado positivo. De verdad. Me dije a mi misma que finalmente iba a estar rodeada de gente como yo, gente a la que no le tenía que esconder mi verdadero yo. Y yo incluso podía aprender algunos buenos hechizos. Esos eran los pros. Pero tan pronto como mamá y yo abordamos el ferri para llevarnos a esta alejada isla, comencé a sentirme mal del estómago. Y confía en mí, no se trataba de una enfermedad. De acuerdo al panfleto, la isla de Graymalkin había sido escogida para alojar a Hecate por su remota locación, la mejor para mantenerla en secreto. Los locales simplemente pensaban que era un internado súper-exclusivo. Para cuando el ferri llegó a la boscosa isla que sería mi hogar durante los próximos dos años, los segundos pensamientos se habían establecido. Parecía que la mayoría de los estudiantes estaban vagando por el patio, pero sólo un puñado de ellos parecían nuevos, como yo. Todos ellos estaban descargando maletas, acomodando valijas. Algunos tenían equipaje maltrecho como el mío, pero también vi un par de maletas Louis Vuitton. Una chica de cabello oscuro con una nariz ligeramente torcida, que parecía tener mi edad, mientras todos los otros chicos nuevos parecían ser más jóvenes.

FORO PURPLE ROSE

15

Rachel Hawkins

HEX HALL

No podía diferenciar que eran la mayoría de ellos, si se trataba de brujas y hechiceros o cambia-formas. Dado que todos nos veíamos como gente normal, no había forma de descubrirlo. Las hadas, por el otro lado, eran bastante fáciles de distinguir. Todos ellos eran más altos de lo normal, se veían bastante bien, y cada uno de ellos tenía cabello liso y brillante, de tonos increíbles, desde dorado pálido hasta violeta. Y tenían alas. De acuerdo con mamá, las hadas usualmente usaban glamur para mezclarse con los humanos, Era un hechizo bastante complejo, dado que requería que alteraran la mente de todos los que conocieran, pero significaba que los humanos sólo podían ver las hadas como a personas normales en lugar de brillantes, coloridas, aladas... criaturas. Me preguntaba si las hadas que habían sido sentenciadas a Hecate eran amables o tranquilas. Tenía que ser duro, mantener ese tipo de hechizo todo el tiempo. Me detuve para reajustar la maleta sobre mi hombro. —Por lo menos este es un lugar seguro —dijo mamá—. Eso es algo. ¿Verdad? Por primera vez no voy a tener que estar preocupada constantemente por ti. Sabía que mamá se sentía ansiosa de que yo estuviera tan lejos de casa, pero ella también parecía feliz de que estuviera en un lugar donde no corría el riesgo de ser descubierta. Pasarte todo el tiempo leyendo libros sobre las diferentes formas en que la gente ha matado a las brujas a lo largo de los años, termina volviéndote un poco paranoico. Mientras continuábamos nuestro camino hacia la escuela, podía sentir el sudor acumulándose en lugares en los que estaba bastante segura de no haber sudado nunca antes. ¿Cómo pueden sudar tus orejas? Mamá, como de costumbre, parecía no estar afectada por la humedad. Era como una ley natural el hecho de que mi madre no pudiera verse menos que obscenamente hermosa. Incluso usando una camiseta y uno jeans, las personas se quedaban mirándola. O tal vez, estaban mirándome a mí mientras trataba de secar discretamente el sudor entre mis pechos sin que pareciera que estaba tocándome a mí misma. Difícil saberlo. Todo alrededor, estaba lleno de cosas de las que sólo había leído en libros. A mi izquierda el hada de cabello azul con alas índigo, estaba llorando mientras se agarraba a sus padres alados, cuyos pies estaban a unos cinco centímetros sobre el suelo. Mientras miraba, lágrimas cristalinas caían, no desde los ojos de la chica, sino de sus alas, dejando sus pies colgando sobre un charco azul real.

FORO PURPLE ROSE

16

Rachel Hawkins

HEX HALL

Caminamos hacia la sombra de los árboles gigantes, es decir, hacia el calor disminuido en un grado. Justo cuando nos acercamos a los escalones, un aullido sobrenatural resonó en el denso aire. Mamá y yo giramos, para ver a esta... cosa, aullándoles a dos adultos con expresiones frustradas. Ellos no parecían asustados; tan sólo vagamente molestos. Un hombre lobo. Sin importar cuantas veces leyeras sobre hombres lobo, ver uno frente a ti era una experiencia totalmente nueva. Primero, ellos realmente no se parecían mucho a un lobo. O a una persona. Era más como un perro realmente grande parado en sus patas traseras. Su pelaje era corto y de un marrón claro, e incluso desde la distancia podía ver el amarillo de sus ojos. Además, era mucho más pequeño de lo que pensé que sería. De hecho ni siquiera era tan alto como el hombre al que le estaba aullando. —Detente, Justin —dijo el hombre. La mujer, quien note tenía el cabello del mismo marrón claro del hombre lobo, puso una mano sobre su hombro. —Cariño —dijo ella en una voz con un pequeño rastro de un acento sureño—. Escucha a tu padre, esto es muy tonto. Por un segundo, el hombre lobo, eh… Justin, se detuvo, con su cabeza ladeada, lo que lo hizo parecer menos una bestia destructora de gargantas y más un perrito faldero. El pensamiento me hizo reír. Y de repente esos ojos amarillos estaban sobre mí. Aulló una vez más, y antes de que tuviera tiempo de reaccionar, venía a atacarme.

FORO PURPLE ROSE

17

Rachel Hawkins

HEX HALL

Capítulo 2 Traducido por: Mary_Lovecraft y Genesis_480 Corregido por: cYeLy DiviNNa

scuché al hombre y a la mujer gritar advertencias mientras yo atormentaba frenéticamente a mi cerebro por alguna clase de hechizo reparador de garganta, que claramente estaba a punto de necesitar. Claro que las únicas palabras que actualmente logre gritar al hombre lobo cuando corría hacia mí fue: —¡PERRO MALO!

E

Desde la esquina de mi ojo, capture un flash de luz azul a mi izquierda. De repente, el hombre lobo pareció estrellarse en una pared invisible a unas pulgadas enfrente de mí. Dando un lastimero ladrido, él se derrumbo en el suelo. Su pelaje y piel empezaron a ondear y a flotar hasta que él se veía como un chico normal con pantalones kakis y un blazer azul, lloriqueando lastimosamente. Sus padres fueron hasta el, justo cuando mamá corría a mí, arrastrando mi baúl detrás de ella. —¡Oh mi Dios! —ella respiro—. Cariño. ¿Estás bien? —Muy bien —dije, cepillando el pasto de mi falda. —Sabes —alguien dijo desde mi izquierda—, usualmente encuentro un hechizo bloqueador más efectivo que gritar “perro malo”, pero tal vez sea solo yo. Me volteé. Inclinado en contra de un árbol, su cuello desabotonado y su corbata suelta, había un chico sonriendo. Su blazer de Hecate estaba colgando lánguidamente en el hueco de su codo. —Eres una bruja, ¿No es cierto? —continuó. Se empujó fuera del árbol y corrió su mano a través su rizado cabello negro. Conforme caminaba más cerca, note que era delgado casi al punto de flacucho, y que era varias pulgadas más alto que yo—. Tal vez en el futuro — dijo—, puedas arreglártelas para no apestar tanto. Y con eso, se paseo afuera. Entre ser casi atacada por Justin el chico cara de perro, y tener a un extraño tipo que no era tan caliente diciendo que apestaba en la hechicería, ahora estaba realmente molesta.

FORO PURPLE ROSE

18

Rachel Hawkins

HEX HALL

Chequeé si mamá me estaba viendo, pero ella estaba preguntándoles a los padres de Justin algo que sonaba como, “¡¿Él iba a morderla?!” —Así que, soy una mala bruja ¿no? —dije bajo mi aliento mientras me enfocaba en la retirada espalda del chico. Levanté mis manos y pensé en el más asqueroso hechizo que tuviera, uno que involucrara pus y mal aliento y severas disfunciones genitales. Y nada paso. No había sensación de agua corriendo a mis dedos, ni pulso acelerado, ni los pelos de punta. Estaba parada ahí como una idiota, apuntándolo con todos mis dedos.

¿Qué demonios? Nunca había tenido problemas haciendo un hechizo antes. Y entonces escuche una voz que sonaba como una magnolia arrastrada a través de la maleza decir: —Es suficiente, querida. Volteé hacia el porche delantero, donde una mujer mayor en un traje marinero estaba entre los espeluznantes helechos. Ella sonreía, pero era una de esas horripilantes sonrisas de muñecas. Ella me apunto con un largo dedo. —Nosotros no usamos nuestros poderes en contra de otros prodigios aquí, no importa que tan provocadores podamos ser —ella dijo, su voz suave, ahumada, musical. De hecho, si la casa pudiera hablar, hubiera esperado que sonara exactamente como esta mujer. —Puedo añadir, Archer —la mujer continuó, volteándose al muchacho de cabello oscuro—, que mientras esta joven señorita es nueva en Hecate, tú sabes bien lo de no atacar a otro estudiante. Él resopló. —Así que ¿Debí dejar que él se la comiera? —La Magia no es la solución a todo —ella replicó. —¿Archer? —pregunte, levantando mis cejas. Hey, tal vez puedas ser capaz de quitarme mis poderes mágicos, pero el poder del sarcasmo seguía a mi disposición—. ¿Tu apellido es Newport o Vanderbilt? Tal vez ¿Seguido por algunos números? ¡Ohh! —dije, mis ojos se ampliaron—, o tal vez, incluso ¡Don! Espere herir sus sentimientos, o, por lo menos hacerlo enojar, pero el sólo seguía sonriéndome —En realidad, es Archer Cross, y soy el primero. Ahora ¿Qué hay de ti? —

FORO PURPLE ROSE

19

Rachel Hawkins

HEX HALL

entrecerró los ojos—. Vamos a ver… cabello castaño, pecas, toda esa vibra de chica-de-allado…. ¿Allie? ¿Lacie? Definitivamente algo lindo terminando con ie. ¿Saben de esos momentos en los que mueves la boca pero ningún sonido sale de ella? Sí, eso es bastante parecido a lo que sucedió. Y después, claro, mi mamá tomo la oportunidad para acabar su conversación con los padres de Justin y llamarme, —¡Sophie! Espera. —Lo sabía —Archer se rió—. Nos vemos, Sophie —él dijo sobre su hombro, desapareciendo adentro de la casa. Dirigí mi atención de nuevo a la mujer. Ella estaba alrededor de los cincuenta, con cabello rubio oscuro que había sido retorcido, atormentado, y probablemente amenazado hasta convertirlo en un complicado moño. Desde su prácticamente regia postura y su traje azul rey con la firma de Hecate Hall. Asumí que ella era la directora de la escuela. La Sra. Anastacia Casnoff. No tenía que mirar el folleto para recordar eso. Un nombre como Anastacia Casnoff tiende a pegársete. La mujer rubia era en realidad la asombrosamente llamada líder de Hecate Hall. Mi mamá estrecho su mano. —Grace Mercer. Y esta es Sophia. —Soh-fee-yah —la Sra. Casnoff dijo en su acento sureño, convirtiendo mí relativamente simple nombre en algo que sonaba como un exótico aperitivo en un restaurante chino. —Me dicen Sophie —dije rápidamente, esperando evadir ser conocida por siempre como Sohfeeyah. —Ahora, no eres originaria de esta área. ¿Estoy en lo correcto? —la Sra. Casnoff continúo mientras caminábamos hacia la escuela. —No —mamá respondió, cambiando mi bolsa de lona a su otro hombro, el baúl aun entre nosotras—. Mi madre es de Tenessee, pero Georgia es uno de los pocos estados en los que no habíamos vivido. Nos mudamos un poco seguido. Poco seguido es una subestimación. Diecinueve estados sobre el curso de mis dieciséis años. Lo más largo que jamás nos habíamos quedado en cualquier lugar fue Indiana, cuando tenía ocho. Esos fueron cuatro años. Lo más corto que jamás habíamos vivido fue en Montana tres años atrás. Esas fueron dos semanas. —Ya veo —dijo la Sra. Casnoff—. Y ¿Qué es lo que usted hace, Sra. Mercer?

FORO PURPLE ROSE

20

Rachel Hawkins

HEX HALL

—Señorita —mamá dijo automáticamente, y un poquito demasiado alto. Ella se mordió su labio inferior y acomodó una imaginaria pieza de cabello detrás de su oreja—. Soy una maestra. Estudios Religiosos. Mayormente mitología y folclor. Me perdí detrás de ellas conforme ascendíamos los impetuosos escalones frontales y entramos a Hecate Hall. Estaba benditamente fresco, lo que significaba que ellos aparentemente tenían alguna clase de hechizo con aire acondicionado funcionando. También olía como todas las antiguas casas, esa extraña esencia que es una combinación de pulidor de muebles, madera vieja, y ese mohoso olor de papel viejo, como en una librería. Me preguntaba si las casas juntas eran tan obvias adentro como lo eran por afuera, pero todas las paredes estaban cubiertas con el mismo horrible papel pintado en ese horrible color borgoña, haciendo imposible ver donde la madera terminaba y el estuco comenzaba. Justo adentro de la puerta principal, el masivo vestíbulo estaba dominado por una escalera en espiral de caoba que giraba hasta tres pisos arriba, pareciendo ser soportada por nada. Detrás de las escaleras había una ventana vitral que comenzaba en el piso del segundo piso y se disparaba todo el camino arriba hasta el techo. El sol del final de la tarde brillaba a través de él, llenando el vestíbulo con diseños geométricos de brillantes luces de colores. —Impresionante, ¿no es así? —la Sra. Casnoff dijo con una sonrisa—. Representa el origen del Prodigio. La ventana mostraba un ángel con la cara enojada parado justo adentro de puertas doradas. En una mano el ángel sostenía una espada negra. La otra mano estaba apuntando, claramente indicando que las tres figuras en frente de la puerta deberían de irse al infierno. Solo, ya saben, angelicalmente. Las tres figuras eran también ángeles. Todos parecían muy enojados. El ángel en la derecha, era una mujer con largo cabello rojo, incluso tenía su rostro oculto en sus manos. Alrededor de su cuello había una pesada cadena que me di cuenta era actualmente una serie de pequeñas figuras tomadas de las manos. El ángel a la izquierda estaba utilizando una corona de hojas y mirando sobre su hombro. Y en el medio, el ángel más alto miraba directamente enfrente de él, su cabeza en alto y hombros atrás. —Es… algo —dije al final. —¿Sabes la historia, Sophie? —la Sra. Casnoff preguntó. Cuando negué con mi cabeza, ella sonrió y señaló al terrible ángel detrás de las puertas—. Después de la gran guerra entre Dios y Lucifer, aquellos ángeles que se rehusaron a tomar lugares fueron expulsados del

FORO PURPLE ROSE

21

Rachel Hawkins

HEX HALL

cielo. Un grupo —ella apuntó al alto ángel de en medio—, escogió ocultarse lejos debajo de las colinas y en los profundos bosques. Ellos se volvieron hadas. Otro grupo escogió vivir entre los animales y se convirtieron en cambia-formas. Y el último escogió entremezclarse con los humanos y se convirtieron en bujas. —¡Asombroso! —escuche a mamá decir, y me voltee hacía ella con una sonrisa. —Buena suerte explicándole a Dios que tú nalgueaste a una de sus criaturas celestiales. Mamá dio una sobresaltada risa. —¡Sophie! —¿Qué? Lo hiciste. Espero te guste el agua caliente, mamá, eso es todo lo que estoy diciendo. Mamá se rió de nuevo, incluso cuando yo podría decir que ella estaba tratando de no hacerlo. La Sra. Casnoff frunció el seño antes de aclararse la garganta y continuar su tour. —Los estudiantes en Hecate son distribuidos en edades de doce a diecisiete. Una vez que un alumno es sentenciado a Hecate, él o ella no será liberado hasta su decimo octavo cumpleaños. —¿Entonces algunos chicos podrían estar aquí por, como, seis meses, y otros podrían están aquí por seis años? —pregunte. —Precisamente. La mayoría de nuestros alumnos son enviados aquí poco después de que ellos llegan a sus poderes. Pero siempre hay excepciones, tales como tú misma. —Vamos yo —murmure. —¿Cómo son las clases aquí? —mamá pregunto, enviándome una mirada. —Las clases en Hecate son modeladas después de los que se encuentran en Prentiss, Mayfair, y Gervaudan. Mamá y yo, ambas asentimos como si supiéramos que significaban esas palabras. Creo que no logramos engañarla, porque la Sra. Casnoff dijo: —La Escuela premier de abordaje para brujas, hadas y cambia-formas respectivamente. Las clases son asignadas basándose en ambas, la edad del alumno y la particular lucha que el estudiante estaba teniendo integrándose en el mundo humano. Ella dio una frágil sonrisa. —El curriculum puede ser un poco desafiante, pero no tengo duda que Sophie lo hará bastante bien.

FORO PURPLE ROSE

22

Rachel Hawkins

HEX HALL

—Los dormitorios de las chicas están localizados en el tercer piso —la Sra. Casnoff dijo, señalando arriba en las escaleras—. Los chicos están en el segundo. Las clases son dictadas aquí en el primer piso como también en los edificios cercanos —ella apunto a la derecha e izquierda de la escalera donde largos y estrechos pasillos se ramificaban desde el vestíbulo. Que con el apuntar y el traje azul, ella llevo a mi mente una aeromoza. Espere que me dijera que en caso de un evento mi flamante blazer de Hecate podría ser usado como un dispositivo de flotación. —Ahora, los estudiantes son separados por… uhm… —mamá agitó su mano. La Sra. Casnoff sonrió, pero no pude evitar notar que su sonrisa era tan a la fuerza como su moño. —¿Por sus habilidades? No, claro que no. Uno de los Principios de la fundación de Hecate es enseñar a los estudiantes como coexistir con cada raza de prodigio. La Sra. Casnoff se volteo para dirigirnos al otro extremo del vestíbulo. Aquí, tres enorme ventanas se disparaban hasta el suelo del tercer piso. Más allá de ellas estaba el patio, donde los chicos ya habían empezado a juntarse en bancos de piedra bajo árboles de roble. Dije chicos. Creo que todos eran cosas, como yo, pero no podrías decir. Ellos se veían como cualquier grupo normal de estudiantes. Bueno, excepto por la hadas. Mire a una chica reír mientras le ofrecía un tubo de brillo labial a otra y algo en mi pecho se apretó un poco. Sentí algo frío peinar mi brazo, y salte hacia atrás, sorprendida, mientras una pálida mujer en azul barrio a través de mi. —Ah, sí —la Sra. Casnoff dijo con una pequeña sonrisa—. Isabelle Fortenay, uno de nuestros fantasmas residentes. Como estoy segura que leyeron, Hecate es un hogar para un número de espíritus, todos ellos son fantasmas de prodigios. Son completamente inofensivos, completamente incorpóreos. Eso significa que son incapaces de tocarte o cualquier otra cosa. Ellos tal vez te den un susto ahora y después, pero es todo lo que pueden hacer. —Genial —dije mientras veía a Isabelle desaparecer en una pared con paneles. Mientras lo hacía, atrapé un movimiento en la esquina de mi ojo y voltee para ver otro espíritu parado en el pie de las escaleras. Era una chica cerca de mi edad, utilizando un brillante cárdigan verde arriba de un pequeño vestido floreado. Al contrario de Isabelle, quien parecía no haberme notado, esta chica estaba mirándome directamente. Abrí la boca

FORO PURPLE ROSE

23

Rachel Hawkins

HEX HALL

para preguntarle a la Sra. Casnoff quien era, pero la directora había volteado su atención a alguien más al otro lado del vestíbulo. —¡Señorita Talbot! —llamó. Me quedé sorprendida por la forma en que su voz cruzó la inmensa habitación sin que sonara ni remotamente como un grito. Una chica pequeña, de apenas cinco pies de altura, apareció en el codo de la señora Casnoff. Su piel casi blanca como la nieve, como lo era su pelo, con la excepción de una franja rosa fuerte que le atravesaba el flequillo. Llevaba lentes gruesos, de mango negro, y aunque sonreía, me di cuenta que era sólo para el beneficio de la señora Casnoff. Sus ojos parecían aburridos. —Esta es Jennifer Talbot. Creo que estarás alojándote con ella este semestre, la Señorita Mercer. Jennifer, esta es Soh-fee-yah. —Sophie está bien —la corregí, al igual que Jennifer dijo—: Jenna. La sonrisa de la Señora Casnoff se tensó, como si hubiera tornillos a cada lado de su boca. —Gracioso. No sé lo que hay con los chicos en estos días, Srta. Mercer. Habiéndole dado nombres perfectamente encantadores, y están decididos a estropearlos y modificarlos a la primera oportunidad. En cualquier caso, la Señorita Mercer, Señorita Talbot es, como tú, una recién llegada. Ella sólo se nos unió el año pasado. Mamá sonrió y estrechó la mano de Jenna. —Encantada de conocerte. ¿Eres, eh, tú eres una bruja como Sophie? —Mamá —le susurré, pero Jenna negó con la cabeza y dijo—: No, señora. Soy una vampiresa. Podía sentir la rigidez de mamá a mi lado, y yo sabía que Jenna también. Incluso aunque yo estaba avergonzada de ella, yo compartía el susto de mamá. Las brujas, cambia-formas, y hadas eran una cosa. Los vampiros eran monstruos, plano y simple. La cosa de los sensibles chicos de la noche es una mentira total. —Oh, está bien —dijo mamá, luchando por recuperarse—. Yo... eh, yo no sabía que los vampiros asistían a Hecate. —Es un nuevo programa que tenemos aquí —dijo la señora Casnoff, llegando a correr la mano por el pelo de Jenna. Jenna tenía un tipo de mirada cortés en blanco en su cara, pero la vi tensarse un poco—. Cada año —continuó la señora Casnoff— Hecate toma un vampiro joven y le ofrece la oportunidad de estudiar junto al prodigio con la esperanza de que eventualmente puede reformar a estos desgraciados.

FORO PURPLE ROSE

24

Rachel Hawkins

HEX HALL

Mire a Jenna, ¿desgraciados? Ouch. —Lamentablemente, la señorita Talbot es el único estudiante vampiro que tenemos actualmente, aunque uno de nuestros instructores es un vampiro también —dijo la Señora Casnoff. Jenna se limitó a sonreír con esa rara no-sonrisa otra vez, y todos estuvimos de pie alrededor en un incómodo silencio hasta que mamá dijo—: Cariño, ¿por qué no dejas que... —ella miró impotente a mi nueva compañera de cuarto. —Jenna. —Bien, bien. ¿Por qué no dejas que Jenna te muestre tu cuarto? Tengo algunas cosas más que quiero hablar con la señora Casnoff, entonces voy a estar para decir adiós, ¿de acuerdo? Miré hacia Jenna, que seguía sonriendo, pero sus ojos parecían que ya estaban mirando más allá de nosotros. Cambié mi bolso de nuevo y fui a agarrar mi baúl de mamá, pero Jenna me ganó. —Realmente no tienes que ayudar… —empecé, pero ella me hizo señas con su mano libre. —No hay problema. El bono de ser un monstruo chupasangre es fuerza más allá del cuerpo. Yo no sabía qué decir a eso, así que sólo respondí débilmente: —Oh —ella llevó un lado, y yo agarre el otro. —No hay posibilidad de un ascensor, ¿supongo? —sólo estaba bromeando a medias. Jenna soltó un bufido. —No, eso sería demasiado conveniente. —¿Por qué no sólo tienen, un hechizo de equipajes, en movimiento o algo? —La Señora Casnoff es muy quisquillosa con sus reglas de no utilizar la magia como una excusa para ser perezoso. Al parecer, llevar pesadas maletas por las escaleras es para formar el carácter. —De acuerdo —dije mientras nos esforzamos más allá del rellano del segundo piso. —Entonces, ¿qué piensas de ella? —Jenna preguntó. —¿De la Señora Casnoff? —Sí.

FORO PURPLE ROSE

25

Rachel Hawkins

HEX HALL

—Su moño es muy impresionante —la sonrisa de Jenna confirmó que lo que yo había dicho era correcto. —Lo sé, ¿no? Lo juro por Dios, que es como el peinado de la épica. Sólo había un rastro de acento del sur en su voz. Era bonito. —Hablando de peinados —me atreví—, ¿cómo te saliste con la tuya con esa banda? Jenna arreglo su banda de suave color rosa con la mano libre. —Oh, ellos realmente no se preocupan tanto por la pobre estudiante vampiresa becada. Supongo que siempre y cuando no esté comiéndome a mis compañeros, soy libre de tener cualquier color de pelo que quiera. Cuando llegamos al rellano del tercer piso, me estudió. —Yo podría hacer el tuyo si quieres. No rosa, sin embargo. Eso es lo mío. ¿Tal vez púrpura? —Uhm... tal vez. Nos habíamos detenido frente a la habitación 312. Jenna dejó el baúl y sacó sus llaves. Su llavero era una cadena de color amarillo brillante y tenía su nombre escrito con letras de color rosa brillante. —¡Aquí estamos! Abrió la puerta y la empujo. —¡Bienvenida a la dimensión desconocida!

FORO PURPLE ROSE

26

Rachel Hawkins

HEX HALL

Capítulo 3 Traducido por: Sera Corregido por: cYeLy DiviNNa

a Zona “mierda-santa-eso-es-un-montón-de-rosa” descripción.

habría

sido

una

mejor

L

No sé que estaba esperando que pareciera la habitación de un vampiro. Quizás montones de negro, un puñado de libros de Camus… oh, y un sensible retrato del único humano que el vampiro había alguna vez amado, quien sin duda murió de algo bonito y trágico, así condenando al vampiro a una eternidad de estar deprimido y suspirar románticamente.

¿Qué puedo decir? Leo muchos libros. Pero esta habitación parecía que había sido decorada por el impío hijo ilegítimo de Barbie y la Tarta de Fresa. Era más grande de lo que esperaba, pero todavía pequeña. Había suficiente habitación para dos camas gemelas, dos escritorios, dos cómodas, y un abollado sofá. Las cortinas eran de tela color beige, pero Jenna había enroscado una bufanda color rosa vivo sobre la varilla de las cortinas. Entre los dos escritorios estaba uno de esos viejos biombos, pero incluso esto llevaba el sello de Jenna, cuando la madera había sido pintada de, lo adivinaste: rosa. La parte de arriba del biombo estaba cubierta con luces de navidad rosas. La cama de Jenna estaba cubierta de lo que parecía ser piel de peluche rosa intenso. Jenna me pillo mirándolo. —Alucinante, ¿verdad? —Yo… yo no sabía que el rosa existía en ese tono particular. Poniendo en marcha sus mocasines, Jenna se tiró sobre la cama, derribando dos almohadas de lentejuelas y un león de peluche raído. —Se llama “Frambuesa Eléctrica”. —Es el nombre perfecto para él —sonreí mientras tiraba mi maleta sobre la cama, la cual parecía tan simple… bueno, tan simple como yo al lado de Jenna. —Así que, ¿a tu antigua compañera de cuarto le gustaba también el rosa?

FORO PURPLE ROSE

27

Rachel Hawkins

HEX HALL

La cara de Jenna se congeló por una fracción de segundo. Luego la extraña mirada se fue, y estaba apoyándose en la cama para recoger sus almohadas y el león. —No, Holly tan sólo pegaba con las cosas azules que te dan si no traes las tuyas. Traes las tuyas, ¿verdad? Abrí mi maleta y saqué la esquina de mi colcha verde menta. Jenna miró un poco decepcionada, pero suspiró —Bueno, es mejor que el azul reglamentario. Así que… —se dejó caer a la cama y empezó a pescar alrededor de su mesilla de noche—. ¿Qué te trae a Hex Hall, Sophie Mercer? —¿Hex Hall? —repetí. —Hecate es una especie de bocado —explicó Jenna—. La mayoría de la gente dice sólo Hex. Además, se siente como que apropiado. —Oh. —Así que… ¿qué fue? —preguntó de nuevo—. ¿Hiciste que llovieran ranas, o volviste a algún chico un tritón? Me eché sobre mi cama, intentando imitar el aire de indiferencia de Jenna, pero resulta que es realmente difícil hacerlo en un colchón desnudo, así que me siento y empiezo a sacar cosas de mi maleta. —Hice un hechizo de amor para una chica de mi clase. Fue mal. —¿No funcionó? —Funcionó demasiado bien —le di la versión corta del episodio Kevin/Felicia. —Maldición —dijo, negando con la cabeza—. Eso es muy fuerte. —Aparentemente —dije—. Así que eres… ah, eres una vampiresa. ¿Cómo pasó exactamente? Sus ojos no se encontraban con los míos, pero su tono era casual. —De la misma manera que pasa a todo el mundo: conocí a un vampiro, fui mordida. No es realmente tan interesante. No podía culparla por no querer compartir su historia entera con alguien a quien sólo conocía desde hace quince minutos. —Así que tu madre es normal, ¿eh? —preguntó.

FORO PURPLE ROSE

28

Rachel Hawkins

HEX HALL

Uhm. No era exactamente en lo que quería meterme el primer día, pero oye, esto es de lo que va “encajar”, ¿verdad? Compartir maquillaje, ropas y oscuros secretos con tu compañera de cuarto. Me aclaré la garganta. —Sí, mi papá es un brujo, pero ellos no están juntos ni nada más. —Oh —dijo Jenna a propósito—. No digas más. Un montón de los chicos de aquí vienen de familias divorciadas. Incluso la magia no asegura un matrimonio feliz, aparentemente. —¿Están tus padres divorciados? Finalmente encuentra el esmalte de uñas que ha estado buscando. —No, están todavía asquerosamente felices. O, quiero decir… supongo que lo están. No los he visto desde que, ah, cambié, o lo que sea. —Oh vaya —contesté—. Eso da asco. —¿Sin juegos de palabras a propósito? —preguntó. —Cierto —terminé poniendo las sábanas en mi cama—. Así que si eres una vampiresa, ¿tengo que ser realmente cuidadosa sobre no abrir las cortinas por la mañana? —Nop. ¿Ves esto? —tiró de una cadena de plata alrededor de su cuello y sujetó un pequeño colgante. Era más o menos la talla y forma de una piedra como un frijol, y rojo oscuro. Cualquiera lo hubiera confundido con un rubí, pero he visto imágenes de algo como eso en uno de los libros de mamá. —¿Una piedra de sangre? —las piedras de sangre eran claras y huecas piedras que podían ser llenadas con la sangre de un poderoso brujo o bruja. La piedra actúa como protección contra montones de diferentes cosas. Supongo que en el caso de Jenna anula sus problemas vampíricos, lo que era un alivio. Al menos ahora sabía que podía comer ajo enfrente de ella. Jenna empezó a pintar su mano izquierda. —¿Y qué pasa con la sangre? —pregunté. Dejó salir un gran suspiro. —Es completamente embarazoso. Tengo que ir a la enfermería. Tienen un mini refrigerador ahí con un puñado de bolsas de sangre, como si fuera la Cruz Roja o algo. Suprimí un estremecimiento por la imagen. La sangre es tan asquerosa para mí. Si me hago un corte con un papel, casi hiperventilo. Estaba muy agradecida de oír que Jenna no estaría tomando aperitivos en nuestra habitación. Nunca podría salir con un vampiro. Sólo el pensamiento de aliento a sangre… agh.

FORO PURPLE ROSE

29

Rachel Hawkins

HEX HALL

Entonces me di cuenta de que Jenna me estaba mirando. Mierda. ¿Tenía el disgusto escrito por toda la cara? Solo por si acaso, fingí una sonrisa y dije: —Alucinante. Como un sangriento Capri Sun. Jenna se rió. —Agradable. Nos sentamos en un amigable silencio por un momento antes de que Jenna preguntara: — ¿Así que la ruptura de tus padres fue fea? —Aparentemente —contesté—. Pasó antes de que naciera. Levantó la vista de sus uñas. —Oh. Caminé a mi escritorio. Alguien, la Señora Casnoff supongo, había dejado mi horario de clases ahí. Parecía un horario normal, pero decía cosas como “L – V, 9:15-10:00, Evolución Mágica, Salón Amarillo”. —Sí. Mamá no habla mucho sobre ello, pero lo que sea que pasara, era lo suficientemente malo para no dejarle conocerme. —¿Así que nunca has visto a tu propio padre? —Tengo una fotografía. Y he hablado con él por teléfono, y correo electrónico. —Maldición. Me pregunto que hizo. ¿Le pegó o algo? —¡No lo sé! —salió un poco más agudo de lo que tenía intención. —Lo siento —murmuró. Me giré a mi cama y empecé a alisar mi edredón. Después de arreglar alrededor de cinco arrugas imaginarias (y Jenna se hubo pintado una uña tres veces), me volví y dije: —No era mi intención estallar… —No, está bien. No era de mi incumbencia de todos modos. Ese acogedor sentimiento de compañerismo se había acabado ahora. —Es sólo que… por igual, mi vida entera, he vivido sólo con mi mamá, y no estoy acostumbrada a todo este contar-la-historia-de-tu-vida todavía. Supongo que siempre he sido bastante reservada. Jenna asintió, pero todavía no estaba mirándome.

FORO PURPLE ROSE

30

Rachel Hawkins

HEX HALL

—Supongo que tú y tu antigua compañera se contaban todo, ¿eh? Esa mirada oscura se apoderó de nuevo de su cara. Bruscamente tapó el bote de esmalte. —No —dijo suavemente—. No todo. Tiró el bote a su cajón y se bajó de la cama. —Te veo en la cena. Cuando salía, casi se topa con mamá, masculló una disculpa mientras huía. —Soph —dijo mamá, dejándose caer en mi cama—. No me digas que ya tuviste una pelea con tu compañera de cuarto. Ella era molestamente buena leyendo mi humor. —No lo sé. Creo que soy realmente mala en las cosas de chicas, ¿ya sabes? Es decir, la última amiga que tuve fue en sexto grado. No es como si pudiera encontrar una mejor amiga cuando lo más que nos hemos quedado en cualquier sitio son seis meses, así que supongo… Oh mamá, no quería hacerte sentir mal. Negó con la cabeza y se enjuagó las lágrimas. —No, no, cariño, estoy bien. Yo sólo… sólo deseo que pudiera haberte dado una infancia más normal. Me senté y envolví mis brazos a su alrededor. —No digas eso. Tuve una infancia alucinante. Es decir, ¿cuánta gente llega a vivir en diecinueve estados? ¡Piensa en todo lo que he visto! Era la forma incorrecta de decirlo. En todo caso, mamá sólo parecía más triste. —¡Y este sitio es alucinante! Es decir, tengo esta genial y extremadamente rosa habitación, y Jenna y yo parece que nos hemos unido lo suficiente como para pelear, lo que es una parte bastante importante de las cosas de amigas, ¿verdad? Misión cumplida. Mamá estaba sonriendo. —¿Estás segura, cariño? Si no te gusta, no te tienes que quedar. Estoy segura que hay algo que podamos hacer para sacarte de aquí. Por un segundo pensé en decir, “Sí, por favor, tomemos el siguiente ferry fuera de este

show de monstruos”. En su lugar, lo que dije fue: —Mira, no es para siempre, ¿verdad? Sólo dos años, y tendré navidades y veranos libres. Como la escuela normal. Estaré bien. Ahora vete antes de que me hagas llorar y parezca una gran idiota. Los ojos de mamá se llenaron de lágrimas otra vez, pero me empuja en un fuerte abrazo. —Te quiero, Soph.

FORO PURPLE ROSE

31

Rachel Hawkins

HEX HALL

—Yo también te quiero —dije, con mi garganta apretada. Luego, después de hacerme jurar que la llamaría al menos 3 veces a la semana, mamá se fue. Y me tumbé en mi cama no rosa y lloré como una gran idiota.

FORO PURPLE ROSE

32

Rachel Hawkins

HEX HALL

Capítulo 4 Traducido por: cowdiem Corregido por: cYeLy DiviNNa

na vez que hube eliminado eso de mi sistema, aun tenía una hora hasta la cena. Decidí hacer algo de exploración. Había abierto las dos pequeñas puertas de nuestra habitación, vanamente deseando la existencia de baños privados, pero no. Sólo armarios.

U

El único baño en todo el piso estaba en el extremo opuesto del pasillo, y eso, como el resto de la casa, era espeluznante. La única luz venía de unas pocas bombillas de bajo voltaje que rodeaban un gran espejo sobre el mueble de los lavamanos. Eso significaba que las duchas se encontraban en la parte de atrás de la habitación la cual estaba cubierta de sombras. Dándoles una mirada cercana a las duchas, me di cuenta que nunca antes había tenido una razón para usar la palabra “viscoso” antes de ahora. Sabía que debía de haber empacado sandalias. Además de las terroríficas duchas con moho, había también un montón de bañeras con patas en forma de garra contra una de las paredes, separadas por particiones que llegaban a la altura de la cintura. Me pregunté ¿Quién podría alguna vez querer

darse un baño en frente de un montón de gente? Arriesgándome a todo tipo de enfermedades contagiosas, fui hacia uno de los lavamanos y salpique agua en mi rostro. Mirándome en el espejo, vi que el agua no había ayudado mucho. Mi rostro aun estaba de un rojo brillante por haber llorado, lo cual tenía el encantador efecto de hacer que mis pecas resaltaran aun más. Agité la cabeza como si eso pudiera súbitamente mejorar lo que estaba viendo. No lo hizo. Así que con un suspiro salí para investigar el resto del vestíbulo de Hecate. No estaba sucediendo mucho en mi piso; solo el usual caos que se genera cuando lanzas brutalmente a cincuenta chicas juntas. Había cuatro pasillos en el piso tres, dos hacia la izquierda de la escalera, dos a la derecha. El rellano era enorme, así que había sido convertido en una sala de estar. Había dos sofás y muchas sillas, pero ninguno de los

FORO PURPLE ROSE

33

Rachel Hawkins

HEX HALL

muebles combinaba, y todos se veían peor que desgastados. Ya que todos los asientos estaban ocupados, me pare cerca de la escalera. El hada que había visto antes, la que tenía las lágrimas azules, se había recobrado aparentemente. Estaba envuelta sobre un decaído sofá estilo chartreuse, riendo con otra hada. Esta tenía alas verde claro que golpeteaban suavemente contra el respaldo del sofá. Siempre había pensado que las alas de las hadas serían como las de las mariposas pero eran más delgadas y traslucidas. Podías ver las venas corriendo a través de ellas. Eran las únicas hadas en la habitación. El otro sofá estaba ocupado por un grupo de chicas que se veían de alrededor de doce años. Estaban susurrando nerviosamente una a la otra, y me pregunté si eran brujas o cambia-formas. La chica del cabello oscuro que había visto en el jardín se sentaba en un sitial, una especie de silla color marfil, ociosamente cambiando canales en la pequeña televisión ubicada en lo alto de un librero. —¿Puedes por favor bajar eso? —dijo el hada de las alas verdes, girándose para mirar enojada a la chica en el sitial—. Algunos de nosotros estamos tratando de conversar, niña perro. Ninguna de las chicas de doce años reaccionó a eso, así que me imaginé que todas eran brujas. Seguramente un cambia-formas se habría visto más ofendido. El hada azul rió mientras la chica de cabello oscuro se levantaba y apagaba la televisión. — Mi nombre es Taylor —ella dijo, tirando el control remoto al hada verde—. Taylor. Y me convierto en un puma, no en un perro. Si vamos a vivir juntas por los siguientes años, quizás quieras recordar eso, Nausicaa. Nausicaa hizo rodar sus ojos, sus verdes alas moviéndose suavemente. —Oh, no estaremos viviendo juntas por mucho, te lo aseguro. Mi tío es el rey de la corte de las Hadas, y tan pronto como le diga que estoy compartiendo mi habitación con una cambia-formas… bueno, solo digamos que espero que mis hábitos de vida cambien. —Sí, bueno, no parece como que tu tío pueda mantenerte fuera de este lugar —Taylor disparó de vuelta. El rostro de Nausicaa aun estaba inexpresivo, pero sus alas se batían más rápido. —No viviré con una cambia-formas —ella le dijo a Taylor—. Ciertamente no quiero vérmelas con tu pequeña caja.

FORO PURPLE ROSE

34

Rachel Hawkins

HEX HALL

El hada azul rio de nuevo, y Taylor se puso de un rojo brillante. Aun desde varios pasos alejados vi que sus ojos café se volvían dorados. Ella estaba respirando con fuerza mientras decía: —¡Cállate! ¿Por qué no te vas y abrazas a un árbol o algo, tú hada loca? Sus palabras sonaron ilegibles, como si estuviera murmurando a través de una boca llena de canicas. Luego me di cuenta de que estaba murmurando a través de una boca llena de colmillos. Nausicaa tuvo el sentido común de lucir un tanto asustada. Ella se giro hacia el hada azul y dijo: —Vamos, Siobhan. Dejemos que este animal se controle a sí misma. Ambas se levantaron. Ellas se deslizaron por mi lado hacia la escalera. Mire de vuelta a Taylor, la cual aun estaba jadeando, sus ojos cerrados apretadamente. Luego de un momento, ella tembló, y cuando abrió sus ojos, eran café nuevamente. Luego ella elevo la mirada y me vio de pie ahí. —Hadas —dijo ella con una risa nerviosa. —Cierto —dije. Como si hubiera visto un hada antes que hoy. —¿Es tu primer día también? —ella preguntó. Cuando asentí, ella dijo: —Soy Taylor. Cambia-formas, por supuesto. —Sophie. Bruja. —Genial —ella se arrodillo en el sofá que las hadas habían dejado libre, doblando sus brazos en el respaldo y viéndome con esos ojos oscuros. —Así que, ¿qué es lo que hiciste para llegar aquí? Mire alrededor. Nadie nos estaba prestando atención. Aun así, mantuve mi voz algo baja. —Un hechizo de amor que fue mal. Taylor asintió. —Hay un montón de brujas aquí por cosas como esa. —¿Tú? —aventuré. Ella saco el cabello de sus ojos y dijo: —Creo que lo viste. Perdí mi control con algunas chicas en la práctica de la banda marchante, me convertí en puma. Pero eso es nada comparado con la mierda que algunos de los chicos aquí han hecho —ella se inclinó hacia

FORO PURPLE ROSE

35

Rachel Hawkins

HEX HALL

adelante y su voz quedo casi a un susurro—. Esta chica mujer-lobo, ¿Beth? Escuché que ella se comió a una chica. Aun así —ella suspiró, mirando tras de mi hacia las escaleras—, preferiría tener a alguien como eso por compañera de cuarto que a un hada enfadosa. Ella miró de vuelta a mí. —¿Con qué compartes habitación? No me gusto la forma en que dijo “qué,” así que mi tono salió algo duro cuando dije: — Jenna Talbot. Sus ojos se ampliaron. —Amiga. ¿La vampiresa? —ella rio entre dientes—. Olvídalo. Elegiría al hada perra antes que eso siempre. —Ella no es tan mala —dije automáticamente. Taylor se encogió de hombros y tomó el control remoto que había lanzado a Nausicaa. —Si tú lo dices —ella murmuró, encendiendo la televisión. Aparentemente nuestra conversación había terminado, así que me dirigí al segundo piso. Ese era el mundo de los chicos, así que no podía explorarlo realmente. La distribución era idéntica a la del tercer piso, pero su área de descanso se veía aun mas maltratada que la nuestra. El relleno se salía de los cojines, y había una mesa plegable reclinada torcida en una esquina. No había nadie ahí, pero miré por uno de los pasillos. Vi a Justin tratando de ingresar un enorme baúl dentro de lo que pensé era su habitación. Él se detuvo, y sus hombros cayeron en rendición. Sentí pena por él. Observándolo tratar de empujar alrededor del baúl que era casi tan alto como él me recordó que, hombre lobo agresivo o no, era solo un chico. Luego él se giró, me vio, y, chico o no, gruñó. Me apresure por las escaleras hacia el primer piso. Estaba silencioso ahí abajo. Sólo vi a una par de personas dando vueltas por ahí, incluyendo a un chico alto que se veía como un atleta todo en denim y franela. Me pregunté si era el hermano mayor de alguien, ya que se veía muy viejo para estar en Hecate, y estaba usando jeans en vez de kakis. Mis pisadas eran apagadas por la gruesa alfombra oriental en tonos giratorios de rojo y dorado mientras caminaba por uno de los pasillos del vestíbulo principal. Me asomé en la primera habitación con la que me encontré. Se veía como si una vez hubiera sido un comedor, o quizás un salón grande. Directamente frente a la puerta, una pared era nada más que ventanas, finalmente dándome una buena vista de los terrenos. Esta habitación estaba en lo alto de un pequeño estanque con muelle y una destartalada cabaña. Pero lo que realmente me sorprendió fue todo el verde. El pasto, los árboles, la gruesa cubierta de algas del estanque, donde yo realmente, realmente deseé que no tuviéramos que hacer canotaje o algo… todo eso era del más brillante, te-duelen-los-ojos, verde que era

FORO PURPLE ROSE

36

Rachel Hawkins

HEX HALL

como nada que hubiera visto antes. Incluso las gruesas nubes que habían comenzado a hincharse con la amenaza de una tormenta en la tarde parecían teñidas de lima. El piso de esta habitación también era verde, y se sentía muy suave, casi pulposa bajo los pies, haciéndome pensar en moho u hongos. Cuadros cubrían las paredes. Cada uno mostraba la misma cosa: un grupo de Prodigios agrupados en el pórtico principal. No sabía si eran brujos o cambia-formas, pero no había hadas. Una pequeña placa de oro en la base de cada marco decía el año, comenzando en 1903 y terminando en el último cuadro, justo a la derecha de la puerta. Sólo había seis adultos en el cuadro más viejo, y todos ellos se veían realmente serios. Como si ellos probablemente patearan gatitos por diversión. Prodigios más jóvenes no comenzaban a verse hasta 1967. Me pregunté si ese era el año en que Hecate se convirtió en escuela. Y si era si, ¿Qué era antes que eso? El último año, había casi cien chicos, y todos se veían mucho más relajados. Ubique a Jenna en el frente, de pie junto a una chica más alta. Tenían sus brazos pasados sobre los hombros de la otra, y me pregunté si esa era la misteriosa Holly. Para ser honesta, me sentí un poco celosa. No podía imaginarme el estar lo suficientemente cerca de alguien para casualmente poner mis brazos alrededor de ellos en una fotografía. En todas mis fotos de las viejas escuelas siempre era la única de pie sola en la parte de atrás, con el cabello en mi rostro. ¿Era eso por lo que Jenna parecía tan extraña cuando había mencionado a su antigua compañera de habitación? ¿Habían sido mejores amigas, y ahora yo era la intrusa tratando de ocupar el lugar de Holly? Genial. —¿Sophia? Sorprendida, me giré. Las tres chicas más hermosas que había visto alguna vez en mi vida estaban de pie tras de mí. Luego pestañeé. No, no eran todas extremadamente hermosas. Solo lo era la del medio. Ella tenía el cabello color castaño que caía suavemente en formados rizos hasta su cintura. Ella probablemente nunca había tenido que usar un difusor. Apuesto a que se levantaba con su cabello luciendo como algo sacado de un comercial de Pantene mientras pajaritos azules circulaban alrededor de su cabeza, y mapaches le servían el desayuno o algo.

FORO PURPLE ROSE

37

Rachel Hawkins

HEX HALL

No pude evitar notar que ella no tenía ninguna peca, lo cual fue suficiente para hacerme odiarla instantáneamente. La chica a su derecha era rubia, y aunque ella tenía ese estilo de chica de California, grueso y liso cabello, piel bronceada, ojos azul profundo, sus ojos estaban demasiado juntos, y cuando ella me sonrió, noté que tenía una mala dentadura superior. Bordeando el trío estaba la chica Afroamericana quien era aun más baja que yo. Ella era más linda que la rubia, pero nada cercano a la adorable diosa pelirroja del medio. Aun así, viendo al plano de las tres, era como si mi cerebro quisiera verlas hermosas. Mis ojos querían saltarse todas sus imperfecciones. Un glamour. Esa era la única explicación, pero nunca había escuchado de una bruja usándolo. Era magia muy seria. Debía de estar mirándolas como si fuera una retrasada mental o algo, porque la rubia lanzo una risita y dijo: —Sophia Mercer, ¿cierto? Fue en ese momento en que me di cuenta que mi boca estaba literalmente abierta. La cerré tan rápido, que hizo un sonido de castañeteo que se oyó bastante alto en la tranquila habitación. —Sí, soy Sophie. —¡Genial! —dijo la chica más baja—. Te hemos estado buscando. Soy Anna Gilroy. Esta es Chaston Burnett —ella gesticuló hacia la rubia—. Y esta es Elodie Parris. —Oh —dije, sonriéndole a la pelirroja—. Eso es hermoso. Como “Melodie” sin la “M”. Ella sonrió burlona. —No, como Elodie. —Sé agradable —Anna regañó antes de girarse hacia mí de nuevo—. Chaston, Elodie, y yo somos como el comité de bienvenida para las nuevas brujas. Así que… ¡Bienvenida! Ella estiró su mano, y yo brevemente me pregunté si se suponía que la besara, antes de que volviera a mis sentidos y la agitara. —¿Ustedes tres son brujas? —Eso es lo que acabamos de decir —Elodie replicó, ganándose otra mirada dura de parte de Anna. —Lo siento —dije—. Es sólo que nunca había conocido otras brujas antes.

FORO PURPLE ROSE

38

Rachel Hawkins

HEX HALL

—¿De verdad? —Chaston preguntó—. Como así, ¿nunca has conocido brujas de todo, o sólo nunca has conocido a otras brujas oscuras antes? —¿Perdón? —Brujas oscuras —Elodie repitió, dándole a Nausicaa un empujón por el dinero en la competencia del Tono más Arrogante alguna vez visto. —Yo… uhm… no sabía que había distintos tipos de brujas. Ahora las tres me estaban mirando como si hubiera hablado en una lengua extranjera. —Sí, pero ¿tú eres una bruja oscura? —Anna preguntó, sacando una pieza de papel de su chaqueta. Era una cierta clase de lista, y ella la escaneo cuidadosamente—. Veamos, Lassiter, Mendelson… aquí, Mercer, Sophia. Bruja oscura, esa eres tú. Ella me paso la lista, la cual estaba titulada “Estudiantes nuevos.” Había alrededor de treinta nombres, todos con clasificaciones entre paréntesis. “Cambia-formas”, “hada”, y “Bruja blanca”. El mío era el único que decía “Bruja oscura”. —¿Blanco y oscuro? Qué, ¿somos como carne de pollo? Elodie me miró enojada. —¿De verdad no sabes? —Anna me preguntó gentil. —La verdad que no —dije casualmente, pero por dentro estaba molesta. Quiero decir, hola, ¿Cuál es el punto de tener una mamá quien supuestamente es una experta en brujas si no sabe las cosas realmente importantes? Entendía que no era su culpa realmente, y que la información sobre brujería moderna era altamente secreta, desde que ellos estaban demasiado asustados de ser descubiertos… pero maldición, esto se estaba volviendo vergonzoso. —Brujas blancas… —Anna comenzó, pero Elodie la cortó. —Las brujas blancas hacen hechizos ridículos. Hechizos de amor, lectura de fortuna, hechizos de localización… no lo sé, hacen que los gatitos y conejos y arcoíris aparezcan del aire o cualquier cosa —ella dijo, agitando su mano con desdén. —Oh —dije, pensando en Felicia y Kevin—. Si, hechizos ridículos.

FORO PURPLE ROSE

39

Rachel Hawkins

HEX HALL

—Las brujas oscuras hacen las cosas grandes —ofreció Chaston—, y nuestros poderes son malditamente más fuertes. Podemos hacer hechizos de barrera, y si somos realmente buenas, controlar el clima. Incluso somos nigrománticas si… —¡Espera! —Levanté mi mano—. ¿Nigromantes? Como, ¿el poder sobre la muerte y eso? Las tres chicas asintieron entusiastamente, como si sólo hubiera sugerido ir al centro comercial en vez de levantar a los zombis. —¡Ew! —exclamé sin pensar.

Error, simultáneamente, sus sonrisas desaparecieron, y el distintivo frío llenó la habitación. —¿Ew? —Elodie se burló—. Dios, ¿Cuántos años tienes? El poder sobre la muerte es el poder más codiciado que hay, y tu ¿estás asqueada por él? Juro —ella dijo, girándose a las otras dos—. ¿De verdad la quieren en el aquelarre? Había escuchado sobre aquelarres, pero mamá siempre dijo que habían caído en desgracia en los últimos cincuenta años. En estos días, era principalmente cada bruja en la suya. —Espera —dije, pero Anna se entrometió como si yo no hubiera hablado. —Ella es la única otra bruja oscura aquí, y sabes que necesitamos cuatro. —Y tengo el poder de invisibilidad aparentemente —murmuré, pero todas me ignoraron. —Ella es peor que Holly —dijo Elodie—. Y Holly era la excusa más patética para una oscura que había visto. —¡Elodie! —Chaston siseó. —¿Holly? —pregunté—. Como, ¿Holly la que solía ser la compañera de cuarto de Jenna Talbot? Anna, Chaston, y Elodie me dieron una mirada de tres vías, lo cual no es fácil de hacer. —Sí —Anna dijo cautelosamente—. ¿Cómo sabes sobre Holly? —Soy la compañera de cuarto de Jenna, ella la mencionó. Así que ¿Ella es una bruja oscura también? ¿Ella se graduó o algo, o sólo se traslado? Ahora las tres se veían realmente asustadas. Incluso la burla permanente de Elodie fue reemplazada por un aspecto de conmoción.

FORO PURPLE ROSE

40

Rachel Hawkins

HEX HALL

—¿Te estás quedando con Jenna Talbot? —ella preguntó. —Eso es lo que acabo de decir —espeté, pero Elodie parecía totalmente ajena a mi intento de ser perra. —Escucha —ella dijo, tomando mi brazo—. Holly no se graduó ni se fue. Ella murió. Anna se movió al otro lado de mí, sus ojos amplios y asustados. —Y Jenna Talbot la mató.

FORO PURPLE ROSE

41

Rachel Hawkins

HEX HALL

Capítulo 5 Traducido por: Izzy Corregido por: cYeLy DiviNNa

uando te dicen que alguien ha sido asesinado, reírse no es precisamente la mejor respuesta.

C

Ahora lo sabes para futuras referencias. Pero reír fue exactamente lo que hice. —¿Jenna? ¿Jenna Talbot, la mató? ¿Con qué lo hizo, ahogándola con su brillo rosa o algo así?

—¿Crees que esto es divertido? —preguntó Anna con una leve mueca. Chaston y Elodie me miraban, y supuse que mi temporal estadía como miembro de su club estaba a punto de ser revocada. —Bueno, sí, algo así. Quiero decir… —corregí rápidamente, un humo aterrador podría empezar a salir literalmente de los oídos de Elodie. —No que alguien haya muerto. Eso es horrible, porque… tú sabes, la muerte… —Sí, lo sabemos. Ew —dijo Elodie, poniendo los ojos en blanco. —Pero la idea de que Jenna pueda matar a alguien es solo... graciosa —termine sin mucha convicción. De nuevo con la mirada de tres vías. En serio, ¿ellas la practicaban frente al espejo? —Ella es una vampiresa —insistió Chaston—. ¿Puedes pensar en alguna otra forma de que Holly terminara con dos orificios en el cuello? Las tres se habían reunido alrededor de mí ahora, como si estuviéramos en una conferencia. Afuera, el sol de la tarde había desaparecido por fin, detrás de pesadas nubes, haciendo que la habitación se sintiera aún más sombría y claustrofóbica. Rayos empezaron a retumbar, y yo podía oler ese débil aroma metálico que siempre viene antes de una tormenta.

FORO PURPLE ROSE

42

Rachel Hawkins

HEX HALL

—Cuando Holly empezó hace dos años, formamos un aquelarre —Anna comenzó—. Cuatro de nosotras, éramos las únicas brujas oscuras aquí y se necesitan cuatro personas para un aquelarre muy fuerte, por lo que parecía natural que nos hiciéramos amigas. Pero entonces Jenna Tabolt apareció a principios del año pasado y ella y Holly se hicieron compañeras de habitación. —La siguiente cosa que supimos —intervino Chaston—, fue que Holly no se iba a juntar más con nosotras. Ella empezó a pasar todo su tiempo con Jenna, dejándonos fuera totalmente. Cuando le preguntamos por qué, lo único que podía decir es que Jenna era divertida. —Más divertida que nosotras. Me dedico una mirada que decía claramente que nadie es más divertido que ellas tres. —Wow —le dije con voz débil. —Entonces un día de marzo, encontré a Holly llorando en la biblioteca —dijo Elodie—. Lo único que me dijo fue que se trataba de Jenna, pero no me dijo nada más. —Dos días más tarde, Holly estaba muerta —dijo Chaston, con su voz oscura y sombría. Esperé a que otro trueno sonara, pensando sin duda que eso tenía que seguir el protocolo de una cosa así. Sin embargo, lo único que se oía era el suave tintineo de la lluvia. —La encontraron en el baño de arriba —la voz de Elodie era casi un susurro—. Ella estaba en una tina, con dos orificios en el cuello, y casi sin sangre en el cuerpo. Por ahora mi estómago estaba en algún lugar al sur de mis rodillas, y yo podía realmente sentir mi corazón, golpeteando en mis oídos. No es de extrañar que Jenna se haya asustado cuando yo mencione a su compañera de habitación. —Eso es horrible. —Sí. Lo fue —Chaston asintió con la cabeza. —Pero... —Pero, ¿Qué? —Elodie entornó los ojos. —Si todo el mundo está tan seguro de que era Jenna, ¿Por qué sigue aquí? ¿El concejo no la habría estacado o algo así?

FORO PURPLE ROSE

43

Rachel Hawkins

HEX HALL

—Ellos hicieron que enviaran a alguien —dijo Chaston, acomodando su cabello detrás de la oreja—. Pero el hombre dijo que las heridas de Holly no pudieron haber sido hechas por colmillos, eran demasiado… limpias. Tragué saliva. —¿Limpias? —Los vampiros son demasiado descuidados a la hora de alimentarse —dijo Anna. Traté de mantener realmente muy dura mi cara en blanco cuando le dije: —Bueno, si el Consejo dijo que no era Jenna, entonces no era ella. Es bastante seguro que esos tipos no permitirían que un vampiro lleno de rabia fuera a la escuela con los niños prodigio. Elodie fue la única de las tres que se encontró con mis ojos. —El Consejo se equivoca—dijo rotundamente—. Holly estaba viviendo con una vampiresa y fue asesinada por alguien que dreno su sangre a través del cuello. ¿Qué más puede haber pasado? Chaston y Anna todavía no me miraban. Algo estaba definitivamente fuera de lugar aquí. Yo no estaba segura de por qué estas chicas estaban tan decididas a hacerme creer que Jenna era una asesina, pero yo, no se los estaba comprando. Además, la última cosa que quería hacer en mi primer día era conseguir verme envuelta en algún tipo de guerra “brujas/vampiros”. —Miren, todavía tengo que desempacar algunas cosas —empecé a decir, pero Anna decidió cambiar de táctica. —Olvídate de la vampiresa por un segundo, Sophie. Escúchanos —su voz se deslizó a un gemido—. Realmente necesitamos una cuarta para nuestro aquelarre. —Sí —agregó Chaston—. Y podríamos enseñarte mucho sobre ser una bruja oscura. No te ofendas, pero parece que podrías necesitar la ayuda. —Voy a, uh, pensar en ello, ¿de acuerdo? Gire para salir, pero la puerta se cerró de golpe a centímetros de mi cara. De repente un viento parecía soplar a través de la habitación y las fotos de las paredes se sacudieron. Cuando me di la vuelta hacia las chicas, las tres estaban sonriéndome, con el pelo ondeando alrededor de sus rostros como si estuvieran bajo el agua. La única lámpara en la sala tintineó y se apagó. Yo solo podía apreciar los trazos plateados que pasaban debajo de la piel de las chicas, como el mercurio. Incluso sus ojos brillaban. Comenzaron a levitar, la punta de sus mocasines Hecateissue apenas rozaban la alfombra. Ahora no eran

FORO PURPLE ROSE

44

Rachel Hawkins

HEX HALL

las reinas de bienvenida o supermodelos, eran brujas, y muy peligrosas en eso. Incluso mientras luchaba contra el impulso de caer de rodillas y poner mis manos sobre mi cabeza, me preguntaba, ¿Es esto lo que soy capaz de hacer? Si no hubiera estado ocupada haciendo “putos hechizos” como con Felicia, ¿me habría visto como esto, mi piel iluminada con plata y los ojos en llamas? El poder que sentía surgir a través de ellas me hacía sentir como si estuviera en la habitación con un tornado, como si yo estuviera a punto de ser expulsada por las ventanas de aquel muro y a caer en ese estanque lleno de espuma. Así como estaban las cosas, la energía era suficiente para que el vidrio de las tres fotografías estallase. Un pedazo de vidrio cortó mi brazo pero apenas lo sentí. Entonces, tan rápidamente como había empezado, se calmó el viento y las fotografías dejaron de moverse. Las tres chicas, delante de mí ya no parecían diosas, ya eran normales, las despampanantes adolescentes de nuevo. —¿Ves? —Anna dijo con entusiasmo—. Eso es lo que podemos hacer sólo tres, Imagina lo que podríamos lograr con cuatro. Yo las miraba. ¿Eso había sido su argumento de venta? ¡Mira! ¡Damos realmente miedo! ¡Ven, se aterradora también! —Wow —dije finalmente—. Eso fue... Sip. Realmente algo. —¿Así que estás dentro? —preguntó Chaston. Ella y Anna seguían sonriéndome, pero Elodie estaba viendo hacia otro lado, aburrida. —¿Puedo volver a ti? —pregunté. Las sonrisas de Chaston y Anna desaparecieron. —Te dije que sí —dijo Elodie. Y luego, como si de pronto dejara de existir, se marcharon. Me desplomé en uno de los sillones, mi barbilla recargada sobre mis rodillas, mirando cómo la lluvia se calmaba. Ahí es donde Jenna me encontró casi una hora más tarde, justo después de la cena sonó la campana. —¿Sophie? —preguntó, asomando la cabeza por la puerta. —Hey —intenté una sonrisa. Que debió haber sido bastante patética, porque de inmediato Jenna frunció el ceño.

FORO PURPLE ROSE

45

Rachel Hawkins

HEX HALL

—¿Qué sucede? —pero antes de que pudiera explicar acerca de las Brujas de Clinique, Jenna se apresuro, sus palabras viniendo tan rápido que prácticamente pude verlas salir de su boca. —Mira, siento lo que sucedió antes. Nada de eso era de mi incumbencia. —No, no —le dije, poniéndome de pie—. Jenna, no eres tú. En serio. Estamos bien. El alivio se apoderó de su rostro. Entonces ella miró hacia abajo. Sucedió tan rápidamente que no podía estar segura, pero me pareció ver que sus ojos se oscurecían por una fracción de segundo. Miré mi brazo y vi el corte donde me había golpeado el cristal roto. De acuerdo. Me había olvidado de eso. Era más serio de lo que esperaba. Ahora, que miraba hacia abajo, pude ver manchas de mi propia sangre ensuciando la alfombra. Miré a Jenna, que evidentemente estaba tratando de no mirar a mi brazo. Una incómoda sensación de hormigueo subió por mi nuca. —Ah, eso —dije, cubriendo mi herida—. Sí, yo estaba mirando las fotos y un par de ellas se cayeron. El cristal se rompió y me corté. Soy realmente torpe. Pero Jenna ya se había girado hacia la pared para ver que ninguna de las fotos se había caído, que sólo tres de ellas tenían el cristal roto. —Déjame adivinar —dijo ella en voz baja—. Tuviste un encuentro con la Trinidad. —¿Quién? —dije, sin convicción, con una risa forzada—. Yo ni siquiera sé... —Elodie, Anna, y Chaston. Y el hecho de que no me lo quieras contar quiere decir que ellas debieron contarte sobre Holly. Genial. ¿Mi única oportunidad de amistad estaba destinada a ser un fracaso? —Jenna —empecé, pero ahora era su turno para cerrarme el pico. —¿Te dijeron que yo mate a Holly? Cuando yo no respondí, hizo ese sonido que creo que se suponía que era una risa sarcástica, pero estaba conteniendo las lágrimas. —Sí, porque soy un monstruo que no se puede controlar a sí misma y que debió comerse a su… su mejor amiga —las esquinas de su boca habían empezado a temblar un poco—. Ellas son las que están en las cosas realmente oscuras, pero yo soy el monstruo —continuó. —¿Qué quieres decir?

FORO PURPLE ROSE

46

Rachel Hawkins

HEX HALL

Ella me miró por un segundo antes de girar de nuevo. —Yo, no lo sé —murmuró—. Sólo algunas cosas que dijo Holly, una especie de hechizo que estaban tratando de hacer para conseguir más poder o algo así. Yo pensaba en ellas levitando sobre la alfombra, la piel refulgente. Todas las “cosas” que había intentado, habían funcionado claramente. Jenna comenzó resoplar. Sentí pena por ella, pero no podía dejar de pensar acerca de esa mirada que había visto en su cara antes. Era el hambre. Empujé la idea lejos de mi mente y me acerque más a ella. —A la mierda con ellas —salvo que yo no quería decir “mierda”. Pero hay ciertos momentos en los cuales sólo las malas palabras funcionan, y este era uno de ellos. Jenna tenía los ojos enormes, y el alivio fluyó a través de ellos. —Malditas sean —ella estuvo de acuerdo con una inclinación de cabeza tan enérgica que ambas estallamos en risas. Cuando nos dirigíamos al comedor, mire a Jenna, que estaba balbuceando sobre cómo de impresionante estaba el pie de nuez. Pensé en las tres chicas, lo equivocadas que habían estado; no había forma de que Jenna pudiera dañar a alguien. Pero mientras me reía de sus descripciones entusiastas del pie, sentí un pequeño escalofrío en la base de mi columna vertebral, pensé en sus ojos cuando vieron mis gotas de sangre derramarse en la alfombra.

FORO PURPLE ROSE

47

Rachel Hawkins

HEX HALL

Capítulo 6 Traducido por: Rozebell Corregido por: cYeLy DiviNNa

l salón comedor era totalmente raro, después me entere de que era un salón de baile convertido, había esperado algo extravagante, candelabros de cristal, relucientes pisos de madera oscura, una pared de espejos… y el salón de baile para completar el cuento de hadas.

E

En cambio, tenía la misma sensación de deterioro que el resto de la casa. Oh claro, estaban los candelabros, pero estaban cubiertos con lo que parecía ser una gran bolsa de basura, y estaba una pared de espejos, pero estaban cubiertos desde el piso al techo con sabanas de lona. El salón comedor era un revoltijo con mesas de todas formas y tamaños puestas en el enorme cuarto, estaba una enorme mesa ovalada de roble al lado derecho una mesa de acero Formica que parecía que había sido robada de un restaurante. Incluso pensé ver un banco de picnic. ¿No era el colegio dirigido por brujas? ¿No tenían ahí, como, un hechizo de creación de muebles o algo así? Pero entonces vi la larga y baja mesa que tenía toda la comida, grandes tazones de plata repletos de camarones, humeantes sartenes llenos de pollo asado y tinajas de empalagosos macarrones con queso. Mire boquiabierta el sorprendente pastel de chocolate, de fácilmente tres pies de alto, cubierto en una crema glaseada oscura, y salpicado con gruesas fresas rojas. —Esto es sólo la tirada de la primera noche —Jenna advirtió. Una vez que había llenado mi plato, Jenna y yo miramos alrededor por un lugar para sentarnos. Vi a Elodie, Chaston y Ana sentadas en la parte superior de la mesa de cristal cerca del final de la habitación, así que inmediatamente empecé a buscar una mesa lejos de ellas. Había un par de lugares vacíos en casi todas las mesas, podía oír a mamá diciendo, “Ahora, Sophie por favor has el esfuerzo de conocer nuevas personas”. Pero mamá no estaba aquí, y podía ver que Jenna en verdad no estaba con humor de socializar. Entonces vi una pequeña mesa blanca cerca de la puerta, y se la señale a Jenna.

FORO PURPLE ROSE

48

Rachel Hawkins

HEX HALL

Parecía que había sido utilizada para la fiesta de té de alguna niña, pero era la única mesa para dos, de manera que, tu sabes, mendigos, escogiendo y todo eso1. Me senté en una de las pequeñas sillas blancas. Mis rodillas se golpearon con el borde de la mesa, provocándole a Jenna un bufido de risa. Mientras devoraba la deliciosa comida de mi plato, le hice preguntas a Jenna acerca de las diferentes personas en el salón comedor. Empecé por la mesa de ébano colocada en una alta plataforma al final del cuarto. Era claramente la mesa de los maestros, ya que no sólo era la más bonita, era también la más grande. Además la Señora Casnoff picoteaba su ensalada en la cabecera de la mesa, estaban otros 5 adultos, dos hombres y tres mujeres. La profesora del reino de las hadas era fácil de reconocer, por las alas, y Jenna me dijo que el enorme hombre a su lado era el señor Ferguson, era un cambia-formas. A su derecha estaba una joven mujer con brillante cabello casi purpura y gruesas gafas de montura como las de Jenna. Tenía una piel tan clara que adivine que era la vampiresa, la Señora Casnoff lo había mencionado más temprano, pero Jenna dijo que en realidad era la Señorita East, una bruja blanca. —El chico a su lado. Es el vampiro —dijo Jenna con la boca llena de pastel. Señalando hacia un chico verdaderamente guapo en sus treinta de cabello negro y rizado—. Lord Byron. Gruñí. —Oh Dios, ¿cuán angustiado puedes estar, nombrándote tu mismo como un poeta muerto? Pero Jenna se limito a mirarme. —No, él es el verdadero Lord Byron. Ahora era mi turno de mirarla. —No, ¡de ninguna manera anormal!, ¿cómo, “ella camina en belleza” y todo eso? ¿Y él es el vampiro? —Sí —confirmo Jenna—, uno de ellos lo convirtió cuando estaba agonizando en Grecia. El Concejo incluso lo tuvo prisionero por un largo tiempo desde que el es un tipo sobresaliente. Seguía queriendo volver a Inglaterra y volver a todos vampiros. Cuando abrieron este lugar, lo sentenciaron a ser un maestro aquí. —Caramba —respire suavemente, observando al tipo sobre el que había escrito un trabajo el año pasado con audacia frunciendo el ceño a todos nosotros—. ¿Cuán malo sería aspirar a ser inmortal y tiene que pasar la eternidad aquí? Entonces recordé que la estaba sermoneando. —Perdón —dije, mirando mi comida. N de la C: Expresión popular, quiere decir que no podían ponerse selectivas pues no tenían muchas opciones. 1

FORO PURPLE ROSE

49

Rachel Hawkins

HEX HALL

—No —dijo Jenna, empujando un bocado de pastel en su boca—. No planeo pasar el resto de mi muy larga vida en Hecate, confía en mí. Quería hacerle una pregunta a Jenna sobre cómo era saber que vivirías para siempre. Quiero decir, los vampiros son los únicos prodigios que consiguieron hacerlo. Incluso las hadas se apagan con el tiempo, y las brujas y cambia-formas no viven más tiempo que una persona normal. En vez de eso señale a la mujer alta de cabello castaño y rizado sentada al otro lado de la mesa de la Señora Casnoff. —¿Quién es esa? —Jenna volteo sus ojos y gimió. —Ugh, la Señorita Vanderlyden. O la Vandy como todos la llamamos. No en su cara — agrego rápidamente—. Has eso y nunca podrías salir de detención. Es una bruja oscura, o al menos lo era. El concejo la despojo de sus poderes hace años. Ahora es como nuestra madre de dormitorios o algo así, ella enseña educación física o lo que pasa por Hex. Está a cargo de asegurarse de que seguimos las reglas y esas cosas. También es totalmente malvada. —Usa bandas para el cabello —le dije. Yo había usado alguna banda para el cabello en mi día, pero eso había sido cuando tenía, como, siete. El pensamiento de usar una como una mujer madura era simplemente trágico. — Lo sé —Jenna sacudió su cabeza—. Tenemos la teoría de que es su portal portátil al infierno. Ya sabes. Sólo la estira afuera y la atraviesa cada vez que necesita recargar su maldad. Me reí, incluso cuando me pregunte si Jenna estaba hablando en serio. —También hay un jardinero —agrego Jenna—. Callahan, pero lo llamamos Cal. No lo veo esta noche. Pasamos a los estudiantes. Me di cuenta que Archer estaba sentado en una mesa con un grupo de chicos. Estaban riendo de algo que Archer les estaba contando. Realmente esperaba que no fuera el “perro malo” de la historia. —¿Qué hay de ese chico? — pregunte con fingida indiferencia. —Archer Cross, chico malo y rompecorazones, residente total. Brujo. Cada chica aquí se encuentra al menos, medio-enamorada de él. “Enamorando a Archer Cross” bien podría ser una clase. —¿Que hay sobre ti? —le pregunte—. ¿Tienes un flechazo hacia él?

FORO PURPLE ROSE

50

Rachel Hawkins

HEX HALL

Jenna me examino por un momento antes de decir: —Realmente no es mi tipo. —¿Qué, no te gustan alto, oscuro y guapo? —No —me dijo suavemente—. No me gustan los chicos. —Oh —fue todo lo que pude decir a eso. Nunca había tenido un amigo gay. Por otra parte, en realidad nunca había tenido muchos amigos. Aun mirando a Archer, le dije: —Sí, Bien, intenté matarlo antes. Después de que Jenna se recupero del te dulce que casi le salió por la nariz, la puse al corriente de la verdadera historia. —La Señora Casnoff no parece muy impresionada por él —dije. —No podría estarlo. En todo caso Archer fue un problema el año pasado. Entonces el abandono la escuela a la mitad del año escolar por casi un mes, y ahí estaban toso esos rumores sobre él. La gente pensó que se fue a Londres. —¿Por qué? ¿Para que pudiera viajar en uno de esos autobuses de dos pisos? Jenna me lanzo una mirada divertida. —No, En Londres está la sede del Concejo. Todos piensan que había ido por la Extracción. Había leído algo acerca de eso en uno de los libros de mamá, era un intenso ritual que quitaba los poderes mágicos. Pero uno de cada cien prodigios sobrevivía. Nunca había oído de alguien que fuera por voluntad propia. —¿Por qué haría eso? —pregunte. Removió su comida alrededor de su plato. —Él y Holly eran… realmente cercanos, y él estaba en mal estado después de que ella murió. Un par de personas dijeron que lo oyeron diciéndole a Casnoff que odiaba lo que él era, quería ser normal y cosas como esas. —Uhm —dije—. ¿Así que él y Holly eran pareja? —Se podría decir eso. Claramente no estaba progresando en conseguir algo más sobre eso con Jenna, así que dije: —Bueno, por lo visto no fue a hacerse la Extracción. Aun tiene poderes. —Sip, poderes sobre sus pantalones —dijo Jenna con una risita.

FORO PURPLE ROSE

51

Rachel Hawkins

HEX HALL

Le arroje un panecillo, pero antes de que se defendiera, la Señora Casnoff se levanto de su asiento. Elevo sus manos sobre su cabeza y el cuarto se quedo en silencio rápidamente, podrías haber pensado que había lanzado un hechizo de silencio. —Estudiantes — hablo arrastrando las palabras—, la cena ha concluido. Si esta no es su primera noche en Hecate, por favor salgan del salón comedor. El resto de ustedes sigan sentados. Jenna me lanzo una amable mirada y nuestros platos fueron vaciados y limpiados. —Lo siento por adelantado, por lo que estas a punto de ver. —¿Qué? —pregunte cuando el salón comedor empezó a vaciarse—. ¿Qué va a ocurrir? Jenna sacudió su cabeza. —Digamos que puedes lamentar ese segundo pedazo de pastel. Oh mi Dios. ¿Lamentar el pastel? Lo que estaba por ocurrir tenía que ser realmente malo. Todo el mundo estaba saliendo en fila cuando la voz de la Señora Casnoff resonó. ¿Señor Cross?¿A dónde va?



Archer estaba a sólo unos pies de mí y a punto de salir por la puerta. Además note que estaba tomado de las manos con Elodie. Interesante. Por supuesto tenía sentido que las dos personas que no parecían gustarme pudieran ser pareja. Archer miro a lo largo del salón de baile a la Señora Casnoff. —No es mi primer año —dijo. La fila que salía por la puerta se había detenido, todo el mundo volteo hacia Archer con caras curiosas. Elodie coloco su otra mano, la que no estaba tomando a Archer. Como si él fuera un premio que había ganado en un carnaval, sobre su hombro. —He visto toda esta mierda antes —insistió. El profesor cambia-formas, el Señor Ferguson, se puso en pie. —Ese lenguaje —gritó. Pero los ojos de Archer estaban en la señora Casnoff, quien lo miraba tranquila y fresca. —Y aun así no te has hundido en ella —dijo a Archer, Hizo gestos hacia la ya vacía silla de Jenna—. Por favor toma asiento. Estoy bien segura que murmuro una sarta de palabrotas cuando tomo la silla de frente a mí. —Hey aquí, Sophie. Rechiné mis dientes. —Hola, ¿qué es esto? Archer se acomodó en el asiento, con una nefasta sonrisa en su cara. —Oh, ya lo verás.

FORO PURPLE ROSE

52

Rachel Hawkins

HEX HALL

Y entonces todo se volvió negro.

FORO PURPLE ROSE

53

Rachel Hawkins

HEX HALL

Capítulo 7 Traducido por Emii_Gregori Corregido por Julia107

an pronto como se apagaron las luces, yo esperaba lo que habitualmente sucede cuando un maestro las apaga: las risas, los oooohs, el roce de la ropa y los chirridos de sillas que me dice que la gente esta poniéndose más cerca, probablemente, a extenderse. En cambio, la sala quedó en silencio. Por supuesto, sólo había veinte de nosotros allí.

T

A mi lado, oí el suspiro de Archer. Siempre se siente extraño sentarse al lado de un chico en la oscuridad, aunque fuera uno que no me gustaba. Aunque no podía verlo, era muy consciente de su respiración, desplazándose en su silla, incluso la forma en que olía (que, ciertamente, era limpio y jabonoso). Yo estaba a punto de volver a preguntar exactamente lo que me esperaba cuando un pequeño cuadro de luz apareció en la parte delantera de la habitación al lado a la señora Casnoff. El cuadro creció más y más grande hasta que fuera aproximadamente el tamaño de una pantalla de cine. Se cernió allí, en blanco y resplandeciente, hasta que muy lentamente, una imagen comenzó aparecer, hasta convertirse en una foto. Fue una pintura en blanco y negro de un grupo de hombres con el rostro endurecido que llevan los trajes negros y sombreros grandes puritanos. —En 1.962, dos brujas en Salem, Massachusetts, unieron sus poderes y crearon pánico, lo que dejó a dieciocho seres humanos inocentes, muertos —comenzó la señora Casnoff —. Un grupo de brujos de la cercana Boston escribieron a los brujos y brujas en Londres y se creó el Consejo. Se esperaba que con la estructura y los recursos, el Consejo pudiera controlar mejor la actividad mágica y prevenir que otras tragedias como esta se produzcan. La imagen se desvaneció y se transformó en un retrato de una mujer de cabello rojo en un vestido verde de satín y una falda inmensa de aro. —Ésta es Jessica Prentiss —continuó la señora Casnoff, con su voz llenado la sala—. Fue una bruja blanca, de Nueva Orleans, enormemente poderosa. En 1.876, después de que su hermana menor, Margaret, falleciera a raíz de que sus poderes fueron quitados por el

FORO PURPLE ROSE

54

Rachel Hawkins

HEX HALL

Consejo, la señorita Prentiss propuso la idea de una casa segura, donde las brujas, cuyos poderes eran potencialmente dañinos pudieran vivir en paz. Se desvaneció el retrato y apareció una foto vieja que yo había visto antes, la escuela en 1.903. —Esto tomó casi treinta años, pero su sueño fue llevado a cabo en 1.903 —continuó la señora Casnoff—. En 1.923, el Consejo le otorgó a las hadas y a los cambia-formas el derecho de entrar a Hecate también. Ninguna mención de vampiros, por supuesto. —Esto no es tan malo —le susurré a Archer—. Sólo una lectura de la historia. Él negó ligeramente con la cabeza. —Sólo espera. —En 1.967, el Consejo se dio cuenta de que necesitaba un lugar para entrenar y moldear a los prodigios muy jóvenes que estaban usando sus poderes sin el nivel adecuado de discreción. Una escuela donde se aprende más sobre su historia, y de las terribles consecuencias de exponer sus habilidades a los seres humanos. Y así Hecate Hall nació. —Reformatorio de monstruos —murmuré en voz baja, ganándome una risa suave de Archer. —Señorita Mercer —dijo la señora Casnoff, haciéndome dar un salto. Tenía miedo que ella me regañara por hablar, pero por el contrario ella pidió— ¿Puede decirnos quién es Hecate? —Um, sí. Ella es la diosa griega de la brujería. La señora Casnoff asintió con la cabeza. —Desde luego. Pero ella es también la diosa de las encrucijadas. Y ahí es donde todos ustedes niños ahora se encuentran. Y ahora —su voz fue descendiendo—, una demostración. —Aquí vamos —murmuró Archer. Una vez más, una pequeña mancha de luz brillaba en la parte delantera de la sala, pero esta vez, sin que la pantalla apareciera. En cambio, la luz tomó la forma de un anciano, aproximadamente alrededor de los setenta. Él habría parecido completamente real de no ser por un brillo leve que se aferró a él, haciendo que brillara en la oscura habitación. Iba vestido con un mono, una camisa a cuadros y un sombrero marrón que llegaba hasta la altura de sus ojos. Una hoz colgaba de su mano derecha. Por un momento, él estaba totalmente inmóvil, pero luego se volvió y comenzó a balancear la hoz cerca del suelo, como

FORO PURPLE ROSE

55

Rachel Hawkins

HEX HALL

si estuviera cortando la hierba que no estaba allí. Lo que fue... extraño. Era como si estuviéramos viendo una película, pero la acción estaba ocurriendo en vivo. —Este es Charles Walton —anunció la señora Casnoff—. Él era un brujo blanco de un pueblo en Inglaterra llamado Lower Quinton. Guardaba para sí mismo y ganaba lastimosamente un chelín a la hora como un cortador de seto para un agricultor local. Además de eso, él realizó encantos simples para la gente de Lower Quinton: pociones para gota, hechizos de amor ocasional... simplemente inofensivas. Pero por otra parte, en 1.945, el pueblo tenía una mala cosecha —Ella seguía hablando más y unas figuras comenzaron a materializarse detrás del hombre. Había cuatro en total: la gente se veía normal vistiendo cardiganes y zapatos cómodos. Dos de ellos tenían sus espaldas a mí, pero logré ver a una mujer baja, agazapada, con una cara atractiva y un cabello gris como el acero, y un tipo flaco que llevaba un sombrero de color vino tinto, con orejeras. Ellos parecían que deberían estar en una caja de galletas dulces de mantequilla. Ambos también llevaban expresiones de miedo y el tipo flaco fue la celebración de una horca. —El pueblo de Lower Quinton decidió que Carlos era el culpable de sus cosechas perdidas, y… bueno, pueden ver el resto. El hombre de la horca lo lanzó hacia delante y agarró al viejo por el codo, dando vueltas a su alrededor. El anciano tenía una mirada de miedo, e incluso aunque yo sabía lo que venía, no podía alejar mi mirada. En lugar de eso, vi como tres personas, la gente que parecía que se debe estar horneando pasteles o tomando té, llevaron al viejo al suelo, y el flaco introdujo la hoz a través de su cuello. Pensé que de seguro alguien gritaría o incluso llegaría a desmayarse. Pero parecía como si todo el mundo estuviera tan frío como yo. Incluso había visto a Archer dejar de moverse de su asiento. Ahora él se inclinaba hacia delante con los muslos y las manos tensadas. Una mujer, algo mayor y dulce, se arrodilló junto al cuerpo y recogió la hoz, y justo cuando pensaba que lamentaría haberle llamado, el escenario frente a nosotros brillo y desapareció. La señora Casnoff nos puso al corriente de lo que no logramos ver. —Después de apuñalarlo, los habitantes del pueblo pasaron a tallar símbolos en el cadáver del Sr. Walton, esperando que detuviera su magia. Después de cinco décadas de tratar de ayudar a sus paisanos, así es como Charles Walton fue pagado por los seres humanos. Y de repente, el cuarto se llenó de imágenes y sonidos. Justo detrás de la señora Casnoff, una familia de vampiros fue estacada por un grupo de hombres en trajes negros.

FORO PURPLE ROSE

56

Rachel Hawkins

HEX HALL

Realmente, podía oír un sonido horrible, casi como un sonoro beso, las estacas de madera estaban atravesando sus pechos. A la izquierda oí un fuerte ruido de disparos, y yo por instinto me agaché y vi como un hombre lobo se derrumbaba, por las balas de plata, disparadas por una mujer que, de todas las cosas, estaba vestida de color rosa. Era como estar clavado en una película de terror, y estaba en todas partes. En el centro de la habitación, ahora veía dos hadas, ambas con unas alas de un traslúcido gris, se arrodillaron ante tres hombres con túnicas marrones. Las hadas gritaron, sus muñecas estaban esposadas en hierro, que inmediatamente quemó su carne, llenando la habitación con un olor que era como la barbacoa. Mi boca estaba tan seca que podía sentir mis labios pegarse a mis dientes. No podía ni hablar y gemí al ver una horca colgando unas brujas a mi derecha. En lugar de aparecer las imágenes progresivamente como lo habían hecho, ésta se disparó hacia arriba desde al suelo como una caja sorpresa. Sus cuerpos se sacudieron y empezaron a girar sobre las sogas, sus caras moradas, y sus lenguas sobresalieron con los labios hinchados. Podía oír gritos débiles, pero no estaba segura de si eran mis compañeros o de las imágenes que estábamos observando. Yo quería taparme la cara, pero mis manos no me respondían y estaba mojada, con el corazón subiendo por mi garganta. Algo caliente se postró en la parte posterior de mi mano. Cerré mis ojos, no quería ver esos cuerpos colgando y vi que Archer había puesto su mano con la mía. Miré hacia las brujas y me di cuenta que no eran sólo mujeres. Habían brujos colgando. Sin pensarlo, entrelacé mis dedos con los suyos. Y entonces, justo cuando yo estaba segura de que iba a vomitar, las imágenes desaparecieron y las luces de comedor se comenzaron a encender. La señora Casnoff estaba al frente de la sala, sonriendo serenamente, pero cuando habló, su voz era fría y lejana. —Es por eso que todos ustedes están aquí. Esto es por lo que todos ustedes corrían el riesgo cuando se utilizaba con imprudencia los poderes en presencia de los seres humanos. ¿Y para qué? —Miró a través de la habitación—. Para ¿lograr la aceptación? ¿Para presumir? —Sus ojos se fijaron en mí por un segundo antes de que continuara—. Hemos sido perseguidos hasta la muerte por los seres humanos que felizmente utilizan nuestro poder cuando les conviene. Y lo que acaban de ver —barrió la mano alrededor, y casi podía ver a las brujas ahorcadas de nuevo, sus ojos nublados, sus labios azules—, es justo lo que han hecho los seres humanos. Esto no es nada comparado con lo que han hecho aquellos que el trabajo de sus vidas es eliminar nuestra especie.

FORO PURPLE ROSE

57

Rachel Hawkins

HEX HALL

Mi corazón latía velozmente, pero mi estómago ya no amenazaba con vomitar. A mi lado, Archer había comenzado a moverse de nuevo, así que supongo que se sentía mejor también. La señora Casnoff agitó la mano de nuevo, y como antes, unas imágenes se elevaron detrás de ella, sólo que esta vez eran imágenes fijas en lugar de películas del infierno. —Hay un grupo que llama a sí mismos la Alianza —dijo, sonando casi aburrida mientras señalaba con un gesto a un grupo de hombres de aspecto anónimo y mujeres en trajes. Pensé que su estilo era muy depresivo para una señora que trabajaba para un concilio llamado, “el Consejo”, pero tuve que aceptar que “la Alianza” era bastante... inusual. —La Alianza se compone de agentes… raramente de varias agencias en diferentes gobiernos. Por suerte, ellos quedaban atados a un gran papeleo y rara vez presentaban una amenaza. —La imagen se desvaneció y aparecieron un trío de mujeres con el cabello rojo más brillante que jamás había visto—. Y, por supuesto, la Brannicks, una antigua familia de Irlanda, que han estado luchando contra los “monstruos”, como nos llaman, desde la época de San Patricio. Éstos son los poseedores actuales de la llama, Aislinn Brannick, y sus dos hijas, Finley e Isolda. Tienden a ser un poco más peligrosas, ya que su antepasado fue Maeve Brannick, una increíblemente poderosa bruja blanca que renunció a su carrera para unirse a la iglesia. Están, por lo tanto, impregnados de más poder que una familia humana regular. Volvió a agitar su mano y desaparecieron a las mujeres. —Y también esta nuestro enemigo más poderoso —continuó la señora Casnoff. Mientras hablaba, una imagen iba formando una cabeza... Me tomó un minuto para darme cuenta de que era un ojo. Pero no un ojo normal, era como un tatuaje dibujado en negro, excepto por el iris, que tenía un color oro, pero profundo. —L'Occhio di Dio. El ojo de Dios —dijo. Sentí algunas respiraciones continuas en la habitación, a su vez se volvían más entrecortadas. —¿Qué es eso? —le susurré a Archer. Se volvió hacia mí. Tenía una sonrisa sarcástica formándose en la curvatura de sus labios. Pensé que nuestra camaradería estaba terminada. Él me lo confirmó. —No puedes hacer un hechizo de bloqueo, y… ¿nunca has oído hablar de L'Occhio? ¿Qué especie de bruja eres? Yo había preparado una réplica increíblemente desagradable en la que estaban su madre y la Marina de los EE.UU. pero antes de que pudiera responder, la señora Casnoff dijo — L'Occhio es la mayor amenaza de cualquier prodigio. Su sede está en Roma y su propósito,

FORO PURPLE ROSE

58

Rachel Hawkins

HEX HALL

por supuesto, es destruir toda nuestra especie de la faz de la tierra. Se ven a sí mismos como caballeros sagrados, mientras que nos ven como el mal que debe ser condenado. Todos los años que han pasado, cada prodigio muerto, ha sido a causa de ellos. Aparté la mirada y sentí mi piel estremecerse por la parte de atrás de mi cuello y… Ahora sé por qué me parecía tan familiar. Lo había visto en uno de los libros de mamá. Cuando tenía trece años, estaba entre sus brazos, admirando como pasaba las páginas del libro y aparecían retratos de brujas famosas. Y entonces observe una pintura de la ejecución de una bruja en Escocia, creí haberlo visto alrededor del año 1.600. El retrato era tan horrible que mis ojos seguían postrados en aquella imagen. Veía a la bruja acostada sobre su espalda, atada a una tabla de madera. Su rubio cabello cayendo al suelo y tenía una mirada de terror en su rostro. Postrado ante ella estaba un hombre con un cabello oscuro y una daga de plata en una de sus manos. No llevaba camisa, pero encima de su corazón había un tatuaje, un ojo negro con el iris dorado. —En el pasado podíamos defendernos por nuestra cuenta contra estos tres grupos, pero ahí es donde fuimos separados y enfrentados. Ahora hemos recibido noticias que puedan forzar una especie de paz. Si esto sucede... —ella suspiró—. Digamos que no podemos permitir que eso suceda. El ojo se desvaneció y la señora Casnoff batió sus palmas. —Ahora, basta ya. Todos ustedes tienen un gran día mañana, así que pueden retirarse —suspiró— las luces se apagarán en media hora. Parecía tan alucinante y formal que me pregunté si yo alucinando la parte en que básicamente nos dijo que todos íbamos a morir. Pero di un vistazo alrededor de la habitación y observé cada detalle, ellos estaban tan traumatizados y confundidos como yo. —Bueno —dijo Archer, postrando sus manos sobre sus muslos—. Eso es nuevo.

Antes de que pudiera preguntarle qué quiso decir, él estaba fuera de su asiento y desapareciendo entre la multitud de estudiantes.

FORO PURPLE ROSE

59

Rachel Hawkins

HEX HALL

Capítulo 8 Traducido por Dham-Love Corregido por Julia107

racias a su larga zancada, casi tenía que correr para ponerme al mismo paso de Archer.

G

Para el momento en que lo alcancé, él ya estaba por la mitad de las escaleras.

—¡Cross! —llamé. No podía imaginarme a mí misma diciendo “Archer” a grito entero. Me hubiese sentido como si estuviera en un episodio de Masterpiece Theatre: “¡Archer! Vamos a tomar una taza de té, ¡muchacho!” Él se detuvo en las escaleras y se giró hacia mí. Sorprendentemente, no estaba sonriendo. —Mercer —replicó, haciéndome girar los ojos. —Mira, ¿Qué quisiste decir con eso de “eso fue nuevo”? Pensé que habías visto todo eso antes. Bajó un par de escalones. —Lo he visto —respondió cuando estuvo sólo dos pasos debajo de mí—. Hace tres años, cuando tenía catorce. Mi primer año aquí. Pero era diferente entonces. —¿Diferente cómo? Levantó los hombros por debajo de su blazer, moviendo los hombros como si la chaqueta hubiera estado pesada. —Todavía hacían toda la cosa de Charles Waton; eso parece ser un favorito. Y habían hombres-lobo siendo disparados; y tal vez una que otra hada en fuego. Pero no había tantas imágenes. Y no era todo de una sola vez como eso. Me miró como si estuviera midiendo mi expresión. —No habían brujas ni brujos colgados. Tengo que decirlo. Estoy un poco impresionado. Crucé los brazos sobre mi pecho y fruncí el ceño. No me gustaba la manera en la que me estaba mirando. —¿Impresionado de qué?

FORO PURPLE ROSE

60

Rachel Hawkins

HEX HALL

—Cuando vi ese show hace tres años, tuve que correr hacia ese pequeño baño de allí — señaló a una pequeña puerta al otro lado del vestíbulo—, y vomitar. Lo que vimos esta noche fue mucho peor, y ni siquiera te ves pálida. Eres más fuerte de lo que pensé. Luché contra mi necesidad de reírme. Mi rostro tal vez luciera calmado, pero mi estómago se sentía como un reñidero. Ligeramente entretenida por la imagen de mis órganos luciendo delineador y pantalones rasgados, le di a Archer lo que yo esperaba fuera una mirada de indiferencia. —Sólo no creo todo eso. Levantó una ceja, lo que me puso totalmente celosa. Nunca había podido hacer eso. Siempre terminaba levantando las dos cejas y pareciendo sorprendida o asustada en lugar de sardónica. —¿No crees todo de qué? —Todo eso de los humanos queriéndonos matar en un montón de desagradables maneras. —Creo que la historia sustenta bastante bien esa hipótesis, Mercer. Demonios, los humanos han eliminado a miles de su propia clase tratando de matarnos. —Sí, pero eso fue en el pasado —discutí—. Cuando ellos pensaban que hacerse un agujero en la cabeza o succionar toda tu sangre los curaría de una enfermedad. Los humanos son más inteligentes ahora. —¿Eso es un hecho? —estaba sonriendo de nuevo. Me pregunté si la cara le dolería si se tomara un descanso de hacerlo. —Mira —dije— Mi madre es humana, ¿de acuerdo? Y ella adora Prodigio. Ella nunca haría nada para herir a uno. Incluso tuvo… —Su hija es una. —¿Qué? Exhaló un suspiro y arrojó su chaqueta sobre su hombro, sosteniéndola con la punta de su dedo índice. Pensé que sólo los modelos masculinos en GQ hacían eso. —Tú madre debe ser una persona maravillosa, ¿pero en serio crees que sentiría todo ese cariño y efusividad por las brujas si no estuviera criando a una? Quería responder que sí. En verdad quería. Pero tenía razón. Mamá se convirtió en una experta en monstruos por mi bien, ¿pero no había ella huido de papá cuando le dijo lo que en verdad era?

FORO PURPLE ROSE

61

Rachel Hawkins

HEX HALL

—Tienes razón —dijo Archer, suavizando su tomo un poco—. Los humanos no son lo que solían ser. Pero todas esas imágenes son reales, Mercer. Los humanos siempre van a estar asustados de nosotros. Siempre van a estar envidiosos de nuestros poderes, y sospecharan de nuestros motivos. —No todos —dije, pero mi voz sonó débil, y estaba pensando en Felicia, histérica y gritando. “¡Fue ella! ¡Ella es una bruja!” Archer levantó sus hombros de nuevo. —Tal vez no. Pero has estado viviendo con un pie en cada mundo, y no lo puedes hacer más. Estás en Hecate ahora. Sus palabras me golpearon fuerte. Nunca se me había ocurrido que yo era diferente, la mayoría de los prodigios crecían en casas con dos padres como ellos. Y algunos otros chicos tenían a duras penas alguna interacción con humanos una vez que habían descubierto sus poderes. A pesar de la duda estaba gateando por mi piel como bichos, dije. —Sí, pero… —¡Arch! Elodie estaba parada en el rellano por encima de nosotros, una mano sobre su básicamente inexistente cintura. Normalmente cuando esta clase de cosas pasaba en las películas, la novia está mirando a la otra chica con envidia, pero ya que Elodie era una diosa, y yo era, bueno, no, ella no lucía ni un poco amenazada. Más aburrida, en realidad. —Ya estaré allí, El —Archer le dijo. Ella hizo esa combinación de voltear los ojos, lanzar el cabello, despedirse con la mano que sólo las chicas bonitas e irritadas con sus novios podían hacer, y caminó hacia el tercer piso. Creo que puso demasiado movimiento en sus labios cuando se fue, pero, pues es cuestión de opinión. —¿Arch? —le pregunté una vez que se hubo ido, intentando levantar la ceja. Como era de costumbre, no funcionó, así que probablemente lucía sorprendida. —Nos vemos, Mercer —fue todo lo que él dijo. Pero mientras se giró para irse, no pude evitar haber dicho impulsivamente —¿Crees que ellos puedan tener razón a veces? Se giró hacia mí. —¿Quién? Mire a mi alrededor, pero el corredor estaba vacío. —Esas personas. La Alianza y esas chicas Irlandesas. El Ojo —respondí—. Quiero decir, lo que vimos fue horrible, ¿pero no hay prodigios peligrosos allí?

FORO PURPLE ROSE

62

Rachel Hawkins

HEX HALL

Por un momento nos sostuvimos la mirada el uno al otro. Al comienzo pensé que estaba enojado conmigo, pero luego me di cuenta que lo que había en sus ojos no era rabia. Era más como si él estuviera… no sé… estudiándome o algo. Sentí una extraña clase de calor viajando desde mi estómago hasta mis mejillas. No sé si él lo notó, pero me sonrió, una sonrisa verdadera ésta vez, y en realidad sentí que mi respiración se cortaba en mi pecho. Era la misma sensación que había tenido en cuarto grado cuando Suzie Strelzyck me había retado a tocar el fondo de la piscina en el gimnasio de chicas. Yo lo había hecho, pero al tratar de subir a la superficie, mi pecho se había sentido como si estuviera atrapado con un compactador de basura, y estaba aturdida mientras salía del agua. Así es cómo me sentía ahora, mirando directo a los ojos de Archer Cross. Recorrió los dos escalones entre nosotros hasta que estuvo en el mismo escalón que yo. Aún tenía que mirar hacia arriba para poder verlo, pero por lo menos no hacía que mi cuello doliera. Se acercó, y olí ese aroma a jabón. —Yo no diría esa clase de cosas aquí si fuera tú, Mercer —susurró. Podía sentir su cálido aliento contra mi mejilla, y aunque no podía jurarlo, creo que mis ojos estaban revoloteando. Pero sólo un poco. Mientras lo veía subir las escaleras, apreté los dientes y repetí un mantra en mi cabeza: “ No

me voy a enamorar de Archer Cross, no me voy a enamorar de Archer Cross, no me…”

Cuando regresé a mi habitación, Jenna estaba sentada con las piernas cruzadas en la cama, leyendo un libro. Exhalé un suspiro y me recosté contra la puerta, cerrándola con un fuerte crujido. —¿Qué pasa? ¿El show de imagen en movimiento llegó hasta ti? —preguntó Jenna sin mirar. —No. Quiero decir, sí, por supuesto. Esa cosa estuvo… es un desastre. —Mm-Hmmm —estuvo de acuerdo Jenna—. ¿Algo más? —Me gusta Archer Cross. Jenna se rió. —Tan original de ti.

FORO PURPLE ROSE

63

Rachel Hawkins

HEX HALL

Me dejé caer en mi cama. —¿Por qué? —dije metida en mi almohada. Me giré y miré hacia el techo—. De acuerdo, así que es lindo. Gran rollo. Un montón de chicos son lindos. Era evidente que mis quejas acerca del chico que me gustaba estaban interfiriendo con la lectura de Jenna, porque ella descruzó sus piernas y fue a posarse sobre el borde de su escritorio. —Archer no es lindo —ella me corrigió—. Los cachorritos son lindos. Los bebés son lindos. Yo soy linda. Archer Cross está terriblemente bueno. Y ni siquiera me gustan los chicos. De acuerdo, así que Jenna no iba a ayudar a aplastar el enamoramiento. —Es un idiota —señalé—. ¿Recuerdas toda la cosa de los lobos ésta mañana? —Sí —dijo Jenna secamente—. Salvarte de un hombre lobo. Qué herramienta. Gruñí. —No estás ayudando. —Lo siento. Nos sentamos en silencio por un momento, yo mirando a un moho sospechoso que había en el techo, Jenna recostada sobre sus codos, dando golpecitos con sus pies contra los cajones del escritorio. Afuera, podía escuchar aullidos. Era luna llena, así que los cambia-formas podían ir por allí libres en el bosque. Me preguntaba si Taylor estaba allí. —¡Oh! —dijo Jenna de repente, sentándose tan rápido que se pegó contra su taza de plumillas—. ¡Tiene una perra total como novia! —¡Sí! —dije, sentándome y señalándola—. ¡Gracias! Una novia malvada que ya me odia, nada menos. Y cualquier chico que pasa voluntariamente tiempo con Elodie no es un chico que valga la pena gustar. —Muy cierto —dijo Jenna asintiendo enfáticamente. Sintiéndome mejor, giré sobre mi estómago para agarrar un libro de al lado de mi cama. —Es extraño, sin embargo. —¿Qué? —Archer y Elodie. Ella estuvo tras de él el año pasado; pero él nunca quería nada que ver con ella. Como nunca. Luego regresó de donde quiera que estuviera, y ¡bum! De repente son una pareja, Es extraño.

FORO PURPLE ROSE

64

Rachel Hawkins

HEX HALL

—No tan extraño —dije—. Quiero decir, ella es increíblemente hermosa. Tal vez las hormonas por fin sacaron lo mejor de él. —Tal vez —dijo Jenna, descansando su mentón en su mano—. Pero aún así, Archer es inteligente y gracioso aparte de estar buenísimo. Elodie es estúpida y aburrida. —Y está buenísima —agregué— E incluso los chicos inteligentes son tontos cuando se trata de chicas candentes. —Verdad —estuvo de acuerdo Jenna. Estaba a punto de traer el tema de Holly de nuevo cuando la voz de Casnoff sonó por la habitación, casi como si estuviera en el sistema de auriculares. Supuse que era algún hechizo de amplificación de la voz. —Señoritas y caballeros, en vista al ocupado horario de mañana, deben retirarse temprano. Las luces se apagaran en diez minutos. Miré mi reloj. —Son las ocho en punto —dije incrédulamente—. ¿Quiere que vayamos a la cama a las ocho en punto? Suspirando, Jenna fue a su closet y sacó su pijama. —Bienvenida a la vida en Hecate, Sophie. Había una loca carrera para el baño para lavarse los dientes, pero eran todos cambiaformas y brujas. Supongo que las hadas tenían dientes limpios por naturaleza. Una vez que hube regresado de eso, sólo tenía tres minutos para ponerme mi pijama e ir a la cama. A las 8:10 exactamente las luces se apagaron. Mi mente estaba arremolinada, y no sabía cómo iba a hacer para dormir. —Es raro para ti —le dije a Jenna— ¿dormir de noche? Quiero decir, ¿no se supone que lo vampiros duermen durante el día? —Sí —ella replicó— Pero desde que estoy aquí, tengo que seguir las reglas de Hecate. Va a ser una mierda una vez que me vaya. No le pregunté a Jenna cuando se iría. Todo el mundo era liberado de Hecate a los dieciocho, pero el resto de nosotros envejecía como los humanos. Jenna siempre tendría quince. Me acomodé en mi cama y traté de tener pensamientos dormilones. Parecía como si acabara de cerrar mis ojos cuando escuché que la puerta se abrió.

FORO PURPLE ROSE

65

Rachel Hawkins

HEX HALL

Llena de pánico, me senté, con el corazón golpeando. El reloj en mi cama decía que eran las doce y diez. Una figura oscura se deslizó hacia la habitación. Jadeé. —Relájate —susurró Jenna desde su cama—, es probablemente sólo uno de los fantasmas. Hacen eso algunas veces. Entonces hubo un toque ligero de un fósforo siendo encendido, y una pequeña piscina de luz iluminó la figura. Elodie. Estaba vistiendo un pijama de seda púrpura, y una vela negra estaba acunada en sus manos. Las otras dos velas ardieron hacia la vida, y vi a Chaston y a Anna, también vestidas de pijama, paradas detrás de Elodie. —Sophia Mercer —entonó Elodie—, hemos venido a inducirte a nuestra hermandad. Di las cinco palabras para comenzar el ritual. Pestañeé hacía ella. —¿Esta es una maldita broma? Anna dio un suspiro exasperado. —No, las cinco palabras son “Yo acepto su ofrecimiento, hermanas” Me quité el cabello de la cara y dije, —Te lo dije antes, no estoy segura si quiero unirme a tu aquelarre. No voy a decir ninguna palabra para empezar un ritual. —Decir las cinco palabras no significan que te unas automáticamente —dijo Chaston, dando un paso hacia adelante—. Sólo significa que el ritual de aceptación puede empezar. Puedes dar marcha atrás en cualquier momento. —Oh, sólo ve con ellas —dijo Jenna. Podía verla a la luz de la vela, sentándose en su cama, con ojos cautelosos—. No te van a dejar en paz hasta que las hayas escuchado. La boca de Elodie se tensionó, pero no dijo nada. —De acuerdo —dije, quitando mis sábanas y levantándome—. Yo…yo acepto su ofrecimiento, hermanas.

FORO PURPLE ROSE

66

Rachel Hawkins

FORO PURPLE ROSE

HEX HALL

67

Rachel Hawkins

HEX HALL

Capítulo 9 Traducido por niii ღ Corregido por Julia107

llas tres me llevaron a la habitación de Elodie y Anna.

E

—¿Cómo hicieron para conseguir una habitación juntas? —susurré—. Creí que la mayor cosa sobre Hecate era aprender a vivir con otros prodigio.

Elodie estaba buscando algo en su escritorio, y no dio señales de haberme escuchado, así que Chaston dijo —Las brujas a veces deben emparejarse debido a que siempre hay más de nosotros que hadas o cambiadores. —¿Y por qué ocurre eso? —pregunté. Anna me contestó a medida que iba encendiendo más velas, bañando la habitación en un suave brillo. —Las hadas y los cambiadores no suelen viajar a través del mundo humano tanto como las brujas lo hacemos. Tienen menos posibilidades de ser enviados a este lugar. Elodie había encontrado una pieza de tiza en su escritorio y se encontraba ocupada dibujando un gran pentagrama en el suelo de madera. Una vez que lo terminó, dibujó un círculo alrededor de él. —Normalmente hacemos este ritual al aire libre, preferiblemente en un círculo de árboles —dijo ella, sentándose a la cabeza del pentagrama. Chaston y Anna se sentaron a cada lado de ella, así que yo tomé mi lugar en el otro extremo—. Pero no estamos permitidos en el bosque. La señora Casnoff es, como, insanamente estricta sobre eso. Las cuatro de nosotras nos sentamos al rededor del pentagrama sujetando nuestras manos. Me pregunté si estábamos a punto de cantar “Kumbaya”. —Sophie, ¿Cuál fue la primera magia que hiciste en este Universo? —preguntó Elodie. —¿Qué? —El primer hechizo que realizaste —dijo Chaston, inclinándose hacia adelante, su cabello rubio se esparció sobre sus hombros—. Es algo sagrado para una bruja, ese primer hechizo.

FORO PURPLE ROSE

68

Rachel Hawkins

HEX HALL

Cuando tenía doce, yo creé una tormenta que duró tres días. Y Anna congeló el tiempo por… ¿cuánto? —Diez horas —contestó Anna. Miré a través del círculo a Elodie. Las luces de las velas parpadeaban en sus ojos. —¿Qué hay sobre ti? —le pregunté —Volví al día en noche. —Oh. —¿Cuál fue el tuyo Sophie? —preguntó Chaston rápidamente. Pensé en mentir. Podría decir que convertí a alguien en piedra, o algo. Pero pensándolo bien, tal vez si ellas supieran que basura de bruja era, se arrepentirían de todo este asunto del aquelarre. —Volví mi cabello violeta. Me encontré con tres miradas idénticas. —¿Violeta? —preguntó Anna. —No fue a propósito ni nada —dije—, estaba intentando alisarlo permanentemente, pero supongo que hice algo mal porque en vez de eso lo convertí en violeta. Sólo por unas tres semanas, creo. Así que…sip, esa fue la primera magia que alguna vez realicé. Ellas estaban en silencio. Anna y Chaston intercambiaron miradas a través del círculo. —Tal vez debería irme —dije. —¡No! —dijo Chaston, apretando mi mano. —Sí, no te vayas —agregó Anna—. Así que tu primera magia fue… bueno, algo estúpida. Pero ¿has hecho hechizos más grandes desde eso, cierto? —ella me asintió con su cabeza alentadoramente. —¿Qué hechizo te hizo entrar aquí? —preguntó Elodie. Ella estaba sentada perfectamente quieta, sus ojos destellando—. Seguramente eso fue algo. Me encontré con su mirada a través del círculo. —Hice un hechizo de amor.

FORO PURPLE ROSE

69

Rachel Hawkins

HEX HALL

Anna y Chaston adquirieron miradas idénticas y soltaron mis manos. —¿Un hechizo de amor? —se burló Elodie. —¿Qué hay sobre ustedes? —Las miré a las tres alrededor del círculo—. ¿Qué hicieron ustedes para ser enviadas a Hecate? Anna habló primero. —Yo convertí uno de los chicos de mi clase de inglés en una rata. Chaston se encogió de hombros. —Te lo dije. Hice una tormenta por tres días. Elodie miró al suelo por unos segundos. No estaba segura, pero pienso que tomó un respiro profundo. Cuando levantó su cabeza, ella se veía calmada. Incluso relajada. —Yo hice desaparecer a una chica. Yo tragué. —¿Por cuánto tiempo? —Por siempre. Ahora yo tomé un respiro profundo. —Así que todas ustedes hicieron hechizos que hirieron a la gente. —No —replicó Anna—. Nosotras hicimos poderosos hechizos propios de nuestra especie. Los humanos sólo… se cruzaron en el camino. Eso era todo lo que tenía que escuchar. Me puse de pie. —Bueno, entonces, gracias por la oferta, pero… no. No pienso que esto vaya a funcionar. Chaston me alcanzó y agarró mi mano. —No, no te vayas —dijo. Sus ojos se veían grandes y brillantes en la luz de las velas. —Oh, déjala —dijo Elodie en una voz disgustada—. Ella claramente piensa que es mejor que nosotras de cualquier manera. —Ok, eso no es lo que dije… —Pero necesitamos a un cuarto —Chaston se quebró. —No si ese cuarto es un peso muerto —rechazó Elodie —Ella es la única otra bruja oscura aquí. La necesitamos —dijo Anna en voz baja—. Sin las cuatro, no seremos lo suficientemente fuertes para aguantarlo. —¿Aguantar qué? —pregunté, pero al mismo tiempo, Eloide siseó—: Cállate Anna.

FORO PURPLE ROSE

70

Rachel Hawkins

HEX HALL

—De cualquier forma no funcionó —dijo con tristeza Chaston. —En serio chicas, ¿están hablando en código o algo? —No —dijo Eloide, poniéndose en pie—. Ellas están hablando sobre cosas relacionadas al aquelarre. Cosas que no te conciernen. No creo que nunca antes alguien me hubiera mirado con tanto enojo. Yo estaba algo confundida por eso. Es decir, seguro yo me había negado a la invitación de unirme a su aquelarre, pero no era como si les hubiera escupido en la cara o algo así. —Lo siento si herí sus sentimientos —dije— pero… um, ¿no son ustedes, soy yo?

Oh, eso fue original Sophie. Anna y Chaston estaban ambas en pie ahora. Anna me miraba frunciendo el ceño, pero Chaston se veía preocupada. —Nos necesitas también Sophie —dijo Chaston—. No será fácil para ti sin tus hermanas protegiéndote. —¿Protegiéndome de qué? —¿Realmente piensas que la gente aquí te dará la bienvenida con los brazos abiertos? — preguntó Elodie—. Entre esa sanguijuela con la que compartes tu cuarto y tu padre, te verás como una total paria sin nosotras. Mi estómago cayó. —¿Qué hay sobre mi papá? Las tres se miraron entre ellas. —Ella no lo sabe —murmuró Elodie. —¿Saber qué? Chaston abrió la boca para responderme, pero Elodie la detuvo. —Dejémosla a ella descubrirlo por sí sola. —Abrió la puerta—. Buena suerte sobreviviendo a Hecate, Sophie. La necesitarás. Si eso no fue una despedida. Entonces no sé qué fue. Yo estaba tan distraída pensando sobre mi papá que caminé directo a la mitad del círculo, pateando las velas mientras lo hacía. Siseé mientras la cera caliente se esparcía sobre mi

FORO PURPLE ROSE

71

Rachel Hawkins

HEX HALL

pie descalzo. Podría haber jurado que oí a Anna reírse. Cojeé hasta la puerta. Antes de irme me volteé a ver a Elodie. Ella estaba mirándome duramente. —Lo siento —dije otra vez—. No me di cuenta que rechazar a un aquelarre era algo tan importante. Por un momento pensé que ella no me iba a responder. Entonces bajó su voz y dijo —Pasé años en el mundo humano siendo vista como si fuera un monstruo. Nadie puede mirarme así otra vez —Sus duros ojos verdes se entrecerraron—. Y ciertamente no una bruja perdedora como tú. Entonces cerró la puerta en mi cara. Me quedé parada ahí en el pasillo, muy extrañada del raro sonido de mi propia respiración. ¿La había mirado yo cómo si ella fuera un monstruo? Pensé en cómo me sentí cuando dijo que había hecho desaparecer a una pobre chica. Sí, probablemente la miré así.

—¡Ok, eso es TODO! —gritó alguien. Una puerta se abrió del otro lado del pasillo, y Taylor salió de la habitación. Ella estaba usando una camisola de gran tamaño, y su pelo estaba enredado alrededor de su cara. Otra vez su boca estaba llena de colmillos. —¡FUERA! —gritó ella, apuntando hacia el pasillo. A través de la puerta abierta pude ver a Nausicaa y Siobhan, junto con un par de otras hadas, sentadas con sus piernas cruzadas en el suelo. Una luz verde iluminaba desde el centro del círculo, pero yo no podía distinguir lo que era. El grupo se paró. —No me puedes alejar de la realización de los rituales de mi gente —dijo Nausicaa. Taylor se apartó el pelo de su cara. —No, pero puedo decirle a Casnoff que ustedes cuatro estaban intentando comunicase con la Corte Seelie con esa especie de espejo. Nausicaa frunció el ceño y se agachó para recoger el brillante círculo de vidrio verde. —No es una “especie de espejo”. Es una piscina de rocío recogido de las flores que florecen de noche que se encuentran en la colina más alta…

FORO PURPLE ROSE

72

Rachel Hawkins

HEX HALL

—LO. QUE. SEA —gritó Taylor—. Yo tengo que estar en las clasificatorias de los cambiaformas a las ocho, y no puedo dormir con tu estúpido espejito brillando en mi cara. Siobhan se inclinó hacia ella, su pelo azul oscureciendo su cara, y susurró algo al oído de Nausicaa. Asintiendo, Nausicaa hizo gesto al resto de las hadas. —Vamos. Tal vez continuemos esto en un lugar menos… primitivo. Taylor puso sus ojos en blanco. Las hadas me pasaron deslizándose. Siobhan me dio una mirada desdeñosa, y luego se transformaron en círculos de luz, rozando el tamaño de una pelota de tenis, y desaparecieron por el pasillo. —Bien, váyanse anormales —dijo Taylor antes de girarse hacia mí con una brillante sonrisa. Sus colmillos se habían ido casi completamente ya, pero sus ojos aún eran dorados—. Hola, otra vez. —Hola —dije suavemente, saludando con mi mano. —Así que, ¿Qué estás haciendo y por qué andas levantada? Sacudí mi cabeza hacia la puerta de Elodie. —Sólo, tú sabes, socializando. ¿No deberías estar afuera, corriendo en los bosques o… cualquier cosa? Taylor la miró confusa. —No, eso sólo lo hacen los weres. —¿Hay una diferencia? Lo amistoso se borró de su rostro. —Sí —respondió—. Yo soy una cambiadora. Eso significa que me transformo en un animal completo. Los weres son algo entre el animal y una persona —se estremeció—. Raros. —No la escuches a ella —gruñó una voz detrás de mí. La mujer-lobo era más grande de lo que Justin había sido, y su piel era rojiza en lugar de dorada. Ella estaba parada en el lugar opuesto del pasillo, cerca de las escaleras. —Los cambiadores sólo están celosos porque nosotros somos mucho más poderosos que ellos —ella continuó, recostándose sobre la pared. Era una postura muy humana, y la hacía lucir mucho más aterradora.

FORO PURPLE ROSE

73

Rachel Hawkins

HEX HALL

Tragué saliva y retrocedí hasta la puerta de Elodie. Taylor no se veía asustada, sólo molesta. —Continúa diciéndote eso Beth. —A mí me dijo—. Nos vemos mañana Sophie. —Nos vemos. La mujer-lobo se quedó en el lugar en que estaba al final del pasillo, su lengua colgando y sus ojos brillantes. Yo tendría que pasar por su lado para llegar a mi habitación. Luché por mantener mi rostro impasible mientras pasaba a su lado. Mi pie aún estaba herido por la cera, pero ya no estaba cojeando. Cuando llegué al lado de la mujer-lobo, ella me sorprendió extendiendo su larga mano, cuyas puntas tenían unas garras de apariencia mortal. Por un segundo pensé que ella me estaba intentando de desentrañar. Pero entonces dijo —Soy Beth —me di cuenta que se suponía que debía estrechar su pata. Lo hice, cautelosamente. —Sophie. Ella sonrió. Fue aterrador, pero eso no era su culpa. —Encantada de conocerte —dijo ella, con su voz gruesa. Ok, esto no era tan malo. Yo podía manejarlo. Así que ella se había comido a alguien. Ella no se veía como si quisiera. Ella hundió su hocico en mi pelo y tomó un profundo y estremecedor respiro. Una cadena caliente de baba caía desde sus fauces abiertas hasta mi hombro desnudo. Me forcé a mí misma a quedarme muy quieta, y después de un momento, ella me liberó. Dándome un gesto tímido, ella dijo, —Lo siento, cosas de hombre-lobo. —Hey, no hay problema —le dije, aunque todo en lo que podía pensar era, ¡baba! ¡Baba de

Hombre-lobo en mi piel! —¡Nos vemos luego! —me dijo luego de que me hubiera apresurado en pasarla. —¡Sí, seguro! —le dije mirando sobre mi hombro.

FORO PURPLE ROSE

74

Rachel Hawkins

HEX HALL

Cuando llegué a mi habitación, me lancé al escritorio y saqué un puñado de toallas de papel. —¡Ugh, ugh, ugh! —gemí, restregando mi hombro. Una vez que estuve “des-babizada”, encendí mi lámpara para buscar algún desinfectante de manos. Recordé a Jenna, y me volteé para verla en su cama. —Oh, lo si… Jenna estaba sentada en su cama, con una bolsa de sangre presionada contra su boca. Sus ojos estaban de un rojo brillante. —Lo siento —terminé levemente—, sobre la lámpara. Jenna bajó la bolsa, una mancha de sangre quedó en su mejilla. —Bocadillo de medianoche yo… yo imaginé que no estarías de vuelta por un rato —dijo suavemente. El rojo desaparecía lentamente de sus ojos. —Está bien —dije, hundiéndome en la silla de mi escritorio. Mi estómago se estaba poniendo enfermo, pero yo no iba a dejar que Jenna lo supiera. Recordé las palabras de Archer: Estás en Hecate ahora. Y hombre, esa noche lo había probado. —Créelo o no, esta no es la cosa más rara que he visto esta noche. Ella se limpió la mejilla con el dorso de su mano, aún sin encontrar mis ojos. —Así que ¿te uniste a su aquelarre? —Oh, diablos no —dije. Ella me miró entonces, obviamente sorprendida. —¿Por qué no? Me froté los ojos, estaba repentinamente muy cansada. —Simplemente no es lo mío. —Probablemente porque no eres una tonta malvada. —Sí, pienso que mi falta de estupidez malvada fue mi sentencia de muerte. Entonces observé la pelea de una cambiadora con algunas hadas. Oh, por cierto, ¿qué demonios es un Seelie? —¿La Corte Seelie? Es un grupo de hadas buenas que usan magia blanca. —Odiaría ver a los chicos malos entonces —murmuré. Jenna señaló hacia la torre de toallitas en mi mano. —¿Qué pasó con eso?

FORO PURPLE ROSE

75

Rachel Hawkins

HEX HALL

—¿Huh? Oh, cierto. Luego de la pelea de las hadas, una mujer-lobo olfateó mi cabello y se babeó encima de mí. Ha sido toda una noche. —Y luego volviste a tu habitación para encontrarte con un vampiro alimentándose —el tono de Jenna era ligero, pero estaba retorciendo su colcha frambuesa eléctrica en sus manos. —No te preocupes por eso —le dije—. Hey, los hombres lobo tienen que babear, los vampiros tienen que comer… Ella se rió antes de recoger la bolsa de sangre y preguntar tímidamente, —¿Te importa si yo…? Se me hizo un nudo en el estómago otra vez, pero me obligué a sonreír y decir Siéntete libre.



Me dejé caer sobre mi cama. —Ellas estaban muy molestas sobre mí. Jenna paró de sorber. —¿Quiénes? —El aquelarre. Ellas dijeron que necesitaría protección contra la ruina social porque, uh... —¿Porque yo soy tu compañera de cuarto? Yo me senté. —Sí, eso fue una parte de todo. Pero ellas también mencionaron algo sobre mi papá. —Huh —dijo Jenna pensativamente—. ¿Quién es tu papá? Me recosté boca abajo, empujando mi almohada bajo mi cabeza. —Sólo un brujo regular, hasta donde yo sé. James Atherton. —Nunca oí de él —dijo Jenna—. Pero entonces, de nuevo, siempre estoy fuera de los círculos. ¿Así que piensas que Elodie y esas chicas están enfadadas contigo? Recordé los duros ojos de Elodie. —Oh sí —dije suavemente. Repentinamente Jenna estalló en risas. —¿Qué? Ella sacudió su cabeza, su flequillo rosa caía en frente de uno de sus ojos. —Sólo pensaba. Hombre, Sophie, es sólo tu primer día y tú ya te hiciste amiga de los marginados de la escuela, cabreaste al grupo de chicas más popular de Hecate, y desarrollaste una cosa con

FORO PURPLE ROSE

76

Rachel Hawkins

HEX HALL

toda regla con el chico más caliente de aquí. Si puedes hacer que vayas a detención mañana, serás como, legendaria.

FORO PURPLE ROSE

77

Rachel Hawkins

HEX HALL

Capítulo 10 Traducido por: Sera Corregido por: Julia107

or la definición de Jenna, me tomó una semana y media convertirme en leyenda. La primera semana pasó ligeramente, considerando todas las cosas. Por una cosa, las clases eran ridículamente simples. En su mayoría parecían excusas para nuestros profesores para hablarnos a muerte. Incluso Lord Byron, por cuya clase estaba bastante emocionada, resultó ser el mayor aburrimiento. Cuando no estaba haciendo poesía por su propia genialidad, estaba de mal humor tras su escritorio y diciéndonos a todos nosotros que nos calláramos, aunque hubo unos pocos días en los que nos dejó dar largos paseos alrededor de la laguna para ser “uno con la naturaleza”. Fue bastante divertido.

P

Tenía esperanzas en clases de cómo hacer hechizos, pero según Jenna, esas clases sólo eran enseñadas en escuelas de prodigios “reales”, los lujosos lugares donde poderosos prodigios enviaban a sus hijos. Ya que Hecate era técnicamente una escuela reformatoria, estábamos atrapados aprendiendo sobre las cazas de brujas en el siglo XVI o cosas así. Inútil. El punto bueno es que Jenna estaba en casi todas mis clases. —No tienen ninguna clase especial para vampiros —explicó—. Así que el año pasado me dieron el mismo horario que Holly. Supongo que decidieron hacer lo mismo este año. La única clase que Jenna no tenía conmigo era Educación Física, o como lo llamaban en Hecate, “Defensa”. Estaba en mi horario semana sí, semana no, así que estaba en medio de mi segunda semana en Hecate antes de irme. —¿Por qué es cada dos semanas? —le pregunté a Jenna esa mañana—. Todas nuestras otras clases son cada día. Me estaba poniendo mi realmente atroz uniforme azul de educación física de Hecate, el cual consistía en pantalones de algodón azul brillante y una camiseta del mismo color un poco demasiado apretada para ser cómoda con “HH” impreso en blancas letras arremolinadas justo por encima de mi pecho izquierdo. —Porque —contestó Jenna—, si tienes Defensa cada día, o incluso cada semana, estarías en el hospital.

FORO PURPLE ROSE

78

Rachel Hawkins

HEX HALL

Así que no me sentía exactamente segura mientras me dirigía al transformado invernadero que usaban como gimnasio. Estaba quizás a un cuarto de milla del edificio principal, pero al momento que había caminado treinta pasos, estaba empapada de sudor. No era estúpida: sabía que Georgia era calurosa, y había vivido en lugares calurosos antes. Pero esos lugares, como Arizona y Texas, no tenían este tipo de calor, el tipo que parecía absorberme toda la voluntad de vivir. Era un tipo húmedo de calor que te hacía sentir como si estuviera creciendo moho en tu piel. —¡Sophie! Me giré y vi a Chaston, Anna y Elodie caminando hacia mí. Se veían impresionantes en los extremadamente feos uniformes de gimnasia. Escandalosas. Sin embargo, cuando se acercaron, vi que ellas también estaban sudando, lo que me hacía sentir mejor. Las tres estaban en varias de mis clases, pero no me habían hablado desde la primera noche. Me preguntaba que pasaba con ellas ahora. —Hey —dije casualmente, mientras me alcanzaban—. ¿Ahora qué? ¿Viniendo a advertirme de mi inminente muerte a manos de conejitos? ¿O disparándome rayos? Chaston se rió, y para mi total sorpresa, enlazo su brazo en el mío. —Mira, Sophie, estábamos hablando, y nos sentimos realmente mal por lo de la otra noche. Así que no te quieres unir a nuestro aquelarre. ¡No te preocupes! —Sí —añadió Anna, viniendo a mi otro lado—. Reaccionamos de forma exagerada. —¿Tú crees? —dije. —Estamos intentando disculparnos —añadió Elodie, caminando hacia atrás en frente de nosotras. Realmente, realmente esperaba que se chocara contra un árbol— Estaba hablando con Archer, y él dijo que estabas bien. —¿En serio? —pregunté antes de poder detenerme.

Genial, Sophie, pensé. Qué forma de ser interesante. —Sí, y me dijo que no sabías nada sobre los prodigios. Dijo que era bastante patético, en realidad. Intenté sonreír, pero había algo oscuro y afilado dando vueltas en mi estómago que lo hacía un poco difícil. —Ah.

FORO PURPLE ROSE

79

Rachel Hawkins

HEX HALL

—Sí —dijo Chaston—. Y entonces llegamos a pensar que probablemente te asustamos. —Puedes decirlo. —Podía ver el invernadero ahora. Era un gran edificio blanco de madera y cristal, con ventanas que atrapaban el sol de la mañana temprano y relucía tan brillante que me dañaba los ojos. A diferencia del resto de Hecate, parecía bastante alegre. Había un grupo de estudiantes moviéndose por todas partes, pareciendo arándanos. —Y lo sentimos —añadió Anna. Me pregunté si habían ensayado esta cosa rara de las-treshablando-de-camino que estaba pasando. Las imaginé sentándose en un círculo en su habitación, cepillándose el pelo y diciendo: “De acuerdo, así que yo digo que nos sentimos mal, y luego tú dices que el muchacho bueno de tu novio piensa que es patética”. —¿Así que podemos empezar de nuevo? —preguntó Chaston—. ¿Amigas? Estaban sonriendo esperanzadoramente hacia mí, incluso Elodie. Debería haber sabido justo entonces que esto podía no acabar bien, pero estúpidamente le devolví la sonrisa y dije —Sí. Amigas. —¡Genial! —chillaron a la vez Chaston y Anna. Elodie medio lo murmuró una fracción de segundo después. —De acuerdo —dijo Chaston mientras nos acercábamos al invernadero—. Así que como tus amigas, pensamos que deberíamos dirigirte a Defensa. —La Vandy lo enseña, y es horrible —dijo Elodie. —Cierto, la señora “coleta para el pelo”. Puesta de ojos en blanco simultánea. ¿Eran estas chicas nadadoras sincronizadas en su tiempo libre? —Sí —suspiró Anna—. Esa estúpida cola. —Jen… am, oí a alguien llamarla su portal portátil al infierno. Las tres se rieron de eso. —Lo desea —bufó Anna. —La Vandy era una bruja negra bastante decente —explicó Elodie—, pero se quedó un poco grande para sus pantalones, mientras se sientan ahí abajo. Trabajaba para el Concejo. Intentó hacer una jugada para el funcionamiento de Hecate, y… bueno, es una larga historia. Pero termina con ella siendo enviada al Concejo para la Extracción.

FORO PURPLE ROSE

80

Rachel Hawkins

HEX HALL

—Y —añadió Anna en un susurro conspirativo—, parte de su castigo era que tenía que venir a Hecate pero no como directora. Sólo una profesora normal. Se supone que es un ejemplo para otros. Eso es el por qué es tan puta. —Definitivamente se meterá contigo porque eres nueva —dijo Chaston. —Pero —Elodie la cortó—. Pero es súper vanidosa, elógiala con sus tatuajes. —¿Tatuajes? —pregunté. Cerca, el invernadero era incluso más grande de lo que había pensado. ¿Qué mierda habían cultivado en él? ¿Secuoyas? —Tiene esos tatuajes púrpuras muy bonitos por todo su brazo. Son símbolos mágicos de algún tipo, como runas2 o algo —continuó Elodie. Pasamos a través de la puerta delantera del invernadero, el brazo de Chaston todavía en el mío. La sala era gigante, y se sentía especialmente grande porque sólo alrededor de cincuenta personas estaban en él. Defensa no estaba dividida por edades por alguna razón, así me di cuenta de un par de doce añeros asustados. Estaba brillante, pero no caluroso. Había aire frío flotando por todo mi alrededor, así que me imaginé que este edificio tenía el mismo hechizo que el edificio principal. De muchas formas era como un gimnasio de un instituto normal: suelos de madera, colchonetas azules, pesas. Pero no pude evitar darme cuenta de que algunas cosas eran definitivamente no normales. Como varias esposas de hierro atornilladas a la pared. Y horcas a tamaño completo erigidas en la parte posterior de la habitación. Elodie inmediatamente huyó a encontrar a Archer, quien, resulta, no era tan flaco como había pensado. El uniforme de los chicos era básicamente el mismo que el de las chicas, y esa camiseta azul se aferraba a un pecho que era mucho más definido de lo que hubiera esperado. Intenté no mirar, y definitivamente intenté aplastar la pequeña chispa helada de celos que me atravesó cuando él bajo sus labios a los de Elodie para un rápido beso. Una alta pelirroja me saludó —¡Hola Sophie!

Runas: Los alfabetos rúnicos son un grupo de alfabetos que comparten el uso de unas letras llamadas runas, que se emplearon para escribir en las lenguas germánicas en la Antigüedad y la Edad Media, antes y también durante la cristianización, principalmente en Escandinavia y las Islas Británicas, además de la Europa central y Oriental. 2

FORO PURPLE ROSE

81

Rachel Hawkins

HEX HALL

Le devolví el saludo, preguntándome quién diablos… Oh, claro. Pelirroja, Beth la mujer lobo. Me gustaba mucho más cuando no estaba babeando sobre mí. Me hizo gestos para que fuera a ponerme a su lado, pero antes de que pudiera, una alta voz nasal rompió la charla. —¡Muy bien, gente! La Vandy se movió a través de la multitud, vistiendo el mismo uniforme que nosotros. Inmediatamente me di cuenta de los tatuajes. Eran un profundo vibrante púrpura que parecía incluso más claro contra su pálida y flácida piel. La siempre presente cola, mantenía hacia atrás su pelo castaño. Tenía pequeños y oscuros ojos glotones que escaneaban la multitud, e incluso desde la distancia, podía ver esta rara impaciente mirada en su cara. Como si estuviera esperando que alguien la desafiara para que así pudiera aplastarlo como a un bicho. En pocas palabras, me aterrorizó. —¡Escuchen! —ladró en un hilo de voz. Como la señora Casnoff, tenía acento sureño, pero el suyo sonaba severo en lugar de tranquilo y melódico—. Estoy segura que sus otros profesores les dirán en sus clases de Historia de la Magia o Clasificación de los Vampiros, o Aseo Personal de Hombres Lobo —me di cuenta de que algunos chicos, incluido Justin, se erizaron, pero la Vandy continuó—, que son más importantes que ésta. Pero respóndanme esto: ¿Cuántas de esas clases van a ayudarlos cuando estén bajo el ataque de un humano? ¿O un Brannick? ¿O, peor de todos, un Ojo? ¿Creen que los libros van a salvaron cuando L’Occhio di Dio venga llamando? Supongo que no parecíamos lo suficientemente impresionados, porque ella parecía inflarse de ira. Su dedo prácticamente atravesaba el portapapeles delante de ella mientras señalaba algo. —¡Mercer! ¡Sophia! —gritó. Siseé una palabra muy mala en voz baja, pero levanté mi mano. —Am… Aquí. Yo. —¡Avance! Lo hice. Tiró de mi brazo hasta que estaba a su lado. —Ahora, señorita Mercer, dice aquí en la tabla que es tu primer día en Hecate, ¿cierto? —Sí. —Sí, ¿qué?

FORO PURPLE ROSE

82

Rachel Hawkins

HEX HALL

—Am… Sí, señora. —Así que aparentemente hiciste un hechizo de amor que te envió a Hecate. ¿Era para ti, o estabas intentando hacer a algún humano tu amigo, señorita Mercer? Escuché zapatillas de la gente, y sabía que mi cara estaba roja llameante. Estúpida piel pálida. Aparentemente, era una pregunta retórica, porque la Vandy no esperaba una respuesta. Se volvió y se arrodilló al lado de una gran bolsa de lona. Cuando se enderezó, sostenía una estaca de madera. —¿Cómo te defenderías contra esto, señorita Mercer? —Soy una bruja —dije automáticamente, y de nuevo escuché a la gente murmurar y reírse. Me preguntaba si Archer estaba riendo, pero luego decidí que no quería saberlo. —¿Eres una bruja? —la Vandy repitió—. ¿Así que, una gran pieza de madera puntiaguda clavándose en tu corazón no te mataría?

Estúpida, estúpida, estúpida. —Yo, ah, supongo que lo haría, sí. La Vandy sonrió, y era una de las sonrisas más perturbadora que había visto. Claramente era el bicho para hoy. Girándose de mí, miró a través de la multitud hasta que vio a alguien que le hizo entrecerrar los ojos. —¡Señor Cross!

Oh, Dios. Pensé débilmente. Oh por favor, por favor, no… Archer hizo su camino hacia el frente y se quedó en el otro lado de la Vandy, cruzando los brazos sobre su pecho. La luz del sol que entraba por la ventana se reflejaba en su pelo, el cual no era negro después de todo, sino el mismo profundo y oscuro marrón de sus ojos. Entonces la Vandy se giró hacia mí y puso la estaca en mi mano. No sé qué tipo de estacas usan los caza-vampiros normalmente, pero esta era bastante asquerosa. Estaba hecha de alguna barata madera amarilla que se sentía espinosa contra mi palma. También se sentía completamente equivocado en mis manos, y dejé casi colgando a mi lado. Pero la Vandy agarró mi codo y posicionó mi brazo para que lo sujetara en alto como si estuviera lista para clavarlo a través del pecho de Archer.

FORO PURPLE ROSE

83

Rachel Hawkins

HEX HALL

Miré hacia él, y vi que estaba luchando por no reír. Sus ojos estaban casi llorando, y sus labios estaban retorciéndose. Mis manos se tensaron sobre la estaca. Quizás empujarla dentro de su corazón no era tan mala idea. —Señor Cross —dijo la Vandy, todavía sonriendo dulcemente—. Amablemente desarme a la señorita Mercer usando la Habilidad Nueve. Instantáneamente, toda frivolidad desapareció de su cara. —Tiene que estar bromeando. —O lo demuestras tú o yo lo haré.

FORO PURPLE ROSE

84

Rachel Hawkins

HEX HALL

Capítulo 11 Traducido por Sera Corregido por Julia107

or un segundo pensé que todavía iba a negarse, pero luego me volvió a mirar y murmuró, —Bien.

P

—¡Excelente! —Trinó la Vandy—. Ahora, Señorita Mercer, ataque al señor Cross.

Me quedé mirándola. Nunca había empuñado algo más que un matamoscas en mi vida, ¿y esta mujer esperaba que me lanzara sobre un chico con un palo puntiagudo de madera? La sonrisa de la Vandy se endureció. —Cualquier día de estos. Ojalá pudiera decir que de repente descubrí mi princesa guerrera interior y expertamente salté a Archer, con el arma alzada alta, los dientes desnudos. Eso habría estado genial. En lugar de eso elevé la estaca más o menos a la altura del hombro y tomé dos, quizás tres pasos arrastrando los pies hacia delante. Entonces dedos atornillados apretaron mi garganta, la estaca fue arrancada de mi mano, y un agudo y punzante dolor subió rápidamente por mi muslo derecho mientras aterrizaba en el suelo con un golpe que me dejó sin respiración. Y como si no fuera suficientemente malo, una vez que aterricé, algo duro y pesado, su rodilla, pensé, me golpeó justo en el esternón. Ya sabes, sólo por si acaso había un último aliento quedando en mis pulmones. La punta de la estaca raspaba la sensible piel justo por debajo de mi barbilla. Miré hacia arriba, jadeando, a la cara de Archer. Estaba fuera de mí en lo que dura un latido, pero todo lo que pude hacer fue rodar a mi lado, atraer mis rodillas hacia el pecho, y esperar a que el oxígeno volviera a entrar en mi cuerpo.

FORO PURPLE ROSE

85

Rachel Hawkins

HEX HALL

—¡Muy bien! —escuché a la Vandy decir desde algún lugar lejano. Estaba literalmente viendo estrellas, y cada respiración entrecortada que tomaba era como si estuviera intentando respirar a través de cristales rotos. Por el lado bueno, mi flechazo con Archer se había ido completamente. Terminado. Una vez que un chico ha golpeado su rótula en tu caja torácica, creo que cualquier sentimiento romántico debería irse por el camino de los fantasmas. Entonces sentí manos debajo de mis brazos, poniéndome en pie. —Lo siento — murmuró Archer, pero yo sólo lo miré. Mi garganta todavía se sentía cerrada e hinchada, y no quería intentar empujar ninguna palabra a través de ella. Mucho menos todas las palabras que quería decirle. —Ahora —La Vandy dijo alegremente—, el señor Cross mostró una excelente técnica ahí, aunque yo definitivamente hubiera estado en el pecho del oponente más tiempo. Archer asintió ligeramente hacia mí cuando ella dijo eso, y me pregunté si estaba intentando decir que era el por qué lo había hecho; hubiera estado peor si hubiera sido la Vandy. No me importaba. Todavía estaba molesta. —Y ahora, señor Cross, Habilidad Cuatro —La Vandy gorjeó. Pero esta vez Archer negó con la cabeza. —No. —Señor Cross —La Vandy dijo bruscamente, pero Archer tan sólo tiró la estaca a sus pies. Esperé por un destripamiento o azotes, o al menos, ponerme al día, pero de nuevo, la Vandy tan sólo sonrió su sonrisa forzada. Recogió la estaca y me la pasó. Estaba segura que iba a vomitar. ¿No había por ahí otro novato que pudiera torturar? Miré alrededor y pillé algunas pocas miradas simpáticas, pero todo el mundo parecía aliviado de que no eran ellos los que estaban a punto de ser aplastados. —Muy bien. Miren y aprendan, chicos. Habilidad Cuatro. Ven a mí, señorita Mercer —Yo sólo me quedé ahí mirándola. Ella apretó los labios con irritación, y entonces, sin aviso, su mano salió disparada para cogerme. Pero estaba preparada esta vez, y enfadada y dolorida. Sin pensar, levanté mi pierna y la saqué hacia fuera. Fuerte. Vi mi pie vestido con zapatillas chocar contra su pecho como si ese pie perteneciera a otra persona. No era posible que hubiera sido mía. Nunca había pateado a alguien en mi vida; desde luego no patearía a un profesor.

FORO PURPLE ROSE

86

Rachel Hawkins

HEX HALL

Pero lo hice. Había golpeado a la Vandy en el pecho, y ella fue tirada sobre la colchoneta azul, no lejos del punto donde había estado tirada antes. Escuché a los otros estudiantes tomar una respiración al mismo tiempo. Quiero decir, en serio. Todos los cincuenta parecían jadear al mismo tiempo. Fue justo entonces cuando la enormidad de lo que había hecho me golpeó. Me arrodillé y le ofrecí mi mano. —¡Oh dios mío! No… no era mi intención… —Se quitó la mano y se puso en pie, con las fosas nasales dilatadas. Estaba muy, muy jodida. —Señorita Mercer, —dijo, respirando pesadamente, haciéndome pensar en un toro—, ¿hay alguna razón que puedas pensar por la que no debería castigarte durante el próximo mes? Mi boca se movió, pero nada salió. Entonces, como un regalo del cielo, recordé el consejo de Elodie. —¡Me gustan tus tatuajes! —dejé escapar. Pensé que la clase había jadeado antes. Ahora el sonido que hicieron era como el aire escapando de un globo. La Vandy ladeó la cabeza y estrechó sus pequeños ojos. —¿Mis qué? —Me… Me gustan tus tatuajes. Tu tinta. Tus, am, tatuajes. Son geniales. Nunca había visto a nadie tener un aneurisma antes, pero tenía miedo de que eso fuera exactamente lo que la Vandy estaba a punto de tener. Desesperada, miré entre la multitud de estudiantes hasta que encontré los ojos de Elodie. Se estaba riendo, y me di cuenta de que verdaderamente acababa de cometer un horrible error. —Espero que no estuvieras planeando tener ningún tiempo libre aquí en Hecate, señorita Mercer —La Vandy se burló—. Castigada. Deber de bodega. El resto del semestre. ¿El semestre? Negué con la cabeza. ¿Quién había oído hablar de un castigo que durara dieciocho semanas? ¡Es una locura! ¿Y deber de bodega? ¿Qué era eso? —Oh, por favor —escuché a alguien decir, y miré hacia arriba para ver a Archer mirando a la Vandy—. Ella no lo sabía, ¿de acuerdo? No fue criada como nosotros. La Vandy sacó un mechón de pelo de su frente. —¿En serio, señor Cross? ¿Así que piensas que el castigo de la señorita Mercer es injusto?

FORO PURPLE ROSE

87

Rachel Hawkins

HEX HALL

No contestó, pero ella asintió como si lo hubiera hecho. —Bien. Compártelo, entonces. Elodie chilló, y tomé algo de satisfacción en eso. —Ahora, ustedes dos salgan de mi gimnasio e informen a la señora Casnoff —dijo la Vandy, frotándose el pecho. Archer estaba fuera de la puerta casi antes de que las palabras dejaran la boca de la Vandy, pero todavía me sentía un poco aturdida, sin mencionar herida. Cojeé hacia la salida, ignorando las miradas de Elodie y Chaston. Archer estaba ya muy por delante de mí y andando tan rápido que difícilmente podía alcanzarlo. —¿Así que te gusta su tinta? —gruñó cuando finalmente estuve a su lado—. Como si no tuviera suficientes razones para odiarte. —Lo siento, ¿pero estás enfadado conmigo? ¿Conmigo? Yo soy la que tuvo tu rodilla prácticamente aplastando mi columna, amigo, así que comprueba tu actitud. Se paró tan de repente que caminé tres pasos y me tuve que volver. —Si la Vandy hubiera hecho esa maniobra, estarías en la enfermería ahora mismo. Perdona por intentar salvarte el culo. De nuevo. —No necesito a nadie salvándome el culo —le disparé de vuelta, con la cara caliente. —Cierto —dijo arrastrando las palabras antes de caminar hacia la casa. Entonces algo que había dicho me sorprendió. —¿Qué quieres decir con que tiene suficientes razones para odiarme? Claramente no iba a dejar de andar, así que tenía que correr para alcanzarlo. —Tu padre fue el que le dio esos tatuajes. Agarré su codo, mis dedos deslizándose por su sudorosa piel. —Espera, ¿qué? —Esas marcas significan que ha ido contra la Extracción. Son un símbolo de su metedura de pata, no algo de orgullo para ella. ¿Por qué tu…? Se calló, probablemente porque lo estaba mirando. —Elodie —murmuró.

FORO PURPLE ROSE

88

Rachel Hawkins

HEX HALL

—Sí —le devolví—. Tu novia y sus amigas fueron de mucha ayuda contándome de la Vandy esta mañana. Suspiró y se frotó la nuca, lo que tenía el efecto de tirar de la camiseta incluso más ajustada sobre su pecho. No es que me importara. —Mira, Elodie… Ella… —No te preocupes —dije, levantando mi mano—. Ahora, ¿Qué querías decir cuando dijiste que mi padre le dio esos tatuajes? Archer me miró con incredibilidad. —Wow. —¿Qué? —¿En serio no lo sabes? Nunca había sido capaz de sentir mi presión arterial aumentando antes, pero indudablemente lo estaba ahora. Se sentía un poco de la forma mágica usada para sentir, sólo con más furia homicida tirada en él. —¿No saber el qué? —Me las arreglé para decir. —Tu padre es la cabeza del Concejo. Como… el tipo que nos envió a todos nosotros aquí.

FORO PURPLE ROSE

89

Rachel Hawkins

HEX HALL

Capítulo 12 Traducido por: Cowdiem Corregido por: Andy Parth

espués de una pequeña cantidad de información, hice algo que nunca había hecho en mi vida.

D

Tuve una completa crisis al estilo “reina del drama”.

Lo que quiere decir que rompí en lágrimas. Y no las trágicamente hermosas y elegantes lágrimas tampoco. No, tuve una de esas horribles y devastadoras crisis que involucran rostro rojo y mocos. Usualmente hacía de una regla el no llorar frente a la gente, especialmente no frente a chicos sexys de los cuales he estado absolutamente enamorada antes de que ellos hayan tratado de ahogarme. Pero por alguna razón, escuchar que había aún otra cosa que no sabía me lanzó justo al borde del abismo. Archer, para su crédito, no se veía exactamente horrorizado por mis sollozos, e incluso se estiró como si fuera a sostenerme por los hombros. O posiblemente darme una cachetada. Pero antes de que él pudiera ya sea confortarme o cometer más actos de violencia en mi contra, me giré alejándome y completé mi momento de reina del drama corriendo lejos de él. No fue bonito. Pero en ese punto estaba más allá de que me importara. Sólo corrí, mi pecho quemando, mi garganta doliendo por una combinación del agarre para ahogarme de Archer y las lágrimas. Mis pies golpeaban contra el grueso césped con golpes sordos, y todo en lo que podía pensar era en cuan idiota era. No sé sobre hechizos de bloqueo. No sé sobre tatuajes.

FORO PURPLE ROSE

90

Rachel Hawkins

HEX HALL

No sé sobre enormes, estúpidos y malignos ojos italianos. No sé sobre papá. No sé nada sobre ser una bruja.

No sé, no sé, no sé. No estaba segura de cuán lejos había corrido, pero para el tiempo en que llegué a la estanque tras el colegio, mis piernas estaban temblando y mi costado dolía. Tenía que sentarme. Afortunadamente, había una pequeña banca de piedra justo al costado del agua. Estaba tan falta de aliento entre el correr y el llorar que desestime totalmente el moho que se extendía sobre el asiento y me derrumbé. Estaba caliente por el sol, e hice una pequeña mueca. Me senté ahí, mis codos en mis rodillas y mi cabeza en mis manos, escuchando entrar y salir el aire de mis pulmones. El sudor se deslizaba desde mi frente hasta mis muslos, y comencé a sentirme un poco mareada. Estaba tan… enojada. Bien, entonces mi mamá se había vuelto loca con respecto a mi papá siendo un brujo. Era justo. Pero ¿por qué no me había dejado al menos hablar con el tipo? Hubiera sido agradable tener algo de guía respecto a la Vandy. Tu sabes, sólo un amistoso “Oh, y respecto a eso, tu profesor de gimnasia me odia mucho, y por lo tanto, por extensión, ¡te odia! ¡La mejor de las suertes!” Gemí y me recosté en la banca, sólo para volver a sentarme rápidamente cuando una piedra caliente tocó mi brazo desnudo. Sin pensarlo realmente, descanse mi mano en la banca y pensé, Confortable. Una pequeña chispa plateada emergió de mi dedo índice, e inmediatamente la banca bajo de mi comenzó a estirarse y ondularse hasta que se transformó a sí misma en un hermoso y exuberante diván de terciopelo cubierto de franjas al estilo cebra de un rosa brillante. Claramente, Jenna estaba influenciándome bastante. Me reacomodé en mi nuevo y confortable espacio, un agradable zumbido tarareando a través de mi. No había hecho magia desde que había llegado a Hecate, y había olvidado cuán bien hasta el más pequeño de los hechizos podía hacerme sentir. No podía crear algo a partir de nada —muy pocas brujas podían, y eso era magia negra bastante peligrosa de todos modos— pero podía cambiar cosas en versiones diferentes de ellas mismas.

FORO PURPLE ROSE

91

Rachel Hawkins

HEX HALL

Así que puse una mano en mi pecho y sonreí mientras mi uniforme de gimnasia se rasgaba y desaparecía hasta que estaba vistiendo una camiseta sin mangas color blanco y pantalones cortos color caqui. Luego apunté un dedo hacia el borde del agua y miré como una porción de agua hacía un espiral hacia arriba desde la superficie del lago, girando en un cilindro hasta que tenía un vaso de té frío sosteniéndose en el aire frente a mí. Me estaba sintiendo bastante satisfecha conmigo misma, y más que un poco ebria de magia, mientras me recostaba contra el diván y tomaba un sorbo de té. Podía ser una perdedora, pero oye, al menos soy una perdedora que puede hacer magia, ¿cierto? Me senté ahí con mi brazo sudoroso sobre mis ojos por varios minutos, escuchando a los pájaros, el suave correr del agua en la arena, y por esos pocos momentos fui capaz de olvidar que estaba en serios problemas cuando volviera al colegio. Bajando mi brazo, giré mi cabeza para mirar hacia el estanque. Ahí, justo al otro lado del agua, estaba una niña de pie en la orilla contraria. El estanque era bastante estrecho, así que podía verla claramente: era el fantasma verde que había visto en mi primer día en Hecate. Y justo como ese primer día, ella me estaba mirando fijamente. Estaba más allá del miedo, por decirlo menos. Sin estar segura de qué hacer, elevé mi mano y rígidamente maneje un ‘hola’. La chica elevó su mano en respuesta. Y luego ella se desvaneció. No hubo un desvanecimiento gradual como el que había visto con el fantasma de Isabelle. En un minuto ella estaba ahí, luego se había ido. —Curioso y más curioso —dije, mi voz sólo un poco demasiado alta en el silencio, y asustándome aun mas. Mi buen humor había comenzado a desvanecerse cuando el zumbido de los hechizos comenzó a agotarse, y miré hacia abajo para ver que mi linda y mucho más fresca camiseta se había disuelto de vuelta en mi uniforme de gimnasia. Eso era extraño. Mis hechizos usualmente duraban más que eso. El diván debajo de mi estaba comenzando a sentirse más duro también, y supuse que era sólo cuestión de cinco minutos antes de que estuviera sentada en piedra caliente y mohosa de nuevo. Mis pensamientos volvieron a mis padres y su inclinación a ser unos terribles y viejos mentirosos. Pero aun cuando traté de trabajar en la justa rabia hacia ellos por meterme en este desastre, sabía que eso no era lo que tenía mis horribles pantalones cortos de gimnasia torcidos.

FORO PURPLE ROSE

92

Rachel Hawkins

HEX HALL

Era como si mi más grande temor se estuviera haciendo realidad. Es una cosa ser diferente alrededor de gente de los cuales tú eres, bueno, diferente. Es un problema completamente distinto ser una desadaptada en un grupo de desadaptados. Suspiré y me recosté en el diván, el cual ahora tenía musgo avanzando en un costado. Cerré mis ojos. —Sophia Alice Mercer, una loca entre los locos —murmuré. —¿Disculpe? Abrí mis ojos para ver una figura sobre mí. El sol estaba directamente tras de ella, convirtiéndola en una sombra negra, pero la forma de su cabello hacía a la Sra. Casnoff fácil de identificar. —¿Estoy en problemas? —pregunté sin levantarme. Era probablemente una alucinación traída por el calor, pero estaba muy segura de que vi su sonrisa mientras se inclinaba para poner una mano bajo mi hombro manejándome hacia una posición sentada. —De acuerdo al Sr. Cross, tienes trabajo de bodega por el resto del semestre, así que sí, diría que estas en grandes problemas. Pero eso es asunto de la Srta. Vanderlyden, no mío. Ella miró hacia abajo a mi diván de franjas rosa brillante, y su boca se torció en un pequeño gesto de disgusto. Puso su mano en el respaldo de la silla y mi hechizo cayó en una lluvia de chispas rosa hasta que el diván se trasformó en un perfectamente respetable sillón doble azul claro cubierto de enormes rosas de repollo de color rosado. —Mucho mejor —ella dijo con la voz quebrada, sentándose junto a mí—. Ahora, Sophia, ¿te importaría decirme porque estás aquí junto al estanque en vez de reportándote a tus siguientes clases? —Estoy pasando por un momento de rabia juvenil, Srta. Casnoff —respondí—. Necesito, algo así como, escribir en mi diario o algo. Ella resopló delicadamente. —El sarcasmo es una cualidad poco atractiva en señoritas jóvenes, Sophia. Ahora, no estoy aquí para ser indulgente con cualquier fiesta de lástima que hayas decidido dar para ti misma, así que preferiría si me dices la verdad. La miré, perfectamente envuelta en su traje de lana color marfil (¡de nuevo con lana en el calor! ¿Cuál era el problema de esta gente?), y suspiré. Mi propia mamá, quien era súper

FORO PURPLE ROSE

93

Rachel Hawkins

HEX HALL

genial, casi no me entendía. ¿Qué ayuda podía representar esta decadente magnolia de acero con su cabello corto? Pero luego sólo me encogí de hombros y lo escupí todo. —No sé nada sobre ser una bruja. Todos los demás aquí han crecido en este mundo, y yo no, y eso apesta. Su boca hizo ese gesto de desagrado de nuevo, y pensé que estaba a punto de reprenderme por decir “apesta”, pero en vez de eso ella dijo: —El Sr. Cross me dijo que tú no sabías que tu padre estaba a la cabeza del consejo ahora. —Sí. Ella cogió una pequeña pieza de hilo de su traje y dijo, —Yo no soy partícipe de las razones por las que tu padre hace las cosas, pero estoy segura de que él tuvo una razón para no comentarte sobre su posición. Además, tu presencia aquí es muy…sensible, Sophia. —¿Qué se supone que significa eso? Ella no respondió en un largo tiempo; en vez de eso ella miró fijamente hacia el lago. Finalmente se giró hacia mí y cubrió mis manos con las de ella. A pesar del calor, su piel se sentía fría y seca, delicada, como el papel, y al mirar hacia su rostro, me di cuenta que ella era más vieja de lo que originalmente había pensado, con toneladas de finas líneas irradiando de sus ojos. —Sígueme a mi oficina, Sophia. Hay algunas cosas que tenemos que discutir.

FORO PURPLE ROSE

94

Rachel Hawkins

HEX HALL

Capítulo 13 Traducido por: flochi Corregido por: Andy Parth

u oficina estaba en el primer piso, fuera de la sala de estar con las sillas alargadas. Noté, mientras caminábamos en este momento que las sillas alargadas habían sido reemplazadas con unos sillones orejeros más bonitos y de aspecto más resistente, y los sofás ligeramente enmohecidos habían sido tapizados con una alegre tela rayada blanca y negra.

S

—¿Cuándo consiguieron los nuevos muebles? —pregunté. Ella miró sobre su hombro. —No lo hicimos. Es un hechizo de percepción. —¿Perdón? —Una de las ideas de Jessica Prentiss. El mobiliario de la casa refleja la mente del espectador. De ese modo podemos medir su nivel de comodidad con la escuela de acuerdo a lo que ve. —¿Entonces imaginé el mobiliario burdo? —De cierta manera, sí. —¿Y qué pasa con el exterior de la casa? Sin ofender, ni nada, pero todavía luce bastante fétido. La Sra. Casnoff se rió en voz baja. —No, el hechizo sólo es usado en los cuartos públicos de la casa: los salones, las aulas, y así sucesivamente. Hecate debe mantener algo de su aire melancólico, ¿no lo crees así? Me giré en la puerta de la oficina de la Sra. Casnoff y miré otra vez en la sala de estar. Ahora pude ver la manera en que los sofás, las sillas, incluso las cortinas titilaban y ondeaban ligeramente, como el calor creciente de una carretera. Extraño.

FORO PURPLE ROSE

95

Rachel Hawkins

HEX HALL

Había pensado que la Sra. Casnoff tendría el cuarto más grandioso y genial de la casa. Sabes, algo lleno con libros antiguos, con pesados muebles de roble y ventanas del piso al techo. En vez de eso, me llevó a una habitación pequeña sin ventanas. Olía fuertemente a su perfume de lavanda, y un olor más fuerte y amargo. Después de un momento me di cuenta que era té. Un pequeño hervidor eléctrico estaba burbujeando en el borde de la mesa, que no era la monstruosidad de madera que había imaginado, sino simplemente una pequeña mesa. Había libros, pero estaban apilados en filas verticales en tres de las cuatro paredes. Traté de entender los títulos de los lomos, pero aquellos que no estaban demasiado descoloridos para leer, estaban en idiomas que no entendía. Lo único en la oficina de la Sra. Casnoff que no era ni remotamente como había esperado era su silla. Era menos como una silla, en serio, y más como un trono: una silla alta y pesada cubierta de terciopelo púrpura. La silla del otro lado del escritorio era más baja por unas buenas cinco pulgadas, y cuando me senté, inmediatamente me sentí como si tuviera seis años de edad. Lo que, supongo, era la idea. —¿Té?—preguntó ella después de acomodarse remilgadamente sobre su trono púrpura. —Seguro. Unos cuantos momentos más pasaron en silencio mientras vertía una taza de té rojo espeso. Sin preguntar, ella le agregó leche y azúcar. Di un sorbo. Sabía exactamente como el té que me hacía mamá los días de invierno lluviosos: días que habíamos pasado acurrucadas sobre el sofá, leyendo o hablando. El sabor familiar fue reconfortante, y me sentí relajar lentamente. Lo que, de nuevo, había sido probablemente la idea. Alcé la vista a ella. —¿Cómo…? La Sra. Casnoff sólo agitó su mano. —Soy una bruja, Sophia. Fruncí el ceño. Ser manipulada había sido una de mis cosas menos favoritas. Como las serpientes. Y Britney Spears.

FORO PURPLE ROSE

96

Rachel Hawkins

HEX HALL

—¿Entonces conoces un hechizo que hace que el té sepa a…té? La Sra. Casnoff tomó un sorbo de su taza, y tuve la impresión de que estaba tratando de contener una risa. —En realidad, es un poco más que eso. —Señaló al caldero—. Ábrelo. Me acerqué y lo hice. Estaba vacío. —Tu bebida favorita es el té irlandés de tu madre de desayuno. Si hubiera sido limonada, lo habrías encontrado en tu copa. Si hubiera sido chocolate caliente, lo habrías tenido. Es un hechizo de comfort básico muy útil para calmar a las personas. Como estabas, antes de que tu naturaleza suspicaz lo revelara. Wow. Ella era buena. Yo ni siquiera había tratado un hechizo de múltiples propósitos antes. Pero no era como si fuera dejarle saber que estaba impresionada. —¿Y si mi bebida favorita hubiera sido la cerveza? ¿Me habría dado una taza helada de eso? Ella levantó sus hombros en algo que era demasiado elegante para llamarse un encogimiento de hombros. —Ahí, yo pude haber estado de alguna manera frustrada. Tirando de una cartera de cuero de una pila de carpetas sobre su escritorio, se sentó de nuevo en su trono. —Dime, Sophia —dijo la Sra. Casnoff—, ¿que sabes exactamente de tu familia? Ella estaba apoyada contra su silla, un tobillo cruzado sobre el otro, luciendo tan casual como era posible para ella. —No mucho —dije cautelosamente—. Mi mamá es de Tennessee, y sus padres murieron en un accidente de auto cuando ella tenía veinte… —Ese no es el lado de tu familia al que me refería —dijo la Sra. Casnoff—. ¿Qué te contaron las personas de tu padre? Ahora ni siquiera estaba tratando de disimular su impaciencia. Repentinamente sentí como si algo muy importante dependiera de mi siguiente respuesta. —Todo lo que sé, es que mi padre es un brujo llamado James Atherton. Mamá lo conoció en Inglaterra, y que él dijo que se crió ahí, pero no estaba segura si eso era verdad…

FORO PURPLE ROSE

97

Rachel Hawkins

HEX HALL

Con un suspiro, la Sra. Casnoff dejó su taza y comenzó a hurgar en la cartera de cuero. Deslizó sus lentes hacia abajo de su posición habitual sobre su cabeza mientras murmuró, —Veamos, acabo de ver… Ah sí, acá está. Metió la mano en la cartera, después se detuvo de pronto y alzó la vista para mirarme. —Sophia, es imperativo que lo que discutamos en este cuarto permanezca dentro de este cuarto. Tu padre me pidió que compartiera esto contigo cuando yo pensara que era el momento apropiado, y siento que ese momento ha llegado. Yo sólo asentí. Es decir, ¿qué puedo decir después de un discurso como ése? Aparentemente eso bastó para ella, y me entregó una imagen en blanco y negro. Una mujer joven me devolvía la mirada. Parecía tal vez de unos cuantos años más que yo, y por el estilo de sus ropas, pude adivinar que la imagen había sido tomada en algún momento del 1.960. Su vestido era oscuro, y flotaba alrededor de sus pantorrillas como si una brisa suave lo hubiera alcanzado. Su pelo era claro, probablemente rubio o rojo. Justo detrás de ella, pude notar el frente del porche delantero de Hecate Hall. Las persianas habían sido blancas en ese entonces. Estaba sonriendo, pero la sonrisa parecía apretada, forzada. Sus ojos. Grandes, ligeramente espaciados y muy claros. Y muy familiares. Los únicos otros ojos que alguna vez había visto como esos, habían sido los de mi padre, en la única foto que tenía de él. —¿Quién… —mi voz se quebró un poco—. ¿Quién es? Alcé la vista a la Sra. Casnoff para encontrarla mirándome de cerca. —Esa —dijo, sirviéndose otra taza de té—, es tu abuela, Lucy Barrow Atherton. Mi abuela. Por un momento enorme sentí como si no pudiera respirar. Sólo la miré fijamente a la cara, tratando desesperadamente de encontrarme a mí misma. No pude encontrar nada. Sus pómulos eran angulosos y altos, y mi cara es ligeramente redondeada. Su nariz era muy larga para parecerse a la mía, y sus labios muy delgados. Busqué en su rostro, el que a pesar de su sonrisa, parecía muy triste.

FORO PURPLE ROSE

98

Rachel Hawkins

HEX HALL

—¿Ella estuvo aquí? —pregunté. La Sra. Casnoff puso sus lentes sobre su cabeza y asintió. —Lucy en realidad creció aquí en Hecate, antes incluso de que fuera Hecate, por supuesto. Creo que esa foto fue tomada antes que tu padre naciera. —¿Usted…usted la conoció? La Sra. Casnoff sacudió su cabeza. —Me temo que fue antes de mi tiempo. Pero la mayoría de los prodigios saben de ella, por supuesto. Su historia fue muy única. Por dieciséis años me había preguntado quién era yo realmente, de donde había venido. Y ahora la respuesta estaba justo frente a mí. ¿Por qué? —Te conté la historia de los orígenes del Prodigio en tu primer día aquí. ¿Recuerdas?

Fue como hace dos semanas, pensé. Por supuesto que recordaba. Pero decidí guardarme el sarcasmo, y dije, —Correcto. Ángeles. Guerra con Dios. —Sí. De alguna manera, en tu caso, tu familia no obtuvo sus poderes hasta 1.939, cuando tu bisabuela Alice tenía dieciséis. —Pensé que había que nacer como bruja. Mamá dijo que sólo los vampiros empiezan como humanos. La Sra. Casnoff asintió. —Usualmente ese es el caso. Sin embargo, siempre hay gente extraña que intenta cambiar su destino. Ellos encontraron un libro de hechizos o un encantamiento especial, para de alguna manera impregnarse con lo divino, lo místico. Muy pocos sobrevivieron el proceso. Tu bisabuela fue una de las pocas. Sin saber que decir, tomé un largo sorbo de mi té. Estaba frío, y el azúcar se había asentado en la parte inferior, haciéndolo almibarado. —¿Cómo?—finalmente pregunté. La Sra. Casnoff suspiró. —Ahí, estoy tristemente perpleja. Si Alice alguna vez habló en profundidad con alguien de sus experiencias, nunca fue documentado. Sólo sé lo que he recogido aquí y allá. Aparentemente, se había mezclado con una bruja particularmente desagradable que estaba intentando mejorar sus propios poderes a través de la ayuda de la magia negra, magia que ha sido prohibida por el Concejo desde el siglo diecisiete. Nadie está exactamente seguro de cómo Alice se involucró con esta mujer, la Sra. Thorne, creo que era su nombre, o incluso si ella sabía lo que esta mujer era. De alguna manera, el hechizo que estaba destinado a la Sra. Thorne transformó a Alice en su lugar.

FORO PURPLE ROSE

99

Rachel Hawkins

HEX HALL

—Espere, pero por lo que usted dijo la Sra. Thorne estaba usando magia negra para este hechizo, ¿verdad? La Sra. Casnoff asintió. —Sí. Cosas verdaderamente terribles, también. Alice fue muy afortunada de no haber sido asesinada durante la transformación. La Sra. Thorne no fue tan afortunada. De repente, sentí como si hubiera tragado una bandeja de cubitos de hielo, pero incluso mientras estómago se congelaba, gotas de sudor se escaparon en mi frente. —Entonces… ¿mi…mi bisabuela se hizo una bruja por magia negra? ¿Como en, el peor y más peligroso tipo de magia que existe? Nuevamente, la Sra. Casnoff asintió. Todavía estaba mirándome muy de cerca. —Tu bisabuela fue una aberración, Sophia. Lo siento. Sé que es una palabra bastante fea, pero no hay otra que se le acerque. —¿Cómo… —mi voz salió como un graznido, y aclaré mi garganta—. ¿Qué pasó con ella? La Sra. Casnoff suspiró. —Ella fue encontrada por un miembro del Consejo de Londres. Ella había sido internada en un asilo, despotricando y delirando sobre brujas y demonios. El miembro del Consejo la trajo a ella y tu abuela Lucy al Hecate. —¿Mi abuela?—bajé la vista a la foto en mis manos. —Sí. Alice estaba embarazada cuando fue encontrada. Esperaron hasta que tu abuela hubiera nacido para traerlas aquí. Se sirvió otra taza de té. Tuve la sensación de que ella no quería decir nada más, pero tenía que preguntar. —Entonces, ¿qué pasó después? La Sra. Casnoff agitó su té con el tipo de concentración que usualmente suele reservarse para una cirugía cerebral. —Alice no se ajustó bien a la transformación —respondió sin mirarme—. Después de estar tres meses aquí en Hecate, de alguna manera se las ingenió para escaparse. Otra vez, nadie está seguro de cómo, pero Alice tenía algo de magia muy poderosa a su disposición. Y después... —La Sra. Casnoff se detuvo para tomar un trago de su copa de té. —¿Y después? —repetí. Finalmente ella alzó sus ojos a los míos. —Ella fue asesinada. L'Occhio di Dio.

FORO PURPLE ROSE

100

Rachel Hawkins

HEX HALL

—¿Cómo sabemos que fue…? —Son muy distintivos en su disposición con nosotros —replicó bruscamente. —En cualquier caso, Lucy, que había sido dejada, permaneció aquí en Hecate para que el Consejo pudiera observarla. —¿Cómo, como un experimento científico? —no quise sonar tan enojada, pero estaba más allá de la locura. —El poder de Alice había sido fuera de serie. Fue literalmente la prodigio más fuerte que ha sido documentada. Era vital para el Consejo saber si ese nivel de magia se había transmitido a su hija, quien era, después de todo, mitad humana. —¿Lo fue? —Sí. Y ese poder también fue pasado a tu padre. —Sus ojos encontraron los míos—. Y a ti.

FORO PURPLE ROSE

101

Rachel Hawkins

HEX HALL

Capítulo 14 Traducido por: aneka Corregido por: Andy Parth

espués de nuestra pequeña reunión, la Sra. Casnoff me dio el resto de la tarde libre para, como ella lo dijo, “reflexionar lo que has aprendido”.

D

Como sea, no sentí que hacía mucha reflexión. Caminé directo hasta el 3er piso. En la pequeña alcoba de mi pasillo, había un banco de brillantes teléfonos rojos que los estudiantes podían usar. Estaban polvorientos con la falta de uso desde que la mayoría de los prodigios en Hecate no necesitaban teléfonos para comunicarse con su familia. Los Vampiros podían usar la telepatía, pero no era como Jenna estaba llamando a casa. Los cambia-formas tenían una cierta clase de paquete de una cosa de mentalidad pasando, y las hadas usaban el viento o a insectos voladores para entregar sus mensajes. Había visto a Nausicca murmurando con una libélula justo esa mañana. También para brujas y brujos, supuestamente había un montón de diferentes hechizos que podías usar para hablar con la gente, todo a partir de pronunciar las palabras, aparecían en escrito, en una pared o hasta hacer que un gato tuviera tu propia voz. Pero no me sabía ninguno de esos hechizos, y aunque lo supiera, era para comunicarse sólo con otros brujos. Como mamá era humana, comunicación humana sería. Agarré el teléfono, haciendo una mueca por el rasposo sentimiento de él en mi mano sudorosa. Unos pocos segundos después, mi mamá contesto. —Mi papá es la cabeza del Consejo —dije antes de que pudiera terminar de decir “hola”. Le escuché un suspiro. —Oh, Sophie, quería decírtelo. —Pero no lo hiciste —dije, y estaba sorprendida de sentir una contracción en mi garganta. —Soph…

FORO PURPLE ROSE

102

Rachel Hawkins

HEX HALL

—No me dijiste nada —Mis ojos ardían y mi voz se tornó gruesa—. No me dijiste quien era mi padre, no me dijiste que por lo visto soy la bruja más poderosa, ya sabes, de siempre. No me dijiste que papá es el que… el que me sentenció a venir acá. —No tenia opción —dijo mi mamá, con voz cansada—. Si su hija era exenta de castigo, ¿cómo habría quedado él hacia otros prodigios? Me limpié la mejilla con la palma de mi mano. —Bueno, ciertamente no quería que quedara mal —dije. —Querida, déjame llamar a tu papá, y podemos… —¿Por qué no me dijiste que la gente quería matarme? Mi mamá jaspeó un poco —¿Quien te dijo eso? —exigió mi mamá, y ahora sonaba más molesta que antes. —La Sra. Casnoff —respondí. Justo después de que soltara la bomba sobre mis poderes, Sra. Casnoff había contado una de las razones de por qué mi papá me había enviado a Hecate, para mantenerme a salvo. “No puedes culparlo”, me había dicho. “L'Occhio di Dio mató a Lucy también, en 1974, y tu padre ha tenido numerosos intentos en contra de su vida. En los primeros quince años de tu vida, tu padre era capaz de mantener tu existencia en secreto. Pero ahora… sólo era cuestión de tiempo antes de que L'Occhio di Dio descubriera tu existencia, y tu hubieras estado indefensa en el mundo normal. ¿Qué… qué hay acerca de esos irlandeses?” Chillé. Los ojos de la Sra. Casnoff se habían desviado de los míos. “Los Branniks no te conciernen ahorita”, fue todo lo que ella dijo. Sabía que estaba mintiendo pero había estado en shock para llamarla acerca de ellos. —¿Es verdad? —le dije a mi mamá—. ¿Mi papá me puso aquí porque estoy en peligro? —Quiero que pongas al teléfono a la Sra. Casnoff ahora mismo —dijo mamá, sin responder a mí pregunta. Había mucha rabia en su voz, pero también había miedo. —¿Es verdad? —repetí. Cuando ella no respondió, yo grité, —¿Es VERDAD?

FORO PURPLE ROSE

103

Rachel Hawkins

HEX HALL

Una puerta en algún lugar del pasillo se abrió, y yo me asomé sobre mi hombro para ver a Taylor asomando su cabeza fuera de su cuarto. Cuando me vio, sólo sacudió su cabeza ligeramente y cerró la puerta. —Soph —decía mamá—, mira, nosotras… nosotras hablaremos de esto cuando estés en casa para las vacaciones de invierno, ¿Está bien? Esto no es algo que quiero conversar por teléfono. —Así que es verdad —dije, llorando. Hubo un largo silencio en el otro extremo que me preguntaba se había colgado. Luego dio un gran suspiro y dijo —Podemos hablar de esto más tarde. El receptor me colgó. El teléfono hizo un sonido discordante de protesta. Me deslicé hacia abajo por la pared hacia el piso y junte mis rodillas para poder descansar mi cabeza sobre ellas. Estuve de ese modo un largo rato, respirando despacio adentro y afuera, tratando de detener el constante flujo de lágrimas. Había una pequeña parte de mí que se sintió extrañamente culpable, como: “deberías estar súper contenta de ser una bruja pateatraseros” o algo así. Pero no lo estaba. Me siento más que feliz de dejar la brillante piel y cabello flotante y herir a Elodie y esas chicas. Podría solamente abrir una tienda de café o algo, donde pudiera vender libros acerca de astrología y los chacras. Eso sería divertido. Tal vez podría usar un flotador morado muu… Levanté mi cabeza y deje de pensar barbaridades. Esa rara sensación de piel de gallina estaba de vuelta. Mire hacia arriba y vi a la chica del lago parada al final del pasillo. De cerca pude ver que era de mi edad. Ella me tenía el seño fruncido, y me di cuenta de que su vestido verde iba aleteando al nivel de sus tobillos, como si un viento soplara. Antes de poder abrir la boca para preguntarle quien era, dio una media vuelta rápida sobre sus talones y se alejó. Esperé escuchar sus zapatos en la escalera de madera, pero no hubo sonido alguno. Ahora la piel de gallina no era sólo en mi cuello, sino en todas partes. Probablemente parece raro ir a una escuela poblada de monstruos y todavía tenerle miedo a un fantasma, pero todo esto era ridículo. Esta era la tercera vez que veía a esta chica, y cada vez parecía que me estaba estudiando. Pero ¿por qué?

FORO PURPLE ROSE

104

Rachel Hawkins

HEX HALL

Lentamente me puse de pie y caminé por el pasillo. Hice una pausa antes de redondear la esquina, con miedo a que pudiera estar ella de pie allí, esperándome.

¿Qué iba a hacer, Sophie? Pensé. ¿Gritar “Boo”? ¿Caminar a través de ti? Es un fantasma, por Dios. Pero aun así estaba conteniendo la respiración mientras me apresuraba a dar la vuelta a la esquina. Y me encontré con algo muy sólido. Intenté gritar, pero salió lo único que me salió fue una entrecortada —¡Urrrgh! Sus manos se extendieron para estabilizarme. —Whoa —dijo Jenna con un poco de risa. —Oh. ¡Hola! —dije, sin aliento por la colisión, y luego el alivio. —¿Estás bien? —Estudió mi rostro con una mirada de preocupación. —Ha sido un día largo. Ella sonrió un poco. —Estoy segura. Me enteré lo que sucedido con la Vandy. Gemí. Con los secretos de la familia, los asesinos y los fantasmas, me había olvidado de mi peligro más inminente. —Es culpa mía. Yo nunca debí haber escuchado a Elodie. —No, no debiste —dijo Jenna, haciendo girar su atmósfera rosa—. ¿Es verdad que tienen trabajo de bodega el resto del semestre? —Sí. ¿Qué es eso, por cierto? —Es horrible —respondió ella secamente—. Las tiendas del Consejo rechazan todos los artefactos mágicos, y son un solo lío en la bodega. Las personas que tienen trabajo de bodega tienen que tratar de catalogar toda esa basura. —¿Tratar? —Bueno, todo es una basura, pero es basura mágica, por lo que se mueve alrededor. Catalogación: no tiene sentido porque no se queda en el mismo lugar. —Genial —murmuré.

FORO PURPLE ROSE

105

Rachel Hawkins

HEX HALL

—Cuidado, Sophie. La Sanguijuela se ve medio hambrienta. Miré por encima del hombro de Jenna y vi a Chaston al final del pasillo. Yo nunca la había visto sin Elodie y Anna, y el efecto fue un poco chocante. Chaston se burló de nosotras, pero parecía más una impresión de Elodie que una expresión genuina. —Cállate, Chaston —dije con irritación. —Bruja: Es lo que hay para cenar —dijo con una risa desagradable antes de desaparecer en su habitación. A mi lado, Jenna parecía aún más pálida de lo normal. Podría haber sido un truco de la luz, pero sólo por un segundo pensé que sus ojos tenían un brillo de color rojo. —La Sanguijuela —murmuró—. Eso es nuevo. —Oye —le dije, dándole una pequeña sacudida—. No dejes que te afecte. En especial ella. No vale la pena. Jenna asintió con la cabeza. —Tienes razón —dijo ella, pero ella seguía mirando la puerta de Chaston—. Entonces, ¿vienes a las clasificaciones de los cambia-formas? Negué con la cabeza. —Casnoff me dio el día libre —le dije. Afortunadamente, Jenna no preguntó por qué. —Está bien. Nos vemos en la cena, entonces. Después de que Jenna se fue, pensé en ir a mi habitación para leer o descansar, pero me fui escaleras abajo, a la biblioteca. Al igual que el resto de la casa, la habitación se veía ahora mucho menos miserable para mí. Las sillas se parecían menos a hongos dispuestos a tragarme, y más firmes. Solo tuve que escanear las estanterías un rato antes de encontrar lo que buscaba. El libro era negro, con una columna agrietada. No había título, pero un ojo de oro grande fue estampado en el frente. Me senté en una de las sillas y coloqué mis piernas por debajo de mí, abrí el libro por la mitad. Hubo varias páginas satinadas de imágenes, la mayoría de ellas eran reproducciones de pinturas, aunque hubo un granulado pocas fotografías de un castillo en Italia, ruinas que se suponían que eran la sede de L'Occhio di Dio. Pasé las páginas, deteniéndome cuando llegué a la misma imagen que había visto en el libro de mamá. Fue tan horrible como lo

FORO PURPLE ROSE

106

Rachel Hawkins

HEX HALL

recordaba: la bruja en su espalda, sus ojos desorbitados por el susto, y el hombre se agachó sobre ella cabello negro sosteniendo un cuchillo de plata. El ojo tatuado sobre el corazón. Me aparté de las fotos para revisar el texto. “Formada en 1.129, la sociedad comenzó en Francia como una rama de “Los Caballeros Templarios”. Originalmente era un grupo de caballeros sagrados, que tenían como deber librar al mundo de los demonios, el grupo se trasladó muy pronto a Italia, donde tomó el título oficial, L'Occhio di Dio o “El Ojo de Dios”. El grupo pronto se hizo muy conocido por sus actos brutales contra toda clase de prodigios, pero también eran conocidos por atacar a cualquier ser humano que ayudó a un prodigio. Con el tiempo se transformaron de guerreros santos en algo más parecido a una organización terrorista. Muy reservado, L'Occhio di Dio es un grupo élite de asesinos con un único objetivo, la destrucción total de todos los prodigios”. —Bueno, eso es bueno —murmuré para mí misma. Pasé varias páginas. El resto del libro parecía ser una historia de los líderes del grupo y sus víctimas prodigios más notables. He escaneado la lista de nombres, pero no vi Alice Barrow allí. Quizá la señora Casnoff se había equivocado y ella no fue gran cosa después de todo. Estaba a punto de dejar el libro en el estante cuando una ilustración en blanco y negro me llamó la atención y envió escalofríos a través de mí. Mostró una bruja acostada en una cama, con la cabeza colgando a un lado, con los ojos en blanco. Había dos hombres de pie en el sombrío negro detrás de ella, mirando hacia abajo, al cuerpo. Las camisas se abrieron lo suficiente como para que yo pudiera ver los tatuajes en sus corazones. Uno llevaba un palo largo y delgado con un extremo en punta, casi como un pica-hielos. El otro hombre sostenía un frasco de líquido negro de aspecto sospechoso. Miré hacia abajo en la leyenda, debajo de la foto. Aunque la extracción del corazón es el medio más común de ejecución empleados por “El Ojo”, el grupo se ha conocido por drenar la sangre de prodigios. Si esto se hace para implicar a los vampiros o alguna otra razón no se conoce. Me estremecí mientras miraba a esa bruja de ojos en blanco. No había agujeros en el cuello, como se hubieran encontrado en Holly, pero los hombres habían escurrido claramente su sangre de alguna manera. Pero eso era imposible. Estábamos en una isla, y había más hechizos de protección alrededor de este lugar del que yo podía contar. Seguramente no había forma de que un miembro de “El Ojo” pudiera entrar sin ser detectados.

FORO PURPLE ROSE

107

Rachel Hawkins

HEX HALL

Pasé de nuevo las hojas del libro, en busca de cualquier capítulo acerca de “El Ojo” para ir más allá de los hechizos de protección, pero todo lo que leo, dice que “El Ojo” no usa la magia, sólo la fuerza bruta. Más tarde, después de que me llevo el libro a mi cuarto, le muestro la fotografía a Jenna. Pensé que estaría interesada, pero en vez de eso, apenas la miró antes de girar y trepar a su cama. —L'Occhio di Dio no mata así —dijo mientras se apagaron las luces—. Nunca es secreto, ni nada. Quieren que la gente sepa que eran ellos. —¿Cómo sabes eso? —le pregunté. Ella sólo estaba allí, y pensé que no iba a contestarme. Entonces, saliendo de la oscuridad, ella dijo —Porque yo lo he visto.

FORO PURPLE ROSE

108

Rachel Hawkins

HEX HALL

Capítulo 15 Traducido por: Cowdiem Corregido por: Andy Parth

os días más tarde comencé con mis trabajos en la bodega.

D

Debo decir para comenzar que nunca había estado en una bodega en mi vida. De hecho, no podía ver ninguna razón para que alguien pudiera ir a una bodega a menos que haya vino involucrado. Esta bodega parecía especialmente poco acogedora. Para comenzar, el piso era solo de tierra apisonada, lo cual…ew. El aire era frío a pesar del calor de afuera, y olía a moho y humedad. Añade que sus techos altos, con sus bombillas desnudas, la pequeña y única ventana daba al montículo de compost detrás de la escuela, y los interminables armarios de basura empolvada, y repentinamente comprendí porque un semestre completo de labores de bodega apestaba tanto. No sólo eso, la Vandy había decidido ser especialmente malvada y nos había dado tres noches a la semana, justo después de la cena. Así que mientras todos los demás estaban descansando en sus habitaciones, o trabajando en uno de los ensayos épicos de Lord Byron, Archer y yo estaríamos catalogando un montón de mierda que el Consejo pensaba era muy importante para deshacerse de ella pero no lo suficientemente importante para almacenarla en los cuarteles centrales del Consejo en Londres. Jenna había tratado de alegrarme esa mañana, diciendo, —Al menos lo tienes con un chico guapo. —Archer ya no es guapo —había disparado de vuelta—. Él trató de matarme, y su novia es Satán. Pero tuve que admitir que cuando estuvimos de pie uno junto al otro en los escalones de la bodega y escuchamos a la Vandy divagar sobre lo que se supone que deberíamos hacer acá abajo, no pude evitar echar una mirada de soslayo hacia él y notar que, dejando de lado las tendencias homicidas y las novias malvadas, aun era muy guapo. Como siempre, su corbata estaba suelta y sus mangas de la camisa arremangadas. Él estaba observando a la Vandy con esa mirada aburrida y vagamente divertida, los brazos cruzados sobre su pecho. La pose hacía cosas excelentes por su pecho y brazos. ¿Cuán injusto era que Elodie, de toda la gente, tuviera eso como novio? Quiero decir, donde estaba la justicia cuando…

FORO PURPLE ROSE

109

Rachel Hawkins

HEX HALL

—¡Señorita Mercer! —la Vandy ladró, y yo salte lo suficiente para perder mi equilibrio. Me aferré a la baranda junto a mí, y Archer me capturó por el otro codo. Luego el guiño un ojo, y yo inmediatamente giré mi atención de vuelta a la Vandy como si ella fuera la persona más fascinante que hubiera visto en mi vida. —¿Necesita que le repita algo Srta. Mercer? —ella se burló. —N-no, lo comprendo —tartamudeé. Ella me miró fijamente por un minuto. Creo que ella estaba intentando salir con un inteligente comentario despreciativo. Pero la Vandy, como la mayoría de la gente maliciosa, era tonta, así que al final, ella sólo casi gruñó y pasó entre Archer y yo para subir apresurada las escaleras. —¡Una hora! —gritó por sobre su hombro. La vieja puerta ni siquiera dio un gritito de dolor cuando ella la empujo al cerrarla. Para mi horror, escuche un audible cliqueo. —¿Ella nos ha encerrado? —le pregunté a Archer, mi voz sonando más alta de lo que había intentado. —Sip —él respondió, trotando escaleras abajo para coger uno de los portapapeles que la Vandy había dejado precariamente encaramado en una fila de jarras. —Pero eso… ¿acaso no es ilegal? Él sonrió pero no miro arriba de su portapapeles. —De verdad tienes que dejar ir esos encantadores asuntos humanos como la legalidad, Mercer. —Elevó la mirada repentinamente, sus ojos como platos—. ¡Oh! Acabo de recordar algo. Él bajó el portapapeles y rebuscó en su bolsillo por unos segundos. —Aquí esta —él dijo, caminando hacia mí y apretando algo ligero en mi mano abierta. Miré hacia abajo. Era un fajo de Kleenex. —Eres un idiota. —Tiré los pañuelos a sus pies y pase junto a él pisando fuerte. Mi rostro estaba flameando.

FORO PURPLE ROSE

110

Rachel Hawkins

HEX HALL

—No es de extrañar que Elodie sea tu novia —murmuré mientras tomaba el portapapeles. Hice una gran escena de estar rebuscando entre las páginas. Eran veinte en total, con alrededor de cincuenta puntos listados en cada uno. Mis ojos barrieron sobre alguno de ellos, notando cosas como “Lazo: enfermera Rebecca” y “Mano cortada: A. Voldari.”. Rasgué las primeras diez páginas y se las pasé a Archer, junto con un lápiz. —Tú toma esta mitad —dije, sin encontrar sus ojos. Luego caminé hacia la repisa más alejada de él, la que estaba justo abajo de la pequeña ventana. Él no se movió por un minuto, y pude darme cuenta de que había algo que él quería decir, pero al final sólo suspiró y caminó hacia el otro extremo de la habitación. Por casi quince minutos trabajamos en total silencio. Aunque la Vandy había pasado mucho tiempo explicándonos nuestro trabajo, la verdad es que era un trabajo bastante fácil aunque ridículamente tedioso. Teníamos que ver qué es lo que había en los estantes y luego encontrarlos en las hojas de papel y escribir en cual estante estaban y bajo que espacio en ese estante se encontraban. Como por ejemplo, en el estante G, espacio 5, había un trozo de paño rojo que podría haber sido “Pieza de cubierta, Grimoire: C. Catellan” o “Fragmento de túnica ceremonial: S. Cristakos.”. O podría haber sido ninguna de esas cosas sino algo de la lista de Archer. Hubiera avanzado más rápido si estuviéramos trabajando juntos, pero aun estaba enojada por el asunto del Kleenex. Me puse en cuclillas y tomé los jirones de cuero de un tambor. Mis ojos escanearon la lista, pero la verdad no estaba viendo nada. Sabía que no debía haber llorado en frente de él, pero no podía creer que él fuera tan imbécil como para reírse de eso. No es como si fuéramos mejores amigos o algo, pero esa primera noche yo sentí que nos habíamos unido un poco. Aparentemente no. —Era una broma —él dijo repentinamente. Me giré para encontrarlo agachado tras de mí. —Como sea. —Me giré de vuelta al estante. —¿A qué te referías con lo de Elodie y yo? —él preguntó. Hice rodar mis ojos y me puse de pie caminando hacia el estante H. —¿Es tan difícil de comprender de verdad? Quiero decir, ella dio una más o menos enorme risotada a costa de

FORO PURPLE ROSE

111

Rachel Hawkins

HEX HALL

mí el otro día, así que sólo es apropiado que tú, como su novio, también disfrutarías riéndote de mí. Es tan dulce cuando las parejas pueden compartir pasatiempos. —Hey —él chasqueó—. La pequeña payasada de Elodie me metió en esto también, ¿recuerdas? Traté de ayudarte. —No te pedí que lo hicieras —repliqué, pretendiendo estudiar atentamente lo que al principio parecía ser un montón de hojas flotando en un jarro de líquido ámbar. Luego me di cuenta que no eran hojas sino pequeños cuerpos de hadas. Suprimiendo la urgencia de arrojarlo lejos de mí y hacer alguna clase de sonido como “¡neeeeuuuuugghhhh!”, rebusque por las páginas, buscando algo que se leyera como “Pequeños cuerpos de hadas”. —Bueno, no te preocupes —él espetó, rebuscando en sus propias páginas—. No pasará de nuevo. Estuvimos en silencio por un momento, ambos mirando nuestras respectivas listas. —¿Has visto algo que pudiera ser parte de un mantel de altar? —él pregunto finalmente. —Chequea el estante G, espacio 5 —respondí. Luego de la nada, él dijo, —Ella no es tan mala, sabes. Elodie. Sólo tienes que llegar a conocerla. —¿Eso es lo que pasó con ustedes dos? —¿Qué? Tragué, repentinamente nerviosa. De verdad no quería escuchar a Archer ponerse poético con respecto a Elodie, pero estaba realmente curiosa. —Jenna dijo que tú solías ser, algo así como, un miembro con credencial del club “Odiamos a Elodie”. ¿Qué es lo que pasó? Él desvió la mirada y comenzó a levantar cosas al azar sin verlas realmente. —Ella cambió —él dijo suavemente—. Después de que Holly muriera, ¿sabes sobre Holly? Asentí. —La compañera de cuarto de Jenna. Elodie, Chaston y Anna me contaron.

FORO PURPLE ROSE

112

Rachel Hawkins

HEX HALL

Él pasó una mano por su oscuro cabello. —Sí. Ellas aun están bastante colgadas en culpar a Jenna. Como sea, Elodie y Holly habían sido muy cercanas cuando comenzaron aquí, y Holly y yo habíamos estado prometidos… —Espera —dije, elevando una mano—. ¿Prometidos? Él se veía confundido. —Sí. Todas las brujas son prometidas a un hechicero disponible en su cumpleaños número trece. Un año después de que reciben sus poderes. —Él frunció el ceño—. ¿Estás bien? —preguntó. Estoy segura de que estaba haciendo una mueca extraña. A los trece yo estaba pesando en si dejar que la lengua de un chico entrara en mi boca. Estar comprometida estaba bastante más allá de mí. —Bien —murmuré—. Es sólo extraño pensar en eso. Es tan… Jane Austen. —No es tan malo. —Bien. Arreglar matrimonios para adolescentes es una cosa buena. Él negó con la cabeza. —No nos casamos como adolescentes, sólo nos prometemos. Y la bruja siempre tiene el derecho de rehusar o aceptar a su prometido y cambiar de idea después. Pero la unión usualmente es buena, basada en poderes complementarios, personalidades. Cosas como eso. —Como sea. Ni siquiera puedo imaginarme teniendo un novio. —Probablemente tienes uno, sabes. Lo miré fijamente. —¿Discúlpame? —Tú padre es un tipo muy importante. Estoy seguro que debe haber hecho un acuerdo para ti cuando tenías trece. Ni siquiera quería llegar a eso. La idea de que había cierto hechicero ahí afuera que estaba planeando hacerme su señora un día era demasiado para manejar. ¿Qué si estaba aquí en Hecate? ¿Qué si conocía al chico? Oh dios, ¿qué si era ese chico con mal aliento que se sentaba justo tras de mí en Evolución Mágica? Hice una nota mental de preguntarle a mamá sobre todo esto tan pronto como decidiera hablarle nuevamente. —Bien —le dije a Archer—. Sólo…sigue con tu historia.

FORO PURPLE ROSE

113

Rachel Hawkins

HEX HALL

—No creo que nadie se diera cuenta de cómo la muerte de Holly golpeó a Elodie. Así que comenzamos a conversar durante el verano, sobre Hecate y Holly, y una cosa llevo a la otra… —Y puedes ahorrarme los detalles sangrientos —dije con una sonrisa incluso cuando algo doloroso se retorcía en mi pecho un poco. Así que a él de verdad le gustaba. Había estado alimentando esta fantasía secreta de que él sólo estaba pretendiendo que le gustaba de modo que pudiera dejarla públicamente de la forma más vergonzosa posible, preferiblemente en la televisión nacional. —Mira —él dijo—. Haré que Elodie y sus amigas te dejen en paz, ¿sí? Y de verdad, trata de darle otra oportunidad. Juro que ella tiene profundidades ocultas. Sin siquiera pensar, respondí de vuelta, —Dije ahórrame los detalles sangrientos. Por un segundo no estaba segura de que me daba cuenta de lo que había dicho recién. Y luego se asentó en mí y maldije mi boca sarcástica directo al infierno. Con el rostro en fuego, miré hacia Archer. Él me estaba mirando conmocionado. Y luego estalló en carcajadas. Yo comencé a reír también, y muy rápido estuvimos sentados en el piso de tierra limpiando las lágrimas de nuestros ojos. Había pasado un largo tiempo desde que de verdad había reído con alguien, o hecho una broma sucia, de esa materia, y no podía creer cuán bien se sentía. Por un pequeño momento olvidé que aparentemente había sido creada de maldad, y que estaba siendo acosada por un fantasma. Era agradable. —Sabía que me agradabas, Mercer —él dijo cuando finalmente habíamos terminado de carcajearnos, y estaba agradecida de poder culpar mis súbitamente rojas mejillas a la risa. —Pero espera —dije, reclinándome en uno de los estantes, tratando de recuperar mi aliento—. Si todos se comprometen a la edad de trece años, ¿acaso ella no está destinada ya a casarse con alguien más? Él asintió. —Pero como te dije, es una cosa voluntaria. Los esponsales siempre pueden ser renegociados. Quiero decir, se me considera una especie de presa. —E igual de modesto —repliqué, tirándole mi lápiz.

FORO PURPLE ROSE

114

Rachel Hawkins

HEX HALL

Él lo atrapo fácilmente. Desde sobre nosotros, la puerta dio su grito de muerte, y ambos nos pusimos de pie culpablemente, como si hubiéramos estado besándonos y tocándonos o algo. Repentinamente la imagen de Archer y yo besándonos contra uno de los estantes inundó mi cerebro, sentí el rubor de mis mejillas extenderse al resto de mi cuerpo. Sin tener la intención de hacerlo, eché una miradita a sus labios. Cuando elevé mis ojos a los de él, él me estaba mirando con una expresión que era totalmente inescrutable. Pero justo como la mirada que él me había dado en las escaleras la primera noche, esta me había dejado sin aliento. Estaba de verdad agradecida cuando la Vandy gritó —¡Mercer! ¡Cross! Su dura y áspera voz era el equivalente auditivo para una ducha de agua fría, y la tensión del momento se desvaneció. Mis pensamientos lujuriosos habían prácticamente desaparecido para el momento en que estábamos fuera de la bodega. —Mismo lugar, misma hora, el miércoles —dijo la Vandy mientras nosotros prácticamente corríamos hacia la escalera principal. Naturalmente, Elodie estaba esperando a Archer en el recibidor del segundo piso. Estaba sentada en el mugriento sillón azul. Una lámpara cercana le daba un suave brillo dorado a su inmaculada piel, y destacaba los reflejos color rubí de su cabello. Me giré hacia Archer, pero él estaba mirando fijamente a Elodie como… bueno, como yo lo estaba mirando a él. Ni siquiera me moleste en decir buenas noches. Sólo subí trotando las escaleras hacia mi habitación. Jenna no estaba ahí, y luego de toda la porquería de la bodega, definitivamente necesitaba una ducha. Tomé una toalla de mi baúl y una camiseta sin mangas con unos pantalones de pijama desde mi vestidor. Nuestro piso estaba prácticamente desierto. Los chicos y las chicas no tenían que separarse hasta las nueve, y solo eran las siete, así que imaginé que todos estaban pasando el rato en los salones abajo. Con mi mente aun en Archer (y la general estupidez de estar enamorada de alguien que está saliendo con una diosa), me encaminé hacia el baño y abrí la puerta. La habitación estaba envuelta en vapor, y apenas podía ver en frente de mi. Podía escuchar el sonido del agua de la bañera corriendo.

FORO PURPLE ROSE

115

Rachel Hawkins

HEX HALL

—¿Hola? —dije. No hubo respuesta, así que mi primer pensamiento fue que alguien había dejado abierta la llave como una broma. La Sra. Casnoff no estaría divertida. El agua caliente no era buena para los pisos de doscientos años. Luego el vapor comenzó a apartarse, fluyendo a través de la puerta abierta tras de mí. Y vi porque la llave estaba aún abierta. Le tomo un largo tiempo a mis ojos aceptar lo que estaban viendo. Al principio pensé que quizás Chaston estaba sólo dormida en la bañera y que el agua estaba teñida de rosa por las sales de baño o algo. Luego me di cuenta que sus ojos no estaban cerrados, sino entrecerrados, casi como si estuviera borracha. Y el agua estaba rosada debido a su sangre.

FORO PURPLE ROSE

116

Rachel Hawkins

HEX HALL

Capítulo 16 Traducido por: Dham Love Corregido por: Andy Parth

oté las diminutas heridas puntudas justo debajo de su mandíbula, y unos cortes más crueles y largos en sus dos muñecas, que estaban goteando sangre en el piso.

N

Sin siquiera pensarlo, me apresuré a su lado, murmurando un hechizo de curación. No era uno muy bueno, yo sabía. Lo máximo que había logrado hacer era sanar una raspadura en la rodilla, pero pensé que valía la pena intentarlo. Mientras miraba, los pequeños agujeros en su cuello parecían plegarse ligeramente, sólo para ceder y abrirse nuevamente. Hice un sonido como un sollozo. Dios, ¿Por qué es tan jodida la magia? Los ojos de Chaston revolotearon por un momento, luego abrió su boca como si estuviera tratando de decir algo. Corrí hacia la puerta. —¡Srta. Casnoff! ¡Alguien! ¡Ayuda! Varias cabezas aparecieron en las puertas. —Oh Dios —escuché a alguien lloriquear—. No de nuevo. La Srta. Casnoff apareció en la cima de las escaleras en una túnica, su cabello trenzado caía por su espalda. Tan pronto como vio donde estaba, su rostro palideció. Y por alguna razón, ver su rostro tan asustado fue lo que me quebró. Mis rodillas comenzaron a temblar y sentí que mi garganta se estrechaba por las lágrimas. —Es… es Chaston —me las arreglé para decirlo—. Ella… hay sangre… La Srta. Casnoff me agarró y miró hacia el baño. Sus manos se apretaron sobre mis hombros. Se reclinó miro hacia mi rostro. —Sophia, necesito que traigas a Cal tan pronto como puedas. ¿Sabes dónde está su domicilio? Mi cerebro se sentía como un huevo revuelto, como en esos comerciales de droga viejos. — ¿El jardinero? —pregunté estúpidamente. ¿Qué quería la Señorita Casnoff con él? ¿Acaso era un ME3 o algo?

3

Médico de Emergencia.

FORO PURPLE ROSE

117

Rachel Hawkins

HEX HALL

La Srta. Casnoff asintió, su agarré todavía estaba firme sobre mis hombros. —Sí, Cal —ella repitió—. Vive al lado del estanque. Tráelo y dile lo que pasó. Me giré y corrí por las escaleras. Mientras corría, vi a Jenna saliendo de nuestra habitación. Pensé que la había escuchado diciendo mi nombre, pero luego ya estaba en la puerta frontal y hacia la noche. Incluso aunque el día había sido cálido, ahora estaba lo suficientemente frío como para hacer que en mis brazos se me pusiera la piel de gallina. La única luz venía de la escuela detrás de mí, aquellas ventanas gigantes formando rectángulos incluso más grandes de luz en el césped. Sabiendo que el estanque estaba a mí izquierda, giré hacia allí y seguí corriendo, el aire fresco iba y venía por mis pulmones como cuchillos. Sólo pude distinguir una forma abultada y en realidad, en realidad, esperaba que fuera la casa de Cal, y no una choza de almacenamiento o algo. Incluso aunque estuviera tratando de apartar el pánico, todo lo que podía ver era a Chaston sangrando hasta la muerte en esos cuadros a blanco y negro. Mientras me acercaba, vi que era definitivamente una casa. Podía escuchar una música tenue que venía de adentro, y allí había un poco de luz en la ventana. Por ahora estaba respirando tan fuerte que no estaba segura de si sería capaz de pronunciar alguna palabra. Sólo tuve que golpear en la puerta por tres segundos antes de que estuviera abierta, y Cal estuviera parado frente a mí. Asumí que sería viejo y corpulento con un estilo de caprichoso, así que me sorprendí bastante cuando me encontré al frente de ese deportista de alto voltaje que había visto el primer día, el que yo pensé que sería el hermano mayor de alguien. Él no podría tener más de diecinueve, y su única concesión era una franela y su vaga expresión de molestia. —Los estudiantes no están permitidos… —comenzó a decir, pero lo corté. —La Srta. Casnoff me envió a buscarle. Es Chaston. Esta herida. Tan pronto como dije “La Srta. Casnoff” había cerrado la puerta tras él. Luego se estaba moviendo a mi lado y a través del patio hacia la casa. Cansada de mi hazaña de antes, me quedé atrás. Para el momento en que regresamos, a Chaston la habían sacado de la bañera y la habían envuelto en una toalla. Vendajes cubrían los orificios en su cuello, y estaban envueltos

FORO PURPLE ROSE

118

Rachel Hawkins

HEX HALL

firmemente alrededor de sus muñecas. Pero todavía lucía bastante pálida, y sus ojos estaban cerrados. Elodie y Anna estaban acurrucadas contra el lavabo en sus pijamas, agarrándose la una a la otra y lloriqueando. La Srta. Casnoff estaba arrodillada al lado de la cabeza de Chaston, murmurando algo. Si eran palabras de apoyo o magia, no lo sé. Ella miró cuando Cal entró, y su rostro parecía hundirse de alivio, haciéndola lucir más como la abuela preocupada de alguien que una formidable directora. —Gracias —ella dijo suavemente. Mientras se levantó, vi que su túnica de seda estaba empapada hasta las rodillas y probablemente arruinada. Ella no parecía notarlo. —Mi oficina —ella le dijo a Cal mientras se arrodillaba y recogía a Chaston en sus brazos. La Srta. Casnoff se movió hacia el corredor, extendiendo sus brazos señalando a la multitud de estudiantes fuera del baño. —Retrocedan niños, dennos algo de espacio. Les aseguro que la Señorita Burnett estará bien. Sólo es un pequeño accidente. Todo el mundo se retiró, y el jardinero emergió, con Chaston en sus brazos. Sus mejillas descansaban contra su pecho, y vi que sus labios estaban morados. Mientras los tres desaparecieron por la escalera, escuché a alguien detrás de mí suspirar. —Wow —me giré y note a Siobhan descansando contra el marco de la puerta del baño. —¿Qué? —Ella dijo —No me digas que no darías un poco de sangre para ser cargada por eso. Siobhan empezó cuando Elodie y Anna caminaron fuera del baño luciendo temblorosas y pálidas. Luego los ojos de Elodie se fijaron en algo detrás de mí y entrecerró los ojos. — Fuiste tú —ella escupió. Me giré y vi a Jenna parada fuera de nuestra habitación—. Tú hiciste esto —Elodie continuó, avanzando lentamente hacia Jenna, quien, probándose a ella misma que era o valiente o completamente loca, se quedó donde estaba y siguió mirando a Elodie. El ánimo de todo el corredor cambio. Pienso que a pesar de estar preocupados por Chaston, todos anticipábamos un combate Elodie/Jenna, tal vez para alejar nuestras mentes de la sangre todavía agrupada en el piso del baño, tal vez porque las chicas adolescentes son criaturas horribles que le gusta ver a las otras chicas pelear. ¿Quién sabe? La tranquilidad de Jenna vaciló por un segundo, y miró a sus pies. Cuando levantó su cabeza, de alguna manera, esa expresión lánguida y aburrida estaba en sus ojos. —No sé de lo que estás hablando.

FORO PURPLE ROSE

119

Rachel Hawkins

HEX HALL

—¡Mentirosa! —lloriqueó Elodie, y las lágrimas se derramaron por sus mejillas—. Ustedes son asesinos, todos ustedes los vampiros. No perteneces aquí. —Ella tiene razón —alguien dijo, y vi a Nausicaa abrirse camino por la multitud. Sus alas estaban aleteando furiosamente, agitando el aire a su alrededor. Taylor estaba justo detrás de ella, con los ojos oscuros bien abiertos. Jenna se rió, pero sonó forzado. Miro a su alrededor y se dio cuenta que la multitud se había agrupado a su alrededor, haciéndola ver pequeña y sola. —¿Y qué? —Ella preguntó, su voz temblaba un poco—¿Ninguno de su clase ha matado alguna vez? ¿Ninguna de sus brujas o cambiadores de forma o hadas? ¿Los vampiros son los únicos que se han tomado una vida? Todos los ojos estaban sobre Elodie, y creo que todos esperábamos que arremetiera contra la garganta de Jenna o algo. Pero ella tenía el poder y lo sabía. Sus ojos verdes estaban brillando poderosamente mientras se burlaba —¿Qué sabes acerca de las cosas? Ni siquiera eres una prodigio real. El aliento que todos habían estado conteniendo pareció salir de todos a la misma vez. Ella lo había dicho. La única cosa que todos pensaban pero nadie lo había dicho en voz alta. —Los poderes de nuestras familias son antiguos —continuó Elodie, su rostro estaba pálido, excepto por los dos puntos rojos en sus mejillas—. Somos descendientes de ángeles. ¿Y tú que eres? Una patética y pequeña humana que fue alimentada por un parásito; un monstruo. Jenna estaba temblando ahora. —¿Así que soy un monstruo? ¿Qué hay acerca de ti Elodie? Holly me dijo lo que tú y tus pequeñas amigas estaban tratando de hacer. Espere que Elodie disparara de vuelta con algo, pero en vez de eso se giro muy pálida. Anna había dejado de llorar y estaba agarrando el hombro de Elodie. —Vamos —imploró en voz alta. —No sé de lo que estás hablando —dijo Elodie, pero parecía asustada. —Por el demonio que no lo sabes. Tu pequeño aquelarre estaba tratando de criar un demonio. Tú creerás que la multitud jadeó. Yo pensé que había jadeado. Pero todo el corredor estaba callado.

FORO PURPLE ROSE

120

Rachel Hawkins

HEX HALL

Elodie sólo miro a Jenna, pero pensé que escuché a Anna dar un quejido. A la vista de esa mirada, Jenna empezó a parlotear —Ella dijo que querías más poder, ella dijo que querías hacer un ritual de convocación, y que necesitabas un sacrificio para hacer esto. T-Tú tenías que dejar que el demonio se alimentara… alimentara de alguien, así que… Elodie había recuperado su compostura —¿Un demonio? ¿Crees que podríamos criar un demonio aquí y no tener a la Srta. Casnoff y a la Vandy y todo el Consejo sobre nosotras? Por favor. Alguien en la multitud soltó una risita, y la tensión se rompió. Una persona riéndose les da a las otras el permiso para reírse, así que eso fue lo que hicieron. Jenna estaba allí escuchando esa burla mucho más de lo que yo podría haber hecho. Luego ella paso al lado mío y bajó por el corredor hacía nuestra habitación. Golpeó la puerta detrás de ella. Una vez que se hubo ido, los murmullos empezaron. Nausicaa le estaba hablando a Siobhan. —¿Quién de nosotros sigue? Las alas azules de Siobhan se estremecieron mientras decía. —¡Todo lo que hice fue volar para tomar el bus! No merezco estar encerrada aquí con asesinos. —Jenna no es una asesina —dije, pero me di cuenta que no estaba segura de eso. Ella era un vampiro. Los vampiros se alimentaban de humanos.

Y tal vez de brujas. No. Empujé ese pensamiento incluso mientras recordaba a Jenna tratando bastante fuerte de no mirar mi sangre el primer día. Para mi sorpresa, fue Taylor quien salió diciendo, —Sophie tiene razón. No hay ninguna prueba de que Jenna haya asesinado a alguien. No tenía ni idea si ella lo decía porque en verdad lo creyera o si lo hacía porque sólo quería molestar a Nausicaa, pero estaba agradecida de todas maneras. —Gracias —dije, pero Beth se paró entre Taylor y yo. —No escucharía nada de lo que Sophie Mercer tuviera que decir, Taylor.

FORO PURPLE ROSE

121

Rachel Hawkins

HEX HALL

Miré a Beth. ¿Qué paso con todo nuestro momento de unión? —Estaba hablando con uno de los otros weres, y dijo que el papá de Sophie es la cabeza del Consejo. Escuché unos cuantos murmullos por eso, y otras de las chicas más viejas me miraban. Las jóvenes sólo lucían confundidas. Mierda. —Su papá fue el que permitió que los vampiro entraran a Hex —dijo Beth. Ella me miro, y vi el brillo de sus colmillos mientras se deslizaban fuera de sus encías. —Por supuesto que va a decir que Jenna es inocente. De otra manera el trabajo de su papi estaría en peligro. No tenía tiempo para esto. —Ni siquiera he conocido a mi papa, y en verdad no estoy aquí para discutir su agenda política ni nada. Rompí las reglas y me sentenciaron a Hex. Como a todo el mundo. Taylor entrecerró los ojos. —¿Tu papá es la cabeza del Consejo? Antes de que pudiera responder, la Srta. Casnoff apareció en la cima de las escaleras. Todavía estaba en su túnica mojada, y lucía más que nada estresada, pero no estaba tan pálida, así que tome eso como una buena señal. —Atención señoritas —ella dijo en una voz que se las arregló para que fuera poderosa sin gritar—. Gracias a los esfuerzos de Cal, la Señorita Burnett ha recuperado la conciencia y parece estar en vías de recuperación. El suspiro colectivo de alivio y los murmullos que siguieron cubrieron mí apoyo en Anna y susurré. —¿Qué quiere decir acerca de este sujeto Cal? Había esperado una respuesta enojada acerca de que tan estúpida yo era, pero Anna estaba aparentemente tan aliviada por lo de Chaston para ser una perra. —Es un hechicero blanco —ella replicó—. Uno súper poderoso. Puede curar heridas que otras brujas y hechiceros no pueden. —¿Por qué no curo a Holly entonces? —pregunté, y eso me dio un aspecto de mocosa. Era bueno saber que Anna ya estaba de vuelta a su normalidad. —Holly estaba muerta cuando la encontraron, gracias a tu pequeña amiga. Cal sólo puede curar a los vivos; no puede levantar a los muertos. Nadie puede.

FORO PURPLE ROSE

122

Rachel Hawkins

HEX HALL

—Oh —dije sin convencimiento, pero ya le estaba hablando a Elodie. —Sus padres vendrán por ella mañana —continuó la Srta. Casnoff—, y espero que pueda estar con nosotros de nuevo después de las vacaciones de invierno. —¿Ha dicho algo? —preguntó Elodie—. ¿Dijo quien lo había hecho? La Srta. Casnoff frunció el ceño ligeramente. —No por el momento. Y las invito a todas ustedes a que hagan mejor uso de su razón antes de ir esparciendo rumores acerca de este incidente. Estamos tomándonos esto muy en serio, y lo último que necesitamos es pánico. Elodie abrió su boca, pero una mirada de la Srta. Casnoff la detuvo de decir cualquier cosa desagradable que estuviera a punto de decir. —De acuerdo —dijo la Srta. Casnoff con un aplauso de sus manos—. Todos a la cama ahora. Podemos discutir esto en la mañana.

FORO PURPLE ROSE

123

Rachel Hawkins

HEX HALL

Capítulo 17 Traducido por elamela Corregido por Silvery

uando regresé a mi habitación, Jenna estaba dentro, sentada en el tocador junto a la ventana. Su frente estaba apoyándose sobre sus rodillas.

C

—¿Jenna? No me miró.

—Está sucediendo de nuevo —dijo con una voz pastosa—. Al igual que a Holly. Tomó una profunda y estremecedora bocanada de aire y dijo: —Cuando los vi llevarse a Chaston… fue exactamente lo mismo. Los agujeros en su cuello, los cortes en sus muñecas. La única diferencia es que Chaston estaba blanca. Holly e-estaba casi… casi gris cuando la s-sacaron… —Su voz se rompió. Me senté en mi cama y le puse una mano sobre su rodilla. —Oye —dije suavemente—, eso no fue tu culpa. Miró hacia arriba, con sus ojos rojos de ira. —Sí, pero eso no es lo que los demás piensan, ¿verdad? Todos piensan que soy qué, ¿un monstruo chupasangre? Saltó del tocador. —Cómo pedí esto —masculló en una voz baja, sacando ropa de su armario y tirándola sobre su cama—. Cómo quería venir a esta maldita escuela de todos modos. —Jen —empecé a decir, pero giró alrededor de mí. —¡Odio estar aquí! —gritó—. Yo... odio tomar estúpidas clases como La historia de las brujas del siglo XIX. Dios, s-sólo quisiera tener álgebra o algo estúpido como eso. Quisiera

FORO PURPLE ROSE

124

Rachel Hawkins

HEX HALL

comer comida, comida real, en una cafetería, y tener un trabajo después de la escuela, e ir al baile de graduación. Con un sollozo, se sentó en su cama, y toda la ira de ella se había evaporado. —No quiero ser un vampiro —murmuró, y luego rompió a llorar, enterrando su cara en la camiseta negra que estaba sosteniendo. Miré alrededor de la habitación, y por primera vez, todo lo rosa no parecía alegre, sólo parecía triste, mientras Jenna estaba tratando de aferrarse a cualquier vida que había tenido antes. Hay momentos en los que no decir nada es definitivamente el mejor modo de actuar, y sentí que este era uno de esos momentos. Así que sólo crucé la habitación y me senté en su cama, acariciándole el pelo como mi madre me hizo la noche que me había enterado de que iba a ir a Hecate. Y después de un tiempo, Jenna se recostó contra su almohada y comenzó a hablar. —Era tan amable conmigo —dijo en voz baja—. Amanda. No tuve que preguntarle quién era Amanda. Sabía que finalmente me estaba contando la historia de cómo había llegado a ser un vampiro. —Esa fue la mayor parte. No es que fuera guapa, o inteligente, o divertida. Era esas cosas también, pero fue la amabilidad que tuvo conmigo. Nunca nadie me había prestado tanta atención antes. Cuando me dijo lo que era, que quería que estuviera con ella para siempre, realmente no me lo creí. No lo creí hasta que sentí sus dientes en mi cuello. Hizo una pausa, y no hubo ningún sonido en la habitación, excepto el suave susurro de la brisa en los robles de afuera. —Cuando el cambio sucedió, fue... increíble. Me sentí más fuerte y sólo mejor, ¿sabes? Como si el resto de mi vida hubiera sido un sueño. Esas dos primeras noches con ella fueron las mejores noches de toda mi vida. Y luego ellos la mataron. —¿Ellos? Sus ojos se encontraron con los míos. Mi pequeño reflejo en sus ojos parecía muy pálido. —“El Ojo” —respondió, y un escalofrío involuntario me recorrió. —Había dos de ellos. Irrumpieron en el motel donde nos estábamos escondiendo, y la estacaron mientras estaba durmiendo. Pero se despertó y comenzó a… comenzó a gritar, y fueron necesarios ambos para mantenerla sujeta. Así que me levanté y salí corriendo por la

FORO PURPLE ROSE

125

Rachel Hawkins

HEX HALL

puerta y sólo me mantuve corriendo. Durante tres días me escondí en un cobertizo del jardín de alguien. Sólo me fui de allí porque estaba muerta de hambre. Así que robé algo de comida de un supermercado. Tan pronto como puse el primer Twinkie en mi boca, sentí que iba a morir. Lo mastiqué quizá por segunda vez antes de tenerlo que escupir. El… — Cerró sus ojos y respiró hondo—. El gerente de la tienda salió y me encontró de rodillas en el aparcamiento. Vio el envoltorio y comenzó a gritar llamando a la policía, y yo… Dejó de hablar y no se encontraría con mis ojos. Puse mi mano en su hombro, tratando de consolarla, o dejándole saber que no me importaba que hubiera bebido sangre de alguien, pero no podía mirarla a la cara. —Después de... después de eso, me sentí mejor. Conseguí un autobús de regreso a la ciudad y encontré a los padres de Amanda. Eran vampiros también. El padre de Amanda había sido mordido hace años y había cambiado a todos. Así que contactaron con el Consejo y fui enviada aquí. Me miró de nuevo. —No se suponía que fuera de esta manera —dijo lastimeramente—. No quiero ser así sin Amanda. Sólo quería ser un vampiro si podíamos estar juntas para siempre. Lo prometió — Las lágrimas estaban brillando en sus ojos. —Wow —dije—. ¿Quién sabía que las chicas chupaban igual de mal que los chicos? Suspiró y echó su cabeza hacia atrás contra la cabecera de la cama, con los ojos cerrado. —Me van a expulsar. —¿Por qué? Parecía incrédula. —Um... ¿Hola? Van a inmovilizarme totalmente con Chaston. Holly era una cosa, ¿pero dos chicas en un período de seis meses? —meneó su cabeza—. Alguien va a caer por eso, y puedes apostar que voy a ser yo. —¿Por qué? —repetí. Jenna era la única persona en Hecate que consideraba una amiga. Bueno, tal vez Archer y yo éramos amigos ahora, pero todavía había toda esa posiblemente pequeña cosa de tal vez estar enamorada de él, y eso lo expulsaba de la zona de amigos. Si Jenna se iba, estaría a merced de Elodie y Anna. De ninguna manera.

FORO PURPLE ROSE

126

Rachel Hawkins

HEX HALL

—No sabes si te van a expulsar. Chaston puede recordar lo que le pasó. Sólo espera y habla con la señora Casnoff, ¿de acuerdo? Tal vez todo el mundo mañana se habrá calmado un poco. Su sarcástico resoplido me dijo exactamente cómo encontraba ese escenario probablemente. Después de un momento empezó a poner su ropa de nuevo en el armario. Me levanté y la ayudé. —Entonces, ¿cómo fue el trabajo del sótano esta noche? —Bodega. —¿Y tu paliza estupendamente inútil con Archer Cross? —A pesar de eso estupenda. Aún así inútil. Asintió con la cabeza mientras colgaba una de sus muchas chaquetas de Hecate. —Bueno es saberlo. Trabajamos en un agradable silencio. —¿Qué querías decir con lo de Elodie y su aquelarre tratando de criar a un demonio? —Eso es lo que Holly me dijo que estaban trabajando —dijo mientras cerraba el armario—. La señora Casnoff estaba realmente sirviendo de proxeneta en todo el L'Occhio di Dio, que matara a todas las cosas en las que es tan grande, y su aquelarre se descontrolara. Holly dijo que pensaban que si criaban a un demonio, les daría más poder y estarían más seguras al deber bajar cosas. —¿Hicieron eso? Meneó su cabeza. —No lo sé. Las luces parpadearon, hundiéndonos en la oscuridad. Oí unos pocos gritos alarmados abajo por el pasillo, pero luego la voz de la señora Casnoff resonó: —Las luces apagadas, es obligatorio esta noche. Vayan a la cama, niños. Jenna suspiró. —Te va encantar Hex Hall.

FORO PURPLE ROSE

127

Rachel Hawkins

HEX HALL

Tropezando con los muebles y susurrando malas palabras, hicimos nuestro camino hacia nuestras respectivas camas. Me tambaleé en la mía con un bajo gemido. No me había dado cuenta de lo agotada que estaba hasta que sentí mi suave y fría almohada bajo mi cabeza. Así que estaba casi dormida cuando oí a Jenna susurrar: —Gracias. —¿Por qué? —murmuré. —Por ser mí amiga. —Wow —contesté—. Eso es como, la cosa más patética que alguien alguna vez me ha dicho. Dio un grito de fingida ofensa, y un segundo más tarde una de sus muchas almohadas aterrizó en mi cara. —Estaba tratando de ser amable —insistió, pero podía oír la risa en su voz. —Bueno, no —repliqué—. Me gustan mis amigos mezquinos y aborrecibles. —Lo haré —respondió, y unos minutos más tarde ambas estábamos dormidas.

Me despertaron los gritos de Jenna y el olor a humo. Confundida, me senté. La luz del sol matutina estaba entrando a raudales en la habitación y sobre la cama de Jenna. Me tomó un minuto darme cuenta que era ahí donde venía el humo. La cama de Jenna. Jenna. Estaba intentando desesperadamente ponerse de pie, pero estaba enredada en sus sábanas, y el pánico la estaba haciendo torpe. Mis pies apenas tocaron el suelo cuando salté de mi cama y arrojé mi edredón sobre ella. Mientras lo hacía, eché un vistazo a su mano. La piel normalmente pálida, era roja brillante, y estaba burbujeando en algunos puntos. Sin pensarlo, la empujé en su armario.

FORO PURPLE ROSE

128

Rachel Hawkins

HEX HALL

Una vez que estaba dentro, agarré una de sus sábanas y la empujé contra la rendija de debajo de la puerta. Jenna estaba llorando, pero no estaba haciendo ese sonido agudo de dolor más. —¿Qué pasó? —grité a través de la madera. —Mi piedra sanguínea —sollozó—. ¡Se ha ido! Corrí a su cama y me agaché para mirar debajo.

Tal vez simplemente se cayó, me dije. Tal vez se rompió el cierre, o se quedó atrapada en su almohada. Quería que fuera una de esas cosas. Quité todo de la cama, incluso empujé el colchón fuera de los resortes de la caja, pero la piedra sanguínea de Jenna no estaba en ningún lugar. La rabia me inundó. —Espera aquí —le grité a Jenna. —Ah, ¡como si me fuera a alguna parte! —respondió cuando estaba ya a mitad de camino de la puerta. Había unas chicas en el pasillo. Reconocí a una, Laura Harris, de Evolución Mágica. Sus ojos se abrieron de par en par cuando me vio. Corrí a la habitación de Elodie y golpeé en la puerta. La abrió, y la metí dentro de la habitación. —¿Dónde está? —¿Dónde está qué? —preguntó. Tenía círculos oscuros bajo sus ojos. —La piedra sanguínea de Jenna. Sé que la cogiste, ahora ¿dónde está? Los ojos de Elodie brillaron. —No cogí su estúpida piedra sanguínea. Aunque si la tuviera, habría sido totalmente justificado después de lo que le hizo a Chaston la última noche. —No le hizo nada a Chaston, ¡y podrías haberla matado! —grite.

FORO PURPLE ROSE

129

Rachel Hawkins

HEX HALL

—Si no atacó a Chaston, entonces ¿quién lo hizo? —preguntó Elodie, alzando la voz. Pequeños hilos de luz estaban corriendo bajo su piel y su pelo estaba empezando a crujir. Podía sentir mi propio impulso mágico como un segundo latido del corazón. —Tal vez ese demonio que están tratando de convocar —contesté. Elodie hizo un sonido disgustado. —Como dije anoche, si hubiera un demonio, la señora Casnoff lo sabría. Todos lo sabríamos. —¿Qué pasa? Ambas nos dimos la vuelta para ver a Anna de pie en el umbral de la puerta, su pelo húmedo y una toalla en su mano. —Sophie cree que cogimos la estúpida piedra sanguínea de la vampiresa —le dijo Elodie. —¿Qué? Eso es ridículo —dijo Anna, pero su voz era tensa. Cerré los ojos y traté de asumir el control de mi temperamento y mi magia. Entonces, imaginando el collar de Jenna en mi mente, murmuré: —Piedra sanguínea. Elodie rodó sus ojos, pero hubo un definido sonido chirriante mientras uno de los cajones de la cómoda de Anna se abrió. La piedra sanguínea se levantó de debajo de una pila de ropa, con su centro rojo brillando. Flotó en mi mano, y cerré mi puño a su alrededor. La sorpresa vaciló por la cara de Elodie durante un momento. Luego se desvaneció. —Tienes lo que viniste a buscar, así que sal. Anna estaba mirando al suelo. Quería decir algo desdeñoso, algo que la haría sentirse avergonzada por lo que había hecho, pero al final decidí que no valía la pena. Cuando regresé a la habitación, los sollozos de Jenna se habían reducido a gimoteos. Abrí la puerta del armario con un crack y le entregué la piedra sanguínea. Una vez que estaba de nuevo en su cuello, salió del armario y se sentó en su cama, acunando su mano quemada. Me senté junto a ella.

FORO PURPLE ROSE

130

Rachel Hawkins

HEX HALL

—Deberías mirarte esto —Asintió con la cabeza. Sus ojos estaban todavía llorosos y rojos. —¿Estaba con Elodie y Anna? —preguntó. —Sí. Bueno, fue Anna. No creo que Elodie lo supiera, pero no es como si lo hubiera desaprobado. Jenna soltó un suspiro estremecedor. Me estiré para alcanzar y rozar su raya rosa fuera de sus ojos. —Tienes que decirle a la señora Casnoff lo que hicieron. —No —dijo—. De ninguna manera. —Jenna, podrían haberte matado —insistí. Se puso de pie, tirando mi edredón a su alrededor. —Sólo lo empeoraremos —dijo con cansancio—. Recordar a todos que los vampiros son diferentes del resto de ustedes. Que no pertenezco aquí. —Jenna… —empecé. —¡He dicho que lo dejes, Sophie! —dijo bruscamente, con su espalda todavía vuelta. —Pero estás herida… Y entonces se volvió hacia mí, sus ojos rojo sangre, su cara contorsionada de rabia. Sus colmillos deslizándose hacia fuera, y agarró mis hombros con un siseo. No había nada de mi amiga en su cara. Sólo un monstruo. Hice un conmocionado sonido de dolor y miedo, y bruscamente me soltó. Mis rodillas se vencieron y me apreté en el suelo. Estuvo de inmediato a mi lado, Jenna otra vez, sus ojos azul pálido y llena de disculpas. —Oh Dios, Soph, ¡lo siento mucho! ¿Estás bien? A veces cuando me estreso... —Las lágrimas derramándose por sus mejillas—. Nunca te haría daño —dijo, suplicante. No confiaba en mi misma para hablar, así que solo asentí. —¿Chicas? ¿Está todo bien?

FORO PURPLE ROSE

131

Rachel Hawkins

HEX HALL

Jenna miró por encima de su hombro. La señora Casnoff estaba de pie en nuestra puerta, con su rostro ilegible. —Estamos bien —dije, poniéndome de pie—. Sólo resbalé, y Jenna estaba, eh, ayudándome a levantarme. —Ya veo —dijo la señora Casnoff. Miraba atrás y adelante entre Jenna y yo antes de decir— : Jenna, si no te importa, necesito hablar contigo durante un momento. —Claro —respondió Jenna, con una voz que era cualquier cosa menos segura. Las vi salir de la habitación, luego me senté en la cama de Jenna. Mis hombros estaban doloridos y los dedos de Jenna habían dejado una marca. Me senté allí distraídamente frotando mis brazos, el olor a humo de la piel quemada de Jenna aún picaba en mi nariz. Y me pregunté.

FORO PURPLE ROSE

132

Rachel Hawkins

HEX HALL

Capítulo 18 Traducido por Rozebell Corregido por Silvery

na semana después, la cosa aún no estaba muy bien. Nadie había oído nada de Chaston, así que Jenna era aún la sospechosa número uno.

U

Después de la cena, yo estaba en la bodega con Archer de nuevo. Esta era nuestra cuarta vez aquí, y habíamos comenzado a elaborar una especie de rutina. Durante los primeros veinte minutos más o menos sólo trabajábamos en los estantes. La mitad de las cosas que habíamos catalogado la última vez se habían movido tanto que habíamos dedicado tiempo tratando de arreglarlo. Una vez que estaba hecho hicimos una pausa y hablamos. Nuestra conversación en verdad no había ido más allá de una pequeña charla sobre nuestras familias e insultos de vez en cuando, lo cual no era para sorprenderse. Aparte de ser adolescentes, Archer y yo casi no teníamos nada en común. Él había crecido súper rico en una gran casa en la costa de Maine. Yo había vivido con mi madre en todas partes desde la casita en Vermont a un cuarto del hotel Ramada Inn durante seis semanas. Pero aun así me encontré a mí misma con ganas de nuestras futuras conversaciones. De hecho había empezado a tenerle pavor a los días cuando no tenía trabajo de bodega, que era casi demasiado patético de contemplar. Archer se sentó en su lugar habitual en los peldaños mientras yo me hice un espacio en la parte superior del estante M. Él señaló hacia un montón de tarros vacíos cubierto de polvo en el rincón. Dos de ellos se elevaron en el aire y se retorcieron y contorsionaron hasta que eran latas de refresco. Giró su mano en mi dirección, y una de ellas voló directa a mí. La atrapé, y estaba sorprendida porque estaba helada. —Estoy impresionada —lo dije en serio, y él asintió con la cabeza en agradecimiento. —Sí, volver tarros en refresco. Deja al mundo temblando ante mi poder. —Bueno, al menos demuestra que aún tienes poderes. Me miró con curiosidad.

FORO PURPLE ROSE

133

Rachel Hawkins

HEX HALL

—¿Qué se supone que significa eso? Mierda. —Yo… uh, solo… algunas personas dijeron que te marchaste el año pasado porque querías conseguir deshacerte de tus poderes. Yo había supuesto que él había oído todos esos rumores, pero parecía verdaderamente sorprendido. —Así que es lo que todos piensan. Huh. —Ellos saben que no lo hiciste —contesté a toda prisa—. Muchas personas vieron que tiraste a Justin el primer día. Una sonrisa jugó alrededor de las comisuras de su boca. Me miró. —Perro malo. Puse los ojos en blanco, pero no pude controlarme y le devolví la sonrisa. —Cállate. Entonces, ¿dónde fuiste? Se encogió de hombros y descansó sus codos en sus rodillas. —Sólo necesitaba un descanso. Esto no es algo inaudito. El Concejo actúa como si nunca dejaran salir a nadie de Hecate, pero te dan permiso de ausentarte si se lo pides. Supongo que se imaginaron que lo necesitaba, especialmente después de lo de Holly. —Bien —dije, pero la mención de Holly me había hecho pensar en Chaston nuevamente, sus padres habían llegado por ella un día después de su ataque. Estuvieron en la oficina de la señora Casnoff durante más de dos horas antes de que la señora Casnoff viniera a buscar a Jenna. Cuando Jenna había regresado a su cuarto, no dijo una palabra, sólo fue a echarse en su cama y miró fijamente el techo. El repentino cambio en mi humor debió de haberse reflejado en mi cara, porque Archer me preguntó: —¿Jenna, está bien? Noté que no estaba en la cena de esta noche. Suspiré y me recliné hacia atrás

FORO PURPLE ROSE

134

Rachel Hawkins

HEX HALL

—No está bien —le dije—. No va a clases o a las comidas. Apenas se levanta de la cama. No sé qué le dijeron en esa reunión, pero el hecho de que la llamaron allí parece demostrar su culpabilidad a todo el mundo. Él asintió con la cabeza. —Sí, Elodie está muy enojada. —Caramba, qué lástima. Espero que le salgan arrugas. —No seas así. —Mira, disculpa si tu novia esta disgustada, pero la única amiga que tengo aquí, está siendo acusada de algo que no hizo, y Elodie es la principal acusadora. Es sólo que no puedo sentir pena por ella ahora, ¿de acuerdo? Esperé por su contraataque, pero al parecer decidió dejarlo así. Se levantó de los peldaños y volvió a su portapapeles. —¿Has visto algo que parezca como un “Instrumento poseído por el demonio : J. Mompesson”? —Quizás —salté fuera del estante y fui al espacio donde había encontrado un tambor el otro día, pero por supuesto había desaparecido. En el momento que lo encontramos (se había ocultado detrás de una pila de libros que se desintegraron cuando los movimos. “De verdad, realmente espero que no fueran importantes” había sido el único comentario de Archer). Nuestra hora estaba casi acabando. Oí la cerradura de arriba de nosotros hacer click al abrirse. La Vandy había dejado de bajar al sótano a sacarnos. Sólo abrió la puerta. Nosotros arrojamos nuestro portapapeles abajo y fuimos a las escaleras. Cuando empezamos a subir podría haber jurado que vi salir un destello verde por el rabillo del ojo, pero cuando me volví a mirar, no era nada. Los pelos de la parte trasera de mi cuello se erizaron, y me froté mi mano distraídamente sobre ellos. —¿Estás bien? —me pregunto Archer mientras abrió la puerta. —Sí —dije, pero estaba asustada—. Esto es sólo… ¿Puedo preguntarte algo verdaderamente raro? —Esas son mi tipo de pregunta favorita.

FORO PURPLE ROSE

135

Rachel Hawkins

HEX HALL

—Piensas que alguien por aquí, ¿pueda criar un demonio? Pensé que se iba a reír o hacer un comentario sarcástico, pero en cambio se detuvo en la puerta del sótano y me miró de la manera intensa que tenía. —¿Por qué lo preguntas? —Algo que dijo Jenna la otra noche. Piensa que Holly pudo haber sido asesinada porque, uh, alguna persona criaba un demonio. Archer lo consideró antes de sacudir la cabeza diciendo: —No, aquí no hay manera. La señora Casnoff sabría si habría un demonio en el campus. Son muy evidentes. —¿Por qué? ¿Son verdes y calientes? —Podría ruborizarme así que me alejé y dije—: Quiero decir, como teniendo cuernos, no… el otro. —No necesariamente. Pueden parecer humanos como tú y yo. Incluso alguno de ellos habían sido humanos. —¿Alguna vez has visto uno? Me miró con incredulidad. —Uh, no. Gracias a Dios. Me gusta mi cara donde está y no comida. —Sí —le dije cuando alcanzamos la escalera principal—. Pero eres un brujo. ¿No podrías meter un demonio? —No a menos que tenga eso —dijo, señalando a la vidriera de colores con un ángel encima de las escaleras—. ¿Ves esa espada? Demonglass. La única cosa que puede matar a los demonios. —Y qué nombre tan original —comenté, haciéndolo reír. —Te burlas —dijo—, pero eso es un tipo de material muy resistente a los cambios. El único lugar donde puedes encontrarlo es en el infierno, por lo que es un poco difícil de encontrar. —Wow —dije, mirando la ventana con una nueva apreciación. —¡Archer! —oí a Elodie trinar desde algún lugar en el piso de arriba. Pasé por delante de él—. Bueno, gracias. Nos vemos.

FORO PURPLE ROSE

136

Rachel Hawkins

HEX HALL

—Mercer. Me volví. El estaba de pie al final de las escaleras, y en la luz tenue de la lámpara de araña estaba tan hermoso que me dolió el pecho. Era fácil olvidar qué irritante era cuando se veía tan bueno. —¿Qué? —pregunté con la voz más aburrida que pude conseguir. —¡Arch! Elodie llegó corriendo junto a mí, y los ojos de Archer fueron de mí a ella. Me volví y corrí subiendo las escaleras antes de verla en sus brazos.

FORO PURPLE ROSE

137

Rachel Hawkins

HEX HALL

Capítulo 19 Traducido por: Dham-Love Corregido por: Andy Parth

P

ara los primeros días de Octubre, Chaston había enviado testimonio escrito al Consejo, diciendo que no podía recordar nada sobre el ataque, así que a Jenna se le permitió quedarse. Yo había pensado que esas noticias harían algo para remover las sombras de debajo de sus ojos, pero no lo hicieron. Ella apenas le hablaba a alguien aparte de mí, y ni siquiera entonces sonreía, y nunca se reía.

Por mi parte, empecé a sentir como si en realidad estuviera acostumbrándome al estilo de vida en Hecate. Mis clases estaban saliendo bien. Elodie y Anna habían estado como distraídas después de lo de Chaston y habían perdido su impulso sádico de torturarme. En vez de eso ellas me ignoraban. Pero para la mitad de Octubre ya estaban normales, lo que para ellas significaba hacer apuntes desagradables y hablar sobre ropa. Evité problemas con la Vandy aunque hubiera hecho a Archer mi compañero permanente de Defensa, probablemente con esperanza de que inadvertidamente me matara. Pero incluso eso no estaba saliendo tan mal, aunque ser forzada a pasar la mayoría de mi tiempo en gran proximidad a él era su propio tipo de tortura. De hecho, entre más tiempo pasábamos catalogando en la bodega o bloqueando los golpes del otro en defensa, sospechaba que mi enamoramiento podría estarse profundizando en algo más, algo a lo que no le quería poner nombre. No era sólo que estaba bueno —aunque, créanme, era una gran parte de eso— era la manera en que pasaba sus dedos por su cabello. La manera en que me miraba como si en realidad estuviera interesado en hablar. La manera en que sus ojos se levantaban cuando se reía de mis chistes. Demonios, el hecho de que se riera de mis chistes. Y entre más lo conocía, más equivocado parecía que estuviera saliendo con Elodie. Él había jurado que había más de Elodie de lo que veíamos a simple vista, pero en los dos meses que había estado en Hecate, prácticamente las únicas cosas sobre las que la había escuchado hablar era acerca de hechizos para hacer su cabello más brillante o cómo desaparecer las pecas. Ella me había mirado cuando había mencionado esa. Incluso su ensayo para la clase de Lord Byron era acerca de la “Belleza Física Mejorada Gracias al Poder de Bruja”, supuestamente porque le daba un acceso más fácil a los humanos. Era ridículo. Ahora,

FORO PURPLE ROSE

138

Rachel Hawkins

HEX HALL

sentada detrás de ella en la clase de Evolución Mágica de la Señorita East, no podía evitar poner mis ojos en blanco mientras charlaba con Anna acerca del vestido que estaba planeando en conjurar para la víspera de Hallows’Eve Ball en dos semanas. —La mayoría de las personas piensan que las pelirrojas no pueden usar rosado — estaba diciendo—, pero depende totalmente del grado del rosado. Ni rosado claro ni rosado oscuro trabajan mejor. Y un fucsia, por supuesto, es de baja categoría. Esto último había sido dicho en una voz más alta para el beneficio de Jenna. Ella estaba sentada al lado mío, e incluso cuando pretendía ignorarlas, vi sus dedos deslizarse hasta su prenda de color rosa unos minutos después. Le di un codazo en el brazo. —No las escuches. Son unas perras totales. —¿Disculpa, Señorita Mercer? Mire a la Srta. East parada frente a mi escritorio, con una mano en su cintura. La Srta. East parecía como si fuera una de las maestras más agradables en Hecate. Jenna y yo bromeábamos privadamente era como una dominatriz-a-la-moda. Era muy delgada y siempre lucía su cabello marrón oscuro en un moño apretado hacia atrás. El factor de su vestuario todo de negro y con tacones, y parecía como si pudiera fácilmente estar recorriendo las pasarelas en París. Pero como todos los profesores en Hecate, la Srta. East parecía haber nacido con la glándula del sentido del humor completamente ausente. Le sonreí débilmente y le dije. —Um… ¿Son unas completas brujas? ¿En esta clase? La clase explotó en risitas excepto por Elodie y Anna, que probablemente habían adivinado lo que yo había dicho, y me estaban mirando. Las comisuras de la boca de la Srta. East se giraron hacia abajo en una fracción de pulgada, lo que estaba bastante cerca a fruncir el ceño. Creo que estaba asustada de arrugar su rostro perfectamente liso. —Que observación tan sensacional, Srta. Mercer. De todas maneras sabe que no tolero interrupciones en mi clase… —No estaba interrumpiendo —interrumpí, y la boca de la Srta. East se inclinó hacia abajo incluso más, lo que significaba que había cruzado hacia la tierra a “Jodida” regiamente. —Dado que tiene tanto que decir, ¿tal vez le gustaría escribirlo en un ensayo acerca de las diferentes clases de brujas? ¿Doscientas palabras?, háganoslo saber, Para mañana.

FORO PURPLE ROSE

139

Rachel Hawkins

HEX HALL

Como siempre mi boca se abrió antes de que mi cerebro tuviera oportunidad de detenerla, y aullé. —¿Qué? ¡Eso es completamente injusto! —Y ahora por favor salgase de mi clase. Cuando regrese, tenga por favor su ensayo y una disculpa en la mano. Me mordí y recogí mis cosas bajo la mirada simpática de Jenna y las sonrisas de Elodie y Anna. Tomo mucho auto control, pero no tiré la puerta cuando salí. Revisé mi reloj y vi que tenía cuarenta minutos que matar hasta mi siguiente clase, así que corrí por las escaleras y tire mis libros antes de dirigirme afuera por un poco de aire fresco. Era uno de esos días locamente hermosos que sólo Octubre parece ser capaz de producir. El cielo estaba azul claro. Los arboles todavía estaban en su mayoría verde, con unas cuantas hojas naranjas y doradas colgando de allí y allá. Había una clase de aire complaciente soplando, lo que se sentía lo suficientemente agradable para hacerme feliz por estar usando mi blazer. Así que aunque una parte de mí siguiera agitada con la injusticia de ser echada de la clase, estaba bastante feliz por haber recibido mi periodo libre tan inesperadamente, incluso cuando debería estar escribiendo mi estúpido ensayo. Justo antes de que pudiera hacer algo súper tonto como abrir mis brazos y empezar a cantar el coro de “Colores del Viento” escuche una voz decir: —¿Por qué no estás en clase? Me giré y encontré para ver al jardinero, Cal, parado detrás de mí. Como siempre se veía genial en su jardinera manera, todo de franela y jeans. Pero esta vez incluso tenía una herramienta: un hacha gigante, que sostenía con su mano izquierda, con la letal cabeza golpeando contra su bota. No sé cuál fue la expresión en mi rostro mientras miraba el hacha, pero imagino que debí haber lucido como Elmer Fudd cuando Bugs Bunny se vistió como una chica, con su mandíbula cayendo al suelo. Aparentemente eso no fue suficiente, porque Cal parecía estar ahogando una risa mientras levanto el hacha y la puso sobre su hombro. —Relájate. No soy un psicópata. —Yo sé eso —dije—. Eres el conserje que sana. —Jardinero. —¿Eso no es como un conserje?

FORO PURPLE ROSE

140

Rachel Hawkins

HEX HALL

—No, es como un jardinero. De las dos interacciones que había tenido con él, había asumido que Cal era una clase de tipo Neandertal. Por una cosa, era súper apuesto, y su cabello era rubio oscuro, haciéndolo lucir exactamente como el deportista exitoso de tu secundaria. Además apenas lo había escuchado pronunciar más de tres palabras en alguna ocasión. Pero tal vez había más de lo que se veía. —Así que si puedes curar con tu tacto, ¿Por qué trabajar así como, Hagrid, o lo que sea? Él sonrió, y me di cuenta que sus dientes era muy blancos y muy bien formados. ¿Qué

pasaba con este lugar? Inclusive el personal lucía como modelos de Abercrombie & Fitch. —¿No deberías estar sanando gente importante en vez de estar aquí, arrancando plantas y jugando con adolescentes? Él levantó los hombros. —Cuando salí de Hecate el año pasado, ofrecí mis servicios al Consejo. Ellos decidieron que mis talentos eran más útiles aquí, protegiendo a sus tesoros más preciados. Tú. Había algo tan…no sé, íntimo, en la manera en que lo dijo que sentí como si fuera a estallar en risitas y comenzar a sonrojarme. Luego me vi envuelta a mí misma. Ya tenía de por sí un enamoramiento estúpido. No iba a empezar por enamorarme del jardinero, por el amor a Dios. Tal vez se dio cuenta que la manera en que lo dijo también fue extraña, porque aclaró rápidamente la garganta. —Quiero decir, todos ustedes. Ya sabes, sus hijos. —Sí. —De todas maneras, ahora regresa a Relatos de Hadas en el siglo Dieciocho en Francia, o cualquier otra clase estúpida de la que te estés escapando. Crucé mis brazos, porque me estaba enojando y porque la brisa por el lago se estaba poniendo escalofriante. —En realidad, me sacaron de la clase de la Srta. East, Evolución Mágica. Él se rió. —Hombre, quehaceres por un semestre, echada de clase… —Cuéntame de eso —repliqué—. Aparentemente hay algo en mí que enfada a cada profesor de esta escuela.

FORO PURPLE ROSE

141

Rachel Hawkins

HEX HALL

Para mi sorpresa, Cal sacudió su cabeza. —No creo que sea eso. En la distancia, escuche el timbre sonar que asignaba que había cambio de clase. Yo sabía que debería apresurarme para la clase de Byron, pero quería escuchar lo que Cal tenía que decir. —¿Qué quieres decir? —Míralo desde otro punto de vista, Sophie. Tu padre es la cabeza del Consejo. Todo el mundo en Hecate se está protegiendo de no mostrar favoritismo hacia ti. Así que tal vez están yendo un poco en la dirección contraria, ¿ya entiendes? Sólo asentí. ¿Por qué no estaba sorprendida de enterarme que otra cosa era culpa de mi

padre? —¿Estás bien? —preguntó Cal, inclinando su cabeza un poco. —Sí —respondí demasiado animada. Soné como una porrista en una animación—. Sí — repetí, mucho más normal esta vez—. Tengo que irme. ¡No quiero llegar tarde! Me apresuré por su lado, casi chocando contra uno de sus hombros.

Dios, el chico estaba fuerte como un árbol de pino. Pensé mientras recogía mi paso. Al final, todavía iba tarde para la clase de Byron. Lo que significaba que no sólo iba a recibir unos cuantos gritos sino que también tendría que escribir un ensayo de cinco páginas sobre mí “crónica y tarde llegada”. —Creo que necesito encontrar un hechizo para las tareas —le susurré a Jenna mientras me deslizaba sobre mi asiento. Ella levantó un poco los hombros y fue de nuevo a dibujar rostros en su cuaderno. Rostros, no pude evitar darme cuenta, que lucían mucho como Holly y Chaston.

FORO PURPLE ROSE

142

Rachel Hawkins

HEX HALL

Capítulo 20 Traducido por: elamela Corregido por: Andy Parth

ás tarde esa noche me dediqué al ensayo de la Sra. East, mientras Archer lo catalogaba; ya había escrito el de Byron en mi última clase del día, Clasificaciones de los Cambiadores de Formas. Nuestro profesor, el Sr. Ferguson, estaba enamorado del sonido de su propia voz, por lo que raramente prestaba atención a lo que estábamos haciendo en nuestros escritorios. Jenna y yo solíamos pasarnos notas todo el tiempo, pero estos días usualmente pasaba el período de tiempo garabateando en su cuaderno y tratando de encogerse en sí misma.

M

Archer y yo habíamos llegado al punto donde ambos apenas catalogábamos más de diez cosas durante nuestra hora en la bodega. La Vandy no había dicho nada, con lo que sólo confirmo mi sospecha de que la verdadera razón de la tarea de la bodega era atraparnos allí abajo durante una hora tres noches por semana. Después de todo, hacer el trabajo era inútil desde que todo lo que catalogamos estaba en un lugar diferente la siguiente vez que llegábamos. Pasamos la mayor parte de nuestro tiempo hablando. Desde que Jenna había empezado a nadar en la parte profunda de la piscina de lástima, Archer fue, por mucho, más que el único amigo que tenía. Elodie y Anna habían perdido completamente las esperanzas de mi incorporación a su aquelarre, y por lo que había oído, estaban buscando brujas blancas ahora, una señal segura de que había caído por debajo del desprecio de ellas. Traté de decirme que no importaba, pero la verdad era que, la vida en Hecate se había vuelto muy solitaria. —¿Crees que los profesores son duros conmigo debido a mi papá? —pregunté a Archer, alzando la vista de la extensión de libros de texto en mi regazo. —Probablemente. —Se encaramó en un estante vacío—. Los prodigios tienen egos muy grandes. No todos ellos son los mayores fans de tu padre, y Casnoff no quisiera que los otros padres pensaran que estás teniendo un tratamiento especial sólo porque tu papá es prácticamente su rey. —Levantó una ceja—. Lo cual te hace la Princesa Crown. Rodé mis ojos. —Oh sí. Déjame solo pulir mi tiara y estoy lista.

FORO PURPLE ROSE

143

Rachel Hawkins

HEX HALL

—Oh, vamos, Mercer. Creo que harías una buena reina. Has conseguido bajar definitivamente la parte mocosa. —¡No soy una mocosa! —casi grité. Se recostó sobre sus codos, con una sonrisa perversa en su rostro. —Por favor. El primer día que te conocí, prácticamente tenías una capa de escarcha cubriéndote. —Sólo porque eras un idiota —repliqué—. Me dijiste que apestaba por ser una bruja. —Apestabas —dijo con una carcajada. Y entonces, en lo que se estaba convirtiendo en una broma corriente, dijimos al unísono, “¡Perro malo!” y nos sonreímos mutuamente. —Sólo no estás acostumbrado a encontrarte con mujeres que no caen todas sobre tu culo como si estuvieras en una banda de chicos o algo así —dije cuando nuestra risa había disminuido un poco. Me había vuelto de nuevo hacia mi ensayo, así que tuve que mirar arriba cuando me di cuenta de que no me había contestado. Me estaba mirando con una pequeña sonrisa, un extraño destello en sus ojos. —Así que, ¿por qué tu no? —¿Perdón? —Bueno, según tú, las mujeres siempre están cayendo sobre mí. Entonces, ¿por qué tu no? ¿No soy tu tipo? Respiré hondo y esperé que no se diera cuenta. Los extraños momentos como éste se estaban volviendo demasiado comunes entre Archer y yo. Tal vez era todo el tiempo que pasábamos juntos y solos en la bodega, o cuanta familiaridad habíamos conseguido el uno con el cuerpo del otro mientras pateábamos la mierda fuera del otro en Defensa, pero me estaba empezando a dar cuenta del sutil cambio en nuestra relación. No me estaba engañando lo suficiente como para creer que en realidad le gustaba o cualquier otra cosa, pero el coqueteo había entrado definitivamente en la situación. Me dejaba sintiéndome extraña y totalmente insegura de mí misma en momentos como estos. —No —dije, finalmente, intentando lograr un tono ligero—. Siempre he tenido una cosa contra el tipo presumido. Los chicos arrogantes y guapos realmente no llaman a mi puerta. —¿Así que piensas que soy guapo?

FORO PURPLE ROSE

144

Rachel Hawkins

HEX HALL

—Cállate. Necesitaba cambiar de tema. —¿Y tu familia? —pregunté. Levantó la vista, sorprendido. —¿Qué? —Tu familia. ¿Les gusta mi papá? Apartó la mirada rápidamente y dio un medio encogimiento de hombros, pero pude ver que algo andaba mal. —Bastantes de mi familia están fuera de la política —dijo. Luego sostuvo su lista—. ¿Has visto “Colmillo de Vampiro de D. Frocelli”? Meneé mi cabeza. Cuando me volví de nuevo hacia mi ensayo me pregunté qué diablos había dicho para desquiciar tanto a Archer. Se me ocurrió que en las últimas seis semanas en las que habíamos estado trabajando juntos, Archer no había hablado mucho sobre su familia. Nunca me había molestado realmente antes, pero por supuesto ahora que sabía que no quería hablar de eso, estaba consumida por la curiosidad. Me pregunté si Jenna sabría algo sobre el pasado de Archer, pero entonces deseché rápidamente la idea. Jenna apenas hablaba con alguien y estaba claro que pasaba de semejante mierda. La última cosa que necesitaba era yo molestándole acerca de mi enamoramiento. Para cuando Vandy vino por nosotros, ya había terminado la mayor parte de mi ensayo, y decidí que haría el resto en la mañana antes de clase. Regresé a mi habitación, pero mientras lo hacía, pasé por la puerta abierta de Elodie y escuché la voz suave y melodiosa de Anna decir: —Bueno, estaría sospechando si fuera mi novio. Me detuve justo afuera de la puerta y oí la respuesta de Elodie, —Yo también lo estaría, si no fuera semejante monstruo. Confía en mí, si Archer tenía que ser atrapado en la bodega con cualquier chica de esta escuela, estoy absolutamente emocionada de que sea Sophie Mercer. Archer no la no miraría dos veces. Es gracioso. Sabía que Archer no estaba interesado en mí, pero en realidad escuchar a otra persona decirlo realmente, realmente apestaba. —Tiene grandes pechos —reflexionó Anna.

FORO PURPLE ROSE

145

Rachel Hawkins

HEX HALL

Elodie sólo resopló con eso. —Por favor, Anna. Los pechos grandes no son suficientes para compensar el ser baja y común y corriente. ¡Y ese pelo! —Incluso aunque no podía verla, me imaginé a Elodie dando un estremecimiento con eso. Yo, mientras tanto, estaba comenzando a sentir náuseas vagamente. Sabía que debería alejarme, pero no podía dejar de escuchar. Me pregunto por qué es que siempre queremos escuchar a la gente hablar de nosotros, incluso si son cosas horribles. Y, sabes, no es como si Elodie estuviera diciendo algo que no sabía. Era baja y común y corriente y tenía un pelo loco. Me había dicho estas cosas muchas veces. Así que ¿Por qué había lágrimas calientes picando en mis ojos? —Sí, pero Archer es raro —dijo Anna—. Acuérdate de como quería decir que estaba por ti el primer año. Al igual que, no te llamó una superficial chica bonita pero tonta ¿o algo así? O idiota… —Eso está en el pasado ahora, Anna —dijo Elodie firmemente, y tuve que reprimir una carcajada. Así que Archer al parecer había sido una vez sensible. ¿Qué había cambiado? ¿Elodie tenía en realidad algún sentimiento profundo por él, como le había dicho? Porque seguro que no estaba escuchando nada más profundo que un orinal. —De todos modos, incluso si Archer estuviera lo suficientemente loco para tener alguna cosa con Sophie, después de todo el Hallow's Eve Ball4, no pensará siquiera en mirar a otra chica. —¿Por qué? —He decidido entregarme a él. Ah, vulgar. ¿Quién dice cosas como esas? ¿Por qué no solo decía “delicada flor” o “tesoro carnal” o algo igualmente estúpido? Pero Anna, por supuesto, chilló. —¡Oh, dios mío, eso es tan romántico! Elodie se rió nerviosamente, que fue un sonido extraño viniendo de ella. Las chicas como Elodie deberían cacarear. —Lo sé, ¿verdad? Había oído definitivamente suficiente, así que me aleje de puntillas y suavemente abrí la puerta de mi habitación. Jenna estaba, como siempre, acurrucada en su cama, una de sus bolas rosa vivo tirada sobre ella. Estaba haciendo esto mucho ahora, fingiendo estar dormida para que no hablara con ella. Normalmente sólo le daba lo que quería y no intentaba una conversación. Pero esta 4

Término anterior a Halloween, que significa la víspera de todos los santos. Fiesta que se remonta en los ritos druidas.

FORO PURPLE ROSE

146

Rachel Hawkins

HEX HALL

noche me senté en el borde de su cama lo suficientemente fuerte para hacerla saltar un poco. —Adivina ¿que acabo de oír por casualidad? —Canturreé. Echó hacia abajo una esquina de la manta, y un ojo parpadeó seriamente hacia mí. ¿Qué?



Le repetí la conversación entre Anna y Elodie, concluyendo con, —¿Puedes creerte eso? ¿“Me entrego a él”? Uf. ¿Qué tiene de malo con decir sólo sexo?, ¿sabes? Fui recompensada con una pequeña sonrisa. —Eso es bastante estúpido —dijo Jenna. —Totalmente estúpido —estuve de acuerdo. —¿Dijeron algo de Chaston? Sorprendida, dije: —Uh... No. No escuche eso, al menos. Pero oíste lo que la señora Casnoff dijo en la cena hace unas noches. Chaston está bien y descansando en la Riviera o en algún otro lugar encantador con sus padres. Estará de vuelta el próximo año. —Simplemente no puedo creer que estén cotilleando de chicos cuando una de su aquelarre está muerta, y otra estuvo a punto de morir hace apenas tres semanas. —Sí, bueno, son idiotas superficiales. Eso no es exactamente nuevo. —Sí. Me despojé de mi ropa y me puse una camiseta azul oscuro con el lema de Hecate y unos pantalones de pijama que mi madre me había enviado la semana pasada. Eran de algodón blanco cubiertos con pequeñitas brujas azules montando escobas. Creo que eran su forma de decir que lo sentía por la pelea, yo lo sentía también, y la había llamado para decírselo. Se sentía bien estar en buenos términos con ella de nuevo. —Wow, realmente lastimé tus hombros —dijo Jenna, sentándose. Miré fijamente abajo. —Oh... Cierto. No es gran cosa. Ni siquiera me duelen. Todavía me dolían un poco. Los ojos de Jenna estaban brillantes, y creo que estaba tratando de no llorar. —En realidad aún lo siento mucho por eso, Soph. Sólo estaba tan desquiciada y herida, y... y, a veces pierdo el control.

FORO PURPLE ROSE

147

Rachel Hawkins

HEX HALL

Un miedo helado recorrió mi espina dorsal, pero traté de ignorarlo. Jenna era mi amiga. Sí, se había pasado conmigo, pero se había recobrado de eso inmediatamente.

Pero eres su amiga. Chaston definitivamente no lo era. ¿Y quién sabe sobre Holly? No. No vayas allí. En lugar de eso, dije con fingida confusión, —¿Pierdes el control de qué? ¿De tu vejiga? Porque puede ser que quieras conseguirte esa revisión. No voy a prestarte ninguna sábana. —Eres un bicho raro. —Rió nerviosamente. —¡Se necesita a uno para conocer a otro! Durante las siguientes par de horas, charlamos y tratamos de estudiar Evolución Mágica. Al apagar las luces, Jenna parecía casi como su viejo yo otra vez. —Buenas noches, Jenna —le dije cuando las luces finalmente parpadearon. —Buenas noches, Soph. Mire fijamente la inclinación del techo, con mi cabeza llena de pensamientos: Archer, Elodie, Anna y Jenna, esa conversación con Cal en el estanque. Me quedé dormida preguntándome si Archer sabía que estaba a punto de convertirse en el orgulloso recipiente de la virginidad de Elodie. No sabía qué hora era cuando me desperté para encontrarme con la chica de verde que estaba de pie a los pies de mi cama. Con mi corazón en mi boca, estaba segura de que tenía que estar soñando, que no había ninguna manera de que esto pudiera ser real. Luego dio un suspiro de exasperación y, en un acento británico, dijo: —Sophia Mercer. En qué problema has estado.

FORO PURPLE ROSE

148

Rachel Hawkins

HEX HALL

Capítulo 21 Traducción SOS por: eli25 Corregido por: Andy Parth

e senté en la cama, parpadeando.

M

Era la chica que había visto cuando había comenzado en Hecate, pero ella no se parecía en nada a un fantasma; se veía con mucha carne y sangre. —¿Bien? —preguntó, levantando una perfecta ceja—. ¿Vas a venir o no?

Miré a Jenna. Todo lo que podía distinguir era un bulto oscuro. Por el sonido de su firme respiración, supe que ella aún estaba dormida. La chica siguió mi mirada. —Oh, no te preocupes por ella —dijo con un saludo desdeñoso— . No se levantará si no suena la alarma. Nadie lo hará; me he encargado de eso. Antes de que pudiera preguntar qué era lo que ella quería decir, se giró y abrió la puerta. Me senté congelada hasta que ella reapareció en la umbral de la puerta y dijo, —Oh, por Amor de Dios, Sophia, ¡vamos! Ahora, sabía que seguir a un fantasma era una idea muy mala. Todo en mi cuerpo decía eso. Mi piel se sentía húmeda y mi estómago estaba anudado. Pero me encontré a mí misma empujando mis mantas, agarrando mi chaqueta de Hecate del respaldo de la silla, y alcanzándola en la parte superior de las escaleras. —Bueno —dijo ella—. Tenemos mucho trabajo que hacer y poco tiempo. —¿Quién eres? —susurré. Ella me destelló esa irritante mirada otra vez. —Te lo dije, no tienes que susurrar. Nadie puede oírnos. Ella se detuvo en las escaleras y tiró su cabeza hacia atrás, gritando, —¡Casnoff! ¡Vandy! Sophia Mercer está fuera de la cama y trama hacer travesuras con un fantaaaaaaaaasma! Instintivamente me agaché. —¡Shh!

FORO PURPLE ROSE

149

Rachel Hawkins

HEX HALL

Pero justo como ella había prometido, no hubo señal de que nadie la hubiera oído. El único sonido era el sordo tic del abuelo reloj en el vestíbulo principal y mi propia respiración. —¿Ves? —dijo ella, girándose hacia mí con una brillante sonrisa—. Entiendes. Ahora vamos. Ella corrió los últimos escalones, y antes de saberlo, estábamos fuera en el césped delantero. La noche era fría y húmeda, y el césped desagradablemente fangoso bajo mis pies. Miré para asegurarme que sólo estaba de pie en el césped y noté que mis pies parecía un extraño tipo de verde. Luego noté que podía ver mi sombra incluso aunque no había luna. Giré alrededor para mirar de vuelta a Hecate y jadeé. La casa entera estaba recubierta en una enorme burbuja opalescente que brillaba con una luz verde apagada. La burbuja estaba en constante movimiento, ondeando y disparando chispas verdes pálido. Nunca había visto nada así; ni siquiera leído sobre un hechizo así. —Impresionante, ¿verdad? —dijo la chica apagada—. Es un hechizo básico de sueño que hace a las víctimas totalmente insensibles al mundo durante al menos cuatro horas. Yo sólo... lo amplié. No me gustaba la manera en la que dijo “víctimas”. —¿Ellos están... ellos están bien? —Oh, perfectamente a salvo —respondió ella—. Sólo duermen. Como en un cuento de hadas. —Pero... La Sra. Casnoff tiene hechizos sobre todo el lugar. Nadie puede sólo entrar y hacer un hechizo tan grande. —¡Yo puedo! —dijo la chica. Luego agarró mis manos. Las suyas eran tan sólidas y reales como las mías. Estaba segura que la Sra. Casnoff había dicho que los fantasmas no podían tocarnos. Pero antes de que pudiera preguntar, la chica comenzó a alejarme de la casa. —Espera. No puedo ir a ninguna parte contigo hasta que sepa quién eres y que estás haciendo aquí. ¿Por qué me has estado siguiendo? Ella suspiró. —Oh, Sophia, tenía esperanza de que fueras un poco más perceptiva. ¿No es obvio quién soy? Estudié su vestido largo hasta las rodillas y la brillante chaqueta verde. Su pelo llegaba hasta los hombros, rizado, y apartado de su cara con horquillas. Mirando hacia abajo, vi que

FORO PURPLE ROSE

150

Rachel Hawkins

HEX HALL

llevaba atroces zapatos marrones. Sentí un poco de lastima por ella: fantasma o no, nadie debería tener que ir a través de la eternidad con unos zapatos tan feos. Pero entonces miré dentro de sus ojos. Eran grandes y amplios, e incluso a través de la luz verde, estaba reflejados en ellos, y podía decir que eran azules.

Mis ojos. Británica, de los cuarenta, y tenía mis ojos. —¿Alice? —pregunté, mi corazón en mi garganta. Ella sonrió en términos generales. —¡Excelente! Ahora, sólo ven conmigo y... —Espera, espera, espera —dije, levantando una mano hacia mi cabeza—. Me estás diciendo que eres el fantasma de mi tátara-abuela? Esa mirada irritada otra vez. —Sí. —Así que ¿Qué estás haciendo aquí? ¿Por qué me has estado siguiendo? —No te he estado siguiendo —respondió ella calurosamente—. Me he estado apareciendo. No estabas lista antes, pero ahora lo estás. He trabajado muy duro para conseguirte, Sophia. Ahora, ¿podemos por favor dejar toda esta charla y bajar a nuestros asuntos? Dejé que me arrastrara, mayormente porque tenía miedo de que ella me eliminara si no lo hacía, pero también porque era genuinamente curiosa. ¿Cuánta gente conseguía salir de la cama por el fantasma de su tátara-abuela? Nos alejamos de Hecate y bajamos el camino de la colina hacia la casa verde. Me preguntaba si ella me estaba llevando allí para entrenar, pero cuando llegamos, ella viró hacia la izquierda y me llevó hacia los bosques. Nunca había estado en el bosque que rodeaba Hecate, y por una buena razón: era espeluznante como el infierno. Y por supuesto demasiado oscuro. Pisé una roca con mi pie descalzo y me estremecí. Cuando algo suave rozó contra mi mejilla, di un pequeño grito. Oí a Alice murmurar unas pocas palabras, y de repente un gran orbe de luz apareció delante de nosotras, tan brillante que tuve que proteger mis ojos. Alice murmuró bajo su respiración, y el orbe se sacudió hacia arriba como si alguien lo tuviera en una cuerda. Flotó alejándose hasta que estuvo cerca de diez pies sobre nuestras cabezas, lanzando luz en todas las direcciones.

FORO PURPLE ROSE

151

Rachel Hawkins

HEX HALL

Podrías pensar que la luz haría al bosque menos espeluznante, pero en realidad era peor. Ahora las sombras se movían a través del suelo, y cogí el destello ocasional de ojos de animales. Vinimos a través de la cama del seco arroyo, y para mi sorpresa, Alice saltó con destreza en él. La seguí, menos graciosa, viajando sobre la tierra suelta y maldiciendo. Si había pensado que los bosques eran espeluznantes, ellos no tenían nada en contra de los arroyos secos. Las rocas eran afiladas contra mis pies descalzos, y parecía que en cualquier sitio donde mirase, había huecos oscuros y exponían raíces que parecían como las entrañas de un animal gigante. Al final solo acabé agarrando la mano de Alice y manteniendo mis ojos cerrados hasta que llegamos a una parada abrupta. Abrí mis ojos e inmediatamente deseé no haberlo hecho. Delante de mí había una pequeña valla de hierro forjado salpicada con óxido. Detrás de la valla había seis tumbas. Cuatro estaban ligeramente torcidas y cubiertas con musgo, pero las otras dos estaban de pie derechas y eran tan blancas como el hueso. Las tumbas eran bastante inquietantes, pero era lo otro en este diminuto cementerio lo que tenía mi corazón en mi estómago, y el gusto metálico del miedo en mi boca. La estatua estaba a ocho pies de altura, quizás un poco más alta. Era un ángel tallado en luminosa piedra gris, sus alas desplegadas ampliamente. Estaban tan elegantemente talladas que podías distinguir cada pluma. Asimismo, las togas del ángel parecían ondear y flotar en un viento inexistente. En una mano agarraba una espada. La empuñadura estaba tallada en la misma piedra como el resto de la estatua, pero la cuchilla era el mismo tipo de cristal oscuro, el cual brillaba en la luz del orbe. En la otra mano del ángel que estaba levantada delante de él, la palma hacia arriba, como si estuviera avisando a otros de volver atrás. La mirada en su cara era una de semejante severa autoridad que podría haber puesto a la Sra. Casnoff avergonzada. El ángel me era muy familiar, y me di cuenta en un principio que era el mismo que había representado en la ventana de cristal de colores de Hecate. El ángel que expulsaba al prodigio. —¿Qué...? —Me interrumpí y me aclaré mi garganta—. ¿Qué es este lugar? Alice estaba mirando hacia el ángel con una sonrisa ligera. —Un secreto —respondió. Temblé y empujé mi chaqueta tensamente a mí alrededor. Quería preguntarle que quería decir eso, pero había una mirada dura en su cara que me dijo que probablemente no conseguiría una respuesta. ¿El folleto no había dicho que una de las grandes reglas de

FORO PURPLE ROSE

152

Rachel Hawkins

HEX HALL

Hecate era nunca entrar en los bosques? Sólo había asumido que los bosques eran peligrosos o algo. Pero quizás había sido más que eso. El viento se levantó, agitando las hojas y haciendo que mis dientes castañearan. Por qué no había pensado en agarrar los zapatos, me pregunté cuando froté el entumecido pie encima del otro. —Aquí —dijo Alice, señalando mis pies. Cosquillearon durante un momento, y cuando miré, mis pies estaban de repente cubiertos primero en calcetines de lana blanca y luego mi par favorito de zapatillas rojas muy rizadas. Zapatillas que, tanto como sabía, aún estaban encima de mi armario en Vermont. —¿Cómo has hecho eso? Pero Alice sólo sonrió misteriosamente. Y luego sin avisar, levantó su mano a través del aire. Sentí un golpe fuerte justo en mi pecho que me tiró de mis pies. Golpeé el suelo con un asustado, —¡Umph! Me senté, la miré. —¿Qué fue eso? —Eso —dijo afiladamente—, fue un simple hechizo de ataque que deberías haber sido capaz de bloquear. La miré sorprendida. Era la primera que conseguía tumbarse en la clase de Defensa, pero ser atacada desde ningún sitio por mi tátara-abuela era sólo vergonzoso. —¿Cómo podía haberlo bloqueado cuando no tenía ni idea de que ibas a hacer eso? Solté.



Alice caminó hacia mí y ofreció su mano para levantarme. No la tomé, principalmente porque estaba enfadada, pero también porque Alice parecía como si pesara noventa libras, y pensé que probablemente acabaría tirándola conmigo. —Deberías haber sido capaz de sentir que iba hacer eso, Sophia. Alguien con un poder tan grande como el tuyo siempre puede anticipar un ataque. —¿Qué es esto? —pregunté, limpiando el polvo y las agujas de pino de mi ahora dolorido culo—. ¿Algo de Star Wars? Se supone que tengo que “sentir la alteración en la Fuerza”?

FORO PURPLE ROSE

153

Rachel Hawkins

HEX HALL

Ahora fue Alice quien parpadeó por la confusión. —Olvídalo —mascullé—. De todas formas, si me hubieras visto en todas estas seis semanas pasadas, probablemente conocerías el hecho de que no tengo un “gran poder”. Soy como, la última bruja poderosa aquí. Claramente, la imponente familia súper poderosa se pasó esta generación. Alice sacudió su cabeza. —No lo hizo. Puedo sentirlo. Tu poder es muy grande, tan grande como el mío. Sólo que no sabes cómo usarlo aún. Ese es el por qué estoy aquí. Para ayudarte y moldearlos. Para prepararte para el papel que debes jugar. La miré. —Así que eres como, ¿mi profesora personal Sr. Miyagi? —No tengo ni idea de lo que eso significa. —Lo siento, lo siento. Intentaré parar las referencias a la cultura pop. ¿Qué quieres decir con el papel que debo jugar? Alice me miró como si fuera estúpida. Y en su defensa, me sentí bastante estúpida. —Cabeza del Consejo.

FORO PURPLE ROSE

154

Rachel Hawkins

HEX HALL

Capítulo 22 Traducido por Dham-Love Corregido por Okimy Hathaway

De acuerdo, ¿por qué querría eso? —pregunté con una pequeña risa—. No sé nada sobre prodigio, y soy una mala bruja.

-

El viento enredó mi cabello, soplándolo por toda mi boca y mis ojos. A través de las hebras de cabello cubriendo mi rostro, vi a Alice chasquear su mano hacia mí. Mi cabello se fue hacia atrás de mi rostro y lo recogí en un moño en lo alto de mi cabeza. Estaba tan apretado que mis ojos se aguaron.

—Sophie —dijo Alice, en el tono que usaba para aplacar el berrinche de un niño pequeño—. Tú sólo piensas que eres mala. La palabra “mala” sonaba ridículamente con clase en el acento de Alice, y tuve que sonreír un poco. Imagino que ella vio eso como una buena señal, porque tomó mi mano. Su piel era suave y fría al tacto. —Sophie —dijo en una voz más suave—. Eres increíblemente poderosa. Sólo estás en desventaja porque fuiste criada por una humana. Con el entrenamiento adecuado y un poco de guía, podrías poner a esas otras chicas… ¿cómo es que tu amiga mestiza las llama? ¿Las Brujas de Noxema? —Jenna no es mestiza —dije rápidamente, pero ella me ignoró. —Puedes ser mucho más poderosa que cualquiera de ellas. Y puedo mostrarte cómo. —Pero, ¿por qué? —pregunté. Ella sonrió en esa manera enigmática de nuevo y me dio unas palmaditas en el brazo. Incluso aunque Alice había muerto a los dieciocho, lo que la hacía tan sólo dos años mayor que yo, había algo bastante como de abuela en su tacto. Y después de toda una vida de tener sólo a mi mamá como familia, se sentía agradable.

FORO PURPLE ROSE

155

Rachel Hawkins

HEX HALL

—Porque eres de mi sangre —ella respondió—. Porque mereces ser mejor. Porque mereces convertirte en lo que estás destinada. No sabía qué decir a eso. ¿Ser cabeza del Consejo era lo que tenía que ser? Pensé en esa fantasía que había tenido de tener una de esas librerías de Nueva Era, leer las palmas de la mano y usar una gran túnica púrpura. Eso parecía bastante lejano ahora, y honestamente, un poco estúpido. Y luego pensé en Elodie, Chaston y Anna brillando y levitando en la librería. Ellas habían lucido como diosas, e incluso aunque había estado asustada, las había envidiado. ¿Era en verdad posible que pudiera ser mejor que ellas? Alice se rió. —Oh, serás mucho mejor que esas chicas. Excelente, ella podía leer mi mente. —Vamos, no nos queda mucho tiempo. Caminamos por el cementerio hacia un claro en el interior entre un anillo de robles. —Aquí es donde nos encontraremos —dijo Alice—. Aquí es donde te entrenaré para que seas la bruja que deberías ser. —Sabes que tengo clases, ¿no? No puedo estar despierta toda la noche. Alice alcanzó su cuello y se quitó un collar que llevaba. Sus manos brillaban con una luz más brillante que el orbe que todavía flotaba encima de nosotras. Luego la luz se fue abruptamente y ella me entregó el collar. Era casi caliente al tacto. Sólo una simple cadena de plata con un pendiente cuadrado del tamaño de una estampilla de correo. En el centro había una piedra negra con forma de lágrima. —Toma. Reliquia de la familia —ella dijo—. Mientras estés usando esto, nunca te sentirás cansada. Miré el collar con apreciación. —¿Aprenderé ese hechizo? Y por primera vez, Alice sonrió con una sonrisa real. Una que iluminó todo su rostro e hizo sus rastros aún más hermosos. Ella se reclinó y tomó mis dos manos en las suyas, acercándome hasta que nuestros rostros estuvieron a tan sólo unos centímetros. —Todo eso y más —ella susurró. Y cuando estalló en risitas, me encontré a mí misma riendo también. Varias horas después, ya no estaba riendo. Ni siquiera esbozaba una sonrisa.

FORO PURPLE ROSE

156

Rachel Hawkins

HEX HALL

—¡De nuevo! —rugió Alice.

¿Cómo una chica tan diminuta podía tener una voz tan fuerte? Suspiré y moví mis hombros. Me concentré tanto como pude en el espacio vacío en frente de mí, deseando con todas mis fuerzas que un lápiz apareciera. Durante la primera hora, sólo habíamos trabajado en hechizos de bloqueo. Había estado bastante bien bloqueando los hechizos de ataque de Alice, incluso aunque no había sido capaz de sentir que se aproximaban, pero durante la última hora habíamos estado trabajando en hacer aparecer algo de la nada. Habíamos empezado por cosas pequeñas, como el lápiz, y Alice había dicho que era sólo una cuestión de concentración, pero había estado concentrándome tanto, que ahora estaba asustada de ver lápices amarillos brillantes número 2 cada vez que cerrara mis ojos. Había hecho vibrar la hierba sólo un poco, y después de un momento frustrante en partículas, había enviado una roca volando hacia Alice, pero nada de lápices. —¿Deberíamos empezar por cosas incluso más pequeñas? —preguntó Alice—. Un clip, ¿o algo así? ¿Una hormiga? Entrecerré los ojos hacia ella y di otro profundo respiro.

Lápiz, lápiz, lápiz, pensé. Un lápiz amarillo brillante, con un borrador rosa suave, por favor, por favor… Y luego lo sentí. Esa sensación como agua corriendo desde la planta de mis pies hasta mis dedos, pero no era sólo agua: era un río. Todo dentro de mí, parecía estar vibrando. Sentí una especie de quemazón detrás de mis ojos, pero era un tipo bueno de calor, de la manera en que las sillas de un auto calientes por el sol se sienten en tu espalda después de un día fresco. Mi rostro me dolía, y me di cuenta que era porque estaba sonriendo. El lápiz apareció lentamente, como un fantasma primero, pero finalmente volviéndose sólido. Mantuve mis manos estiradas, con la magia todavía saliendo de mí, y me giré hacia Alice para decir algo como “¡Neener neener!” Pero luego vi que ella no me estaba mirando. Estaba mirando a través de mí, donde estaba el lápiz. Me volteé y jadeé. Ahora no había sólo un lápiz en frente de mí. Había una pila de tal vez treinta lápices, uno tras otro, y habían más apareciendo. Dejé caer mis manos y sentí que la magia se detuvo instantáneamente, como una conexión que ha sido cortada.

FORO PURPLE ROSE

157

Rachel Hawkins

HEX HALL

—¡Maldición! —exclamé suavemente. —Vaya, vaya. —Fue el único comentario de Alice. —Yo… —Miré fijamente la pila de lápices—. Yo hice eso —dije finalmente, incluso cuando estaba mentalmente martirizada por sonar tan estúpida. —De hecho, lo hiciste —dijo Alice, sacudiendo un poco su cabeza, luego ella sonrió— Te dije que lo harías. Me reí, pero luego un pensamiento llego a mí. —Espera. Dijiste que tu hechizo de sueño duraba sólo por unas horas. —Miré mi reloj—. Han pasado casi cuatro horas, y nos tomó como mínimo media hora para llegar aquí. ¿Cómo regresaremos a tiempo? Alice sonrió, y con un chasquido de sus dedos, dos escobas aparecieron de repente materializadas detrás de ella. —Estás bromeando —dije. La sonrisa se amplió, y lanzó una de sus piernas sobre una escoba y se acercó al cielo. Luego regresó y rondó unos cuantos metros por encima de mi cabeza, y su risa hizo eco por los bosques. —¡Vamos, Sophie! —ella dijo—. ¡Sé tradicional por una vez! Levantándome del suelo, agarré el fino cuello de la escoba. —¿Esta cosa me va a aguantar? —le pregunté—. ¡No todos compramos en Baby Gap! Esta vez, ella no se molestó en preguntarme de qué estaba hablando. Sólo se rió y dijo: — ¡Yo me apuraría si fuera tú! Nos quedan quince minutos entre tú y tus quehaceres. Me senté a horcajadas en la escoba. No era tan femenina como Alice, pero cuando la escoba de pronto se levantó en el aire, no me importaba qué tan poco digna me veía. Agarré más fuertemente la escoba y di un grito sobresaltado mientras el aire de la noche se precipitaba sobre mí. Y luego estaba en el cielo. Había asumido que la escoba se apuraría y que estaría colgando por mi vida, pero en vez de eso, respiré y tomé un suspiro, no de miedo, sino por una sensación de exhalación y felicidad. El aire era frío, pero suave a mi alrededor, mientras seguía a Alice hacia la escuela, reuní coraje para mirar atrás, hacia los árboles detrás de mí. Alice había extinguido el orbe, así que todo lo que se podía ver eran manchas oscuras, pero no me importaba. Estaba volando… de veras, y honestamente, por Dios, ¡estaba volando!

FORO PURPLE ROSE

158

Rachel Hawkins

HEX HALL

Las estrellas estaban sobre mi cabeza lo suficientemente cerca para tocarlas, y mi corazón se sentía como si estuviera flotando libremente sobre mi pecho. En la distancia podía ver el brillo verde de la burbuja alrededor de Hecate, y esperaba que nunca llegáramos allí, y que sólo pudiera seguir sintiendo esta luz, esta libertad, por siempre. Demasiado pronto, llegamos justo al frente del porche. Mis mejillas se sentían agrietadas y mis manos estaban entumecidas, pero estaba sonriendo como una lunática. —Esa —pronuncié—. Fue la cosa más maravillosa. ¿Por qué no todas las brujas hacen eso? Alice se rió mientras desmontaba la escoba. —Supongo que se ve como un cliché. —Bien, pues que se jodan —dije—. Cuando esté a la Cabeza del Consejo, esa será la única manera de viajar. Alice se rió de nuevo. —Me alegra escucharlo. Mientras mirábamos cómo la burbuja que rodeaba a Hecate empezaba a apagarse. —Imagino que eso significa que debería entrar —dije—. Entonces, ¿en el mismo lugar y a la misma hora mañana? Alice asintió y luego llevó su mano al bolsillo de su vestido y sacó una pequeña bolsa. — Lleva esto contigo. La bolsa era suave en mi mano, y podía sentir su contenido moviéndose. —¿Qué es? —Tierra de mi tumba. Si alguna vez necesitas poder de más para un hechizo, sólo pon un poco de esto en tus manos y eso deberá arreglarlo. —De acuerdo. Um, gracias. —Sería agradable tener un poco más de magia, pero dentro, todo lo que podía pensar era, ¿Tierra de tumba? Asqueroso. —Y, Sophie —añadió Alice, cuando me giraba para marcharme. —¿Sí? Ella caminó hacia mí y me tomó por los hombros, bajando mi cabeza hacia su boca. Por un segundo pensé que me iba a besar en la mejilla o algo, pero luego susurró: —Sé cuidadosa. El Ojo te ve, incluso aquí.

FORO PURPLE ROSE

159

Rachel Hawkins

HEX HALL

Me enderecé, mi corazón golpeaba fuertemente y mi boca estaba seca, pero antes de que pudiera contestar, Alice me dio una triste sonrisa y se desvaneció.

FORO PURPLE ROSE

160

Rachel Hawkins

HEX HALL

Capítulo 23 Traducido por Flochi. Corregido por Okimy Hathaway.

Entonces —pregunté sin aliento a Archer una semana después—, ¿has escogido ya el perfecto tono de rosa para tu traje?

-

Estábamos en defensa, y yo estaba jadeando porque acababa de propinar un golpe que había enviado a Archer a la lona por quinta vez ese día. Mi falta de oxígeno no tenía nada que ver con lo bien que se veía en su remera ceñida. No podía creer que lo había derribado tantas veces. O se estaba empeorando, o yo me estaba poniendo mejor. Es decir, nunca iba a estar en Gladiadores americanos, pero no estaba nada mal. Y yo había estado fuera toda la noche.

Mi collar chocó contra mi pecho cuando me incliné para ofrecerle a Archer una mano. El encanto de Alice había funcionado como un… bueno, lo consiguió. Sólo había conseguido dos horas de sueño por las primeras tres noches, y aún así me levantaba sintiéndome bien. La primera mañana había vivido con miedo de que la Sra. Casnoff fuera a empujarme a la oficina y preguntarme si sabía algo de un hechizo de sueño que alguien había puesto en la escuela, pero cuando no había sucedido, empecé a relajarme un poco. Ahora ni siquiera me molestaba en dormir. Sólo me quedaba en la oscuridad, sintiéndome ansiosa como un niño en vísperas de Navidad hasta que viera el suave resplandor verde extendiéndose a través de las ventanas. Entonces me precipitaría afuera, saltaría en mi escoba, y atravesaría el cielo nocturno hasta que llegara al cementerio. Sabía que lo que estaba haciendo era peligroso y quizás un poco estúpido. Pero cuando cabalgaba en el cielo o hacía hechizos tan poderosos que nunca había soñado que existían, era difícil recordar eso. Archer sonrió mientras lo ayudaba a levantarse. —No, en serio —dije—. Elodie estaba diciendo más temprano que ustedes dos iban a combinar. Así que, ¿qué tono es? ¿“Rosa encantado”? ¿“Rosa incoherente”, quizás? Ooh, ooh, ¡ya sé! ¡“Rubor Virginal”! El Baile de Halloween estaba apenas a una semana de distancia, y parecía que era de lo que todos estaban hablando. Incluso en la clase de Byron nuestra tarea había sido componer un

FORO PURPLE ROSE

161

Rachel Hawkins

HEX HALL

soneto sobre el traje que íbamos a usar. Yo todavía no tenía idea de qué iba a usar. La Sra. East estaba a cargo de enseñarnos el hechizo de transformación que crearía nuestros vestidos y esmóquines. Recién ayer nos había dado a cada uno un maniquí vestido con algo que parecía una funda de almohada con sisas. No sabía por qué no podíamos solamente transformar la ropa que ya poseíamos, pero pensé que era otra de las reglas tontas de Hecate. Los cambia-formas y las hadas ya habían conseguido sus propias ropas, lo que significaba que las cajas habían estado llegando sin parar por los pasados días. Y después estaba Jenna, me había ofrecido a hacerle su vestido, pero ella me miró como si yo fuera una completa estúpida y dijo que no había manera en que ella fuera a ese “baile idiota”. Habíamos estado trabajando cada día en el hechizo durante la clase de la Sra. East, pero hasta el momento todo lo que había intentado me había salido demasiado voluminoso. La Sra. East dijo era debido a que yo estaba demasiado emocionada, pero realmente no me lo creí. No había nada en todo eso del baile que me emocionara. Yo no estaba “entregándome” a nadie. —Cállate —dijo Archer de buen humor, levantando sus brazos sobre su cabeza para estirarlos—. Para tu información, sólo mi corbata de lazo será rosa, y pienso sacarla. Muchísimas gracias. Traté de devolverle la sonrisa, pero trataba de no mirar la cinta de piel que estaba mostrando debajo de su camiseta cuando se inclinaba. Como siempre, mi boca se puso un poco seca y mi respiración se aceleró, y tenía ese extraño, casi triste sentimiento instalado en mi estómago. Nunca pensé que me alegraría de escuchar los rebuznos de la voz de Vandy, pero cuando ella gritó: “¡Muy bien! ¡Eso es todo por hoy!”, podría haberla besado. Bueno, pensándolo bien, no. Quizás un firme apretón de manos.

—¡Santa comadreja infernal! —mencioné una hora más tarde. Estaba mirando mi último intento de un traje de baile. Al menos éste había evitado un serio caso de voluminosis, pero también tenía una sombra nociva de un verde-amarillento que usualmente se encontraba en los pañales de los bebés o en los alrededores de los desastres nucleares.

FORO PURPLE ROSE

162

Rachel Hawkins

HEX HALL

—Bueno, Srta. Mercer. Es… una mejora, supongo —dijo la Sra. East con los labios apretados con tanta fuerza, que era una maravilla que alguna palabra haya logrado salir. —Correcto —dijo Jenna. Ella estaba sentada en el escritorio al lado del mío. Se pasó la mayoría de la clase leyendo esos mangas5 que a ella le gustaban tanto—. Lo estás haciendo mejor —dijo ella alentadoramente, pero frunció el ceño cuando tomó mi última creación. —Sí, al menos éste no tiró tres escritorios. —Elodie se burló a mi lado. Su vestido, por supuesto, era maravilloso. Yo había asumido que el baile era algo como la versión monstruosa de la fiesta, y que los vestidos serían similares a cualquiera que ya haya visto en una escuela secundaria normal. Sí, no tanto. Los vestidos de la mayoría de las chicas que estaban trabajando parecían como algo salido de un cuento de hadas. Pero el vestido de Elodie era fácilmente el más hermoso de la clase. De talle alto con delicadas mangas raglán6 y falda espumosa, parecía como algo que uno usaría si estuvieras en un libro de Jane Austen. Me había burlado de Archer sobre el rosa, pero incluso yo tuve que admitir que la sombra de rosa era realmente amorosa. No estaba ni cerca de un “Frambuesa eléctrico”, era más como un rosa pálido que a veces uno encontraba dentro de las conchas marinas. Parecía brillar como una perla, y Elodie iba a estar devastadoramente hermosa en él. Maldición. Frustrada, me giré a mi propio vestido. Puse mis manos a ambos lados de la cintura del maniquí y pensé: Hermoso vestido, hermoso vestido, algo azul, tan fuerte como pude. Estaba tan molesta al saber que yo podía hacer algo tan grande como aparecer una silla del aire, pero no era capaz de hacer un vestido que no fuera completamente atroz. Bien, la silla que anoche había convocado era de un tamaño pequeño, pero aún así. Sentí el material cambiar y deslizarse bajo mis manos. Por favor, pensé, presionando mis ojos al cerrarlos. Entonces oí a Elodie y a Anna echarse a reír.

Mierda.

5 6

Mangas, se refiere a los mangas de animé. Mangas raglán: son aquellas que tienen la sisa de forma diagonal.

FORO PURPLE ROSE

163

Rachel Hawkins

HEX HALL

Abrí mis ojos para ver una monstruosidad de tul azul brillante, con una falda que me golpeó en la mitad del muslo. Tenía el aspecto de la verdadera novia cachonda de Cookie. Monstruo. Murmuré una palabra realmente mala bajo mi aliento, que me valió una mirada diabólica de la Sra. East, pero sorprendentemente, no hubo castigo. Supongo que ella en verdad no podría echarme la culpa después de mirar el vestido. —Wow, Sophie, eso realmente es algo. —Elodie caminó hacia mí, con una mano en la cadera—. Creo que tienes un verdadero futuro en el diseño fashion. —Ha-ha —murmuré, que por lo que sé, es casi tan cool como decir “Ahí tienes”. —No puedo creer que en realidad la haya invitado a unirse a mi aquelarre —dijo ella, girando esos brillantes ojos verdes hacia mí. Gemí interiormente. Los ojos de Elodie estaban brillantes sólo cuando estaba a punto de entregar una enorme patada. La última vez que la había visto así fue esa noche en que Jenna la llamó un chupasangre freak después que encontraron a Chaston. —Aquí estás, la hija de la cabeza del Concejo, y ni siquiera puedes hacer un vestido. Patético. —Mira, Elodie, no quiero pelear. Así que sólo... sólo déjame sola para que trabaje en mi vestido, ¿bien? Pero ella ni remotamente había terminado conmigo. —¿Por qué siquiera te importa hacer un vestido para el baile? ¿Para quién quieres lucir hermosa? ¿Archer? Luché muy fuerte para mantenerme calmada, incluso cuando mis manos apretaban el material en frente de mí. Elodie se acercó más, así que dudo que alguien más la escuchara cuando susurró: ¿Piensas que no veo el modo en que lo miras?



Manteniendo mis ojos sobre el maniquí, y en la más baja y calmada voz posible dije: — Déjalo, Elodie. —Quiero decir, te gusta, lo que es tan dulce. Y por dulce, por supuesto quiero decir trágico —continuó. Por el rabillo del ojo, pude ver que la mayoría de las personas habían dejado de

FORO PURPLE ROSE

164

Rachel Hawkins

HEX HALL

trabajar y nos estaban mirando. La Sra. East estaba fingiendo que nos ignoraba, así que supe que estaba siendo arrojada a los lobos en este caso. Tomé una profunda respiración y me giré para enfrentar a Elodie, quien estaba sonriendo en señal de triunfo. —Oh, Elodie —dije en una voz tan dulce que prácticamente goteaba jarabe—. No te preocupes por mí y por Archer. Después de todo, no soy la que está planeando tener sexo con él en el baile. La clase estalló en risas tontas, y Elodie hizo algo que nunca la había visto hacer: se dio la vuelta toda colorada y explotaba por su intento de salir con una seria ofensiva. La Sra. East escogió justo ese momento para gritar: —¡Srta. Mercer! ¡Srta. Parris! ¡Vuelvan a trabajar! Sonriendo, me volví hacia mi vestido. Pero la sensación de triunfo inmediatamente se desinfló por el brillante desastre azul en frente de mí. —¿Sientes la magia o algo así? —preguntó Jenna suavemente. —No, se siente igual que siempre. Un torrente de agua subiendo de mis pies y todo eso. —¿Qué? —Anna se burló, apoyando una mano en su cadera—. ¿Cómo se siente tu magia? —Uh... como algo que viene desde debajo de mí —dije, apurándome a pronunciar las palabras. —Así no es como se siente la magia —dijo Anna. Miré alrededor y vi que unos pocos brujos me estaban mirando confundidos. —La magia viene desde arriba —continuó Anna—. Se siente como algo cayendo sobre ti, como… —Nieve —terminó Elodie. Mi rostro estaba caliente cuando me giré a mi maniquí. —Supongo que el mío es diferente, entonces. Escuché algunos susurros, pero los ignoré. —Vas a conseguirlo —dijo Jenna, lanzándole a Anna una mirada asesina.

FORO PURPLE ROSE

165

Rachel Hawkins

HEX HALL

—Oh, sé que voy a hacerlo mejor —le dije, pasando una mano sobre el ajetreado tul de la espalda del vestido. (¿Un ajetreo? Jódanse, poderes mágicos.) —Este es el vestido que estoy haciendo para ti. —Oh, ¿en serio? —preguntó ella, ensanchando su sonrisa. —Sí, sin embargo, supongo que tendrás que doblarlo. No quiero arrastrarlo por el suelo. Ella golpeó juguetonamente mi brazo con el dorso de la mano, y antes de darme cuenta, estábamos riendo. Pasé el resto de la clase intentando hacer los vestidos más feos posibles, que sólo era gracioso para mí y Jenna. Perdí la cuenta de cuántas veces la Sra. East amenazó con sacarnos de la clase, y Elodie ponía sus ojos en blanco tanto que Jenna finalmente preguntó si estaba teniendo una convulsión. Esto nos hizo reír tan fuerte que la Sra. East finalmente nos echó, y nos dio a ambas un ensayo de siete páginas para escribir sobre la historia de los hechizos de ropa. No me importó, para que Jenna riera nuevamente, habría escrito cien páginas. —No sé qué cambió —le dije a Alice más tarde esa noche cuando nos movíamos en el bosque, recogiendo menta para algún hechizo que pudiera retrasar el tiempo—. Un minuto ella era la misma Jenna malhumorada que había sido el mes pasado, y al siguiente éramos amigas de nuevo. Alice no dijo nada, así que dije: —¿No es eso genial? —Supongo. —¿Supones? —dije, burlándome de su acento. Ella se enderezó y me miró. —Es que no apruebo que tengas a un vampiro como compañero del alma. Está por debajo de ti. Me reí. —Oh mi Dios, ¿debajo de mí? ¡Vamos! Alice suspiró mientras empujaba otro montón de hojas en el pequeño saco de cuero que había invocado. —Tus amigos son tu preocupación, Sophie. Trataré de respetar eso. Ahora dime sobre la fiesta que se avecina. Me agaché a recoger otro puñado de menta. —Es un baile, en realidad. Por Halloween. Debería ser impresionante. En especial desde que no consigo hacer un vestido que no

FORO PURPLE ROSE

166

Rachel Hawkins

HEX HALL

apeste por completo. Oh, y extra: consigo sufrir mirando estar hermosa por completo y seducir al chico que me gusta a la chica que desprecio. Deberían ser buenos tiempos. —¿Elodie? Asentí. Alice frunció el ceño. —No me importa esa chica. Ha sido bastante odiosa contigo. Sin duda porque tus poderes son tan superiores como los de ella. Hay pocas cosas más abominables para mí que una bruja débil. —Wow, dime lo que realmente piensas. Alice parpadeó. —Acabo de hacerlo. —Olvídalo. Es tan injusto que ella sea una persona odiosa, pero que su hechizo de vestido haya salido tan bellamente lo es más. Ella va a lucir impresionante.

Y tener sexo con Archer, agregué silenciosamente. Había olvidado que Alice podía leer mi mente. —Oh. ¿Es Archer ese chico de tu fantasía? —Era inútil negar que yo había “fantaseado” con él. Asentí. —Hum —replicó Alice—, ¿por qué no sólo usas un encantamiento de amor con él? Son terriblemente simples. Empujé más mentas en mi bolso. —Porque yo… mira, esto suena estúpido, pero me gusta en serio, y no lo quiero conmigo si es sólo con algún hechizo. Pensé que Alice podría discutir conmigo, pero sólo se encogió de hombros y dijo: —La atracción tiene su propia magia, supongo. —Sí, bueno, probablemente no hay probabilidades de que él se sienta atraído por mí. Pensé que tal vez en el baile… pero ni siquiera puedo hacer un vestido decente. —Me volví hacia Alice—. ¿Por qué cuando estoy aquí contigo, puedo hacer hechizos completamente pateatraseros, pero cuando estoy en la escuela, todo lo que hago me golpea en la cara? —¿Confianza? —sugirió—. Te sientes insegura de ti misma en la escuela, y eso se refleja en tu magia. —Quizás.

FORO PURPLE ROSE

167

Rachel Hawkins

HEX HALL

Continuamos recogiendo plantas por un rato hasta que Alice dijo: —¿Dijiste que el vestido de la chica era hermoso? Suspiré. —Es perfecto. Alice sonrió, y en la luz del astro, pude jurar que sus dientes en realidad brillaban. gustaría cambiar eso?

FORO PURPLE ROSE

168

—¿Te

Rachel Hawkins

HEX HALL

Capítulo 24 Traducido por Dham-Love. Corregido por Okimy Hathaway

as clases fueron canceladas el día del baile, y ya que era otro de esos hermosos días, claros días de Octubre, casi todo el mundo se lo pasó fuera. Todo el mundo excepto yo. Bueno, Jenna y yo. Incluso siendo tan sanguinaria, no era la mayor fan de estar afuera. Estaba encorvada en su posición usual sobre su cama, cubierta con su cobija y un anime en la mano.

L

Me senté en mi cama mirando a mi estúpido maniquí con mi tonto vestido, que aún llevaba la funda de la almohada. Había pasado la mayoría de la mañana tratando de convertirlo por lo menos en algo medio presentable, y no había tenido nada de suerte. No podía descifrarlo; sabía que no era la mejor bruja del mundo, pero un hechizo de transformación no debería ser tan difícil. Verdad, nunca había intentado nada tan elaborado antes, pero debería ser capaz por lo menos de hacer un pequeño vestido negro. Pero aún eso salió sin forma alguna, con un dobladillo torcido para empezar. Suspiré, y Jenna exclamó: —Maldición, Sophie, se supone que yo soy la pesimista. ¿Cuál es tu problema? —Este condenado vestido. —Señalé hacia el objeto ofendido—. Nada de lo que hago funciona. Jenna levantó los hombros. —Pues, no vayas. La miré. Jenna no iba a ir al baile, así que no entendía por qué quería tanto ir. Yo tampoco entendía por qué quería ir, aunque probablemente tuviera mucho que ver con Archer en un smoking. Aunque no quería decirle eso a Jenna. —No es el baile; es el principio de la cosa. Yo debería ser capaz de hacer este hechizo. No es tan difícil. —Tal vez alguien maldijo tu maniquí —ella bromeó, devolviendo la vista hacia su anime.

FORO PURPLE ROSE

169

Rachel Hawkins

HEX HALL

Mi mano buscó sigilosamente en mi bolsillo y se cerró alrededor de un objeto pequeño que parecía estar quemando un agujero. Cuando Alice sugirió hacerle un hechizo al vestido de Elodie, había dicho inicialmente que de ninguna manera. —Podría ser expulsada por hacer magia en otra estudiante —le había dicho. —Pero no serías tú. —Argumentó Alice—. Sería yo. Tú serías sólo la mensajera, y ya. Eso había tenido sentido, y tenía que admitir que me había sentido un poco frívola cuando Alice había sacado un pequeño hueso de su bolsillo, probablemente de un pájaro. Que Alice tuviera huesos en sus bolsillos probablemente me debería haber espantado, pero para este punto ya conocía la rareza de Alice. Como el collar esa primera noche, el hueso brillaba ligeramente en sus manos. Ella había sonreído mientras me lo entregaba. —Sólo pon esto en el dobladillo de su vestido. —¿Necesito decir algunas palabras mágicas o algo? —No. El hueso sabrá qué hacer. Recordé esas palabras mientras tocaba el suave y pequeño hueso. Lo había tenido por una semana, y todavía no lo había usado. Alice me había prometido que el hueso sólo volvería el vestido de Elodie de un horrible color cuando se lo pusiera, y eso no sonaba tan mal. Aún así, estaba preocupada. Cada hechizo que había tratado de hacer en otra persona había resultado mal, e incluso, aunque no me gustara Elodie, no quería accidentalmente lastimarla. Así que el hueso había permanecido en mi bolsillo. Pero si no iba a usarlo, ¿Por qué no lo había tirado por ahí? Con otro suspiro, me salí de mi cama y me dirigí hacia el maniquí. Incluso aunque no tenía una cabeza, sólo su postura parecía estar burlándose de mí. ¿Qué pasa, perdedora?, imaginé que me decía. Preferiría lucir esta funda de almohada que alguno de tus horribles diseños. —Cállate —murmuré, mientras ponía mis manos sobre ésta, una y otra vez, concentrándome tanto como podía—. Azul bonito, por favor…—murmuré. La tela ondulada rápidamente se convirtió en un traje de lentejuelas, con unos pantalones azules brillantes que parecían un traje de bastonera. —¡Mierda, mierda, mierda! —chillé, golpeando el maniquí y haciéndolo girar en su lugar. Jenna me miró desde su libro. —Ahora eso es atractivo.

FORO PURPLE ROSE

170

Rachel Hawkins

HEX HALL

—¡No ayudas! —gruñí. Dios, ¿qué había de malo conmigo? Había hecho hechizos más difíciles que éste, y nunca, nunca habían salido tan mal. —Te lo estoy diciendo —dijo Jenna—. Tienes un maniquí embrujado. Nadie más parece tener tantos problemas con los suyos. —Yo sé —dije, reclinando mi cabeza en el maniquí—. Incluso Sarah Williams, que es como la peor bruja que haya conocido, hizo un lindo vestido rojo. No es tan lujoso como el de Elodie, pero… Me detuve, sintiendo como se debilitaba mi estómago. No tenía sentido para mí estar teniendo tantos problemas en hacer un vestido. Tal vez Jenna tuviera razón: tal vez mi maniquí estaba maldito. Presione mis manos sobre la funda de la almohada de nuevo, pero esta vez no pensé en un vestido. Sólo dije: —Confiésate. Durante un momento no pasó nada. No estaba segura de si debería sentirme aliviada o decepcionada. Luego, muy lentamente, dos huellas de manos de color borgoña brillante aparecieron en la parte frontal del vestido. Un gran alivio corrió a través de mí, pero fue tragado rápidamente por una fuerte ola de rabia. —¿Cómo hiciste eso? —preguntó Jenna detrás de mí. Ella estaba arrodillada observando las huellas. —Es un hechizo de revelación —dije a través de mis dientes apretados—. Te permite saber si un objeto ha sido dañado a propósito con magia. —Bien, por lo menos sabes que no eres una mala bruja. Asentí, pero estaba a punto de temblar de furia. Había estado pensado que era inútil, y había sido Elodie todo el tiempo. Tenía que ser ella. ¿Quién más quería asegurarse que no iría al baile? Dios, toda la cosa era muy de cuento de hadas para manejarla. Y la cosa que realmente me molestó fue que no había usado mi maldición en su vestido. Me había sentido mal por haberla usado. Bien, que se joda eso.

FORO PURPLE ROSE

171

Rachel Hawkins

HEX HALL

—¿Dónde está Elodie ahora? —le pregunté a Jenna. Sus ojos se ampliaron, así que sabía que me debía haber visto bastante enloquecida. —Um, escuché a Anna decir que iban a la playa con un grupo de personas —Perfecto. Me dirigí hacia la puerta, ignorando a Jenna mientras me llamaba. —¿Qué vas a hacer? Me apresuré hacia la habitación de Elodie. No había nadie en el corredor que me viera así que me deslicé en su interior. Mi corazón estaba golpeando fuertemente, tanto de miedo como de rabia, caminé hacia la ventana, donde estaban los maniquís con los vestidos de Elodie y Anna. El vestido de Anna era negro con una línea púrpura y de tiro corto. Ella se había visto fantástica en él, pero no era nada comparado con el vestido de Elodie. Dudé por un momento. Luego pensé en Elodie riéndose de mí en clase cuando había tratado tan difícilmente de hacer un maldito vestido, y mi valentía regreso. Me arrodillé y miré por las capas vaporosas de las faldas hasta que encontré un pequeño agujero en el dobladillo. Deslicé el diminuto hueso adentro y le di una palmadita. Brilló fuertemente dentro del vestido de un color rojo opaco por las capas de rosa. Contuve mi aliento hasta que el brillo se desapareció, y luego fui hacia la puerta. El corredor estaba vacío, así que podía regresar a mi habitación sin ser vista. Jenna todavía estaba sentada en su cama cuando regresé. —¿Qué hiciste? Caminé hacia mi cama y saqué una pequeña bolsa de tierra que había escondido allí. —Sólo digamos que… girar las cosas es un juego limpio. Jenna abrió su boca, y luego la cerró de nuevo mientras me miraba poner un poco de tierra en mis manos. Ella probablemente pensaba que había enloquecido totalmente mientras caminaba con las manos llenas de tierra hacia mi maniquí, lo había tomado por la cintura y había cerrado los ojos. Esta vez ni siquiera tuve que pensar en nada en específico. Vestido. Fue todo lo que dije.

FORO PURPLE ROSE

172

Rachel Hawkins

HEX HALL

Como de costumbre, podía sentir el vestido deslizándose bajo mis manos, pero era diferente esta vez. Mis manos se sintieron calientes, y era como si hubiera una corriente eléctrica a través de mí. Escuché a Jenna jadear, y cuando retrocedí y abrí mis ojos, jadeé también. El vestido no era sólo hermoso, era maravilloso. Era como un azul satinado tipo pavo real, y con iluminaciones verdes que parecían bailar dentro del material. La parte superior parecía como un corsé strapless y escotado al frente, mientras giré el maniquí para ver la parte trasera, vi que estaba atada con un cordón verde brillante. La falda era acampanada hacia afuera y ceñida en la cintura, y lo más impresionante de todo, era un grupo de plumas de pavo real por el frente, empezando en un punto justo debajo del top del corsé y ampliándose hasta que llegaba al fondo, como un triángulo al revés. —Wooow —Jenna respiró—. Ahora sí eso es un vestido. Sophie, te vas a ver preciosa.

Ella tenía razón, pensé, sintiéndome aturdida. Me vería preciosa. —¿Qué era esa cosa que le pusiste? No estaba lista para contarle a Jenna sobre Alice, y tenía la sensación que ella no tomaría las palabras tierra de una tumba bastante bien, así que sólo levanté los hombros. —Polvos mágicos. Jenna parecía escéptica, pero antes de que pudiera hacer alguna pregunta, le di una brillante sonrisa y dije: —Déjame hacerte uno. Ella soltó una carcajada destartalada. —¿En verdad quieres hacerme un vestido? Yo asentí. —¿Por qué no? Será divertido, y así vendrías conmigo al baile. —No lo creo, Soph. —Ella protestó débilmente, pero yo ya estaba sacando uno de sus camisones del armario. Presioné mis manos todavía sucias y sólo pensé.

Jenna. Todas las protestas de Jenna murieron en sus labios cuando vio el vestido: fucsia, con tirantes finos, y una correa brillante en la cintura que pensé podría estar hecha de

FORO PURPLE ROSE

173

Rachel Hawkins

HEX HALL

diamantes reales. El vestido era perfecto para ella, y antes que nada ya lo estaba sosteniendo y dando vueltas alrededor. —No sé que sean tus ‘polvos mágicos’, y no me importa —ella dijo con una sonrisa—. Este es el vestido más hermoso que he visto. Pasamos el resto de la tarde transformando nuestros zapatos hasta que cada una tuvo el par perfecto. Para el momento en que la noche había caído, ambas estábamos vestidas, y yo me lo decía a mí misma, me veía bastante sensual. Jenna había recogido su cabello rubio en la parte alta de su cabeza, con su mechón rosado cayendo sobre un ojo. Mi propio cabello estaba de hecho comportándose por primera vez, y había dejado que Jenna lo arreglará en un moño en la base de mi cuello, con unos cuantos mechones cayendo sobre mi rostro. Caminamos por las escaleras brazo con brazo, riéndonos. Había una aglomeración de personas en el estrecho pasillo que conduce al salón de baile. Estiré el cuello, buscando por Archer y Elodie, esperando descubrir qué tan desagradable era el color del vestido de Elodie, pero no podía verlos. Había quedado bastante impresionada con el vestido de Jenna y el mío en nuestra habitación, pero ahora veía que éramos a duras penas las más espectaculares de allí. Una alta hada rubia pasó por mi lado, y su vestido, una mezcla de unas chispas verdes, intervinieron suavemente como campanas. También vi a una cambia-formas en lo que parecía un vestido hecho en su totalidad con pelaje blanco. Los chicos estaban un poco menos extravagantes. La mayoría de ellos tenían smokings, aunque unos cuantos habían sido más atrevidos y estaban luciendo largos abrigos y pantalones. Estábamos a punto de entrar al salón de baile cuando sentí algo cálido presionar contra mi espalda. Pensé que sería cualquier persona pasando por allí, hasta que una voz susurró en mi oído, suave y en voz baja. —Sabía que eras tú.

FORO PURPLE ROSE

174

Rachel Hawkins

HEX HALL

Capítulo 25 Traducido por Virtxu Corregido por Okimy Hathaway

T

raté de girar alrededor, pero es difícil hacerlo cuando estás aplastada entre un montón de gente y con un vestido grande. Terminé accidentalmente dando un codazo a Jenna, que dio un chillido asustado, hasta que finalmente pude darme la vuelta para hacer frente a Archer.

Los dos ampliamos los ojos y dijimos: —Whoa. Entonces inmediatamente me ruboricé. Oh, Dios mío, ¿miré a Archer y dije, “Whoa”? Pero... Espera un minuto. ¿Archer me miró y dijo, “Whoa”? Seguimos mirándonos el uno al otro. Archer tenía más que merecido su “Whoa”. Este era un muchacho que podría hacer que un uniforme de la escuela se viera bien. Lo que él había hecho vistiendo formal era algo que estaba malditamente cercano a criminal. Él había mentido sobre que su corbata de lazo iba a ser rosada. Ni siquiera llevaba una corbata de lazo, sólo una corbata regular, y era negra, como todo lo demás que llevaba. Pero lo mejor no era el aspecto que tenía. Sino la forma en que me miraba. —Ese vestido —dijo al fin, con los ojos todavía planeando sobre mí—. Es... algo. Luché contra la tentación de bajar conscientemente el escote y tan sólo sonreí. Gracias. Acabo de, eh, hacerlo.



Él asintió con la cabeza, pero todavía parecía un poco en shock, y fue todo lo que pude hacer para mantener una gran sonrisa tonta en mi cara. Entonces me acordé de lo que había dicho. —¿Qué quieres decir, sabías que era yo? Movió un poco la cabeza, como si estuviera tratando de aclararse. —Oh, claro. Elodie. Mi corazón parecía a tartamudear en mi pecho, y podía sentir palidecer mi rostro.

FORO PURPLE ROSE

175

Rachel Hawkins

HEX HALL

—Yo sólo te vi desde atrás y dije que tenías que ser tú. Elodie dijo que no había manera de que eso pudiera ser. —Oh. —Miré y vi venir a Elodie detrás de él. Ella me miró, y me sorprendió ver que su vestido parecía perfecto.

“El hueso sabe qué hacer”, mi culo, pensé, pero estaba un poco aliviada. Mi ira se había desvanecido una vez que había sido capaz de hacer un vestido asesino. Me imaginé que era una mejor manera de vengarme que estropear su vestido de todos modos. —¿Cómo diablos aunaste esfuerzos? —Elodie. Ella trató de mantener su tono dulce, pero sus ojos eran fríos y enojados. Le devolví la sonrisa y me encogí de hombros. —Fue la cosa más extraña. Al parecer conseguí un maniquí maldito. Sus ojos se abrieron un poco antes de que ella rompiera mi mirada. —Extraño murmuró.



—Sí, lo fue. Por suerte, tuve la oportunidad de acabar con la maldición, y entonces… ¡tadá! —Sostuve mi falda con una sonrisa brillante, y fui recompensada con el ceño de Elodie. —¿No crees que es un poco... llamativo? —me preguntó. Antes de que pudiera responder con algo cortante, Archer se volvió hacia ella. —Oh, vamos, El. Ella se ve muy bien y tú lo sabes. Eso lo hizo. La sonrisa tonta ya no podía ser frenada. Archer sonrió y me guiñó un ojo mientras él y Elodie se deslizaban por delante de nosotras y entraban en el salón de baile. Me volví a Jenna, que se rió y rodó los ojos. —Oh, nena, la fastidiaste. Ella seguía riendo, y yo seguía sonriendo como una loca cuando entramos en el salón de baile. No sé lo que había estado esperando, pero el salón de baile me dejó alucinada. No había serpentinas y globos aquí. En cambio, la sala brillaba con suaves luces de hadas, versiones más pequeñas y más suaves del orbe que Alice siempre hacía para nosotras. Cada luz se basaba en lo que parecía una flor de color púrpura oscuro. Flotaban en el aire, balanceándose suavemente como si estuvieran atrapadas en una suave brisa. Las arañas no estaban encendidas, pero sus cristales se habían vuelto violetas para la ocasión, y las luces de hadas los hacían brillar como amatistas. Los espejos fueron descubiertos también. Pensé que esto podría fastidiar a Jenna, pero cuando nos miramos en ellos y sólo me vi a mí, ella sólo señaló, y dijo:

FORO PURPLE ROSE

176

Rachel Hawkins

HEX HALL

—Mira. En Espejolandia sigues siendo una maravilla sin cita. —Lo cual nos hizo reír. Los pisos ya no eran de la brillante madera reluciente que por lo general eran, sino un negro profundo y brillante. Sacudí la cabeza con asombro. —Esto es... Wow. —Ya lo sé —dijo Jenna. Ella tomó mi mano y la apretó—. Estoy tan contenta de que me hicieras venir. Nos movimos por el borde de las cosas por un rato, viendo bailar a todos. Me acordé de la fiesta de graduación a la que había ido con Ryan, donde todo el mundo había bailado como si estuvieran en una audición para un video de rap. Esto no podría haber sido más diferente. Las brujas y todos los cambia-formas bailaban el vals, lo cual me asustó un poco. Nadie me había dicho que las lecciones de baile de salón era un requisito previo para ir a Hecate. Las hadas estaban fuera en un extremo de la sala de baile ellas solas, haciendo una danza elaborada que parecía algo sacado de la Inglaterra isabelina. Vi a Archer y a Elodie bailar, y mi aliento se capturó por lo hermosos que ambos estaban: Archer, alto y moreno, y Elodie, con su pelo brillando en la luz y su vestido flotando a su alrededor. Pero luego les miré la cara y vi que estaban discutiendo con claridad. Archer tenía el ceño fruncido y miraba a un punto en algún lugar por encima de su cabeza, y Elodie parecía estar hablando a mil por hora. De pronto, Elodie sacó las manos de Archer y se aferró a su costado. Una sensación de temor se levantó en mí cuando vi a Archer conducirla fuera de la pista de baile. Ella estaba tratando de sonreír, pero era más como una mueca. Vi que ella le hizo un gesto con la mano y murmuró las palabras “Estoy bien”. Pero luego se quedó sin aliento y se aferró a su costado otra vez. Vi a Anna abrirse paso entre la multitud, con la señora Casnoff detrás. A estas alturas Elodie estaba casi doblada en dos. —Me pregunto qué es lo que está pasando —dijo Jenna. —Tal vez ella tiene flato. —Sí. Tal vez. Miré y vi que Jenna me miraba con una expresión preocupada. —¿Qué? —¿Qué hiciste con el vestido de Elodie esta tarde?

FORO PURPLE ROSE

177

Rachel Hawkins

HEX HALL

—¡Nada! —Insistí, pero era una mentirosa terrible y sabía que lo estaba mostrando por toda la cara. Jenna se limitó a sacudir la cabeza y se volvió para mirar a Elodie, que estaba siendo sacada de la sala por la Sra. Casnoff y Anna. Archer iba detrás, pero Elodie se dio la vuelta y le dijo algo. No lo pudimos escuchar, obviamente, pero era evidente por su expresión que estaba cabreado. A pesar de lo que ella dijo, Archer dio un par de pasos y levantó las manos delante de él. Elodie se volvió hacia la señora Casnoff, y las dos abandonaron el salón de baile, con Anna y Archer detrás. Archer regresó unos veinte minutos más tarde, pareciendo nervioso y enojado. Podía sentir los ojos de Jenna en mi espalda mientras cruzaba la habitación hacia él. —¿Qué fue todo eso? —le pregunté. Seguía mirando hacia la puerta por la que se habían llevado a Elodie. —No lo sé. Ella estaba bien, entonces empezó a decir que su vestido se sentía demasiado apretado, como si se estuviera encogiendo o algo así. Cuando ella dijo esto siguió apretándose, y estaba teniendo problemas para respirar. La Señora Casnoff piensa que el vestido fue maldecido. Estaba tan contenta de que estuviera mirando a otro lado para que no me viera flaquear.

El hueso sabe qué hacer. ¿Alice sabía que esto iba a pasar, o yo me había equivocado de alguna manera? Tal vez supuse que lo había usado correctamente y la magia en él se había, no sé, estropeado o algo en la semana en la que me había aferrado a él.

O ella lo había sabido, susurró una voz. Ella nunca tuvo la intención de sólo cambiar los colores del vestido. Ella quería hacer daño a Elodie. Pero ¿por qué Alice querría hacer eso? Sabía que no le gustaba Elodie, pero esto parecía realmente duro.

No, debe haber alguna otra cosa, me equivoqué, como el hechizo de amor de Kevin. —Oye —dijo Archer. —Sí —dije débilmente. Luego sonreí y traté de sonar más entusiasta—. Sí, estoy bien. Es sólo que es... Ya sabes, es extraño lo de Elodie.

FORO PURPLE ROSE

178

Rachel Hawkins

HEX HALL

—Sí —admitió él, mirando hacia atrás a la puerta. —¿Está enfadada contigo o algo así? —Me aventuré. Pasó una mano por su cabello, suspiró y dijo: —Supongo. Ella me dijo que debería estar contento porque ahora podría pasar el baile con la persona que realmente quería. Él me miró. —Supongo que se refería a ti. Había gente por todas partes, pero de repente me sentí como si estuviéramos totalmente solos. Y en ese momento me juré que podía sentir que algo cambió entre nosotros. Se encendieron algunas chispas que no habían estado allí antes, al menos no de su parte. Apartó la vista de nuevo, hacia la puerta, y luego me sonrió. —Bueno, parece una lástima no presumir de ese vestido. ¿Quieres bailar? —Claro —dije, poniendo el tono más casual posible, pero mi corazón latía tan fuerte que tenía miedo que en realidad él fuera capaz de verlo. Gran parte de mi pecho estaba en exhibición, después de todo. Él me sacó a bailar, puso una tibia mano sobre mi cintura, la otra sujetaba mi mano a nivel del hombro. Yo tenía miedo de morir al tropezar con mi vestido o de pisar sus pies, pero gracias a Archer, nos deslizábamos por el salón de baile. —¿Tú sabes bailar? —Le pregunté. Él me miró con una sonrisa. —Hace unos años, Casnoff decidió dar una clase de baile formal. La asistencia era obligatoria. —Podría haberla tomado. —No, lo estás haciendo bien. Sólo sostente en mí. Nunca me habían dado mejores instrucciones. No había ninguna banda o sistema de sonido que pudiera ver, sólo música de ensueño, que parecía flotar en todas partes y en ninguna. Mis dedos se apoyaban ligeramente en el hombro de Archer mientras girábamos alrededor de la habitación. Bailamos cerca del lugar donde había dejado a Jenna. La busqué, pero no pude verla. Me pregunté si ella había vuelto a la habitación, y me sentí un poco culpable. Pero entonces la mano de Archer se apretó en mi cintura, y Jenna se deslizó por completo de mi mente. Miré hacia arriba para ver que me estaba estudiando intensamente con una expresión que nunca había visto antes. Bueno, una que nunca había sido dirigida a mí antes.

FORO PURPLE ROSE

179

Rachel Hawkins

HEX HALL

—Ella estaba en lo cierto —murmuró. —¿Sobre qué? —Le dije, y mi voz ni siquiera sonó como la mía. Era baja y entrecortada. —Quería pasar el baile contigo. Sentí como si mil luces de bengala hubieran explotado dentro de mí. La sonrisa que comenzó a extenderse por mi cara realmente hizo que mi rostro doliera, y por primera vez no me importaba si lo veía. Sabía que no tenía más un enamoramiento con Archer. Lo quería. Su rostro bajó, y detuvo mi corazón. —Sophie… Pero antes de que pudiera terminar, un grito atravesó el aire. La música se detuvo abruptamente. Casi todo el mundo se volvió para ver a Elodie corriendo de nuevo por el salón de baile, con una bata de seda verde ondeando alrededor de sus pálidas piernas, y una expresión de horror en su rostro. —¡Es Anna! —gritaba—. ¡Ha pasado otra vez! Yo... Oh, Dios, creo que está muerta.

FORO PURPLE ROSE

180

Rachel Hawkins

HEX HALL

Capítulo 26 Traducido por Dham-Love Corregido por Okimy Hathaway

nna no estaba muerta, gracias a Dios. La habían encontrado tendida en el corredor justo al frente de su habitación. Elodie dijo que Anna había ido a tomar un poco de té a la cocina. Como no regresaba, Elodie se había preocupado y había ido a buscarla.

A

Allí fue cuando la descubrió, con la cara hacia el suelo, un charco de té y de su propia sangre empapando la gruesa alfombra color crema, justo como Holly. Como Chaston, tenía dos pequeños agujeros en su cuello, pero sus muñecas no habían sido cortadas. Cal había llegado a ella a tiempo, y para el momento en que la Srta. Casnoff había llegado por las escaleras, Anna estaba sentada, con su cabeza recostada en el hombro de Cal. Justo como Chaston, ella tampoco pudo decir quién la había atacado. Jenna había vuelto a nuestra habitación, y parecía totalmente desprevenida de lo que le había pasado a Anna. Pero estuvo rápidamente en el corredor. En algún momento alrededor de la medianoche, la Srta. Casnoff había ido a buscarla. Y no había regresado. Me recosté en mi cama, todavía con mi vestido, toda la noche. Por suerte, Alice y yo habíamos decidido que no nos encontraríamos esta noche, así que no tenía que preocuparme por el hechizo de sueño que ya estaba tomando poder en mí. Alrededor de las tres, finalmente me quedé dormida, pero pasé el resto de la noche dando vueltas y girándome a causa de las pesadillas. Veía a Jenna, con su boca cubierta de sangre, y Anna en sus pies. Vi a Archer y a Elodie bailando, sólo Elodie estaba pálida, sus labios azules y sus ojos mirando a su vestido aferrándose a ella como una serpiente. Lo más extraño de todo, vi a Alice en el cementerio, aferrándose a la cerca de hierro mientras tres hombres vestidos de negro descendían hacia ella, con cuchillos de plata levantados. Me desperté mientras los primeros rayos de sol barrían el suelo.

FORO PURPLE ROSE

181

Rachel Hawkins

HEX HALL

Me sentí desorientada. Mi boca estaba seca y pegajosa, como si hubiera pasado la noche comiendo hilas. Había también un sonido hueco y fuerte de llamada. Primero pensé que sólo estaba en mis oídos. Luego me di cuenta que era la campana en la parte superior de la casa, la campana que usualmente nos llamaba a clase. ¿Por qué estaba sonando tan temprano esta mañana? Luego la noche anterior vino a mí como en carrera. Miré hacia la cama de Jenna, pero todavía estaba vacía. Me empujé fuera de la cama y pegué la cabeza en la puerta. Varias chicas ya estaban vestidas y se dirigían a las escaleras. Vi a Nausicaa y la llamé. —¡Oye! ¿Qué sucede? —Asamblea —ella respondió—. Mejor vístete. Cerré la puerta y me quité mi vestido. Se convirtió en la funda de la almohada tan pronto como tocó el piso. Establecí algo así como un récord de velocidad por alistarme tan rápido, y decidí irme con mi cabello tal y como lo había lucido anoche. Estaba mucho más desastroso ahora, y la mitad del cabello caía por mi rostro, pero pensé que a nadie le importaría. Nos encontrarnos en el salón de baile, que había sido transformado de nuevo en la habitación que conocíamos, con mesas que no coincidían. Mientras me sentaba en la mesa cercana a la parte trasera, miré y noté la luz de un hada solitaria en lo alto del techo. Chocó suavemente contra una esquina, como si estuviera tratando de encontrar la salida. Todos los profesores se habían reunido en el frente, excepto por Byron. La Srta. Casnoff parecía cansada y más vieja de lo que jamás la había visto. Me di cuenta con sorpresa que su cabello no estaba en su coleta tan complicada, sino que estaba recogido en un nudo flojo en la parte trasera de su cuello. Archer y Elodie estaban sentados en la diagonal izquierda hacia mí. Elodie parecía pálida, y todavía había lágrimas cayendo por su rostro. Archer había pasado su brazo alrededor de ella, sus labios se movían en su cabello contra la frente de Elodie. Luego, como si supiera que los estaba mirando, se giró y me miró. Quité la mirada, y mis manos se cerraron en un puño sobre mi falda. Después de todo lo de Anna y Jenna, casi me había olvidado acerca de Archer y yo, pero ahora nuestro encuentro de anoche había regresado a mi mente, golpeando mi corazón. Amablemente, la Srta. Casnoff se paró allí y levantó sus manos pidiendo silencio, así que pude poner mis ojos en ella, y no en Archer.

FORO PURPLE ROSE

182

Rachel Hawkins

HEX HALL

—Estudiantes —Ella comenzó—. Como estoy segura que ya saben, anoche hubo otro ataque. La Señorita Gilroy estará bien, pero como es el tercer ataque en menos de un año, obviamente tenemos que tomar algunas medidas drásticas. Como estoy segura que se han dado cuenta, Lord Byron no está aquí. Tampoco La Señorita Talbot. Hasta que el Consejo pueda llegar al fondo de estos ataques, los vampiros ya no serán bienvenidos en Hecate. Mi corazón se hundió mientras todos a mi alrededor se unieron en un aplauso. Pensé en Jenna, que tan feliz había estado anoche en su vestido rosado, y sentía que las lágrimas inundaban mis ojos. ¿A dónde se la habían llevado? La Srta. Casnoff dijo unas cuantas cosas más, la mayoría sobre ser cuidadosos y estar pendientes de nuestros alrededores, y que no podíamos bajar la guardia hasta que supiéramos con seguridad qué había ocurrido, pero a duras penas escuché. Era cierto que Jenna había llegado a nuestra habitación cuando Anna había sido atacada, pero había visto a Jenna después de que había llegado de alimentarse en la enfermería. Ella siempre estaba desgastada y casi drogada. Anoche, cuando Casnoff había venido por ella, sólo lucia asustada. No me di cuenta que la asamblea se había acabado hasta que un cambia-formas me pisó, saliéndose de su asiento. Entumecida, me levanté, sólo para escuchar a la Srta. Casnoff decir: —Sophie, Elodie, por favor, esperen un momento. Me giré. Elodie lucía tan confundida como yo me sentía. —¿Podrían ir a mi oficina, por favor? Archer le dio un apretón al brazo de Elodie antes de irse. Sus ojos se encontraron con los míos mientras pasó por mi lado. Me dio una sonrisa, y yo traté de sonreír de vuelta. Lo que fuera que hubiera pasado entre Archer y yo anoche, había sido un extraño incidente, uno que sabía que sería más fácil pretender que nunca había pasado. Él estaba claramente con Elodie, y no lo podía culpar. No sólo era hermosa, sino que todas sus amigas se habían ido. ¿Qué clase de idiota rompería con una chica el día después que a su mejor amiga casi le han succionado toda la sangre?

No era una situación que sucediera a menudo, supongo. Elodie y yo caminamos a la oficina de la Srta. Casnoff, con nuestros hombros golpeándose mientras caminábamos por los corredores estrechos. —En verdad lo lamento… —Empecé, pero Elodie me cortó con una mirada de hielo.

FORO PURPLE ROSE

183

Rachel Hawkins

HEX HALL

—¿Qué, que tu mejor amiga casi haya matado a otra de mis amigas, o haber tratado de matarme en mi propio vestido? Estaba muy cansada para intentar mis habilidades de mentirosa. —El hechizo no se suponía que te heriría. Sólo cambiaría el color de tu vestido cuando te lo pusieras. Elodie estaba callada, y cuando la miré, también me estaba mirando con una mirada evaluadora. —Esa era una magia muy poderosa, y no es como si apreciara mucho ser estrangulada por mi ropa, pero fuera de eso, sería un hechizo agradable para aprender. —Te enseñare si me enseñas la maldición que le pusiste a mi maniquí. —Le ofrecí. Antes de que pudiera contestar, la Srta. Casnoff nos hizo entrar en su oficina. —Pasen, señoritas. Una vez que Elodie y yo estuvimos sentadas en sillas diminutas, la Srta. Casnoff se movió detrás de su escritorio. —Estoy segura de que las dos saben por qué quiero hablar con ustedes. Ella suspiró mientras se sentaba. Si hubiera sido alguien más, hubiera dicho que se tiró en la silla, pero la Srta. Casnoff era demasiado formal para tirarse en la silla. Era más como un colapso de agradecimiento. —Estoy segura de que se les ha ocurrido que todos esos ataques han pasado exclusivamente a miembros de su aquelarre, chicas. Confundida dije: —Oh, no soy un miembro de su aquelarre. Ahora la Srta. Casnoff lucía confundida. Miró hacia Elodie, que estaba mirando para todos lados menos hacia nosotras, según lo que me di cuenta. —¿Metiste a Sophie a tu aquelarre sin su consentimiento? —preguntó la Srta. Casnoff. —¿Qué? —grité—. ¿Cómo es posible hacer eso? Elodie dejó salir un fuerte respiro que resonó. —Mira, no teníamos elección —dijo, todavía mirando a su regazo. Era raro para mí ver a Elodie sutil. Normalmente hubiera puesto sus ojos en blanco muchas veces y hubiera dicho algo con desprecio. Pero ahora lucía demasiado culpable. —La necesitábamos —le dijo Elodie a la Srta. Casnoff, con su tono de súplica—. Ella no se uniría voluntariamente, así que hicimos el ritual sin ella.

FORO PURPLE ROSE

184

Rachel Hawkins

HEX HALL

La Srta. Casnoff estaba mirando a Elodie. —¿Y qué usaron en lugar de su sangre? —Me metí en su habitación y tomé un poco de cabello de su cepillo —murmuró Elodie—. Pero ni siquiera pensamos que funcionaría. Luego hubo como un pequeño estallido de humo cuando lanzamos su cabello al fuego. Eso no se suponía que pasaría. —¡Oh, por Dios! —Exploté—. ¡No puedes hacer algo como eso! No puedo creer que me sentí mal por poner ese estúpido hueso en tu vestido. La Srta. Casnoff me miró de nuevo. —¿Hiciste qué? —ella preguntó en una voz tan congelada, que estuve segura que estaba a punto de ser congelada como un peludo mamut. Elodie vio allí su oportunidad. —¡Así es! ¡Ella fue la que casi me mata anoche por poner un hueso encantado en mi vestido! —¡Sólo porque pusiste una maldición en el mío! —Me defendí. —¡Sólo porque estás tratando de robarte a mi novio! Eso fue aparentemente lo último que soportó la Srta. Casnoff. —¡Chicas! —gritó, levantándose y golpeando sus dos manos contra el escritorio—. El momento de disputa por vestidos y chicos se acabó. Dos de sus hermanas han sido dañadas, y otra está muerta. —Pero… lo ha arreglado —dijo Elodie, suavemente—. Usted echó a los vampiros. La Srta. Casnoff se sentó en su silla y puso sus manos sobre sus ojos. —No podemos estar seguros de que Jenna o Byron sean responsables. Ambos alegaron su inocencia, y anoche ninguno de los dos mostraba señas de haberse alimentado recientemente. Pensé en la pintura del libro acerca de L’Occhio di Dio, del cual la bruja extraía sangre, y a Alice diciendo que El Ojo me veía, incluso aquí. —Srta. Casnoff, —Me apresuré—. Usted cree… ¿Usted cree que es posible que L’Occhio di Dio se haya metido en la escuela? —¿Por qué pensaría algo como eso? —preguntó Elodie, pero la Srta. Casnoff levantó su mano.

FORO PURPLE ROSE

185

Rachel Hawkins

HEX HALL

—Es sólo que ayer vi la pintura de una bruja que habían matado, y tenía dos agujeros en su cuello y apenas algo de sangre, como Holly, Chaston y Anna. Quiero decir, tal vez es posible… La Srta. Casnoff interrumpió. —También he visto esa ilustración, Sophie, pero no hay manera en que L’Occhio di Dio se pudiera infiltrar en Hecate. Hay simplemente muchos hechizos de protección. ¿E incluso si eso fuera posible, qué harían? ¿Esconderse en esta pequeña isla por meses esperando hasta que pudieran adentrarse en la escuela? —Ella sacudió su cabeza—. No tiene sentido. —A menos que ya estuvieran en la escuela —dije. La Srta. Casnoff levantó sus cejas. —¿Qué, como un profesor? ¿O un estudiante? Imposible. —Pero… La voz de la Srta. Casnoff era gentil, y sus ojos estaban tristes mientras decía: — Sophie, sé que no quieres creer que Jenna sea responsable de esto. Ninguno de nosotros quiere. Pero me temo que para este momento, es la explicación más plausible. Jenna está siendo transportada a la sede del Consejo, y se le dará la oportunidad de defender su caso. Pero tienes que aceptar que tal vez sea culpable. Mi pecho se apretó ante el pensamiento de Jenna, asustada y sola camino a Londres, donde probablemente estaría. Tal vez incluso con mi propio padre. Alcanzando mi mano a lo largo del escritorio, la Srta. Casnoff dijo: —Lo siento. —Ella miró hacia Elodie—. Lo siento por ustedes dos. Pero además de todo, esto les dará una oportunidad de dejar a un lado sus diferencias por ahora. Después de todo, son las únicas miembros de su aquelarre que quedan —Ella me miró y me dio una sonrisa—. Te guste o no. Ahora, las excusaré por el resto de sus clases hoy. Hasta que tengamos los resultados del Consejo, quiero que mantengan los ojos abiertos la una por la otra. ¿Entendido? Ambas murmuramos un sí y luego salimos de la oficina de la Srta. Casnoff. Pase el resto del día en mi habitación. Sin Jenna se sentía grande y solitaria, era todo lo que podía hacer para no llorar cuando miré al león, que habíamos nombrado Bram como un chiste, y todos sus libros. No le habían permitido llevárselos con ella. Seguí en mi cama inclusive durante la comida. Había caído la noche, y escuché un suave golpecito en mi puerta, y después a Archer decir: “¿Sophie? ¿Estás allí?”. Pero no respondí, y después de un rato, lo escuché alejarse.

FORO PURPLE ROSE

186

Rachel Hawkins

HEX HALL

Me recosté en la cama hasta la medianoche, cuando el brillo verde del hechizo de Alice se deslizó por mi ventana. Lanzando mis cobijas, me puse en pie, con ansiedad de salir de esta casa hacia el cielo, y queriendo decirle a Alice todo lo malo que había pasado. No me molesté en ser silenciosa por las escaleras mientras caminaba hacia la puerta del frente. Mi mano se deslizó hacia la perilla cuando escuché a una voz sisear: — ¡Atrapada! Con el corazón en la boca, me giré para ver a Elodie parada en frente de las escaleras, con sus brazos cruzados, y una sonrisa en su rostro.

FORO PURPLE ROSE

187

Rachel Hawkins

HEX HALL

Capítulo 27 Traducido por: cYeLy DiviNNa Corregido por: Andy Parth

-

Lo sabía —dijo ahora más fuerte—. Sabía que estabas tramando algo. Cuando la Señora Casnoff descubra que has estado haciendo un hechizo sobre toda la escuela, vas a unirte a tu amiga la sanguijuela en Londres dentro de poco.

Yo aún estaba congelada en la puerta, con la perilla medio girada en la mano. De todas las personas que me atrapaban saliendo a hurtadillas, ¿por qué tiene que ser la única persona que más me odiaba? Me quedé pensando en algo que decir que la mantuviera lejos de correr con la Señora Casnoff ahí mismo. Entonces me acordé de la expresión de su cara cuando ella me preguntó por el hechizo del hueso, y una idea se me ocurrió. Yo sólo esperaba que Alice quisiera ir con eso. —Muy bien, me atrapaste —traté de sonreír tímidamente, pero probablemente sólo parecía trastornada, porque Elodie retrocedió un paso cuando me acerqué. —Dado que mi magia iba tan mal, no gracias a ti, he estado tomando, uhm, clases privadas de uno de los fantasmas de aquí. Elodie puso los ojos. —Oh, por favor —dijo—. ¿Un tutor de magia? ¿Quién pasa a ser un fantasma? Debes pensar que tengo muerte cerebral. Sus ojos se estrecharon. —¿Con quién tienes realmente una reunión por ahí? ¿Un tipo? Porque si es Archer… —No hay nada entre Archer y yo —le dije, que no era técnicamente una mentira. Quiero decir, yo estaba bastante segura de que estaba enamorada del chico, y creo que podría haberme dado un beso en el baile si Elodie no hubiera entrado corriendo, pero no es como si fuéramos a tener encuentros para citas secretas en el bosque. No importaba lo mucho que deseaba que pudiera haber sido verdad. Ahora le sonreí a Elodie y le tendí la mano. —¿Quieres aprender algo de magia impresionante? Ven conmigo.

FORO PURPLE ROSE

188

Rachel Hawkins

HEX HALL

Así como yo esperaba, la idea de aprender nueva magia era demasiado seductora para Elodie para dejarla pasar. —Bien —dijo ella—. Pero si esto es un truco que termina encima de conseguir matarme, yo regresare por tu trasero. Alice debía de haber sabido que Elodie iba a venir, porque había dos escobas esperando fuera. Los ojos de Elodie se abrieron como un niño en la mañana de Navidad. —¿Tú conduces escobas? Sonreí y salte sobre una. —Vamos —le dije, repitiendo las palabras de Alice—. Sé tradicional por una vez. Después nos fuimos conduciendo por la fría noche, el aire claro quemaba nuestros pulmones. Arriba, las estrellas brillaban en el cielo manchado de tinta. Pude oír a Elodie riendo junto a mí, la mire, nuestra reunión de los ojos en la primera sonrisa que había compartido. Luego de aterrizar en el cementerio, le presente a Alice a Elodie, dejando de lado la parte en que Alice era mi bisabuela, y la introducción de Elodie como miembro de mi aquelarre. Alice me lanzó una mirada de reojo a eso, pero ella no dijo nada. —Así que. ¿Qué clase de magia se hace por aquí en Creepyville? —Elodie preguntó. —Un número de cosas —respondió Alice. En el claro de luna, su piel parecía de porcelana y tenía las mejillas sonrosadas. Incluso sus ojos parecían más brillantes. Me pregunté si tenía algún tipo de hechizo de belleza. Si es así, realmente me esperaba que fuera a aprender uno. —Sophie ha dominado convocatoria de objetos —continuó Alicia—, y ella está trabajando actualmente en un hechizo de transporte. Elodie se volvió hacia mí, sorprendida. —¿Se pueden hacer aparecer las cosas de la nada? —Sí —dije, como si fuera nada del otro mundo, aunque todavía no podía llamar a cualquier cosa más grande que una lámpara, y eso me hacía sudar cubos. Concentrarse en algo pequeño no me dejaba sin aliento, extendí la mano y un prendedor de esmeraldas apareció en el aire directo frente a Elodie. Su boca se abrió, y le sonreí a Alice. Elodie extendió la mano y tomó el broche, girándolo una y otra vez en sus manos. Enséñame.

FORO PURPLE ROSE

189



Rachel Hawkins

HEX HALL

Ella era un principiante rápida, más rápida de lo que yo había sido, y dentro de una hora había hecho que una pluma y una pequeña mariposa amarilla aparecieran. Yo estaba un poco celosa, yo nunca había conjurado cualquier cosa que no fuera inanimado. En el lado positivo, Alice no parecía muy impresionada con Elodie, y ella no la alababa casi tanto como había hecho conmigo. Mientras trabajaba en eso, yo trabajaba en el transporte de mí misma de un lugar a otro, un hechizo que todavía no podía dominar. Alice dijo que las mejores brujas podían cruzar los océanos con el hechizo, pero hasta ahora ni siquiera podía moverme una pulgada a la izquierda. Finalmente, Elodie y yo estábamos agotadas y bastante borrachas con la magia, así que nos sentamos en la hierba, con la espalda contra el muro del cementerio, mientras que Alice se apoyó contra un árbol, mirando hacia el espacio. —Espero que está bien que esté aquí —Elodie le dijo. —¿Por qué has venido esta noche con Sophia? —preguntó Alice. Ella no parecía enojada, sólo curiosa, así que le contesté—. Elodie me sorprendió saliendo a hurtadillas, por lo que la invite a venir. Pensé que le gustaría aprender un poco de magia nueva, también. —La Señora Casnoff dice que debo mantener un ojo sobre ti —Elodie me dijo, pero ella estaba sonriendo. No estaba segura si era por la magia o si sólo era realmente feliz de estar aquí. —¿Por qué? —preguntó Alice, y tanto Elodie como yo nos pusimos más serias. En pocas palabras, le dije a Alice lo que había sucedido con Anna, y cómo Jenna y Byron se habían ido. —¿Están seguros de que era un vampiro? —No. No saben quién más podría ser, sin embargo —dijo Elodie. —El Ojo —dijo Alice, y sentí a Elodie endurecerse a mi lado. —Les pregunté sobre eso —dije—. Pero la Señora Casnoff dijo que no había forma de que llegara a nosotros. Hay demasiados hechizos de protección. Alice soltó una risa baja que envió escalofríos a mi espina dorsal. —Sí, eso es lo que me dijo también. Si no fue nada para mí pasar a través de sus patéticas defensas, con el hechizo del sueño. ¿De verdad crees que El Ojo no podría hacer lo mismo?

FORO PURPLE ROSE

190

Rachel Hawkins

HEX HALL

—Ellos no tienen la magia, sin embargo —le argumenté, pero sonaba insegura. Elodie se escabulló un poco más cerca de mí. —¿No? —preguntó Alice. Ella caminó hacia nosotras y se agachó delante de mí. Vi sus dedos largos y blancos en los botones de su chaqueta de punto verde, y cuando había descartado eso, ella se desabrochó el vestido. Me senté, congelada en el horror, mientras se ponía su brazo del lado izquierdo de su vestido y empujaba hacia abajo su ropa. Allí, justo donde su corazón habría estado, había una gran herida abierta. —Esto es lo que El Ojo me hizo a mí, Sophia. Me localizó, me persiguió hasta que no pude correr más, y me sacaron mi corazón. Aquí. En Hecate. Todo lo que podía hacer era mirar ese agujero y mover la cabeza. Podía sentir a Elodie temblando a mi lado. —Sí, Sophia —dijo Alice en voz baja. Miré su rostro y vi que ella me miraba con lástima, como que sentía que tenía que contarme todo eso—. Era el jefe del Consejo mismo quien los puso sobre mí, quien me engañó con la sensación de seguridad aquí, y luego me ofreció como un cordero al sacrificio. —¿Pero por qué? —pegunté, mi voz no era más que un susurro tenso. —Porque tenían miedo de mi poder. Debido a que era mayor que el de ellos. La cabeza me daba vueltas y me sentí como si fuera a vomitar. De alguna manera todos los horrores que había visto esa noche por primera vez en Hecate eran nada comparados con esta herida, esta tenía una historia. —Tu padre creía que estarías a salvo aquí, porque no sabía la verdadera historia de cómo morí. Pero, Sophia, tienes que creerme. Estás en un peligro real aquí —miró a Elodie—. Las dos lo están. Una persona se dirige a las brujas de gran alcance, y ustedes dos son las únicas que quedan. Ahora era Elodie quién estaba sacudiendo la cabeza. —No, no, no hay manera. Fue Jenna. Fue una vampiresa. Fue... Tiene que ser. La cara de Alice se quedó inmóvil, como una máscara que se había venido abajo, y sus ojos parecían estar mirando a través de nosotras. —Tal vez lo fue. Por ustedes, espero que así sea.

FORO PURPLE ROSE

191

Rachel Hawkins

HEX HALL

Alargó la mano y tomó una de mis manos entre las suyas, y una de Elodie en la otra. —Pero en caso de que no lo fuera... —de repente mi mano estaba caliente en la suya. Demasiado caliente, hice una mueca, tratando de dar marcha atrás. Podía sentir a Elodie tratando de hacer lo mismo, pero Alice nos sujetó hasta que las dos estábamos haciendo pequeños sonidos lloriqueando. Por último, el calor se desvaneció, y ella nos dejo ir. Estudié la mano que ahora yacía en mi regazo, pensando que por lo menos estaría de color rojo, si no tendría ampollas, pero se veía normal. —¿Qué fue eso? —Elodie preguntó con voz temblorosa. —Un hechizo de protección. Les ayudará a conocer sus enemigos, si llega ese momento. Elodie y yo nos quedamos en silencio mientras las tres volábamos de regreso a la escuela. Esta vez no hubo risas encantadas, ninguna sensación de ingravidez de la libertad. Cuando aterrizamos, Alice llegó alrededor de su cuello y se quitó el collar que llevaba puesto. Era como el que ella me había dado. Elodie no se lo puso de inmediato. Ella sólo lo miró con el ceño fruncido, antes de cerrar la mano alrededor de él. —Gracias por la lección —dijo a Alice. Entonces ella me miró, su rostro aún con problemas, y dijo—: Hasta mañana, Sophie. —¿De verdad crees El Ojo está aquí en Hecate? —le pregunté a Alice, una vez Elodie hubo entrado. Alice miró más allá de mí a Hecate. La enorme mansión con sombras parecía un monstruo de muchos ojos dormidos en la oscuridad. —Algo está aquí —dijo al fin—. Pero, ¿qué?, no sé. Todavía no. Miré de nuevo a la casa y sabía que Alice estaba en lo cierto. Una sombra había caído sobre la escuela y parecía estar arrastrándose más y más hacía mí. Arriba, las nubes serpenteaban a través de la luna creciente, y la noche se hizo aún más oscura. Temía la idea de caminar en los pasillos oscuros por mí misma y hasta una habitación vacía. —¿Tú… —empecé a preguntar a Alice, pero cuando me volví, ella se había ido, dejándome temblando y sola en la noche.

FORO PURPLE ROSE

192

Rachel Hawkins

HEX HALL

Capítulo 28 Traducido por Evelin Corregido por: Andy Parth

M

e imagine que Elodie no quería regresar conmigo para ver a Alice de nuevo después de “mi herida en el pecho como para quedarse boquiabierta” pero ella me sorprendió cuando me encontró en las escaleras la noche siguiente.

—Así que, ¿cuándo conociste a Alice? —preguntó ella mientras caminábamos hacia abajo. —¿A mediados de octubre? —contesté. Elodie asintió, como si esa fuera la respuesta que había esperado. —Entonces fue después de Chaston. —Sí —dije—. ¿Qué tiene que ver con eso? Pero ella no respondió. Elodie me acompañó durante las próximas dos semanas. Alice no parecía molestarle seguirnos de cerca y yo estaba un poco sorprendida por descubrir que tampoco encontraba su presencia algo completamente detestable. De hecho, empecé a sospechar que en realidad Elodie podría caerme bien. No es como si toda su personalidad hubiera cambiado o algo parecido, pero definitivamente comenzó a ser una más amable y más suave Elodie. Tal vez ella sólo me estaba usando por Alice. Quiero decir, después de sólo un par de noches de entrenamiento, Elodie ya podría hacer un pequeño sofá aparecer de la nada y se movía con el hechizo de transportación. Ninguna de nosotras podía hacerlo todavía. Pero pensé que no sólo se trataba de la magia; creo que ella se sentía sola. Anna y Chaston se habían ido y en realidad nunca había pensado en cómo ellas eran las únicas personas con las que Elodie hablaba, además de Archer. E incluso parecían pasar menos tiempo juntos. Elodie dijo que estaba demasiado ocupada con “otra cosa” en beneficio a su novio, mientras que Archer dijo que él le estaba dando algo de espacio.

FORO PURPLE ROSE

193

Rachel Hawkins

HEX HALL

Archer y yo también éramos raros. Después del baile, algo había cambiado entre nosotros y la fácil camaradería que habíamos compartido durante el trabajo de bodega se había evaporado. Ahora normalmente pasábamos la hora entera catalogando en vez de hacer bromas y algunas veces cuando él no se daba cuenta que lo estaba mirando, veía esa alejada apariencia cruzar su rostro. Yo no sabía si él estaba pensando en Elodie o si, como yo, él estaba decepcionado por la incómoda distancia que había surgido entre nosotros dos. Noviembre en Hecate era gris y lluvioso, lo cual parecía encajar con mi estado de ánimo. Aunque estaba contenta de que Elodie y yo estuviéramos comenzando a ser una especiede-amigas, ella no era Jenna y yo extrañaba a mi verdadera mejor amiga. Aproximadamente una semana después de que Anna hubiera sido atacada, la señora Casnoff anunció en la cena que el Concejo absolvió a Byron de cualquier sospecha. Aparentemente, él tenía una coartada; había estado hablando telepáticamente con alguien en el Concejo en ese momento, pero no importaba cuantas veces yo preguntara la señora Casnoff nunca me daría una respuesta sobre el paradero de Jenna o lo que estaba sucediendo y mientras yo me preocupaba todo el tiempo. Mamá podía sentir que algo ocurría siempre que me llamaba, pero le dije que estaba sumergida en las clases. No había mencionado nada sobre Chaston, Anna o Jenna; eso la hubiera aterrorizado y sabía que ella ya se preocupaba lo suficiente por mí. Odiaba estar sola en la habitación por la noche, así que comencé a pasar mis tardes libres de los deberes de la bodega en la biblioteca, leyendo sobre la ciencia prodigio con la esperanza de que pudiera encontrar algo que absolviera a Jenna. Hasta ahora, las únicas criaturas que sabía que tomaban sangre de sus víctimas eran los vampiros, los demonios, en el caso de que el libro L’occhio di Dio fuera confiable. Dado que la señora Casnoff había derribado mi teoría de L’occhio di Dio, traté de encontrar libros sobre demonios. Pero parecía que cada libro sobre demonios en toda la librería estaba escrito en Latín. Intenté presionando mi mano en las páginas diciendo “Habla” pero los libros parecían estar hechizados profesionalmente. Las únicas partes que entendía eran los hechos que ya conocía, como la forma en la que había que matarlos con la demonglass. Sinceramente esperaba que no hubiera un demonio en Hecate, porque sospechaba que no podrías bajar la carretera de Williams a Sonoma para recoger algo. Una tarde lluviosa a finales de Noviembre, justo después de la cena y antes de que tuviera que reportarme para el trabajo en la bodega, tomé unos pocos libros de la señora Casnoff. Ella estaba en su oficina, escribiendo en un libro mayor grande y negro. La luz de la lámpara emitía un resplandor cálido por toda la habitación y la música clásica se reproducía suavemente. Como en la noche del baile, la música no provenía de ninguna parte que yo pudiera ver.

FORO PURPLE ROSE

194

Rachel Hawkins

HEX HALL

Ella levantó la mirada cuando entré. —¿Sí? Sostuve los libros firmemente. —Tengo algunas preguntas sobre estos. Ella frunció el ceño un poquito, pero cerró su libro mayor y me hizo gestos para que me sentara. —¿Hay una razón por la cual estás investigando sobre demonios, Sophia? —Bueno, leí que algunas veces ellos beben la sangre de sus víctimas y pensé, ya sabes, tal vez eso fue lo que le sucedió a Chaston y Anna. Por un largo momento la señora Casnoff me estudió. Me di cuenta de que la música ya no se reproducía. —Sophie —dijo. Era la primera vez que me llamaba así. Su voz estaba agotada—. Sé lo mucho que quieres exonerar a Jenna. Sabía que ella no iba a decir: lo mismo que había dicho sobre El Ojo. Me apresuré. —No puedo leer ninguno de estos libros porque todos ellos están en Latín, pero hay imagines que muestran demonios que se presentan como humanos. —Eso es verdad. Pero también es cierto que sabríamos si tal cosa estuviera en los terrenos de la escuela. Me puse en pie, palmeando uno de los libros en su escritorio. —¡Usted misma dijo que la magia no es siempre la respuesta! Tal vez no funciona. Tal vez algo tiene un poder más fuerte que el suyo y entró. La señora Casnoff se levantó de su escritorio, con sus hombros echados hacia atrás. Había una carga repentina en el aire, y yo de repente estuve, dolorosamente consciente, de que la señora Casnoff era mucho más que sólo la directora. Ella era una bruja extremadamente poderosa. —No me levante la voz, jovencita. Si bien es cierto que la magia no siempre es infalible, lo que usted está sugiriendo no es posible. Lo siento mucho por usted, pero tiene que enfrentar el hecho de que en tres semanas Jenna no ha estado, y que ni usted, ni Elodie ni cualquier otro estudiante en esta escuela ha sido atacado. Hizo una mala elección para una amiga, pero eso no tiene solución. La mire fijamente, mi aliento entraba y salía en un áspero raspar, como si acabara de correr una carrera.

FORO PURPLE ROSE

195

Rachel Hawkins

HEX HALL

La señora Casnoff pasó una mano sobre su cabello y vi que su mano estaba temblando. — Pido disculpas si parecí descortés, pero tiene que entender que los vampiros no son como nosotros; son monstruos y es ridículo olvidar eso. Su expresión se suavizó. —Esto también me duele, Sophie, yo eché para atrás la decisión de tu padre de dejar que los vampiros asistieran a esta escuela. Ahora tengo una estudiante muerta, dos más podrían nunca regresar y un montón de poderosas personas que están muy enojadas conmigo. Me encantaría creer que Jenna no tenía nada que ver con esto, pero la evidencia fuertemente sugiere lo contrario. Ella tomó un profundo respiro y presionó los libros contra mis entumecidas manos. — Eres una amiga fiel por tratar de encontrar la manera de absolverla, pero en este caso, me temo que tus esfuerzos son en vano. No quiero que hagas más búsquedas sobre demonios, ¿entendido? No asentí, pero ella actuó como si lo hubiera hecho. —Ahora, creo que vas tarde a tus deberes en la bodega, así que le sugiero que se apresure antes de que la señora Vanderlyden venga a buscarla. A través de una película de lágrimas, la mire sentarse de nuevo en su escritorio y abrir su libro mayor. Estaba enojada porque ella se negase a admitir que podría haber algo en Hecate que no conocía. También sentí una profunda tristeza hasta los huesos. No importaba lo que hubiera encontrado, o lo que las teorías trataran de decir; la explicación más fácil era que Jenna había matado a Holly y trató de matar a los otros dos, entonces eso era lo que la gente iba a creer. Cualquier otra cosa significaba admitir que estaban equivocados o peor que eso, que no eran omnipotentes. Las lágrimas se habían ido cuando llegué a la bodega. Habían sido reemplazadas por un dolor adormecedor justo detrás de mis ojos. La Vandy estaba esperándome en la puerta. Supuse que me arrancaría la cabeza con los dientes —incluso literalmente—pero debió de haber visto algo en mi rostro, porque todo lo que hizo fue gruñir, “Llegas tarde” y me dio un ligero empujón hacia las escaleras. Cuando ella cerró la puerta detrás de mí, Archer levantó la mirada de detrás de una de las estanterías. —Ahí estás. ¿La Vandy envió a los Hellhounds7 detrás de ti? —No. —Cogí el portapapeles y me dirigí a la esquina más alejada de la bodega. 7

Perros del Infierno.

FORO PURPLE ROSE

196

Rachel Hawkins

HEX HALL

—¿Qué, ninguna replica ingeniosa? ¿No es normal y corriente que Sophie Mercer regrese? —No me estoy sintiendo muy ingeniosa en este momento, Cross —dije mientras mis ojos escaneaban las estanterías que faltaban por ver. —Huh —dijo suavemente—. ¿Qué pasa contigo? —Veamos, ¿de acuerdo? La única amiga verdadera que tengo aquí se ha ido y probablemente nunca regresará. Todo el mundo está determinado a pensar que ella es un monstruo y nadie escuchará otras ideas. —¿Qué otras ideas? —preguntó—. Sophie, ella es una vampiresa. Eso es lo que ellos hacen. —¿Entonces también crees eso? Él dejo caer sus papeles. —Sí, lo creo. Sé que ella era tu amiga, y que eso apesta pero no era la única amiga que tienes aquí. Yo estaba tan enojada, me sentía como si estuviera vibrando. Crucé la habitación para pararme en frente de él. —¿Estás diciendo que tú eres mi amigo, Cross? Porque puedo jurar que escasamente me hablas desde la noche del baile. Él apartó su mirada, y pude ver los músculos trabajando en su mandíbula. —Has estado completamente extraño desde esa noche. —¿Yo? —él volvió su mirada hacia mí—. Tú eres la que no había sido capaz de mirarme. Y discúlpame si creo que es un poco sospechoso de que tan pronto como Elodie comenzó a pasar tiempo contigo, de repente rompió conmigo. Sacudí la cabeza, confundida, hasta que lo que él estaba diciendo se hizo claro para mí. — ¿Qué, crees que le dije a Elodie que dijiste que querías ir al baile conmigo para que ella te volcara y yo pudiera tenerte? Cuando él no dijo nada, le di un ligero empujón. —Supéralo —Casi gruñí. Traté de pasar por su lado, pero me agarró el brazo, empujándome brevemente para que así estuviera a punto de chocar contra él. Durante unos cargados segundos nos quedamos inmóviles, mirándonos fijamente el uno al otro, respirando con dificultad. Vi sus ojos oscurecerse un poco, como los de Jenna lo

FORO PURPLE ROSE

197

Rachel Hawkins

HEX HALL

habían hecho el día que había visto mi sangre. Pero se trataba de otro tipo de hambre diferente; una que yo también sentí. No me permití pensar. Sólo me incliné hacia adelante y presioné mis labios contra los suyos. Le tomó una fracción de segundo responder, pero luego hizo un sonido casi como un gruñido desde la profundo de su garganta y sus brazos de repente me rodearon, abrazándome con tanta fuerza que apenas podía respirar. No era como si me importara. Todo lo que me importaba era Archer, su boca en la mía y su cuerpo presionándose contra mí. Había sido besada unas pocas veces con anterioridad, pero nada como esto. Me sentí electrificada desde la parte superior de mi cabeza hasta la punta de los pies, y en algún lugar en el fondo de mi mente escuché a Alice diciendo que el amor tenía un poder propio. Ella tenía razón: esto era mágico. Nos apartamos para recuperar el aliento. Me pregunté si yo parecía tan aturdida como él, pero entonces él estaba besándome de nuevo y tropezamos contra las estanterías. Oí algo caer y romperse contra el suelo, oí el suave crujido de vidrios debajo de mis pies mientras que Archer me empujaba contra la pared. Había una sensible parte en mí en algún lado que me agarraba y susurraba que sería mejor no renunciar a mi virginidad en una bodega, pero cuando las manos de Archer se deslizaron por debajo de mi camisa y sobre la piel de mi espalda, comencé a pensar que la bodega era un lugar tan bueno como cualquier otro. Como si no me pertenecieran, mis manos se alzaron entre nosotros desabrochando los primeros botones de su camisa. Quería tocar su piel en la manera que él estaba tocando la mía. Él debía de haberse sentido de la misma manera, porque se movió hacía atrás un poco para darme un mejor acceso. Sus labios se arrastraban desde los míos hasta mi garganta y cerré los ojos para dejar a mi cabeza inclinarse contra la pared mientras deslizaba mis manos dentro de su camisa. Su boca en mi cuello se sentía tan bien que me tomo un momento darme cuenta que mi mano izquierda estaba ardiente. Mi cabeza se sentía pesada mientras la levantaba para mirar mi mano en su pecho, justo sobre su corazón.

FORO PURPLE ROSE

198

Rachel Hawkins

HEX HALL

Y entonces la bruma de deseo que nublaba mi cerebro dio paso a una ola de adormecimiento por la conmoción mientras observada un tatuaje, un ojo negro con un iris dorado, aparecer entre mis dedos.

FORO PURPLE ROSE

199

Rachel Hawkins

HEX HALL

Capítulo 29 Traducido por: Sheilita Belikov Corregido por: Andy Parth

l principio me negué a creer lo que estaba viendo. Luego Archer, notando cómo me había congelado, retrocedió y bajó la mirada.

A

Cuando levantó su cara de nuevo hacia la mía, estaba pálido, y había una mirada de pánico en sus ojos. Fue entonces cuando supe que lo que estaba viendo a través de mis dedos era real: esa era la marca de L'Occhio di Dio. Archer era del Ojo. Dije las palabras en mi mente, pero era como si no contaran. Sabía que debía gritar o correr o algo, pero no podía moverme. Archer habló. —Sophie. Era como si mi nombre fuera la palabra clave para romper mi parálisis, presioné mis dos manos con fuerza contra su pecho y empujé. Lo tomé por sorpresa o nunca hubiera sido capaz de derribarlo. Sin embargo él cayó hacia atrás, estrellándose en un estante, enviando su contenido al suelo. Un líquido amarillo y viscoso se derramó de uno de los frascos rotos. Me resbalé en él cuando me di la vuelta para correr. Pero Archer ya estaba estabilizándose, y me agarró del brazo. Me pareció que dijo mi nombre otra vez, pero no estaba segura. Me di la vuelta, y mi impulso le hizo perder el equilibrio otra vez. Cuando se resbaló en el lodo amarillo empujé mi codo contra su pecho tan fuerte como pude. Se dobló sobre sí mismo cuando el aire salió precipitadamente de sus pulmones, y tomé eso como mi oportunidad de golpear la palma de mi mano contra su mandíbula.

Habilidad Número Tres, pensé. Tal como en Defensa. Archer apretó su boca cuando la sangre roja brillante se filtró por entre sus dedos. Sentí el loco impulso de reír burbujeando dentro de mí. Acababa de besar esa boca, y ahora estaba sangrado por mi culpa. Alargó la mano hacia mí, pero se movía lentamente, y fui capaz de girar lejos de él. ¿Cuántas veces habíamos luchado entre sí en Defensa? ¿Nos habíamos solamente preparado para

FORO PURPLE ROSE

200

Rachel Hawkins

HEX HALL

este momento? ¿Archer me había observado luchar para desviar sus golpes, y se reía de lo fácil que le sería matarme? Esquivé su último agarre y corrí hacia las escaleras. Mi mente se sentía como si estuviera bajando uno de esos toboganes en espiral. Todo lo que podía pensar era que Archer me había besado, Archer había matado a Holly, Archer había herido a Chaston, Archer había atacado a Anna. No miré detrás de mí, pero me pareció sentir sus dedos rozando mi tobillo. Corrí hacia la puerta, sólo para recordar que estaba cerrada con llave... Oh, Dios mío, estaba cerrada. Arremetí contra la madera, gritando: —¡Vandy! ¡Sra. Casnoff! ¡Alguien! Golpeé la puerta tan duro como pude con mis puños, finalmente miré detrás de mí a tiempo para ver a Archer levantando la pernera de su pantalón. Me tomó un minuto darme cuenta que él estaba alcanzando algo atado a su pierna. Un cuchillo. Un cuchillo de plata, como el que había extirpado el corazón de Alice. Mi grito se volvió entrecortado y débil por el miedo, como algo salido de una pesadilla. Pero Archer no se me acercó. Fue corriendo hacia la ventana baja en el fondo del cuarto, deslizando el cuchillo por el antiguo cerrojo. Podía oír personas al otro lado de la puerta, pasos y, pensé, el tintineo de llaves. La cerradura de la puerta y el cerrojo de la ventana cedieron al mismo tiempo. Archer me miró una última vez cuando me alejé de la puerta. No pude leer la expresión de su rostro, pero me sorprendí al ver que había lágrimas en sus ojos. Entonces se volvió y se balanceó fuera de la ventana justo cuando la puerta se abrió detrás de mí, y caí, temblando, en los brazos de la Vandy.

Estaba sentada en el sofá de la oficina de la Sra. Casnoff, con una taza de té caliente en mis manos. A partir del olor en ella, había más que té en la taza, pero no había tomado un sorbo todavía. No podía lograr que mis dientes dejaran de castañear el tiempo suficiente para beber, a pesar de que la Sra. Casnoff había envuelto una pesada manta a mí alrededor. No estaba segura de si alguna vez iba a dejar de temblar. La Sra. Casnoff estaba sentada a mi lado, acariciando mi pelo. Era un gesto extrañamente maternal de ella, y era más inquietante que consolador. La Vandy estaba apoyada contra la

FORO PURPLE ROSE

201

Rachel Hawkins

HEX HALL

puerta, frotándose la parte posterior de su cuello. Había pasado un largo rato desde que alguien había hablado. Entonces la Sra. Casnoff dijo: —¿Estás segura de que era la marca de El Ojo? Era la tercera vez que me lo preguntaba, pero yo sólo me limitaba a asentir y trataba de traer mi temblorosa taza de té a mis labios. Ella emitió un suspiro que la hizo sonar de cien años. —Pero, ¿cómo? —preguntó por tercera vez—. ¿Cómo podría uno de los nuestros ser de L'Occhio di Dio? Cerré los ojos y finalmente bebí. Yo tenía razón: el té estaba fortificado con algún tipo de alcohol. Eso llegó a mi estómago en una onda cálida, pero no hizo nada para detener el temblor.

¿Cómo? Pensé. ¿Cómo? Traté de responderme la pregunta a mí misma, preguntándome si él los había buscado el año pasado cuando había dejado Hecate por un tiempo. Pero esa era una pregunta lógica, y mi cerebro se sentía totalmente incapaz de hacer frente a la lógica en este momento. Archer era un Ojo. Archer había tratado de matarme. Seguí repitiendo eso en mi cabeza. Casi desde la distancia, me pregunté si Archer sólo se hizo mi amigo, fingiendo que le gustaba, para tener la oportunidad de acercarse a mí. ¿Era ésa la razón por la que había empezado a salir con Elodie? Froté mi mano sobre mi pecho, justo encima de mi corazón. La Sra. Casnoff observaba con una mirada de preocupación. —¿Te lastimó? —No —le dije—. No lo hizo. En ningún lugar que se pueda ver, al menos. —Sin embargo, parece que diste algunos buenos golpes —la Vandy abrió la boca, cabeceando hacia mi mano derecha, que se volvió púrpura y se hinchó desde el enfrentamiento con la mandíbula de Archer. Alcé los ojos hacia ella. —Sí —dije secamente—. Gracias a tus lecciones de defensa de alta calidad. Muy apreciadas.

FORO PURPLE ROSE

202

Rachel Hawkins

HEX HALL

—Simplemente no lo entiendo —dijo la Sra. Casnoff, aturdida—. Deberíamos haberlo sabido. Tendríamos que haber sido capaces de percibirlo. O alguien debería haber visto su marca. Negué con la cabeza. —Estaba escondida. Sólo apareció porque... —Gracias al hechizo de protección de Alice, pensé, pero yo no quería contarles sobre Alice—. Hice un hechizo de protección para mí misma —mentí. Como siempre fui un desastre mintiendo, pero ellas estaban demasiado conmocionadas para notarlo—. Cuando toqué la marca, apareció. La Sra. Casnoff me miró. —¿La tocaste? Sentí que mi cara ardía de vergüenza. Como si no fuera bastante malo que el chico que me gustaba hubiera resultado ser un asesino, ahora iba a conseguir ser castigada por besuquearme en la bodega. Afortunadamente, el Sr. Ferguson, el maestro cambia-formas, entró, sacudiendo la lluvia de su gruesa chaqueta de cuero. Había un enorme perro lobo irlandés a su lado, así como también un puma dorado. Mientras observaba, el perro lobo se levantó y se convirtió en Gregory Davidson, uno de los chicos mayores en el campus. El puma era Taylor. Por primera vez desde que Beth le había dicho quién era mi padre, Taylor no estaba mirándome ferozmente. De hecho, estaba bastante segura de ver compasión en sus ojos. —No hay señales de él, Sra. C. —El Sr. Ferguson dijo—. Buscamos en toda la isla. La Sra. Casnoff suspiró. —Tampoco ninguno de mis hechizos de rastreo han revelado algo. Es como si se hubiera desvanecido en el aire. —Masajeó sus sienes y dijo—: La cuestión mucho más urgente ahora es informar al Consejo que teníamos un infiltrado. Tu padre definitivamente va a querer oír hablar de esto, y luego por supuesto, nuestros hechizos de seguridad tendrán que ser reforzados, y tendremos que contarles al resto de los estudiantes lo que pasó. Su voz vaciló en la última palabra, y para mi horror, dejó caer su cara en su mano en lo que sonaba como un sollozo. Me encogí fuera de la manta y la eché sobre sus hombros. —Todo irá bien. Ella me miró, sus ojos brillando con lágrimas no derramadas. —Lo siento tanto, Sophie. Debería haberte escuchado.

FORO PURPLE ROSE

203

Rachel Hawkins

HEX HALL

Hace apenas unas horas, esas palabras de la Sra. Casnoff me habrían tenido bailando en las calles. Ahora sólo sonreí tristemente y dije: —No se preocupe por eso. Estaba alegre porque esto significaba que Jenna podría ser capaz de volver, pero ese único pedazo de felicidad estaba enterrado bajo una pila de compost de dolor, tristeza e ira. Yo quise demostrar que tenía razón, pero no así. Dejé a la Sra. Casnoff, Ferguson, y la Vandy planificando una asamblea para la mañana siguiente, y me dirigí a mi habitación. Aunque extrañaba a Jenna, esta noche realmente estaba deseando estar sola. Cal me recibió al pie de la escalera. —Estoy bien —dije, levantando mi mano—. Va a sanar por sí sola. —No es eso. Por ahora la Sra. Casnoff no quiere que vayas a ninguna parte sola. No hasta que encontremos a Archer. Suspiré. —Así que... ¿qué? ¿Vas a seguirme a mi habitación? Él asintió con la cabeza. —Está bien. —Puse una mano sobre la madera suave de la barandilla y traté de arrastrar a mí cansado cuerpo por las escaleras. Ahora finalmente comprendía el término desconsolada. Así era exactamente como me sentía. Como si tuviera la gripe, pero en mi alma en lugar de mi cuerpo. Estaba tan cansada, y todo parecía dolerme. Justo cuando estaba pensando que podría reconsiderar mi promesa de nunca entrar en una de esas bañeras espeluznantes, oí a Elodie decir—: ¿Sophie? Me di vuelta para verla parada en el vestíbulo. Su rostro estaba pálido, y era la primera vez que la veía lucir algo menos que hermosa. —¿Qué está pasando? —preguntó—. Todas estas personas están diciendo que Archer, como que te atacó en la bodega, o algo así, y no puedo encontrarlo por ningún lado. Justo cuando pensaba que el dolor en mi pecho no podía ser peor, parecía florecer como una planta espinosa. —Espera aquí —le dije a Cal. Tomé la mano de Elodie y la conduje a la sala más cercana. Sentada a su lado en el sofá, le expliqué lo que había pasado, dejando de lado toda la parte de Archer y yo besándonos y mayormente contándole sobre la lucha y la marca sobre su corazón.

FORO PURPLE ROSE

204

Rachel Hawkins

HEX HALL

A la mitad, ella comenzó a sacudir su cabeza. Lágrimas se juntaron en sus ojos. Yo solamente seguí hablando y observando esas lágrimas cayendo por sus mejillas y sobre su regazo, dejando manchas oscuras en su falda azul. —Eso es imposible —dijo cuando terminé—. Archer... no pudo lastimar a nadie. Él... Para entonces, ella estaba llorando demasiado como para hablar, y extendí mis manos para abrazarla, sólo para que apartara mis manos de un manotazo. —Espera —dijo, y un pedacito de la vieja Elodie comenzó a resurgir—. ¿Cómo viste su marca? —Ya te lo dije —le dije, pero no podía mirarla a los ojos. En su lugar miré la lámpara detrás de ella, manteniendo mis ojos en el rostro sin expresión de la pastora en la base—. Por el hechizo de protección que Alice puso en nosotras. —Ya sé eso —dijo Elodie, yendo rápidamente detrás de mí—. Pero ¿por qué estabas tocando su pecho? Alcé mis ojos hacia los suyos y traté de pensar una mentira verosímil. Pero estaba cansada y triste, y nada se me ocurriría. Sintiéndome culpable, bajé mi mirada hacia mi regazo. Esperaba que Elodie gritara o llorara un poco más, o que me golpeara, pero ella no hizo nada de eso. Solamente se limpió la cara con el dorso de sus manos, se puso de pie y se marchó.

FORO PURPLE ROSE

205

Rachel Hawkins

HEX HALL

Capítulo 30 Traducido por: cYeLy DiviNNa Corregido por: Andy Parth

ensé que la noticia de Archer realmente molestaría a la gente, pero fue todo lo contrario terminó siendo cierto. En lugar de estar asustados de que L'Occhio di Dio había estado dentro de nuestra escuela, todos parecían aliviados de que el misterio detrás de los ataques había sido resuelto y que la vida pudo por fin volver a la normalidad. Bueno, normal para una escuela como Hecate, lo que significaba los cambia-formas podían salir por la noche otra vez, y a las hadas se les permitió recorrer el bosque al amanecer y al atardecer.

P

Unos días más tarde, la Señora Casnoff me llevó aparte y me dijo que Jenna iba a volver, y mi papá iba a llegar una semana o algo así después de eso. Probablemente debería haber estado emocionada de finalmente reunirme con él, pero lo único que sentía eran nervios. ¿Estaba llegando a Hecate en su capacidad oficial, o era porque yo era su hija y había sido atacada de cerca? ¿De qué hablamos? Llamé a mamá una noche para hablar con ella sobre eso. Yo no le había dicho acerca de Archer. Sería sólo asustarla. Me acaba de decir que había habido algunos problemas, y papá iba a venir a comprobarlo. —Te gustará —dijo mamá—. Él es muy encantador y muy inteligente. Yo sé que él estará encantado de verte. —¿Entonces, por qué no ha intentado verme antes? Quiero decir, entiendo que cuando era pequeña tú no querías que fuera. Pero ¿qué pasa después de que tuve mis poderes? Podrías pensar que haría una visita o algo así. Mamá se tranquilizó hasta que finalmente dijo: —Sophie, tu padre tenía sus razones, pero son su decir, no el mío. Pero él te ama —después de otra pausa, preguntó—: ¿Hay algo más que esté sucediendo? —Estoy muy hundida con la escuela —mentí.

FORO PURPLE ROSE

206

Rachel Hawkins

HEX HALL

Traté de estar feliz de ver a papá, pero era difícil sentir entusiasmo por nada. Me sentí como si estuviera en movimiento bajo el agua, y la gente no dijera nada parecía sorda y lejana. Por otra parte, me encontré de pronto popular. Supongo que casi conseguir asesinada en el sótano por un cazador de demonios encubierto es todo lo que se necesita para hacer que la gente quiera ser tu amigo. ¿Quién lo iba a saber? Hice una broma a Taylor una noche en la cena. Desde aquella noche en el estudio de Casnoff, ella había sido muy amable conmigo, ahora que por fin me di cuenta que no era un espía de mi papá. Ella se echó a reír. —¡Yo no sabía que eras tan graciosa! Sí, yo era un tumulto de risas regular. Tal vez porque tantas bromas que significaban que no me echaría a llorar. Vi a la gente reunirse alrededor de Elodie y cacarear sobre ella con simpatía, murmurando cómo ella debía tener el corazón roto. Ella no me hablaba, y yo echaba de menos eso. Suena raro, pero realmente quería hablar con ella acerca de Archer. Ella era la única persona que estaba sintiendo lo mismo que yo. Yo había dejado de reunirme con Alice en el bosque. La Señora Casnoff había sido fiel a su palabra y puso cerca de una docena de nuevos hechizos de protección súper poderosos sobre la casa, por lo que incluso el hechizo de sueño de Alice no funcionará más. Podría haberla lanzado, pero tuve la sensación de que era lo que estaba haciendo Elodie, así que se lo deje a ella. Quiero decir, yo había robado a su novio, aunque hubiera sido sólo temporalmente. Ella podría tener mi bisabuela. No era exactamente un intercambio justo, pero por las modificaciones, era lo mejor que podía hacer. Además, yo no estaba segura de si confiaría en Alice una vez más. Mirando hacia atrás, una pequeña parte de mí se había emocionado cuando ese hechizo sobre el vestido de Elodie había empezado a trabajar. Yo no había querido hacerle daño a ella, por lo menos no creo que yo quisiera, sino que habría sido una carrera definida sabiendo que yo era capaz de hacer un conjuro por ese estilo. ¿Dónde estaría esa emoción final? Mi atracción por el lado oscuro no era lo único que ocupaba mis pensamientos. Pensé en aquella noche en el sótano constantemente. Yo volvía a ver a Archer sacando el cuchillo. Había tenido tiempo de sobra para apuñalarme y ejecutarme. ¿Por qué no lo había hecho? Yo daba vueltas a esa pregunta una y otra vez en mi cabeza, pero no pude llegar a un

FORO PURPLE ROSE

207

Rachel Hawkins

HEX HALL

escenario que me diera la respuesta que yo realmente quería, que Archer no pertenecía a El Ojo, que todo había sido un terrible error. Una semana después de que Archer se fuera, yo estaba sentada en mi asiento de la ventana, hojeando mi libro de texto de Literatura Mágica. A pesar de que había sido desactivada, Lord Byron no iba a volver a Hecate. Me dio la impresión que le había dicho algo muy grosero a la Señora Casnoff cuando le pregunte de nuevo, porque ella apretó mucho los labios cuando ella dijo que tendríamos una nueva maestra. Terminó siendo la Vandy. Yo había pensado que podría ser un poco más agradable conmigo después de que me había rescatado de un asesino, pero aparte de cancelar mi deber en la bodega para el resto del semestre (las tres semanas restantes, algo realmente grande viniendo de ella), ella no daba señales de ablandamiento. Ya teníamos tres ensayos para el viernes, razón por la cual yo estaba tratando de encontrar algo en el estúpido libro de texto del que sólo la mitad me interesaba. Había comenzado a leer un párrafo sobre “Mercado Global” de Christina Rossetti cuando un movimiento en el césped me llamó la atención. Cuando a propósito Elodie caminaba hacia el bosque. Supongo que ella y Alice habían decidido que las escobas eran un demasiado llamativas. Me dije que no estaba celosa, y que estaba muy bien Alice no había hecho ningún intento de ponerse en contacto conmigo en las últimas semanas. Elodie era una mejor estudiante de todos modos. Eché un vistazo al armario, donde había escondido el león Bram de Jenna. Lo tuve que esconder unos días después de que ella se fue porque me dolía demasiado mirarlo. La semana pasada le había colgado el collar que Alice me había dado alrededor del cuello de Bram por una razón similar. No es como si yo necesitaba que me mantuviera despierta de todos modos. Yo seguía mirando el armario cuando mi puerta se abrió. —¿Me extrañaste? —Jenna preguntó con una sonrisa. No sé cuál de las dos estaba más sorprendida cuando me eché a llorar. Ella estaba al otro lado de la habitación en un instante, envolviendo sus brazos alrededor de mí y llevándome a mi cama. Ella me abrazó mientras yo lloraba. Jenna llegó a su espalda y sacó una caja de Kleenex de mi escritorio. —Aquí —dijo, entregándomelo a mí. —Gracias —solloce en el pañuelo. Luego deje escapar un profundo suspiro tembloroso—. ¡Menos mal, me siento mejor!

FORO PURPLE ROSE

208

Rachel Hawkins

HEX HALL

—Un par de semanas en bruto, ¿eh? Me miró. Se veía mejor de lo que la había visto nunca. Su piel estaba todavía bastante pálida, pero había una luz rosa de rubor en sus mejillas. Incluso su mechón de color rosa parecía más brillante. —¿Te lo contaron? Jenna asintió con la cabeza. —Sí, pero yo no lo puedo creer. Archer realmente no me parece que sea el tipo de Cazador de Demonios en Secreto. Aspiré y seque mi nariz de nuevo. —Tú o cualquier otra persona. Fuiste con el Concejo. ¿Están asustados? —A lo grande. Por lo que oí, Archer y toda su familia desaparecieron de la faz de la tierra. Nadie sabe lo que pasó, pero parece bastante claro que estaban todos en lo mismo —Jenna se pasó una mano por el pelo—. Es una locura pensar que se estaba escondiendo todo este tiempo. —Sí —dije yo, mirando a mis manos—. Simplemente apesta, porque... —suspiré. —Lo odias por lo que hizo, pero lo extrañas —concluyó Jenna. La mire, sorprendida. —Exactamente. Ella extendió la mano y barrió el pelo a un lado, revelando un par de heridas punzantes con luz azul justo debajo de la oreja. —Yo sé un poco de algo que se caía para el enemigo. Con una sonrisa triste, ella dejó caer el pelo hacia atrás. Cambié en la cama para hacer más espacio para ella, y ambas nos recostamos en mi almohada. —Así que háblame de Londres. Jenna puso los ojos y se quitó los zapatos. —Yo nunca había ido a Londres. El Concejo tiene una casa en Savannah que utilizan cuando tienen cosas que hacer en Hecate. Acababa de llegar, cuando me hicieron un montón de preguntas, como ¿qué vampiro me hizo?, y ¿con qué frecuencia me alimento? No voy a mentir: me dio miedo a veces. Yo estaba segura de que ellos traerían a Buffy en cualquier momento que me descuidara y equivocara. Me atraganté con una risa. —¿El qué?

FORO PURPLE ROSE

209

Rachel Hawkins

HEX HALL

Sofocada, Jenna miró hacia otro lado y se frotó un pie encima del otro. —Es sólo esta cosa que esta chica nos dijo. —¿Una chica bonita? —le pregunté, chocando los hombros de ella. —Tal vez —dijo, pero era una sonrisa de oreja a oreja—. Todo lo que podía salir de ella era que el nombre de la muchacha era Victoria, trabaja para el Concejo, y ella era un vampiro también. —¿Ellos tienen vampiros que trabajan para el Concejo? —Sí —dijo Jenna, más animada de lo que había visto nunca—. Trabajan todo tipo de puestos de trabajo fresco, tutoría de vampiros más jóvenes y de actuar como garantía para gente muy importante en el Concejo. —Hablando de eso, no viste a mi padre por casualidad, ¿verdad? Jenna negó con la cabeza. —No, lo siento. Pero oí a Vix diciendo que estaría aquí en unos días. —¿Vix? —pregunté, alzando las cejas con sorpresa. Jenna se sonrojó de nuevo, y me reí. —Wow, no sabía que a Bram lo tendrán que compartir pronto —Cállate —dijo ella, pero ella seguía sonriendo—. Hey, ¿dónde está Bram? —Lo salve para ti —le dije, saltando de la cama y yendo al armario. Pesqué la piedra de debajo de un poco de ropa y lo arroje a Jenna. Ella lo tomó con una sonrisa—. Ah, Bram, cómo te he extrañado… Su expresión cambió, y vi que se filtraba muy al ras de sus mejillas mientras miraba en el león de peluche. O, más exactamente, en el collar alrededor del cuello. —¿De dónde has sacado esto? —¿El collar? Fue un regalo. —¿De quién? —ella alzó los ojos a los míos, y vi el miedo de verdad en ellos. Un sudor incómodo y un picor estallaron en la parte trasera de mi cuello. —¿Por qué? ¿Qué es?

FORO PURPLE ROSE

210

Rachel Hawkins

HEX HALL

Jenna se estremeció y empujó a Bram lejos de ella. —Es una piedra sanguínea. Crucé la habitación y recogí Bram, tirando del collar sobre su cabeza. La gran piedra plana no se parecía en nada a una piedra sanguínea. Ni siquiera era roja. —Es negra —le dije a Jenna, lo acerque a ella, pero ella corrió atrás contra la cabecera. —Eso es porque la sangre es de demonio. Todo dentro de mí se puso completamente inmóvil. —¿Qué? Jenna metió la mano en la blusa y sacó su piedra. El líquido en su interior se movió y balanceó, como si hubiera una tormenta dentro de la cápsula diminuta. —¿Ves? — dijo—. Hay magia blanca en mi piedra. Sólo reacciona cuando la magia negra está cerca. Y eso es un poco de materia oscura en serio, Sophie. Sus dedos estaban agarrando su collar con tanta fuerza que sus nudillos estaban blancos. — Lo hizo el día del baile también —dijo, con los ojos fijos en el colgante en mis manos—. Cuando conseguiste que la suciedad saliera. Debería haber dicho algo, entonces, pero parecías tan feliz con el vestido, y el pensamiento de la magia negra no podría hacer algo tan bonito. Yo apenas escuchaba. Estaba recordando que la Señora Casnoff dijo que nadie sabía cómo Alice se había convertido en una bruja. ¡Cómo me había hablado sólo a mí después de que Chaston fue atacada, cuánto más viva parecía después de Anna! Y la cara de Elodie cuando Alice le había dado su collar. Elodie ahora estaba en su camino. Dejé caer el collar, y la piedra agrietada en la esquina de mi escritorio. Una gota de líquido negro se filtraba desde ella y chisporroteaba en el suelo, dejando una pequeña marca de quemadura. Me quedé sorprendida por lo estúpida que había sido. Qué ingenua. —Jenna, busca a la Señora Casnoff y a Cal. Diles que vayan al bosque, a las tumbas de Alice y Lucy. Ella sabrá dónde están. —¿A dónde vas? —preguntó ella, pero no respondí—. Me encontraba en la forma en que estaba la noche en que había encontrado a Chaston.

FORO PURPLE ROSE

211

Rachel Hawkins

HEX HALL

Me sumergí en el bosque, con las ramas arañando mi cara y los brazos, las rocas cortando mis pies. Yo sólo tenía un pantalón de pijama y una camiseta, pero casi no sentía el frío. Solo la lluvia. Porque ahora había comprendido cómo Alice se había hecho corporal, cómo había tenido ese poder, aunque se suponía que debía estar muerta. Ese negro ritual mágico en que Alice había quedado atrapada no la había convertido en una bruja: la había hecho un demonio.

Tú también lo eres, mi mente susurró. Si eso es ella, eso es lo que eres tú.

FORO PURPLE ROSE

212

Rachel Hawkins

HEX HALL

Capítulo 31 Traducido por: paovalera Corregido por: Andy Parth

E

staba segura de que encontraría a Elodie en el piso sangrando o quizás hasta muerta cuando llegara al cementerio. Pero me sorprendí al verla parada junto a Alice, sonriendo mientras se desvanecía, sólo para aparecer unos segundo después a unos metros más allá. Finalmente se había especializado en el hechizo de transportación.

Alice me vio primero y levanto su mano en un saludo. Me quede observándola y me preguntaba como alguna vez creí que ella era simplemente un fantasma. Ninguno de los fantasmas en Hecate había parecido tan real, tan completo. Ella era pura vida. Me sentí estúpida por no haberlo visto antes. Me acerque a ella, el miedo me recorría todo el cuerpo. Elodie dejo de sonreír al instante en que nos vimos y ahora ella miraba por sobre mi cabeza. —Elodie —dije en lo que debía ser una voz calmada, pero sé que soné tan asustada como me sentía—. Creo que deberíamos irnos a la escuela. La Sra. Casnoff te está buscando. —No, ella no me está buscando —respondió Elodie. Subió sus manos hasta su cuello y se saco su collar—. Brilla cuando alguien me está buscando, y me dice quien es. ¿Ves? —El pendiente estaba brillando, y pude reconocer mi propio nombre. —¿Una reliquia familiar, huh? —pregunté a Alice. Ella sonrió, pero vi algo vacilar en sus ojos. —Sophia, no seas celosa. —No estoy celosa —dije muy rápidamente—. Yo sólo pienso que Elodie y yo deberíamos volver a la escuela ahora. Mentalmente, estaba calculando cuanto tiempo le tomaría a la Sra. Casnoff y, esperaba que Cal también llegaran a este lugar. Si Jenna los encontró justo después que me fui, seguramente están a unos pocos minutos.

FORO PURPLE ROSE

213

Rachel Hawkins

HEX HALL

Alice frunció el ceño y levanto su cabeza, olfateando el aire, no había nada remotamente humano en el gesto. Sentí que había comenzado a temblar. —Estas asustada Sofia —dijo—. ¿Por qué estas asustada de mí? —No lo estoy —repliqué, pero de nuevo mi voz de descubrió. El viento soplaba por los arboles, haciéndolos crujir entre ellos mismos y enviando extrañas sombras alrededor del lugar. Alice volteó su cabeza y tomo un suspiro. Esta vez su expresión se endureció. —Trajiste intrusos para acá. ¿Por qué harías algo así Sophia? Sonó sus manos, y pude escuchar el sonido fuertemente, como si los árboles estuviesen levantando sus raíces y moviéndose. Ella estaba retrasando a la Sra. Casnoff y a Cal, descubrí con terror. —¿Guiaste a Casnoff hasta aquí? —preguntó Elodie, pero mis ojos estaban concentrados en Alice. —Sé lo que eres —dije, mi voz sonó como un susurro. Esperaba que Alice luciera sorprendida o al menos molesta, pero sonrió de nuevo. —¿De verdad? —preguntó. —Un demonio. Rió, una carcajada por lo bajo, y el color de sus ojos se volvió por un instante en un púrpura-rojizo. Me volví hacia Elodie. Parecía culpable, pero no se percató de mi mirada. —Tu sí convocaste un demonio —dije, y ella asintió, como si la hubiese acusado de teñirse el cabello, o algo igual de inocente. —No teníamos opción. —insistió—. Tú escuchaste lo que la señora Casnoff dijo: “Nuestros enemigos se vuelven más fuerte con el tiempo”. Me refiero, Dios mío, Sophie, ellos convirtieron a uno de nosotros para usarlo en nuestra contra. Debíamos estar preparadas. —¿Y qué? —pregunté, con mi voz temblando—. ¿Dejaste que matara a Holly? Ahora sus ojos cayeron, y luego dijo, —Un sacrificio de sangre es la única manera de atar un demonio a ti. Quería lanzarme sobre ella, golpearla, gritarle, pero estaba congelada en el lugar.

FORO PURPLE ROSE

214

Rachel Hawkins

HEX HALL

Elodie me miro con grandes e implorantes ojos. —No queríamos matar a Holly. Sabíamos que necesitábamos a cuatro de nosotras para mantener al demonio y forzarlo a hacer lo que le pidiésemos. Pero necesitábamos la sangre. Entonces hice un hechizo de sueño en ella y Chaston le perforó el cuello con un puñal. Pensamos que podríamos detener el sangrado antes de que fuera tarde, pero ella sangró demasiado. Pude sentir mi bilis al final de mi garganta. —Pudiste haber tomado sangre de cualquier parte —dije—. La tomaste de su cuello para poder culpar a Jenna por su muerte. Tú me hiciste creer que había sido ella. —Yo pensé que había sido ella quien ataco a Chaston y a Anna —dijo Elodie, con una lagrima cayendo por su mejilla—. Nosotras pensamos que el ritual había salido mal. Yo nunca había visto a Alice antes de esa noche contigo, lo juro. Luego mire a Alice. —¿Por qué no te habías aparecido a ellas? Alice se encogió de hombros. —Ellas no valían mi tiempo. Me sacaron del infierno, pero no sentí ninguna necesidad de servirle a tres estudiantes. Levantó una mano y empujó a Elodie. —Me pregunto por qué te tomó tanto tiempo descubrirme —dijo Alice, todavía con su mirada fija en mí—. Tú deberías ser una chica muy inteligente, Sophie, y sin embargo ¿no podrías decir la diferencia entre un demonio y un fantasma? ¿O hay algo más? Ella giro su mano un poco a la izquierda, y Elodie gritó mientras salió por los aires hacia un lado, cayendo sobre una valla del cementerio. Se quedo inmóvil después de eso, pero no pude saber si había sido herida o Alice estaba usando magia para evitar que se moviera. —¿Sabes que creo, Sophia? Creo que sabías lo que era pero no estabas dispuesta a encararlo. Porque si yo soy un demonio, eso te convierte a ti en un demonio ¿cierto? Todo mi cuerpo estaba temblando ahora. Quería tapar mis oídos para no escuchar lo que ella decía. Porque ella tenía razón. Yo siempre he sabido que había algo extraño en ella, pero no quería preguntarle porque ella me gustaba. Me gustaba el poder que me había dado. —He esperado mucho tiempo por ti Sophia —dijo Alice, y ahora lucía como siempre lo había hecho, como una chica de mi edad—. Cuando esas patéticas brujas oscuras hicieron el

FORO PURPLE ROSE

215

Rachel Hawkins

HEX HALL

hechizo para traer un demonio, forje mi paso por sobre una gran cantidad de demonios para ser yo la que trajeran. Con esperanza de encontrarte a ti. La sangre me subía hacia las orejas y mis tímpanos estaban palpitando. —Pero ¿por qué?— murmure. Su sonrisa era hermosa y terrible. Sus ojos brillaban tanto como una estrella. —Porque somos familia. Luego me arrojó hacia atrás, mi espalda aterrizo fuertemente sobre el tronco de un árbol, la maleza rasgándome la camisa. Trate de moverme, pero mis pulmones se sentían pesados e inútiles. —Me disculpo por eso —dijo, moviéndose hacia Elodie—, pero no puedo permitir que te entrometas en mi camino en este momento. Se arrodillo justo al lado de Elodie mientras yo estaba sentada desamparada y paralizada. Tan gentil como una madre a su bebe, Alice levantó la cabeza de Elodie hacia su regazo. Cuyos ojos estaban confundidos y medio cerrados, Elodio volteo su cabeza hacia un lado mientras Alice le acaricio. Luego Alice subió su mano hasta el cuello de Elodie. Dos puñales idénticos salieron desde sus dedos, iluminados por su propia luz. Elodie apenas se movió mientras los puñales pincharon su cuello, pero yo grité. Cuando Alice bajo su boca para beber, cerré mis ojos. No sé cuanto tiempo paso hasta que de repente me pude volver a mover, pero cuando me pare Alice estaba frente a mí, y Elodie en el suelo muy pálida y quieta, apoyada a las puertas del cementerio. Corrí hacia ella, y Alice no trato de detenerme. Me arrodille a su lado, sentí la tierra húmeda debajo de nosotras. El rostro de Elodie estaba frío bajo mi piel, pero sus ojos seguían entre abiertos, y la podía escuchar respirar forzadamente. Las heridas en su cuello estaban rojas, el resto de ella estaba muy blanco y pálido. Nuestros ojos se encontraron, ella trataba de decirme algo. —Lo siento —murmuré—. Lo siento mucho por todo esto. Ella parpadeo una vez, y sus labios se volvieron a mover. —Mano.

FORO PURPLE ROSE

216

Rachel Hawkins

HEX HALL

Pensando que ella quería que le tomara la mano, mire hacia abajo posando su mano izquierda sobre la mía. Me dio una mirada profunda y luego sentí una pequeña vibración, como una carga de voltaje. Sentí como su magia se posaba en mí, justo como ella lo describió una vez. Se sentía suave y fría, como la nieve. Luego su mano se escabulló de la mía, y se quedo muy quieta. Escuche a Alice reírse. Me di vuelta para verla girando y su falda formando un círculo. — Debo decir que de todos los regalos que me pudiste haber dado ese fue el mejor. Lentamente, me levante. —¿Regalo? Alice dejo de girar, pero todavía se reía. —Esa noche que tú la trajiste contigo, estaba segura de que habías descubierto lo que en realidad era. Fue muy gentil de tu parte traerla para evitar ser descubierta en esa horrible escuela. La magia que Elodie me había pasado todavía corría por mis venas, pero no tenía idea que hacer con ella. Sabía que yo no era competencia para Alice, aunque compartiéramos el mismo tipo de poder. Ella ha tenido más tiempo para usarlo, además estoy segura de que su estadía en el infierno le había enseñado unos cuantos trucos. Entonces lo único que tenía de mi parte eran unos cortos párrafos que podía recordar de los libros de demonios que había leído, una pura y limpia revancha. Alice reía de nuevo, borracha de magia de la sangre de Elodie. —Ahora que he ganado toda mi fuerza de nuevo, seremos imparables, Sophia. Nada estará fuera de nuestro alcance. Pero no la estaba escuchando. Estaba mirando a la estatua de un Ángel y la espada negra en sus manos. Piedra negra.

Demonglass. En Defensa, Vandy siempre hablaba de como todos siempre tenían debilidades, y yo sabía cuál era la de Alice. Yo. —Rómpete —murmuré, y con un sonido fuerte, la espada se rompió en dos. La áspera piedra cayó justo enfrente de mí. La levante aunque quemara y sus filos rompieran mi mano. Era más pesada de lo que había pensado que fuera, y esperaba ser capaz de levantarla lo suficientemente alto para hacer lo que necesitaba hacer.

FORO PURPLE ROSE

217

Rachel Hawkins

HEX HALL

Alice se volteo hacia mí y me vio sosteniéndola. Pero ella no parecía asustada, sólo confundida. —¿Qué estás haciendo Sophia? Ella estaba parada a 10 pies lejos de mí. Sabía que si corría hacia ella, me lanzaría hacia un árbol como si fuera un mosquito. Pero ella estaba muy confiada y no pensó que la fuera a lastimar. Después de todo, somos familia. Cerré mis ojos y me concentre, llamando a mi propio poder y usando la magia que Elodie me había otorgado. Un feroz viento me envolvió, un viento tan frío que me quito el aliento. Mi sangre corría lentamente por mis venas aunque mi corazón latiera muy rápido. Abrí mis ojos para encontrarme justo en frente de Alice. Sus ojos se expandieron, pero no con sorpresa ni con miedo. Con deleite. —¡Lo hiciste! —dijo muy emocionada, como si estuviésemos en un recital de ballet. —Sí, lo hice. Y luego alce la pesada Demonglass y le corté el cuello.

FORO PURPLE ROSE

218

Rachel Hawkins

HEX HALL

Capítulo 32 Traducido por Virtxu Corregido por: Andy Parth

-

Así que resulta que soy un demonio —le dije a Jenna la tarde siguiente.

Estábamos sentadas en nuestra habitación, o, más exactamente, ella estaba sentada. Yo todavía estaba en la cama, donde había estado más o menos desde que Cal y la Sra. Casnoff me habían traído otra vez a Hecate. Cal había sido capaz de reparar la mayor parte de los daños causados a mis pies en mi locura de correr descalza por el bosque, pero mi mano era otra historia. Miré hacia abajo. Mi mano izquierda estaba bien, pero la derecha tenía tres tajos largos a través de mis dedos, la palma y el talón de la mano. Se veían arrugados y furiosos, los bordes de cada corte de un vivo rojo púrpura. Cal había hecho todo lo que pudo para sanarlos, pero la demonglass había hecho demasiado daño. Probablemente siempre tendría cicatrices. O tal vez era sólo que Cal no había tenido mucha magia después de tratar de revivir a Elodie. Él y la señora Casnoff habían llegado al claro momentos después de que le cortara la cabeza a Alice y viera su cuerpo disolverse en la tierra. Cal había corrido hacia Elodie de inmediato, pero todos sabíamos que ya era demasiado tarde. Anna me había dicho que Cal no podía resucitar a los muertos, pero lo había tratado esa noche. Sólo cuando fue obvio que Elodie se había ido, se volvió hacia mí y extrajo la hoja de mi mano. En el camino de regreso a la escuela, yo había estado bastante ida, pero recuerdo a la señora Casnoff diciéndome que el cuerpo de Alice había sido enterrado en el cementerio, junto con algunos de los otros. Es por eso que el ángel había hecho la hoja de demonglass, por si acaso alguno de ellos lograba salir alguna vez. —Están más preparados que las Girl Scouts —murmuré. Luego me desmayé.

—Siempre pensé que estabas un poco mal. Sólo que nunca quise decir nada —dijo Jenna ahora. Su voz era suave, pero sus ojos estaban tristes cuando ella bajó la mirada hacia mi mano.

FORO PURPLE ROSE

219

Rachel Hawkins

HEX HALL

Había conseguido la mayor parte de la historia de la señora Casnoff esa noche. Ella no había mentido cuando me había dicho que Alice había sido cambiada a través de un ritual de magia negra. Sólo había olvidado decirme que el ritual de Alice había sido un conjuro de convocación, diseñado para dar a luz a un demonio y hacer que hiciera su voluntad. No tenía ni idea de para que alguien necesitaría alguna vez un demonio. ¿Diligencias? ¿Malvadas tareas generales que necesitaba hacer en la casa? Pero los demonios eran difíciles, y en lugar de convertirse en lo que Alice había hecho, este le había robado su alma y la hizo un monstruo. Desde el momento en que estuvo embarazada, su bebé había sido un demonio también. Lucy se había casado con un ser humano, por lo que papá era un medio demonio, haciéndome a mi sólo un cuarto de demonio. —Pero —me había dicho la señora Casnoff mientras Cal había tratado de curar mi mano—, incluso una diluida cantidad de demonio en la sangre puede dar lugar a un enorme poder. —Genial —respondí, mi mano ardía mientras la magia blanca de Cal corría sobre ella. La señora Casnoff había sabido lo que era en realidad todo el tiempo, por supuesto. Es por eso que ella no había sido capaz de sentir a Alice. Ella pensaba que solo estaba recogiendo mi vibración de demonio. —Entonces, ¿qué pasa ahora? —preguntó Jenna, bajando de la cama para sentarse con cuidado en el borde de la mía—. ¿Qué pasa con Archer y tu papá? Cambié de posición, haciendo una mueca cuando mi mano chocó contra mi pierna. —No he oído nada acerca de Archer más de lo que me contaste de cómo él y su familia habían desaparecido de la faz de la tierra. Al parecer, hay un gran grupo de brujos cazándole. ¿Y qué le harían cuando lo atraparan...? No quería pensar en ello. —Cal piensa que él y su familia probablemente huyeron a Italia —continué, tratando de ignorar el dolor en mi corazón—. Ahí es donde está la sede de El Ojo, así que parece una apuesta segura. Para mi sorpresa, Jenna negó con la cabeza. —No lo sé. Algo oí en Savannah. Unas pocas brujas hablaban de que L'Occhio di Dio tenía contingentes en Londres. Ha habido unos cuantos avistamientos de un tipo nuevo con ellos. Pelo oscuro, joven. Podría ser él. Mi pecho se estrechó.

FORO PURPLE ROSE

220

Rachel Hawkins

HEX HALL

—¿Por qué iba a ir allí? Estaría delante de las narices del Consejo. Ella se encogió de hombros. —¿Escondiéndose a la vista de todos? Sólo espero que lo atrapen. Espero que los capturen a todos. —Sus ojos eran fríos mientras ella lo dijo, y un estremecimiento me recorrió el cuerpo. —En cuanto a mi papá, no sé. El Consejo siempre supo que era un medio demonio, pero creo que como él nunca había intentado comerle la cara de nadie y era demasiado poderoso para darle una patada, decidieron que estaba bien hacerle el Jefe, mientras que ningún otro prodigio descubriera quien era en realidad. —¿Y la señora Casnoff lo sabía también? —Todos los profesores lo sabían. Trabajan para el Consejo. Jenna extendió la mano y comenzó a girar un mechón de color rosa. —Así que no eres una bruja —dijo. No era una pregunta. Ahora mi mueca de dolor no tenía nada que ver con mi mano. No era una bruja. Nunca lo había sido. La señora Casnoff me había explicado que los poderes de los demonios son tan similares a los de las brujas oscuras que es fácil que un demonio “pasara” como una bruja, siempre y cuando ella no hiciera ninguna locura, como... bueno, como beber la sangre de un grupo de brujas para hacerse más fuerte. Me gustaba pensar en mí misma como una bruja. Era mucho más agradable que demonio. Demonio significaba monstruo para mí. De pronto Jenna se acercó y empezó a rascarme la parte superior de mi cabeza. —¿Qué estás haciendo? —Estaba viendo si tienes cuernos debajo de todo ese pelo —dijo ella, riéndose. Aparté su mano de un manotazo, pero no pude evitar devolverle la sonrisa. —Estoy tan contenta de que mi monstruosidad te divierta, Jenna. Ella dejó de jugar con mi pelo y envolvió un brazo alrededor de mi hombro. —Oye, hablando de un monstruo a otro, puedo decirte que no es tan malo. Por lo menos podemos ser monstruos juntas. Me volví y dejé caer mi cabeza sobre su hombro. —Gracias —dije en voz baja, y ella me dio un abrazo a cambio.

FORO PURPLE ROSE

221

Rachel Hawkins

HEX HALL

Hubo un golpe suave en la puerta, y ambas levantaron la vista. —Probablemente sea Casnoff —dije—. Ella me ha estado comprobando alrededor de cinco veces hoy. Lo que no le dije a Jenna fue que la última vez que habíamos hablado, le pregunté a la señora Casnoff lo que esto significaba para mí.

—Esto significa que siempre serás increíblemente poderosa, Sophia —me había contestado—. Esto significa que, como tu padre, se espera que utilices este poder al servicio del Consejo.

—Así que tengo un destino —le dije—. Mierda. La señora Casnoff sonrió y me palmeó la mano. —Es un destino glorioso, Sophia. La mayoría de las brujas matarían por tener tu poder. Algunas lo hacen. Asentí con la cabeza sólo porque no podía decirle lo que realmente sentía: yo no quería ser Sophia, La Grandiosa y Terrible. Ese tipo de cosas debían pertenecer a chicas a las que les gustara como Elodie, chicas bellas y ambiciosas. Yo sólo era yo: divertida, segura e inteligente, pero no un líder. Sentada allí aquella noche con la señora Casnoff, con Cal tomando mi mano a pesar de que toda la magia estaba fuera de él, había hecho la pregunta que había estado revoloteando en mi cerebro. —¿Soy peligrosa? ¿Cómo Alice? La señora Casnoff había encontrado mis ojos y dijo: —Sí, Sophia, lo eres. Siempre lo serás. Algunos híbridos de demonio, como tu padre, son capaces de pasar años sin ningún incidente, aunque está acompañado de un miembro del Consejo en todo momento sólo para ser cautelosos. Otros, como tu abuela Lucy, no son tan afortunados. —¿Qué pasó? Ella apartó la mirada y dijo en voz muy baja: —L'Occhio di Dio mató a tu abuela, Sophia, pero con una buena razón. A pesar de vivir treinta años sin hacerle daño a un alma viviente, algo... Algo le ocurrió una noche, y ella volvió a su verdadera naturaleza. Ella respiró hondo y dijo: —Ella mató a tu abuelo. No se oyó nada durante mucho tiempo hasta que pregunté: —¿Así que eso me puede pasar a mí? ¿Podría romperme un día y sacar al demonio contra quien fuera que estuviera conmigo?

FORO PURPLE ROSE

222

Rachel Hawkins

HEX HALL

Y cuando dije eso, todo lo que había podido ver era mi mamá acostada en sangre y rota a mis pies. Mi estómago rodó y probé bilis. —Es una posibilidad —respondió la señora Casnoff. Y luego le pregunté a la señora Casnoff si había una manera por la que alguna vez pudiera dejar de ser un demonio, si alguna vez podría volver a la normalidad. Ella me había estudiado durante mucho tiempo, antes de decir: —Está la Extracción. Sin embargo, esto casi con toda probabilidad podría matarte. Su respuesta seguía permaneciendo como una piedra en mi pecho. La Extracción podría matarme. Probablemente me iba a matar. Pero si vivía el resto de mi vida con una parte de demonio, podría matar a alguien. Una persona que amaba. La puerta se abrió, pero no era la señora Casnoff la que estaba de pie allí. Era mi mamá. —¡Mamá! —Grité, saltando de la cama y poniendo mis brazos alrededor de ella. Podía sentir sus lágrimas al hundir su cara en mi pelo, así que la abracé aún más estrechamente y aspiré su familiar perfume. Cuando nos separamos, mamá trató de sonreírme, y se inclinó para tomar mis manos. No pude contener un suave grito de dolor, y ella miró hacia abajo. Pensé que mamá lloraría cuando viera mi mano, pero ella se la llevó a sus labios y besó la palma, como cuando tenía tres años y me había raspado una rodilla. —Sophie —dijo mamá, alisando el pelo de mi cara—. He venido a llevarte a casa, mi vida, ¿estás bien? Miré hacia atrás por encima del hombro a Jenna, quien estaba tratando duramente de ignoramos, pero vi el flash de una mirada herida en su rostro. Si me iba, Jenna no tendría a nadie. Los monstruos tienen que permanecer juntos. Respiré hondo y me volví hacia mi madre. No sé si sería lo suficientemente fuerte como para mirarla a los ojos y decirle lo que tenía que decir, lo que había sabido que tenía que hacer tan pronto como la señora Casnoff me había dado su respuesta. Luego, antes de que pudiera decir nada, vi a Elodie caminar hacia mi puerta.

FORO PURPLE ROSE

223

Rachel Hawkins

HEX HALL

Corriendo hacia fuera, con mi corazón en la garganta, me pregunté si Cal la había salvado después de todo. Tal vez había estado recuperándose en la escuela todo este tiempo, y simplemente no me lo habían dicho. La sala estaba vacía a excepción de ella, y ella estaba de espaldas a mí. —¡Elodie! —grité, corriendo hacia ella. Pero ella no me miró, y me di cuenta que estaba mirando a través de ella. Siguió caminando, deteniéndose en las puertas como si estuviera buscando a alguien, sólo otro fantasma de Hecate atrapado aquí para siempre. Sabía que ella se lo merecía, en cierto modo. Ella y sus amigas habían convocado a un demonio y pagado el precio. La observé durante mucho tiempo, hasta que finalmente se desvaneció en la luz del sol de la tarde. Nunca habíamos sido muy amigas, pero ella me había dado la poca magia que había tenido en su interior para que pudiera derrotar a Alice, y yo nunca lo olvidaría. Y al final, fue el ver a Elodie lo que me dio la fuerza para volverme a mi mamá y decirle: —No me voy a casa. Me voy a Londres, y pasaré por la Extracción.

Fin del Libro

FORO PURPLE ROSE

224

Rachel Hawkins

HEX HALL

Dunkle Magie ue enviada a Hex Hall, un reformatorio para delincuentes Prodigium (también conocido como brujas, cambiaformas, y hadas). Pero eso fue antes de descubrir el secreto de la familia, y que el aplastamiento y sexi, Archer Cruz, es un agente de The Eye, una banda decidida a limpiar de la faz de la tierra a los Prodigium.

F

Resulta que el demonio de Sophie, una de las dos únicas en el mundo, el otro es su padre. Tiene poderes que amenazan la vida de toda persona que ama. Por este motivo precisamente Sophie decide que ella debe ir a Londres para la Remoción, un procedimiento peligroso que destruirá sus poderes. Pero una vez que llega, Sophie hace un sorprendente descubrimiento. Sus nuevos amigos Son demonios también. Significado que alguien los está criando en secreto con planes espeluznante de utilizar su poder, y probablemente no para bien. Mientras tanto, el ojo se fija sobre la caza de Sophie, y están usando a Acher para hacerlo. Pero no es como si ella sintiera algo por él, nunca más.

Próximamente

FORO PURPLE ROSE

225

Rachel Hawkins

HEX HALL

Rachel Hawkins

s un ex una profesora de inglés de secundaria, tiene 28 años de edad, dejó la enseñanza para convertirse en escritora a tiempo completo y terminar ese libro que siempre había querido escribir. Su primer libro, DEMONGLASS, fue el resultado de ese salto de fe. Ella es una graduada de la Universidad de Auburn en Alabama y vive con su esposo y su hijo de tres años de edad. Actualmente está trabajando en la secuela de la serie Hex Hall y para su mayor conocimiento, Rachel no es una bruja, aunque algunos de sus antiguos alumnos pueden estar en desacuerdo...

E

FORO PURPLE ROSE

226

Rachel Hawkins

HEX HALL

Te Esperamos En:

http://www.purplerose1.com

FORO PURPLE ROSE

227

1 Hex Hall.pdf

Okimy Hathaway. Silvery. Diseño. ynexiz. Page 3 of 227. 1 Hex Hall.pdf. 1 Hex Hall.pdf. Open. Extract. Open with. Sign In. Main menu. Displaying 1 Hex Hall.pdf.

1MB Sizes 4 Downloads 81 Views

Recommend Documents

Hex Cards.pdf
Page 1 of 5. Abate. Witch Hex, Action. You can use your action to temper. those around you. Creatures you. choose within 30 feet cannot take. reactions. This effect lasts until the. end of your next turn. Mage Hand Press. Cripple. Witch Hex, Action.

Rachel Hawkins - Hex Hall.pdf
Page 3 of 251. http://www.Mypdfsite.com. Urdu Books, English Books and Old pdf books download. Whoops! There was a problem loading this page. Retrying.

Half Hex Grid - Inner City Style.pdf
30 1805000139 BALAJI PONNAPALLI 15/04/1989 Mysuru. 31 1807000147 RAJESH KARUMURI 13/08/1988 Mysuru. 32 1807000149 LINGA ANIL 28/12/1994 Mysuru. 33 1901000009 KRISHNA GOPAL SANKHLA 16/07/1985 Salboni. Page 1. Half Hex Grid - Inner City Style.pdf. Half

Fixed Points: [[1 0 1 0 1 1 0 1 0 1 1 1 1 1 1 1] ] - GitHub
Key bae: Fixed Points: [[0 0 0 0 0 0 1 1 1 1 1 1 1 0 1 0]. [0 1 0 1 1 1 1 1 0 0 0 0 1 0 0 1]. ] Negated Fixed Points: [[0 1 1 1 0 0 1 1 1 1 0 1 0 0 0 1]. ] Key baf:.

l 1 1 1
5,278,979 A l/l994 Foster et a1. (22) Filed: NOV. 25, 2008. 5,301,336 A. 4/1994 Kodosky et al. 5,315,530 A. 5/1994 Gerhardt et al. Related US. Patent Documents. 5,325,431 A. 6/1994 Hunt. Reissue of: (Continued). (64) Patent No.: 7,444,197. Issued: Oc